CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Posts Tagged ‘NOKIA

¿Cuantos podrán soportar el acelerado ritmo de desarrollo tecnológico, aparte de los niños?

leave a comment »

Los estresados de la tecnología

La conexión permanente que permiten ahora los teléfonos móviles no sólo está cambiando la vida social de los usuarios: también la laboral, ya que cada vez se dedica más tiempo a las obligaciones por fuera del horario de trabajo. Y ya se habla de “tecnoestrés”.

 Por Sonia Santoro

Este verano Victoria Rosas decidió no chequear sus e-mails a la vuelta de las vacaciones. Le quedaban unos días libres antes de volver a trabajar y no quería encontrarse con indicaciones, comentarios, noticias laborales que le hicieran adelantar aunque sea mentalmente su regreso. “Hacés muy bien”, le dijeron algunas amigas. Una de ellas usa un teléfono móvil inteligente desde hace años y lo adora, pero le recomienda no comprarlo por la necesidad compulsiva que le genera de ver mensajes y responderlos rápidamente. Otra dice que se olvidó su celular en casa y tuvo todo el día la sensación de que algo malo ocurriría.

Esta sensación de estar perdiéndose algo si no se está on line las 24 horas no es un fenómeno personal. Nadie puede negar que las nuevas tecnologías de comunicación, concentradas cada vez más en los teléfonos móviles, tienen numerosísimas ventajas. Sin embargo, muchas personas se sienten angustiadas o presionadas por la falta o el exceso de mensajes y pueden sentir una especie de abstinencia si no tienen su aparato móvil encendido. ¿De qué se trata todo esto?

Elena Gallardi, docente de 34 años, tiene un móvil “inteligente” (smartphone) desde hace dos años y medio “para evitar encender la computadora cada vez que tenía que chequear un e-mail. Además mis jefes están en otro país, hay un cambio de horario y no quería encender la compu a las diez de la noche, entonces el blackberry fue la mejor opción”. Desde entonces dice que responde “todo más rápido, no voy caminando y pensando ‘no respondí el e-mail, no debo olvidarme’. Me llegan y los respondo. Además me siento más cerca de mis colegas, es como enviarnos mensajes a los celulares con gente que está en Japón, Estados Unidos”. Sin embargo, agrega, “no voy a negar que no me puedo desprender de este aparatito mágico”. El aparatito se enciende cuando ella abre los ojos, incluso los fines de semana, y también en las vacaciones. “No puedo tener a mi blackberry apagado, no lo soporto”, dice.

“A veces mi jefe me escribe un domingo a las 12 de la noche diciéndome que llega a la Argentina en cuatro días y me envía el listado de reuniones que quiere tener, entonces puedo responderle rápido y no debo esperar a reconectarme y ver todo esto el lunes por la mañana.” ¿Cómo vive eso? “Por un lado mal, porque no te gusta recibir estas infos un domingo, ya te inquietan y es entrar en temas laborales, pero por otro lado puedo resolverlo más rápido; me interrumpe mi descanso pero lo resuelvo a tiempo”, dice desde su aparatito.

Ambigüedad o contradicción de sensaciones es justamente lo que generan estas nuevas tecnologías cada vez más disponibles. El año 2010 fue uno de los mejores en venta de aparatos móviles en el país. La tendencia fue al aumento de la venta de smartphone, que llegó al millón y medio de celulares. Cada vez se le pide más al celular: Internet, redes sociales, gps… También Argentina está en un tercer puesto en conexiones a Internet detrás de Brasil y México, con 12,8 millones de usuarios.

El apuro que estresa

En 2008, en España ya advertían estos problemas. Algunas empresas observaban que con teléfonos multifunción los empleados se sacaban los e-mails de encima durante el fin de semana para empezar el lunes libres de pendientes, pero como todos hacían lo mismo lo que pasaba es que el tráfico aumentaba y en días donde se suponía debían descansar.

¿Quién no lo hizo? “Todos hacemos eso. No sé si estamos trabajando más, sino más rápidamente. Probablemente se incrementa la productividad, por acelerar los tiempos de trabajo. Esto no es negativo. Antes, el domingo abría el buzón para adelantar las cartas. Esto lo haces más rápido y te facilita muchas cosas. Hay trámites que podés hacer virtualmente. Los tiempos se aceleran y hay que adaptarse”, opina Susana Finquelievich, investigadora del Conicet, directora del Programa de Investigaciones sobre la Sociedad de la Información, IIGG-FSOC-UBA.

