CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Posts Tagged ‘PROGRAMA

Marco-Ominami deja entrever apoyo a Frei…

with 10 comments

"No acepto que me culpen si pierde Frei"

Marco Enríquez-Ominami deja entrever su apoyo a Frei

El ex candidato afirma que el 17 de enero pretende votar por uno de los dos nombres de la papeleta, pero que no está dispuesto a endosarle su apoyo a ninguno y dispara con fuerza contra ambos.

por C. Bofill – 20/12/2009 – 09:13

 

Una de las grandes lecciones de la primera vuelta presidencial es que pocos  conceptos están más desgastados en la política nacional que el de los "grandes electores". Desde lo alto de su índice de popularidad de más de 80%, la Presidenta Michelle Bachelet se jugó todo lo que pudo -con su equipo de gobierno incluido- para intentar traspasarle a Eduardo Frei Ruiz-Tagle parte de su tasa de aprobación ciudadana. Ese momento tan esperado, sin embargo, nunca llegó. Al revés: Chile vivió la paradoja de que el candidato de la Presidenta más apreciada de los últimos 20 años cosechó el peor resultado en las urnas en las cinco elecciones de ese período.

Con su 20,16% obtenido hace una semana, Marco Enríquez-Ominami tendría el perfil perfecto para intentar convertirse en el "gran elector" de la segunda vuelta. Pero no sólo no hay ningún motivo para augurarle éxito donde fracasó la figura más popular del país. Además -y sobre todo-, el ex candidato se rehúsa a usar el capital político que acumuló en sus 10 meses de campaña para endosárselo a Sebatián Piñera o a Eduardo Frei.

Por posicionamiento político, lo natural sería que se inclinara por el abanderado de la Concertación. Proviene de sus filas y en su último mes y medio de campaña enfatizó su pertenencia a la "izquierda progresista". No son pocos los analistas, sin embargo, que estiman que su verdadero objetivo es convertirse en líder de la oposición a un gobierno de la Alianza, escenario donde podría potenciarse mejor. Por otra parte, su proyección no se ve fácil sin una estructura partidaria ni representación en el Parlamento. A esas y otras interrogantes sobre su destino político responde en la siguiente entrevista.

-¿Va a marcar uno de los nombres en la papeleta el 17 de enero?
-Sí. Voy a votar.

-¿No le parece que debería terminar con el suspenso de una vez por todas y decir claramente cuál es su opción? Se supone que la tarea de un líder político es conducir.
-He dicho que con Piñera y su forma de hacer política tengo diferencias insalvables. Tampoco creo que Frei sea un avance. Tengo claro que mi tarea es liderar y lo he hecho. He liderado un proceso que captó la atención y adhesión de un millón y medio de chilenos y que es hoy la única ventana de futuro que se vislumbra en la política nacional. Muchos de los que hicieron esto posible se han puesto a disposición nuestra para la conformación de una nueva instancia política.

-En los últimos días, Piñera se abrió a estudiar sus propuestas económicas -apoyo a las pymes, royalty a la minería y rebaja de impuestos a las personas. Frei, a su vez, adoptó reformas políticas, como elección directa de intendentes y primarias obligatorias en los partidos para designar candidatos.  Insisto: ¿Cuál es su opción en segunda vuelta?
-Quisiera ver para creer. Quisiera que dieran pasos más concretos en esa dirección antes de tener una opinión concluyente. Pero respecto de las opciones de candidatos en segunda vuelta, puedo adelantar que para mí el proyecto de Sebastián Piñera es un retroceso.

-¿Y Eduardo Frei?
-Su proyecto no es un avance. Los dos son más candidatos del pasado que del futuro. Pero hago una distinción: rescato la base de apoyo de la candidatura de Eduardo Frei y, por lo mismo, entiendo los niveles de frustración de la gente. Su candidato debería representar un mensaje de renovación y esperanza, algo que no ocurre.

El comando oficialista ha transmitido, en la primera semana de la segunda vuelta, un mensaje de máxima polarización. ¿Cree que va a funcionar?
-Eduardo Frei hace un diagnóstico de la realidad completamente equivocado. Los problemas de su candidatura tienen origen en su falta de legitimidad, en ser fruto de una primaria ilegítima. El intento de polarizarse frente a la derecha para camuflar los vicios de origen es un error, un truco electoral, una cortina de humo para evitar el debate sobre la insatisfacción que tiene un conjunto de chilenos que históricamente habían votado de una manera y que hoy han decidido otro camino. Esa visión no la comparto, porque no es cierta. Porque la presidencia de la Cámara de Diputados de la UDI se obtuvo con votos de la Concertación y la Ley General de Educación se aprobó con un acuerdo mediocre derecha-Concertación. Deberían detenerse un minuto en por qué hemos llegado adonde estamos.

-¿Frei tiene posibilidades de remontar?
-Cualquiera puede ser presidente, siempre y cuando escuche las demandas de la gente y se le conceda valor y credibilidad a lo que dice el candidato. Aquí hay una forma de hacer campaña que es muy precaria. Por un lado, hay un candidato de derecha anclado en el marketing. Por otro, una candidatura que ha decidido reclamar de nuevo -como único argumento- cierto narcisismo moral, que consiste en creerse dueño de la verdad y la democracia. La democracia nos pertenece a todos.

-Después del 17 de enero, ¿por qué camino va a optar: potenciar un nuevo referente o buscar alianzas para volcar a su favor a los partidos de la Concertación?
-Todas las anteriores. Todo lo que sirva para seguir cambiando Chile y no retroceder en la línea que la Presidenta Bachelet abrió, que es un proceso de cambio cultural.

-¿La Presidenta Bachelet no está entre las derrotadas de la primera vuelta? El candidato por el cual ella y su gobierno se jugaron sacó el peor resultado de la historia de la Concertación.
-No. Su gobierno cristalizó un discurso y un sistema de protección social que es un tremendo aporte al país. Por eso me ha gustado ver ahora un nuevo diseño, mucho más coherente. Al contrario de la primera vuelta, la Presidenta ha definido que los ministros y cargos de confianza que trabajen en la campaña dejen sus puestos. Me parece bien para ella y su gobierno.

-¿Lo ve como una forma de protegerse ante un nuevo resultado adverso?
Lo veo más bien como un aprendizaje respecto de la primera vuelta. No era correcta la idea de que todo vale para ganar una elección. Observé con preocupación que la Presidenta empañara su legado y me alegra que haya enmendado el rumbo.

-¿Cree que la estabilidad del país está en riesgo si gana Piñera?
-He dicho que no nos vamos ni al cielo ni al infierno con ninguno de los dos. Pero el purgatorio no es el lugar donde quiero que vivamos los chilenos.  Soy un convencido de que el proyecto de Piñera es insuficiente y por eso competí.

-¿Frei no es el purgatorio?
-Eso lo decidirán los chilenos el 17 de enero.

-¿Cómo pretende ser un líder de la oposición al próximo gobierno si no tiene estructura partidaria ni parlamentarios?
-Mis adversarios siempre han dudado de mi capacidad. Dijeron que no marcaría en las encuestas, que no se reunirían las firmas para inscribirnos, que no daríamos gobernabilidad. Y ahora dudan que podamos ser una oposición eficiente. Haremos una oposición combativa y propositiva.

-¿No es más funcional para sus planes ser opositor a Piñera que a Frei, por el espacio político que puede ocupar?
-No hago ese cálculo. Mi voto en segunda vuelta será en función de la apertura a incorporar las propuestas básicas de mi programa.

-Ha sido un secreto a voces que en su comando había dos almas en caso de que no pasara a segunda vuelta. Por un lado, están sus padres, Carlos Ominami y Manuela Gumucio, más inclinados a un acuerdo con Frei. Por otro, Max Marambio contrario a cualquier acuerdo con la Concertación. ¿Cómo administra eso?
-Primero quiero decir que Carlos y Manuela tienen una visión de país que compartimos. No soy vocero de ellos, pero han dicho públicamente que ven hoy con tristeza que los candidatos están muy al debe. Segundo, el comando se cerró el viernes y se abrió otra etapa, que consiste en recorrer Chile y seguir plasmando este mensaje de transformación social que encarné. Por lo tanto, no puede estar dividido lo que aún no existe.