Como fuere, se trabaja con mayores urgencias que hace apenas un par de años. ¿Quién gana más? “La cantidad de correos electrónicos que debemos atender diariamente, muy lejos de disminuir, cada año aumenta dramáticamente y constituye un creciente dolor de cabeza. Además, la neuralgia está inseparablemente acompañada de los riesgos y consecuencias del spam, los virus y los ataques informáticos. El inmensurable volumen de correos basura e ilegales se ha convertido en una grave situación mundial, comparable con la contaminación ambiental, el tráfico automotor, el manejo de la basura en las ciudades o el recalentamiento global”, dice el venezolano Juan Carlos Jiménez en su libro El e-mail en el Trab@jo. Manual de Supervivencia. Soluciones y Consejos.

“El estrés generado por el volumen de e-mails y los riesgos de seguridad asociados con este medio son parte también de un fenómeno mayor de sobrecarga informativa y comunicacional, con importantes consecuencias negativas en la productividad de los equipos de trabajo”, agrega.

Desde el punto de vista de la salud, hay otras consecuencias. Ya se habla de tecnoestrés para nombrar esto que les pasa a los usuarios mientras se adaptan. Eso corre para los adultos, porque quienes nacieron con estas tecnologías no se imaginan el mundo de otra manera.

“Se llama tecnoestrés al estado psicológico negativo relacionado con el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Los continuos cambios producidos a este nivel superan en muchas ocasiones las posibilidades adaptativas de quienes las utilizan”, definen en la Fundación de Investigación de Ciencias Cognitivas Aplicadas (Iccap), que trabaja en estas cuestiones.

Apnea del e-mail

Victoria Rosas recibe constantes interrupciones mientras escribe. Llamadas por teléfono, mensajes de texto, e-mails que avisan su descarga. Cada vez una duda repiquetea en su cabeza casi a la velocidad de sus dedos en el teclado: “¿Contesto ahora o no contesto?”

Algunos expertos hablan de la “apnea del e-mail” para nombrar lo que ocurre con nuestra mente cada vez que abrimos el correo.

Lo que está también en cuestión es la noción cada vez más extendida de que hacer muchas cosas al mismo tiempo –contestar el correo mientras se habla por teléfono o twitear mientras se escucha una conferencia– es mejor y más productivo.

Héctor Nieto, de la Cátedra Libre Salud y Seguridad en el Trabajo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), lo enmarca dentro de las cuestiones de salud laboral. “Hoy las personas tienen una nueva carga, una mayor carga, que es muy difícil de medir. La densidad, la intensidad de la tarea aumentó mucho.”

¿Qué consecuencias trae esto para la salud? “Esta modalidad de trabajo desvirtúa la vida familiar, te pone a disposición continua del ámbito laboral, pero no hay una manera de cuantificar estos daños aunque claramente tiene consecuencias psicosociales”, explica María José Iñíguez, socióloga de la misma cátedra. “Es necesario hacer hincapié en la sobrecarga de trabajo como mecanismo estresor, la prolongación de la jornada de trabajo, el aumento de la presión, además de la fatiga, actúan como estresores”, apunta Nieto.

¿Y entonces qué hacemos? No podemos plantarnos como los ludistas a romper celulares en señal de protesta. En 1800 recién aparecían las primeras máquinas y ellos creían que eran las enemigas de sus puestos de trabajo. Pero a 200 años del movimiento, algo hemos aprendido sobre el avance y las mejoras que la tecnología ofrece.

Sin embargo, sí podemos remitirnos a Alfredo Palacios. “Si uno trabaja más de ocho horas tiene problemas sociales”, decía en 1920. “La tecnología es nueva y los problemas son antiguos”, recuerda Nieto.

¡Y entonces qué hacemos!

Elena Gallardi cuenta: “Yo me impuse unas normas con mi blackberry: no leo noticias, no lo uso para escuchar música, no uso el facebook. Sólo e-mails, mensajes a celulares y si estoy de vacaciones, el chat… como para controlar un poco más el uso”.

En Deloitte de Londres, por ejemplo, luego de hacer una prueba durante cuatro miércoles sin enviarse mensajes internos, tomaron conciencia de la situación y adoptaron algunas normas de comportamiento. Una medida: antes de mandar mensajes múltiples, aparece un cartel en tu correo que pregunta si realmente querés hacerlo para no generar tráfico extra.

Juan Manuel Bulacio, de Iccap, dice que “la empresa tiene que tener en cuenta el factor humano por encima del tecnológico y a éste como un importante apoyo para aquél. Por eso deben estar en claro el sentido y el beneficio de las nuevas aplicaciones”.

Siempre hay posibilidad de negociar o de apagar el teléfono, podrán decir algunos. ¿Siempre? Nieto e Iñíguez son tajantes: “¿Pero cómo vamos a discutir con nuestro empleador las condiciones individualmente? Las organizaciones son hoy las que ponen las pautas.”