-Pero es un hecho que hubo diferencias que simbolizaron las figuras de sus padres, de Max Marambio y, por el lado de los que se inclinan por Piñera, por el economista Paul Fontaine.
-Efectivamente, hubo matices y la campaña tuvo mucha energía por eso. Pero tanto Max como mi entorno más cercano han estado clarísimos frente al mismo mensaje: no hay negociación posible.

-¿Cómo ha visto el acercamiento de Fontaine a la campaña de Piñera?
-La noche de la primera vuelta dije que dejaba a todos en libertad de acción. Y eso corre para todos.

-¿No teme ser responsabilizado si pierde la Concertación?
-Si ocurre, es curioso que se busque una explicación distinta a por qué la Concertación ha llegado adonde está. Ha sido advertida durante años: lo único que ha hecho es perder votos y han tenido todas las luces rojas. Las primarias fueron un síntoma. Yo no acepto que me culpen si pierde Frei. Todo es responsabilidad de una connivencia con la derecha, propia de la política del pasado, de unos acuerdos ramplones. Hay un intento explícito de camuflar el enorme error político de no haber escuchado la crítica. La Concertación va por un mal rumbo y está encabezada por dirigentes que han hecho de esta elección un problema patrimonial, de cuotas de poder personal. Pero además, en ese tipo de crítica hay falta de inteligencia.

-¿Por qué?
Considero una falta de inteligencia empezar a buscar culpables de una derrota antes que los electores vayan a las urnas. Lo pongo de otra forma: si Frei gana, ¿vendrán los dirigentes a felicitarnos por haber impedido el triunfo de Piñera en primera vuelta? Lo dudo. Pues bien: propongo que la coalición se haga responsable de sus éxitos y fracasos.

LA TERCERA.COM

Define su postura para la segunda vuelta

Marco Enríquez-Ominami deja entrever su apoyo a Frei

A pesar que el díscolo ex candidato presidencial no muestra abiertamente su posición de respaldar al abanderado concertacionista, afirma tajante que si la derecha llega al poder sería un retroceso. Además, dice no querer ser el chivo expiatorio de una eventual derrota del oficialismo y, a reglón seguido, precisa que debe ser la Concertación la responsable de hacerse cargo de sus éxitos y fracasos.

por El Mostrador

Luego de su derrota en primera vuelta, Marco Enríquez-Ominami se transformó en pieza clave de la política nacional, ya que todos los sectores le hacen guiños para conseguir su respaldo en la segunda vuelta.

Y no es para menos, ya que el 20,13% logrado el domingo pasado podría inclinar la balanza favorablemente a la Concertación o a la derecha. La coalición oficialista podría asegurar este domingo el apoyo del Junto Podemos, que obtuvo el 6,21%.

En una entrevista al diario La Tercera, el aún diputado aclara que el próximo 17 de enero concurrirá a votar y marcará una de las preferencias. Sin embargo, deja entrever que su opción sería Frei.

“He dicho que con Piñera y su forma de hacer política tengo diferencias insalvables. Tampoco creo que Frei sea un avance. Tengo claro que mi tarea es liderar y lo he hecho. He liderado un proceso que captó la atención y adhesión de un millón y medio de chilenos y que es hoy la única ventana de futuro que se vislumbra en la política nacional. Muchos de los que hicieron esto posible se han puesto a disposición nuestra para la conformación de una nueva instancia política”, sostuvo.

A pesar de los gestos que han dado los dos candidatos a La Moneda en la semana, Enríquez-Ominami no cree mucho en las palabras y como Tomás Dídimo dijo “ver para creer”.

“Quisiera ver para creer. Quisiera que dieran pasos más concretos en esa dirección antes de tener una opinión concluyente. Pero respecto de las opciones de candidatos en segunda vuelta, puedo adelantar que para mí el proyecto de Sebastián Piñera es un retroceso”, menciona.

El ex socialista precisa que ninguno de los dos abanderados representa sus ideales, ya que a su juicio son candidatos del pasado. “Pero hago una distinción: rescato la base de apoyo de la candidatura de Eduardo Frei y, por lo mismo, entiendo los niveles de frustración de la gente. Su candidato debería representar un mensaje de renovación y esperanza, algo que no ocurre”, agrega.

Campaña de Frei

Marco también hace un análisis crítico de la campaña del senador DC, afirmando que ha hecho un  diagnóstico equivocado de la realidad, ya que los “los problemas de su candidatura tienen origen en su falta de legitimidad, en ser fruto de una primaria ilegítima. El intento de polarizarse frente a la derecha para camuflar los vicios de origen es un error, un truco electoral, una cortina de humo para evitar el debate sobre la insatisfacción que tiene un conjunto de chilenos que históricamente habían votado de una manera y que hoy han decidido otro camino. Esa visión no la comparto, porque no es cierta. Porque la presidencia de la Cámara de Diputados de la UDI se obtuvo con votos de la Concertación y la Ley General de Educación se aprobó con un acuerdo mediocre derecha-Concertación. Deberían detenerse un minuto en por qué hemos llegado adonde estamos”.

Asimismo, argumenta que, ante un sistema político polarizado, cualquiera de los presidenciales puede llegar a La Moneda, pero advierte que Frei puede ganar siempre que “escuche las demandas de la gente y se le conceda valor y credibilidad a lo que dice el candidato”.

“Aquí hay una forma de hacer campaña que es muy precaria. Por un lado, hay un candidato de derecha anclado en el marketing. Por otro, una candidatura que ha decidido reclamar de nuevo -como único argumento- cierto narcisismo moral, que consiste en creerse dueño de la verdad y la democracia. La democracia nos pertenece a todos”, precisa.

Además, no cree que el resultado obtenido por la Concertación el domingo pasado signifique una derrota de la Presidenta Michelle Bachelet, ya que “su gobierno cristalizó un discurso y un sistema de protección social que es un tremendo aporte al país. Por eso me ha gustado ver ahora un nuevo diseño, mucho más coherente. Al contrario de la primera vuelta, la Presidenta ha definido que los ministros y cargos de confianza que trabajen en la campaña dejen sus puestos. Me parece bien para ella y su gobierno”.

El purgatorio

Enríquez-Ominami cree fehacientemente que si gana la derecha o el oficialismo el balotaje no significa que el país vaya a ir al infierno o al cielo, pero señala que “el purgatorio no es el lugar donde quiero que vivamos lo chilenos. Soy un convencido de que el proyecto de Piñera es insuficiente y por eso competí”.

Respecto a que si Frei significaría el purgatorio en el que entraría el país el próximo 17 de enero si gana, el diputado sólo se remitió a decir que “eso lo decidirán los chilenos”.

Un nuevo liderazgo

El ex candidato presidencial también responde a la pretensión de erigirse como un líder de la oposición en el próximo gobierno si no posee una estructura partidaria ni representantes en el Parlamento.

“Mis adversarios siempre han dudado de mi capacidad. Dijeron que no marcaría en las encuestas, que no se reunirían las firmas para inscribirnos, que no daríamos gobernabilidad. Y ahora dudan que podamos ser una oposición eficiente. Haremos una oposición combativa y propositiva”, menciona.

Además, sostiene no hacer cálculos respecto a que es mejor ser opositor en un gobierno de Piñera por el espacio político que puede ocupar. “Mi voto en segunda vuelta será en función de la apertura a incorporar las propuestas básicas de mi programa”, añade.

Un nuevo cura de Catapilco

Tras el fracaso de la Concertación el domingo pasado, las voces críticas apuntan a ME-O a quien tildan como el nuevo cura de Catapilco, ya que su posición firme de no negociar un eventual apoyo a Frei podría perjudicar la opción del oficialismo.

Sin embargo, Enríquez-Ominami no quiere ser tildado como el responsable de la derrota de la Concertación y la pérdida del poder.

Ante la eventualidad de una derrota, advierte que “es curioso que se busque una explicación distinta a por qué la Concertación ha llegado adonde está. Ha sido advertida durante años: lo único que ha hecho es perder votos y han tenido todas las luces rojas. Las primarias fueron un síntoma. Yo no acepto que me culpen si pierde Frei”.