Hay empresas que ofrecen ambientes confortables o cursos de yoga y derivados para manejar el estrés. Sobre este punto opinan: “Resulta que termina siendo un problema del empleado cuando en realidad es del empleador, que no modifica las condiciones de trabajo para que vos no estés sometido a estrés”. En la misma línea, Michel Gollac, un especialista francés que vino a dictar un seminario sobre Subjetividad y Trabajo a Buenos Aires hace unos años, dijo: “Los directivos se concentran en aquello que pueden hacer fácilmente, como crear un ambiente agradable. Pero eso, al igual que la gestión del estrés, tiene una efectividad limitada”.

Para Nieto no hay soluciones individuales: “Decirle a un trabajador ‘a usted le hace mal leer los correos mientras come o mientras le da la mamadera a su hijo’ es cargar al trabajador de algo que él ya sabe que le hace mal. Hay que pensarlo más como una cuestión social”. “Desde el punto de vista médico -–concluye–, hay que admitir que el estrés mata y que es el motor de muchas patologías y que esto produce estrés.”

PAGINA/12

Crisis mundial: no se salva ni Finlandia…

with one comment

FERNANDO CANO 24/05/2009

El derrumbe del país nórdico, líder en innovación tecnológica, demuestra que nadie es inmune a la crisis 

INVESTIGACION3La economía finlandesa está en mínimos. Los efectos del crudo invierno financiero todavía se dejan sentir en el país nórdico, que ha completado tres trimestres consecutivos de caídas en su PIB. El derrumbe de Finlandia -uno de los países más industrializados del mundo, con un PIB per cápita similar al de Francia, Alemania o Reino Unido y que ha hecho de la innovación tecnológica su principal arma competitiva- demuestra que nadie es inmune a la crisis económica internacional. Este año se espera que su PIB se contraiga un 4,7%.

Del mismo modo, los datos de Eurostat hablan de una contracción del 0,3% entre julio y septiembre de 2008 y del 1,3% entre octubre y diciembre del año pasado. Este curso, las cosas no van mejor, con un 10,8% de caída en marzo respecto al mismo mes de 2008, según cifras oficiales. El negativo cuadro económico se completa con el retroceso en el PIB del 10,9% en febrero y el 11,1% en enero, completando así cinco meses de caída consecutiva, situando al país en su mayor crisis económica de los últimos 17 años.

¿Qué ha pasado? Todo lo ha precipitado la caída de las exportaciones finlandesas, que podrían contraerse un 16,5% este año, tras reducirse un 1,1% en 2008. El país es líder en sectores como la ingeniería y la industria electrónica, áreas que se han visto seriamente afectadas por la crisis económica, principalmente por su dependencia del consumo privado. Finlandia es, además, extremadamente dependiente del sector de las telecomunicaciones, en especial, de la empresa de móviles Nokia, que en esta última década ha representado el 3,4% de su PIB.

En contra de Finlandia ha jugado, además, la recesión de los países de Europa del Este, mercados emergentes que se habían convertido en sus principales compradores. Mientras tanto, los malos datos se acumulan. Las estimaciones indican que la producción industrial caerá este año un 10%, la inversión fija se contraerá un 11,5% y las importaciones se reducirán un 15,5%. No obstante, el principal problema será el desempleo, que continuará creciendo hasta el año 2010, cuando bordeará el 9,5%, casi dos puntos sobre el paro registrado en 2006, cuando llegó al 7,7%.

Para frenar esta sangría, el Ejecutivo ha puesto en marcha un plan de estímulo fiscal para este año equivalente al 1,7% del PIB, unos 3.000 millones de euros. No obstante, la mayoría de este porcentaje consiste en recortes de impuestos, por lo que el dinero disponible no alcanzará los 900 millones de euros. Adicionalmente, el Ejecutivo ha impulsado un paquete de ayuda a los bancos por un monto de 4.000 millones de euros y con cobertura de 50.000 millones de euros. También se contemplan otras ayudas indirectas a la banca.