Y a reglón seguido señala que “todo es responsabilidad de una connivencia con la derecha, propia de la política del pasado, de unos acuerdos ramplones. Hay un intento explícito de camuflar el enorme error político de no haber escuchado la crítica. La Concertación va por un mal rumbo y está encabezada por dirigentes que han hecho de esta elección un problema patrimonial, de cuotas de poder personal. Pero además, en ese tipo de crítica hay falta de inteligencia”.

“Considero una falta de inteligencia empezar a buscar culpables de una derrota antes que los electores vayan a las urnas. Lo pongo de otra forma: si Frei gana, ¿vendrán los dirigentes a felicitarnos por haber impedido el triunfo de Piñera en primera vuelta? Lo dudo. Pues bien: propongo que la coalición se haga responsable de sus éxitos y fracasos”, finaliza.

Marco-Ominami y el Financiamiento de la Educación Superior…

leave a comment »

E-SUPERIOR2009MO

Hoy 29 de Septiembre debí representar, en el Seminario organizado por SOFOFA y Universidad Finis Terrae, la candidatura a Presidente de Marco Henríquez Ominami. Se publica aquí el texto que resume nuestras proposiciones al respecto y que me correspondió exponer y explicar en ese evento universitario. E. Aquevedo.

La Educación Superior y el desarrollo de la Ciencia y Tecnología en Chile, incluyendo los procesos de innovación tecnológica, se sitúan en un nivel de gran precariedad en relación con los estándares internacionales, y sobre todo en relación con las urgentes necesidades de un desarrollo sustentable e integrado para nuestro país. En las líneas que siguen se proponen incrementos indispensables del gasto público para enfrentar inicialmente dichas precariedades.

1. EDUCACION SUPERIOR (ES).

La ES en Chile ha tenido una tendencia declinante desde el punto de vista del gasto público dentro del PIB. En 1973 la ES ocupaba el 1,81% de PIB, reduciéndose al 0,45% en 1990, y a sólo un 0,3% en 2008. Considerando el conjunto del gasto público y privado, se llega al 1,5% del PIB, lo que es inferior a lo logrado hace poco más de 3 décadas atrás. Esto se traduce en términos de presupuesto en que mientras el Estado cubría el 90,6% del gasto en ES en 1970, en 1990 cae a sólo el 40,9%, y en 2008 la cifra llega sólo al 18%. Esto se compara muy desventajosamente con otros países altamente privatizados, como Corea del Sur (20 % financiado por el Estado) y EE.UU. (35% financiado por el Estado).

Lo dicho anteriormente obliga a un esfuerzo público considerable por razones académicas y socio-económicas múltiples. Nos parece que el gasto público en ES dentro del PIB debiera incrementarse desde el 0,3% actual hasta un 1% dentro del próximo periodo de gobierno. Ello debiera permitir pasar de un financiamiento público de la ES del 18% actual, hasta un indispensable 50%.

2. INVESTIGACION Y DESARROLLO (I+D).

La situación de Chile, con un 0,7% del PIB destinado a este rubro, se sitúa en un nivel intermedio en la región, aproximadamente similar a Argentina, Costa Rica y Uruguay, pero inferior a Brasil y Cuba que invierten aproximadamente un 1% del PIB. Estas cifras son bajas en relación con los países de desarrollo intermedio más dinámicos (Corea, Taiwan, Singapur, etc., que gastan por sobre el 2% del PIB), y en todo caso muy bajas respecto a sus necesidades de aumentar el desarrollo socio-económico del país en la misma perspectiva de sustentabilidad ya señalada. El gobierno de R. Lagos ya se propuso incrementar el gasto hasta un 1,2% de PIB, y el de M. Bachelet señaló el 1% como meta.

Un nuevo gobierno realmente comprometido con dar un salto en esta materia debiera alcanzar efectivamente un 1,4% del PIB que permita superar significativamente los evidentes rezagos en esta materia.

3. INNOVACIÓN TECNOLOGICA.

La innovación tecnológica en Chile evidencia también un rezago importante respecto a los estándares internacionales comparables y a las necesidades del desarrollo nacional. El conjunto de actividades ligadas a este ámbito (asumidas por Corfo, Fondef, Conicyt, etc.) representan, en efecto, no más de un tercio de lo destinado a I+D, es decir, aproximadamente un 0,25% del PIB. En este rubro la inversión privada y pública son extremadamente bajas.

Proponemos en consecuencia que este esfuerzo se incremente al menos en el doble (0,5% del PIB) en un periodo de 4 años.

Después de la encuesta CEP: perspectivas electorales de Enríquez-Ominami, Frei y Piñera…

leave a comment »

Ver más abajo artículos:

  • Enriquez-Ominami, ¿tocó techo?, por P. Navia
  • Ha pasado el CEP. Se han escrito ríos de tinta. No hay lado que no se haya mirado. Pues bien: ¿y ahora qué?, por E. Tironni
  • “Negociemos, don Inodoro”, por S. Escobar

Ver Encuesta CEP (Sept. 2009)

Enríquez-Ominami, ¿tocó techo?, por P. Navia

El 17% de intención de voto convierte a Marco Enríquez-Ominami en un formidable candidato de protesta. Pero aunque celebre la tendencia al alza respecto a la encuesta anterior, todavía dista de poder aspirar a segunda vuelta. A partir de estos datos, resulta improbable que llegue a La Moneda. Pero también parece imposible que otro candidato llegue a la Presidencia sin su apoyo tácito o teniendo a MEO en contra.

CHILE-OMINAMI1 Aunque la misma advertencia se hizo equivocadamente antes, los otros comandos aseguran que el candidato díscolo ha tocado techo. Aun si puede seguir creciendo, es más difícil subir 4 puntos cuando se está en 17 que cuando estaba en 13%. Hay menos chilenos indecisos. Muchos otros dudan de sus atributos de liderazgo. Aunque es sincero y simpático, sólo una minoría cree que está preparado para ser Presidente. Para revertir esa percepción, necesita tiempo. A 100 días de la elección, el tiempo escasea. Pero para él, bien pudiera ser que los chilenos crean que MEO necesita más canas antes de que pueda llegar a La Moneda. Porque, además, es menos competitivo que Frei contra Piñera en segunda vuelta, es improbable que la Concertación desembarque en su entusiasta pero improvisado tren de campaña en las próximas semanas.

De cualquier forma, Enríquez rápidamente se ha consolidado como el candidato alternativo por excelencia. Su 17% resulta mágico. Si se suma a Frei, le abrirá la puerta a la coalición para un quinto gobierno consecutivo. Frei ya es competitivo en segunda vuelta. Pero haciendo campaña con MEO, sería imbatible. A su vez, Piñera precisa, si no del apoyo de Enríquez en segunda vuelta, al menos su neutralidad. Los dos deberán ser cuidadosos en sus estrategias hacia él. Por un lado, es riesgoso suponerlo sin chances de pasar a segunda vuelta. Por otro, deben preparar el camino para atraer su votación y el apoyo del propio candidato en segunda vuelta.

Enríquez enfrenta una compleja disyuntiva. Lo lógico es seguir haciendo campaña para demostrar que su techo es más alto, pero también debe pensar en un plan B. Si lo suyo es efectivamente la fuerza de la renovación, debe pasar de ser el mensajero a ser portavoz de esa demanda. Si no sabe leer el mensaje que simboliza su votación, difícilmente podrá liderarla para estar del lado de los ganadores en 2010. Ya sea porque todavía sueña con una victoria o porque sepa que deberá apoyar a alguien más en segunda vuelta, MEO debe evolucionar desde el candidato protesta a un candidato cuyas ideas ganen, aunque él no llegue a La Moneda.

Ver Encuesta CEP (Sept. 2009)

BLOG NAVIA EN LA TERCERA

Ha pasado el CEP. Se han escrito ríos de tinta. No hay lado que no se haya mirado. Pues bien: ¿y ahora qué?, por E. Tironi

Para ningún candidato, a decir verdad, la CEP ha sido decisiva. Piñera no arriba a los 40 puntos, pese al gigantesco despliegue publicitario y al respaldo unánime de su sector, pero sigue punteando –lo que no es poco. Frei no sube, e incluso baja en el márgen, y sus atributos personales se deterioran, pero logra posicionarse como EL contendor de Piñera. Y MEO, aunque sube, no satisface sus propias expectativas (que ya están desatadas): no alcanza los 20 puntos, sigue a dos dígitos de Frei –su verdadero contrincante– y no logra hacer creer que puede ganar y ser Presidente.

¿Conclusión?: la campaña sigue abierta.

Curiosamente, los analistas han puesto una inusitada atención en la evolución de los atributos personales de los candidatos. Nunca he confiado demasiado en este indicador, pero asumámoslo. ¿Qué indica? Básicamente que Piñera y MEO suben en todos ellos, y Frei baja o se mantiene.

Tanto Piñera como MEO dependen de lo que ellos mismos puedan hacer y representar como candidatos. MEO no tiene una fuerza política que lo respalde, y Piñera necesita deshacerse simbólicamente de ella, pues representa un peso ante que un impulso a sus aspiraciones. La derecha, en efecto, es menos que Piñera; y el respaldo  que éste muestra en la CEP es fruto de sí mismo antes que de la cultura política que le respalda.

La situación de Frei es la opuesta.  Es, hasta ahora, una candidatura esencialmente “corporativa”. Vale decir, lo que marca en la CEP viene fundamentalmente del peso de la cultura política de la Concertación. De hecho, su apoyo coincide casi exactamente a la adhesión que ella recoge. Por lo tanto, el esfuerzo que hizo en los últimos meses para “ordenar la casa” parece haberle rendido algunos frutos, aunque ha tenido un costo en lo que respecta a sus propios atributos personales.

¿Qué implicancias tiene esto para lo que viene? ¿Podrán Piñera y  MEO mantenerse o seguir creciendo en base solamente a sus atributos personales? ¿Podrá Frei subir sólo apelando a la fuerza corporativa de la Concertación?

Mi opinión. Creo que lo que viene es difícil para Piñera y MEO. La relación (en este caso con los electores) basada en puros  atributos personales tienen un rendimiento decreciente. Se necesita algo más: intereses, identificación, cultura, rutina; lo que deseen. El carisma es frágil, y lo peor, quebradizo. Lo sabemos en las parejas; lo sabemos muy bien en las empresas; con más razón en política.

En las empresas, en efecto, quellas cuyo valor en la bolsa sube a causa del carisma de su CEO (el cual debe hacer público periódicamente su parte médico para mantener la confianza de los accionistas), no son nunca muy seguras. Aquellas, en cambio, que tienen liderazgos colectivos, muchas veces anónimos, y activos visibles, son el mejor refugio en caso de incertidumbre.Aquí está el punto fuerte de Frei, y el débil de sus contrincantes.

Piñera y MEO, por lo tanto, estarán obligados en las semanas que vienen a poner menos relieve en sus atributos personales, y más en lo que ellos representan, social, cultural y políticamente. Seguir en lo que están suena muy riesgoso.

El desafío de Frei en las semanas que vienen es el opuesto. Lo que tiene lo ha conseguido con la Concertación. Es su piso. Ahora necesita crecer, expandirse. Esto no lo conseguirá apelando a lo mismo (vale decir, con “más Concertación”). Lo conseguirá sacando a relucir sus atributos: autoridad, credibilidad, consistencia, identificación con los “chilenos de a pié”, etc. Entra, para decirlo así, en una etapa mucho más personal, donde sus atributos se ponen a prueba.

En suma, los caminos de Piñera y MEO, de una parte, y de Frei por otra, ahora se bifurcan. Mientras los primeros deberán “corporativizar” sus campañas, Frei deberá “personalizarla”, mostrando más su carácter. Veremos cómo lo hacen, y cómo reacciona el respetable….

BLOG E. TIRONI

Ver Encuesta CEP (Sept. 2009)

Análisis Político

Negociemos, don Inodoro

Negociemos, don InodoroEl escenario tiene dos problemas adicionales para la Concertación. El primero es la voluntad real del gobierno de usar su artillería política en primera vuelta para controlar a un posible aliado pero bajándolo en sus expectativas y obligándolo a negociar. El segundo, es la adrenalina que la encuesta CEP le haya puesto a Enríquez Ominami y la capacidad de transformar su opción electoral en fuerza política.

Por Santiago Escobar

Luego de entregar los resultados de su encuesta el CEP concluyó que el escenario presidencial está abierto. Mi opinión es que está cerrado, porque al juego de los tres primeros candidatos no entra nadie más. Lo que esta abierto es el final, cuyo relato depende de lo que hagan, especialmente el segundo y el tercero de ellos, para abrir un cauce de diálogo con vistas a la segunda vuelta, que es la verdad verdadera.

Para marcar la tendencia lo importante son las preferencias electorales. Los atributos y quereres son volátiles pues se contrastan con la imagen de la Presidenta, y por lo tanto apenas son un indicativo para saber como comportarse. En estricto rigor, el dato duro es la intención de voto. Los tres candidatos incumbentes exhiben una intención que indica que el escenario es de duda y desconfianza: el 44%, 49% y 53% de la muestra nunca votaría por Piñera, Frei y Enríquez Ominami, respectivamente.

Para el candidato de la derecha, el mejor posicionado pues es claro que está instalado en segunda vuelta, el problema es el umbral de certidumbre, que muestre que ha cruzado la barrera de los cuarenta porcientos electorales que atan desde fecha inmemorial a la derecha impidiéndole ganar. Ese umbral hoy no existe. Y no está en los votos de los otros candidatos sino en la masa de indecisos o asistémicos que se mantiene entre el 20 y 24%, si se suma a quienes no saben por quien votar y quienes votarían nulo o blanco.

Su cálculo más racional, al no tener ni el imperativo ni tampoco la posibilidad de negociar, es elevar a la categoría de primer adversario a Enríquez –Ominami, quien aparentemente es el más fácil de dominar electoralmente, y cuyos votos –según la CEP- se vuelcan en porcentaje significativo a su candidatura en la segunda vuelta. Y luego hacer campaña para los no convencidos. Todo lo demás es volátil.

La relación de Eduardo Frei con Enríquez Ominami es el nudo gordiano de la otra candidatura para la segunda vuelta. La distancia actual de Frei sobre aquel parece asegurarle su paso a la etapa final. Pero aún si ello fuera definitivo, es evidente que necesita los votos de MEO para enfrentar en ella con éxito a Piñera.
Por su parte, Enríquez Ominami tiene que seguir desafiándolo ahora para ser quien pase a segunda vuelta.

Entre las constataciones más notorias que dejó la encuesta está la crisis de confianza y credibilidad en los candidatos. Pero también que la Concertación requiere una estrategia doble de muy difícil implementación. Por una parte necesita darle holgura a su candidato, para lo cual debe controlar el crecimiento electoral de Enríquez Ominami. Por otro, necesita sus votos para ganarle a Piñera.

La única solución es que ahora el gobierno desarrolle una estrategia de voto útil en primera vuelta, como la que dejó entrever la ministra Carolina Tohá al comentar la encuesta CEP, que aísle a Enríquez Ominami. Esta estrategia, que se puede endurecer según las necesidades, debiera obstaculizar a MEO en su búsqueda de credibilidad política sobre su capacidad de gobernar.

Mientras tanto, Eduardo Frei debiera redoblar su trabajo en terreno que es su fuerte, y no endurecer el debate con Enríquez Ominami para facilitar el entendimiento posterior. Algo no siempre fácil ya que sus asesores estratégicos y su comando se encargan de tanto en tanto de ser el centro de la noticia y sacarlo a la pizarra para rendir examen de liderazgo.

El escenario tiene dos problemas adicionales para la Concertación. El primero es la voluntad real del gobierno de usar su artillería política en primera vuelta para controlar a un posible aliado pero bajándolo en sus expectativas y obligándolo a negociar. Porque en el fondo se lo fortalece para un escenario electoral de cuatro años más adelante y ello puede ser un mal cálculo para la Presidenta. segundo, es la adrenalina que la encuesta le haya puesto a Enríquez Ominami y la capacidad de transformar su opción electoral en fuerza política. No solo para capitalizar de manera permanente su fenómeno sino – si se decide a abrir un cauce de negociación- controlar la fuerza con la cual el oficialismo puede embestir contra él, y pedir al mismo tiempo una compensación simbólica (¿una lista de nombres ?) que refuercen su principal atributo: la sinceridad.