Frente a este panorama, algunas entidades creen que la salida del túnel está más cerca de lo esperado. Incluso algunos como el Nordea Bank ponen fecha a este repunte: otoño de este año. El informe de esta entidad indica, además, que en 2010 el país podría volver a crecer un 1,5%, mientras que la Unión Europea pronostica un crecimiento leve del 0,2%. Todo dependerá del comportamiento del comercio exterior y, sobre todo, del consumo interno, que en el último lustro se ha convertido en el motor de la economía finlandesa. –

EL PAIS.COM

Tecnología: Nokia abandona Japón, pero controla 40% del mercado mundial…

leave a comment »

El fabricante de teléfonos celulares más grande del mundo dejará de vender equipos en Japón, a excepción de su marca de lujo Vertu. Por otro lado, comenzó a despachar su modelo táctil a unos pocos países. La finlandesa Nokia había dicho anteriormente que recortaría costos “decisivamente”, a la espera de una contracción de las ventas mundiales de teléfonos móviles el próximo año a raíz de la crisis económica.
nokia1
Japón es el cuarto mayor mercado de telefonía celular del mundo, detrás de los EEUU, China e India. Sin embargo, sólo una pequeña parte de las ventas son de Nokia, cuyos productos fracasaron en atraer a los clientes que prefieren modelos japoneses más sofisticados.

“En el actual clima económico mundial, hemos concluido que la continuación de nuestras inversiones en productos localizados específicamente en Japón ya no es sostenible”, explicó en un comunicado Timo Ihamuotila, vicepresidente ejecutivo de Nokia.

Agregó que el negocio de Nokia en Japón se concentrará en investigación, desarrollo y abastecimiento para el mercado mundial, al igual que en proyectos específicos como la marca Vertu.

La mayoría de los teléfonos móviles utilizados en Japón forman parte de redes de tercera generación (3G) y poseen características como funciones de televisión y de pago electrónico.

Esto hace difícil para los fabricantes extranjeros competir con los dispositivos domésticos.

“Nokia está enfrentando problemas de resultados a nivel mundial y muchos otros problemas, y esto muestra que Japón es un mercado de baja prioridad en un momento en que están reforzando sus operaciones mundiales, pese a que aún pueda ser atractivo”, comentó Michito Kimura, analista de IDC Japan.

“No me sorprende mucho la decisión”, añadió.

Nokia, que posee una participación en el mercado mundial cercana al 40%, había dicho originalmente que apuntaba a aumentar su participación en Japón a una cifra de dos dígitos. Pero sólo ganó alrededor de un 0,3% del mercado japonés durante el último año, según el diario Nikkei.

En vez de seguir expandiéndose, prefirió centrarse en Vertu, su marca de lujo, que vende terminales hechos artesanalmente y que incluyen hasta piedras preciosas, cuyos precios van desde los 3.500 a los 100 mil euros.

La revancha de Nokia

Nokia 5800 XpressMusic

Un clon del iPhone en versión finlandesa

Aunque Nokia insista en que su nuevo terminal no pretende competir con el iPhone, resulta indudable que los finlandeses se han inspirado en gadget de Apple para desarrollar el 5800 XpressMusic.Ambos dispositivos son bastante similares, tanto en las especificaciones técnicas como en la apariencia externa, y su enfoque en el mercado es bastante similar.

Nokia ha prescindido del teclado tradicional incorporando una amplia pantalla táctil de 3,2 pulgadas, que permite que el dispositivo tenga unas dimensiones mucho más reducidas que las que tienen los últimos terminales de gama alta a los que nos tiene acostumbrado Nokia, sólo mide 11,1×5,17×1,55 cm y pesa 109 gramos.

La pantalla no es muti touch, como el dispositivo de Nokia, sino simplemente táctil, por lo que la navegación tanto por páginas webs como por los menús, es ligeramente diferente. El terminal de Nokia permite acercar ciertas partes haciendo doble clic con el dedo sobre la pantalla y en el iPhone se hace con dos dedos. Sin embargo, el 5800 XpressMusic también integra un sensor de movimiento, que permite adaptar al interfaz a la pantalla en posición vertical y horizontal.

Al igual que Apple, Nokia ha potenciado las opciones multimedia, donde destaca la cámara de 3,2 megapíxeles que graba también vídeo (el iPhone sólo a través de aplicaciones de terceros), el GPS y el reproductor de música. Como su propio nombre indica, la música es uno de sus puntos más fuertes, tiene altavoces esteros y está asociado al servicio de descarga de canciones ‘Comes with Music’, que incluye una tarifa plana para descargar al dispositivo canciones desde internet.

En cuanto a conectividad destaca el 3G, WiFi, Bluetooth 2.0 y HSDPA, y funcionará con el sistema operativo para smartphones de la casa, el Symbian S60.

Una de las diferencias fundamentales con el teléfono de Apple es el precio. Para llegar a todo el mercado de consumo, Nokia planea vender el teléfono a un precio mucho más económico que sus competidores. Por 279 euros será posible comprar este terminal liberado en España a partir del 1 de diciembre.

El 5800 XpressMusic es solo el primer desarrollo de una gran familia que integrará estas características, “es solo el primero de otros que están por llegar”, ha advertido ya Nokia.