La encuesta CEP muestra subrepticiamente una realidad más compleja de lo que a simple vista se cree. Y lo será más todavía cuando se realice el debate presidencial, si es que por primera vez como se espera, el es verdaderamente un debate abierto.

Como en la vieja historieta de Fontanarrosa el perro Mendieta le diría a Inodoro Pereyra “Negociemos, don Inodoro”. Pero no es tan fácil y, al igual que el renegado Pereyra, unos más otros menos, cada uno de los candidatos debe estar pensando “Estar solo no es nada, lo malo es darse cuenta”.

EL MOSTRADOR.CL

Ver Encuesta CEP (Sept. 2009)

¿Frei dará un giro a la izquierda?

leave a comment »

Frei dará un giro a la izquierda para intentar recuperar los votos que le quitó Marco-Ominami

La nueva estrategia del comando oficialista, post CEP

El jueves, por primera vez desde que está en carrera, Eduardo Frei apeló en público a la "centro izquierda". Así reaccionó a los resultados de la encuesta CEP de ese día, en la que apareció cediendo dos puntos, mientras Enríquez-Ominami subía cuatro. A partir de mañana, el senador DC desplegará un renovado plan, que incluye "tomar el control" de la propaganda oficialista y abrirse con todo a los medios. 

CHILE-FREI-PIÑERA1 Equipo Reportajes, El Mercurio 

Jueves 3 de septiembre, 12:09 horas. El nerviosismo cunde en los comandos presidenciales. Carolina Segovia, coordinadora del programa de Opinión Pública del Centro de Estudios Públicos, inicia la esperada conferencia de prensa donde dará a conocer los resultados de la encuesta. A esa misma hora, alguien desde el CEP hace clic y envía a una lista de distribución -en la que figuran algunos ministros y los encargados de los comandos, como Pablo Halpern, en el caso de Eduardo Frei, y Rodrigo Hinzpeter, en el de Sebastián Piñera- el archivo con los resultados completos.

El equipo de Frei tiene a mano las tres minutas comunicacionales preparadas la noche anterior. El discurso que dará el candidato dependerá de cuál de los resultados previstos se concreta.

El más temido era que Marco Enríquez-Ominami creciera a unos 20 puntos en primera vuelta y tuviese un rendimiento similar al de Frei en segunda. Uno intermedio planteaba los mismos 20 puntos en primera, pero un bajo desempeño en segunda.

Los resultados definitivos les hacen respirar más tranquilos. Enríquez-Ominami no llega a 20 puntos (obtuvo 17), aunque tampoco se queda en los 15 que contemplaba el diseño más optimista. Como sea, sí era un alivio que ME-O estuviese muy lejos de Piñera en segunda vuelta.

No golpear a Marco, pero sí socavarlo

No todo es bonanza. Las alarmas también se encienden. La capacidad de ME-O de continuar haciéndole daño a Frei sigue intacta. Los expertos electorales del comando calculan que los 37 puntos de Piñera, los 28 de Frei y los 17 de Enríquez-Ominami en la encuesta debieran tener la siguiente proyección hacia diciembre si las cosas continúan en la ruta actual: 45 puntos para Piñera, 35 para Frei, 15 para ME-O y 5 para el resto de los candidatos.

Eso instala al candidato de la Coalición por el Cambio en La Moneda.

El freísmo define entonces partir ese mismo día en busca de los votos concertacionistas que se fueron a ME-O; es la única manera de tener una segunda vuelta competitiva e incluso triunfal frente al candidato aliancista.

Para esto, la única minuta comunicacional que sirve es la que impone un viraje nítido hacia la la izquierda.

"Necesitamos un muy buen resultado en la primera vuelta. Por eso yo quiero invitar a todos, chilenas y chilenos, que quieren construir futuro como lo estamos haciendo acá, que quieren construir con las fuerzas progresistas, con las fuerzas de centro izquierda, un país mejor, y que, en definitiva, la fuerza del dinero no se imponga sobre la fuerza de la gente de Chile", dijo Frei el jueves. En estas pocas frases concentró las dos principales líneas que seguirá de aquí en adelante su formato de campaña.

1.- Un discurso que tendrá como eje central más y más Estado:

"Tenemos que hacer una campaña sin complejos. Mostrar el programa y sus propuestas con fundamento progresista. El electorado se tiene que dar cuenta de que se ha generado una imagen artificial respecto de Frei. En los ámbitos de la moral, la energía, lo educacional, no conozco ningún otro candidato que haya hecho propuestas más avanzadas y progresistas que él", explica el presidente del Partido Socialista, Camilo Escalona.

En la misma línea, el senador y vicepresidente PPD, Guido Girardi, da un paso más allá. "Frei necesita el apoyo de los jóvenes y de la gente más instruida. La agenda debe ser fortalecer educación pública, nacionalizar el agua, especialistas en los consultorios, garantizar educación de hijos en la educación superior para las clases medias, etc. Vamos a decir, además, que la mayor parte de las cosas que Piñera ofrece no las va a hacer, o porque no las cree o porque no puede hacerlo, pues sus parlamentarios no se lo van a permitir".

2.- No "golpear" a Marco, pero ir por el 6,16% de votos que se llevó.

La idea es tener a Piñera en la mira como su principal blanco, pensando en la segunda vuelta, pero en paralelo intentar recuperar en esta primera vuelta algunos de los votos que Enríquez-Ominami les quitó. Apelarán a ese 6,16% del electorado que se declara de izquierda o centro izquierda y que en la encuesta CEP dice que votará por el candidato independiente.

"Si uno mira los resultados de la encuesta, la centro izquierda aparece teniendo una cantidad de votos bastante mayor que la derecha -afirma el ex ministro y asesor freísta Enrique Correa-. Entonces depende de la inteligencia y la responsabilidad de todos los actores políticos de la centro izquierda que no sea la derecha la que triunfe".

El óptimo para los asesores oficialistas es que ME-O baje a 12 puntos y Frei suba lo suficiente (esperan a 38) para tener una segunda vuelta con posibilidad de quitarle el triunfo a Piñera.

"Lo estratégico es construir en la primera vuelta el triunfo en la segunda. Hay que hacer un llamado directo a los ciudadanos que quieren continuar, profundizar y extender la obra de la Presidenta Bachelet. Aquí nadie puede ni debe perder su voto", asegura Gutenberg Martínez.

Propaganda, medios, actos masivos y página web renovada

Hasta ahí el análisis. En el ámbito práctico, hay proyectos concretos.

Escuchando el llamado a darle énfasis al trabajo territorial, el comando freísta tomará el control de la publicidad en la campaña parlamentaria. Ya están en producción cientos de miles de piezas propagandísticas -dípticos, trípticos, afiches, gigantografías, cuyos costos asumirá el equipo presidencial- donde aparecerá Frei con los candidatos concertacionistas a la Cámara y al Senado. El objetivo: evitar la fuga de fotos de aspirantes al Parlamento con Enríquez-Ominami.

En sus carteles en solitario se intentará mejorar la valoración de los atributos del presidenciable: ingeniero, hombre práctico, clase media, con respuestas programáticas concretas.

"En eso no hay dudas -afirma el presidente del PRSD, José Antonio Gómez-. Lo que vamos a hacer es trabajar con mayor fuerza en la campaña territorial y en el lanzamiento del programa".

Por otro lado, Frei saldrá a la cancha. Con una agenda más mediática, se privilegiarán la televisión (especialmente programas no convencionales) y la radio. Además, este viernes en TVN Pablo Halpern pidió que se realicen por lo menos tres debates televisivos antes de diciembre.

La tercera vía serán los eventos masivos. Al "mujerazo" que el viernes realizó en Peñalolén, se sumarán dos actos el próximo fin de semana en Santiago y Concepción. La idea es dar un "toque de diana" y despertar al "pueblo concertacionista".

Por último, este miércoles Matías Amocain, el asesor presidencial en temas digitales, lanzará un nuevo sitio web, donde se le dará mayor protagonismo a la gente común y corriente.

"Le vamos a ganar a Eduardo Frei; vamos a pasar a la segunda vuelta"

Una nueva guerra de fuerzas -para ganar el pase a la segunda vuelta- se prevé entre los comandos de Frei y de ME-O a partir del 13 de septiembre. En el de Marco Enríquez-Ominami se maneja en reserva una lista de candidatos oficialistas que habrían expresado el compromiso, apenas inscriban su candidatura, de tomarse fotografías publicitarias con ME-O.

"Quien tiene que estar con el sueño perdido es Frei", dice un integrante del equipo del diputado, al descartar que teman al despliegue territorial oficialista, que se verá fortalecido a partir de los próximos días.

El diseño post CEP, de acuerdo a los análisis realizados en el comando "marquista", parte del reconocimiento de que la Concertación intentará frenar a ME-O apelando al "voto útil", estrategia que será contrarrestada con tres ideas: que Frei no le gana a Piñera en segunda vuelta, que Frei no representa el cambio ("es menos de lo mismo"), y que será incapaz de capturar la popularidad de Bachelet.

La decisión es asentar que el crecimiento del 13% al 17% de Enríquez continuará en espiral, ya que no sería su techo.

"Le vamos a ganar a Eduardo Frei. Vamos a pasar a la segunda vuelta; ése es el objetivo", sostiene Max Marambio, jefe político de la campaña.

Enríquez-Ominami recorrerá el país, especialmente los sectores rurales que le son esquivos, y explotará los atributos de presidenciable, especialmente, la sinceridad.

Hay unanimidad en que la planificación no pasa por debilitar a Frei por la vía de la agresividad, pues hay conciencia que ahí el abanderado oficialista se hace fuerte. No obstante, marcarán sin complejos las diferencias, sacándolo al pizarrón por lo que no hizo cuando estuvo en La Moneda.

Piñera evitará la confrontación

No va a adoptar un discurso confrontacional. En el comando de Sebastián Piñera, la decisión es que el abanderado continúe siendo empático y cercano a la gente, estrategia que le permitió subir en atributos y que siga a full en terreno. Como contrapartida, las dirigencias y los parlamentarios serán los que tomen un rol más activo no sólo en la defensa del abanderado, sino que interpelando a ministros y llamando a comisiones investigadoras si es necesario, pues la idea es no dejar pasar señales de corrupción y demostrar que hoy la Concertación es la que no da gobernabilidad.

En la contienda entre Eduardo Frei y Marco Enríquez-Ominami, la determinación es que el abanderado tome palco. A ambos se les ve en una suerte de "primaria" y la recomendación es que Piñera no se desgaste en eso. Menos todavía ante las cifras del CEP que revelan que un 34% de los partidarios de ME-O admiten estar dispuestos a votar por Piñera en un balotaje. Lo anterior no quiere decir que no marque diferencias en temas como el aborto y en su falta de sustento por no tener partido ni parlamentarios.

Estrategas y bases:

"Hay que dejar que ME-O haga su trabajo, porque todo lo que haga bien Marco o Frei, va a ser en contra de Piñera. No tenemos que pelear entre nosotros".

Guido Girardi (PPD)

"La fuerza de los hechos superó la candidatura de ME-O. La disputa real es entre Eduardo Frei y Sebastián Piñera".

Gutenberg Martínez (DC)

"En el propio Marco recae la responsabilidad de lo que viene: él tendrá que decir que no da lo mismo que gane la derecha o la centroizquierda".

Enrique Correa

"Lo que ha debilitado la opción de Frei es la seguidilla de disputas que hemos vivido".

Camilo Escalona (PS)

"No soy partidario de atacar a ME-O, pero sí de tratarlo como un adversario político".

José Antonio Gómez (PRSD)

"Hay un exceso de burocracia.

La campaña es demasiado funcionaria".

Jaime Pavez (PPD) Alcalde de La Pintana

"No hay que hacer estrategias en contra de ME-O; hay que convencerlo para que se baje".

Sady Melo (PS) Alcalde de El Bosque

"No es necesario izquierdizar a Frei porque la ciudadanía sabe su posición y tampoco chasconearlo porque ya tiene una imagen".

Claudio Arriagada (DC) Alcalde de La Granja

"Hay que apuntar al voto blando. No hemos logrado transmitir la nueva oferta Frei".

Gonzalo Navarrete (PPD) Alcalde de Lo Prado

" Siempre las candidaturas de la Concertación han apuntado a la clase media, Frei debe dirigirse a ese sector".

Igor Garafulic (PPD) Intendente RM

"El oponente es Piñera, no ME-O. Hay que desplegar la campaña en terreno".

Ricardo Cifuentes (DC) Intendente IV Región

" Frei debe presentarse como un continuador del gobierno de Bachelet, eso tiene que hacer".

Iván de la Maza (DC) Intendente V Región

Chile: en la recta final, Frei y la Concertación asumirán un perfil progresista creíble?

leave a comment »

Por Verónica Muñoz Lathrop / La Nación Domingo

CHILE-FREI-PIÑERA-MEOBloque oficialista logra alinearse en última fase de campaña electoral

La Concertación en la cuenta regresiva

La recta final está encima. En este trecho, la coalición no quiere tropezar con obstáculos autoflagelantes. Los partidos han asumido que no hay tiempo para errores y sus timoneles aseguran que las diferencias quedaron enterradas. El despliegue territorial será decisivo.

El 3 de septiembre, cuando se asome la primavera y el país empiece a cargarse de los simbolismos propios del mes, la Concertación concurrirá al Servicio Electoral para inscribir a todos sus candidatos a diputados y senadores en las 9 circunscripciones y 60 distritos que estarán en disputa en diciembre.

Lo hará, por primera vez, diez días antes del plazo legal para cumplir este trámite. Al día siguiente, el candidato presidencial Eduardo Frei dará a conocer a la ciudadanía su programa de gobierno.

Como se indicó en la coalición, el lanzamiento se efectuará en "un acto solemne, pero no masivo, y en una fecha simbólica para la democracia, el 4 de septiembre".

A esta ofensiva se sumará el estreno del nuevo eslogan "Frei, vamos a vivir mejor", que figurará en los afiches y volantes que empezarán a desplegarse en todo el país como una forma de respaldar comunicacionalmente el trabajo que ya empezó a coordinar el nuevo jefe del equipo territorial, el senador Jorge Pizarro, apoyado por otras connotadas figuras concertacionistas como el senador PPD Guido Girardi -uno de los mayores críticos en las últimas semanas-, los diputados Carlos Montes (PS), Marco Antonio Núñez (PPD) y Roberto León (DC), además de los senadores socialistas Juan Pablo Letelier y Camilo Escalona.

ORDEN EN LA RECTA FINAL

Con estas iniciativas, la Concertación quiere dar una señal de ordenamiento político y unidad. Según fuentes de la coalición, es un paso más urgente que simbólico, considerando los roces que afloraron en las últimas semanas, a poco más de tres meses de las elecciones. Todos lo saben al interior del conglomerado oficialista: la cuenta regresiva comienza en septiembre.

Para el timonel PS, Camilo Escalona, tanto en la cena con Frei el lunes en la noche como en la reunión de la coalición ese mismo día, quedó de manifiesto una voluntad de unidad que permitirá dar un nuevo impulso y superar los obstáculos.

"Se construyó una voluntad política tendiente a resolver y superar las dificultades que ha habido en este tiempo. Por lo tanto, colocaremos el centro de gravedad de la acción de los partidos de la Concertación en el respaldo a la candidatura presidencial", aseguró a LND.

A su juicio, "las dificultades de coordinación han surgido de la falta de unidad. Muchas veces cada partido ha actuado por separado y la unidad que se dio de manera espontánea y natural en otras circunstancias, ahora se ha visto entorpecida por múltiples factores".

El presidente falangista, Juan Carlos Latorre, coincide en que esta fue "una semana de grandes acuerdos", que no sólo abarcaron la integración de figuras como el senador Jorge Pizarro al equipo territorial.

"Se resolvieron claramente las instancias en que deberá definirse el programa presidencial del candidato. Esto da más tranquilidad y permite proyectar mejor la campaña", señaló.

Los radicales, que exhibieron públicamente sus reclamos en los días previos al cierre de la negociación parlamentaria, amenazando incluso con llevar su propia lista y candidato presidencial, ahora están satisfechos.

Para el timonel PRSD, José Antonio Gómez, los recientes ajustes en el comando presidencial, tanto en materia territorial como en los acuerdos programáticos, han logrado un ordenamiento político que era necesario para enfrentar con éxito el desafío electoral que viene.

"Tenemos una buena relación con el candidato y con el comando, con la parte estratégica, territorial y programática. Estamos todos claros hacia dónde vamos", dijo a LND.

En el PPD también están alineados y dejaron atrás las discrepancias que exhibieron respecto del programa de gobierno. El presidente de ese partido, Pepe Auth, bajó el perfil a los roces que se vieron en las últimas semanas.

"Son discusiones propias de un proceso de definición programática que, lamentablemente, se hizo más público de lo que debiera, pero es natural que se manifiesten diferencias, porque cada partido tiene sus propias reivindicaciones", dijo.

En ese sentido, agregó que "peleamos porque la Concertación y su liderazgo presidencial tuvieran una identidad nítidamente anclada en la centroizquierda, porque nos parece que es una condición para ganar la primera vuelta".

Auth sentencia una receta simple: no más errores o descoordinaciones en la recta final.

El timonel del PPD además destacó que la designación de Pizarro en el equipo territorial del comando freísta fue muy bien recibida en los partidos.

"Jorge (Pizarro) es un hombre que sabe de campañas, que además tiene vocación de integración y que conoce la red de alcaldes y concejales que hay en el país. Él optó por poner a los verdaderos líderes a cargo del trabajo de sincronizar la campaña presidencial con la parlamentaria en sus respectivos territorios", explicó.

LA LABOR DE LA NUEVA COMISIÓN

Respecto del programa de gobierno, la nueva comisión integrada por Ernesto Águila (PS), Sergio Micco (DC), Alfredo Bañados (PRSD) y Álvaro García (PPD) y dirigida por el coordinador económico del comando, Óscar Landerretche, comenzó a funcionar esta semana en el afinamiento final.

Tres son los documentos básicos con que está trabajando: el documento que elaboraron los partidos y Océanos Azules, la exposición de Frei en el CEP y el discurso del "Caupolicanazo".

El tema tributario, que amenazó con levantar polémica en momentos en que el país está técnicamente aún en recesión, pasó a segundo plano.

Se pondrá el acento en las propuestas sociales -como educación pública y reforma laboral- y después se verán los instrumentos para financiarlas. La fundamental tarea de definir costos y recursos será abordada por la nueva comisión.

"La Concertación nunca ha presentado un volador de luces. Frei va a presentar un programa que se sabrá cómo se va a financiar y nosotros respaldaremos los instrumentos que se adopten para ello", concluyó Escalona.

Frei: “Cuandos nos unimos, no hay fuerza que nos detenga”

Las banderas rojas del PS recibieron ayer al candidato presidencial Eduardo Frei, en el primer turno de su ronda de proclamaciones, que se prolongó durante todo el día. Cerca del mediodía, relajado y sin corbata, llegó hasta el Teatro Municipal de San Miguel para asistir al comité central de ese partido. De ahí, junto a Sebastián Bowen y Paula Narváez, se trasladó en Metro al edificio del ex Congreso en Santiago, donde lo recibieron cientos de militantes reunidos en la junta nacional de la DC, que agitaron sus banderas de la flecha roja y le dieron una ruidosa bienvenida. En la tarde, dejando atrás los recelos de semanas anteriores, los radicales le dieron por fin el sí y lo proclamaron como su carta presidencial. El PPD ya lo había hecho antes, cumpliendo así un requisito que exige la normativa vigente.

En este marco de agradecimientos y expresiones de apoyo, el senador DC reafirmó el nuevo ánimo en que se encuentra la coalición oficialista y destacó que pese a los vaticinios negativos de la oposición, el conglomerado fue capaz de llegar a un acuerdo parlamentario “con las concesiones y las generosidades necesarias” y que fue sellado cuarenta días antes del plazo legal.

“Aquí está, queridos amigos y amigas, nuestra Concertación, que lo sepan nuestros adversarios (…) cuando la Concertación se une y se pone a andar no hay fuerza humana que la detenga y así se los advierto claramente: la Concertación se echó a andar y una vez más triunfaremos en diciembre”, dijo Frei en tono enérgico. Asimismo, declaró sentirse orgulloso de ser “continuista” de la obra de la Presidenta Bachelet.

La junta nacional DC coincidió con un aparente puente entre el candidato presidencial y ex falangista Adolfo Zaldívar, acercamiento que algunos rechazan abiertamente en el partido. Frei realizó un inequívoco gesto a los colorines, al señalar que “así como también hicimos el acuerdo con el Juntos Podemos para terminar con la exclusión, vamos a estar dispuestos siempre a dialogar y abrir las puertas de nuestra casa para todos aquellos que quieran entrar”.

JUAN CARLOS LATORRE (DC): “Ha sido una semana de grandes acuerdos, no sólo en relación con la integración de personas para conformar mejor el comando en su tarea territorial, sino que además resolviéndose claramente las instancias donde deberá definirse el programa presidencial del candidato”.

CAMILO ESCALONA (PS): “Tanto en la reunión de los partidos de la Concertación como en el grato encuentro con Frei, se construyó una voluntad política tendiente a resolver las dificultades que ha habido en este tiempo y a colocar en el centro de gravedad el respaldo a la candidatura presidencial”.

JOSÉ ANTONIO GÓMEZ (PRSD): “Vamos a presentar el programa y eso significa ordenarnos en términos políticos. Un eje será la educación pública. Estamos contentos. Tenemos una buena relación con el candidato y con el comando en la parte estratégica, territorial y programática”.

PEPE AUTH (PPD): “La Concertación tiene una poderosa lista parlamentaria. La tarea que viene es la sincronización del despliegue parlamentario con la búsqueda de adhesión a la candidatura presidencial. Si hacemos eso bien, tenemos una gran opción de ganar”.

ALAS – XXVII Congreso (2009) de la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS), Argentina. Todo el Programa y actividades…

with one comment

 

PROGRAMA COMPLETO XXVII CONGRESO ALAS, ARGENTINA…

image ASOCIACION LATINOAMERICANA DE SOCIOLOGIA (ALAS)

 

PARA CONOCER EL PROGRAMA COMPLETO DEL XXVII CONGRESO DE ALAS, HAGA CLIC EN ENLACE SIGUIENTE:

PROGRAMA COMPLETO XXVII CONGRESO ALAS, ARGENTINA…

 

PRESENTACION DEL XXVII CONGRESO DE ALAS…

 

PORTAL OFICIAL DE ALAS PARA EL XXVII CONGRESO…

Estimada y estimados Congresistas,

Gratamente nos dirigimos a usted con motivo del próximo XXVII Congreso ALAS, Buenos Aires 31 de agosto al 4 de septiembre 2009  para mantenerlos informados sobre importantes temas.

1. El primero de ellos se refiere a la Feria Latinoamericana del Libro de Ciencias Sociales XXVII ALAS, en nuestro sitio de internet podrán encontrar detalles sobre envíos y propuestas:

http://www.alas.fsoc.uba.ar/html/congreso/feria_latinoamericana_del_libro/feria_latinoamericana_del_libro.html

2. Respecto de la situación de salud en la Argentina deseamos con la presente reiterar los conceptos y diagnósticos epidemiológicos que referimos el 7 de julio pasado y que el 7 de agosto de 2009 volvimos a confirmar y llevarles la calma y la confianza por lo expresado oportunamente y que se corrobora en la actualidad de previsión de normalidad sanitaria y de salud en las fechas en que se desarrollará el Congreso:

http://www.alas.fsoc.uba.ar/html/situacion_sanitaria_en_argentina.html

3. Si aún no se ha matriculado le comunicamos que sigue vigente la posibilidad del pago de la matrícula correspondiente on line a través de un sistema "securitizado" para tarjetas de crédito con resguardo de sus datos:  https://www.rccpagos.coop/alas/operaciones.php
Dicho sistema on line permanecerá vigente hasta el 20 de agosto, fecha a partir del cual deberá matricularse por medio de pago bancario (Banco Patagonia) al llegar a la Ciudad de Buenos Aires.
4. La Programación del Congreso se encuentra ya en línea en nuestro sitio de internet:

http://www.alas.fsoc.uba.ar/pdf/alas_programa.pdf

5. Nuestros datos de contacto vía mail o telefónicos los encontrará también en la página de internet:
http://www.alas.fsoc.uba.ar/html/contacto.php

Nos complace en esta proximidad para encontrarnos personalmente mantenernos en comunicación, ponernos a disposición y desde ya darles la más cálida bienvenida.

Con un fraternal saludo,

COMITÉ ORGANIZADOR XXVII ALAS

www.alas.fsoc.uba.ar

image

 

 

 

 

Marco-Ominami: definiciones políticas… Entrevista

with 2 comments

Sus primeras definiciones políticas como independiente tras renunciar al PS

Enríquez-Ominami a Frei: "No me gustaría que el senador DC se baje después de la CEP"

OMINAMI-MARC 

Nunca antes había interpelado directamente al candidato concertacionista y le pide que -después del sondeo- "resista las presiones y compita", asegura que pasará a segunda vuelta, y llama a "lo mejor de la Concertación" y a "una derecha liberal" a apoyarlo.

Gabriel Pardo

"Estoy roja de sólo saludarte", le dice una mujer de unos 30 años que se le acerca en el hall del Hotel Sheraton. Marco Enríquez-Ominami interrumpe la entrevista antes de iniciarla. Se pone de pie. Sonríe. Le da un beso. "¿Nos podemos tomar una foto?", dice ella. "Claro, poh, loca", dice él. Posa. Otro beso de despedida. Se vuelve a sentar. Es viernes 12 de junio. Día de su cumpleaños. Desde hoy tiene 36 años y desde hoy ya no es militante del Partido Socialista.

-Ahora que es independiente, ¿estaría dispuesto a una primaria con Eduardo Frei?

-Pasó el tiempo ya. Además, con esos dirigentes que te terminan punceteando arriba de un escenario, poniendo en duda tu linaje familiar por el lado de la madre, ufff. Yo quiero demasiado a mi mamá como para exponerla a que me la saquen arriba del escenario. ¿Qué ha hecho la pobre señora?

-¿Cuánto espera obtener en la encuesta CEP? Carlos Ominami dijo que será una especie de "primaria" y algunos analistas afirman que podría estar en torno a los 10 puntos.

-Lo pongo de esta manera. Si en la CEP saco un punto, eso nos va a confirmar que tenemos que llegar hasta el final.

-¿Y Frei? ¿Cuánto espera que obtenga?

-Sólo puedo decir que no me gustaría que el senador DC se baje después de la CEP.

-¿Usted cree, entonces, que la Concertación podría llegar a pedirle a Frei que deje su candidatura si la suya crece?

-Yo sólo espero que los miedos que en algunos dirigentes se han transformado en odio no ganen, y que triunfe la vocación democrática de competir. Yo espero que el senador DC compita.

-Pese a renunciar al PS, ¿espera que sectores de la Concertación lo apoyen en su candidatura?

-En segunda vuelta espero que me apoyen los mejores de la Concertación. Pero no sólo ellos, sino los mejores de la izquierda y los mejores de la derecha que suscriban nuestro decálogo.

-Si está tan seguro de que pasará a segunda vuelta, ¿espera que Frei lo apoye en esa instancia?

-"Si Frei suscribe mi decálogo, si entiende que la competencia es fundamental, si termina con el cuoteo, si está de acuerdo con que los presidentes de partidos no pueden pretender privatizar las colectividades, si está con una reforma política seria frente al presidencialismo exacerbado, no tengo ningún problema en que sea parte en la segunda vuelta de nuestra estrategia para llegar al gobierno".

-¿Pretende convertirse en líder de la Concertación?

-No, yo quiero ser el líder de una nueva mayoría".

El apoyo de Bachelet

-Quienes votaron por Bachelet, ¿están hoy más cerca de Frei o de Enríquez-Ominami?

-Lo que sé es que quienes creyeron en la Presidenta Bachelet como un mandato de innovación, lo vieron en mí cuando fui electo diputado. Y, estoy seguro, lo verán consagrado y encarnado en mi gobierno. Los otros dos candidatos (Piñera y Frei) no tienen convicciones reales de la necesidad de innovar en política. Creo que la Presidenta Bachelet me va a apoyar en segunda vuelta.

-En el comando piñerista se ha dicho que ahora la pelea es entre Enríquez-Ominami y Sebastián Piñera. ¿Está de acuerdo?

-Como yo estoy seguro de que pasaré a segunda vuelta, la pelea será entre Piñera y yo, si él también lo logra. Y ahí el enfrentamiento será entre continuismo y cambio. Él representa más de lo mismo. Nosotros representamos el cambio.

-¿Se tomará fotos con cualquier candidato de la Concertación que se lo pida?

-No. Porque creo que la Concertación ha hecho aportes tremendos, pero hoy está fatigada y no todos los parlamentarios honran el mandato original de la Concertación. Hoy ser de la Concertación no es un código de barra que dé garantías de que se tienen las mejores ideas.

-¿Algunos candidatos concertacionistas ya se lo han pedido?

-Sí, algunos han mostrado interés en que los apoyemos.

-¿Espera que sectores de derecha lo apoyen?

-Por lo pronto, yo convoco a una derecha liberal a concurrir a una candidatura que da garantías de que cuando veamos los mejores caminos del cambio, con seguridad los recorreremos. Nuestro primer desafío son los conservadores de izquierda y derecha. Si yo fuera Piñera, me iría preparando para ser candidato presidencial ahora, porque es insostenible que se siga escondiendo.

Sus posturas políticas

Diferencias con Frei y Piñera

"Los dos son democratacristianos, son accionistas, tienen a un joven de "Un Techo para Chile" en su comando, fueron senadores y, de pronto, los dos están por legislar sobre las uniones civiles".

"No soy un anarquista"

"A los chilenos quiero decirles que este candidato no es un anarquista y que no está por destruir un partido, al contrario".

"Quiero a personas como Claudio Orrego"

"Yo quisiera contar con lo mejor de la Concertación y de la DC en mi gobierno, quiero a personas como Claudio Orrego".

Conseguir 36 mil firmas: "Estoy preocupado".

"Vamos a reunir las 36 firmas para postular como independientes.

Pero estoy preocupado".

Aportes: "Me han donado 7 millones"

"Hoy los costos de la candidatura son cero. Me han donado 7 millones y creo que llegaremos a 36 ".

¿Candidatura de "farándula"?

"En pocas palabras. La farándula se acuesta a las 6 de la mañana, yo me levanto a esa hora".

Teorías sobre él:

"Dicen que esta es la revancha del MIR"

"Entre las teorías que se manejan sobre mí está la que dice que ésta es la revancha del MIR; otra es que soy un juguete de la derecha; otra que dice que esto es sólo un proyecto personal; otra que dice que este es un proyecto cubano-venezolano. Todas se equivocan".

"Ni aylwinista, ni laguista, ni freísta"

"Yo no fui aywinista, ni laguista ni freísta. Tengo juicios complejos sobre sus mandatos. Y con la Concertación tal como la conocemos hoy, con estos dirigentes, no siento que represente su idea original".

Sobre Hugo Chávez y Fidel Castro

"Cuando Chávez caduca la concesión a RCTV me parece bien, porque fue un canal que se prestó para prácticas inaceptables, pero cuando expulsa a José Miguel Vivanco (director de Human Rights Watch) no puedo estar más en desacuerdo". "Fidel Castro es un líder que demostró que se podía resistir a un embargo como el de EE.UU., pero hoy es un hombre del pasado"

EL MERCURIO.CL