CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Posts Tagged ‘EMPRESARIO

Chile: por qué Piñera está fracasando…?

with 5 comments

17 de Junio de 2011

El complejo escenario de la derecha post Termas de Cauquenes

Por qué Piñera no da el ancho en la conducción política

El diagnóstico está claro hace rato: el gobierno y especialmente el Presidente tienen un importante déficit político. Pero después del revival de los Coroneles en el Consejo de la UDI el sábado pasado, el asunto pasó a castaño oscuro. Aquí un descarnado análisis de la falta de timing del Mandatario, de su gran preocupación por la gestión y los números y de su escasa sensibilidad para generar confianzas. Pero sobre todo -como resienten en la derecha-, de la incapacidad de anteponer el proyecto colectivo al éxito individual.

por Yael Schnitzer, El Mostrador

“Otros mandatarios hubieran recibido al partido en La Moneda, porque son ellos los que van al Presidente no a la inversa. Al ir al cónclave de la UDI se sobreexpuso innecesariamente y eso debilita la figura de la autoridad presidencial”, asegura Claudio Fuentes, analista político de la Universidad Diego Portales. Varios analistas concuerdan en que la decisión de Piñera de asistir al cónclave de la UDI, el fin de semana pasado, fue un error. El escenario le era adverso, porque la crisis política del oficialismo seguía en el aire.

El hecho de que Pablo Longueira se tomara la UDI y surgiera como líder indiscutible de ella –tras su discurso en el cónclave – cuestiona el mando de Piñera. “Hay símbolos de la autoridad presidencial que no puedes romper y uno de ellos es la relación con los partidos. Es el Presidente quien tiene que decidir con quién habla y el protocolo apunta a los presidentes de los partidos. En eso ha fallado el gobierno”, asegura Fuentes.

La torpeza política del Presidente tiene que ver con su personalidad y con que no le da importancia a la tradición republicana, es decir, no sigue los protocolos establecidos para moverse en el mundo político. Esto quedó expuesto en el caso de Punta de Choros, donde muchos chilenos decían “no a la termoeléctrica” y él con una llamada logró lo que la gente quería. El problema es que no supo anticipar el rechazo transversal a su iniciativa, porque “rompe con la institucionalidad y no toma en cuenta los canales existentes para tomar estas decisiones”, asegura Fuentes.

La carencia de timing político del Presidente también quedó expuesta tras el almuerzo que sostuvo en La Moneda con los principales líderes de la Concertación. “Está en el hecho de tener un doble discurso, donde por un lado pide unidad nacional y por el otro mantiene una guerrilla constante con la oposición”, explica Fuentes. El analista califica este hecho como una “estrategia política muy negativa” y  agrega que “invitarlos a almorzar y salir de la reunión criticándolos, le resta credibilidad y autoridad al Presidente, que son precisamente sus flancos más débiles”.

El amateur de la política

“Piñera es un winner, imbatible en los números, pero en historia y política es un amateur. Es como el nuevo rico de la política”, asegura un destacado analista político. Es que el estilo “Piñera” está dejando más que un sello en La Moneda y prácticamente se ha convertido en el talón de Aquiles, del primer gobierno de derecha después de 20 años.

El Presidente se mueve solo en sus decisiones y “no va a aceptar la lógica de cogobierno, a diferencia de la Concertación”, asegura por otro lado Guzmán. Es un factor clave para entender los desencuentros entre Piñera y la UDI, porque él aspiraba a conquistar la Presidencia de la República, mientras que la UDI a conquistar el poder. Esa asimetría en la valoración de lo político, es la clave para medir las distancias conceptuales entre la UDI y La Moneda.

Los problemas de la Alianza y del propio gobierno  han quedado expuestos en la incapacidad de anticiparse a las crisis políticas, tal como ocurrió con el caso de la ex Intendenta Van Rysselberghe, las protestas ciudadanas por el gas en Magallanes y las manifestaciones de rechazo a HidroAysén. Por otro lado, han existido problemas en el área legislativa al no informar o integrar al debate a la UDI antes de presentar los proyectos y finalmente, en la coordinación entre los ministros frente a temas clave como el post natal.

“Piñera gestiona… pero le falta hacer política. Anticiparse a las crisis, socializar los proyectos dentro de la Alianza antes de lanzarlos y coordinar a los ministros. Esas son las debilidades políticas de este gobierno”, asegura Eugenio Guzmán, analista político de la Universidad del Desarrollo. En Piñera prima el empresario por sobre el político y pese a que “hay un esfuerzo por vender el sello empresarial, es un modelo de administración que falló y tiene que ver con que no invitó a la fiesta a quienes pagan la cuenta (UDI)”, asegura un analista.

The Piñera way

“Piñera lidera el clan de una familia a la que no pertenece”, asegura otro destacado analista político. Es que el origen ideológico del Presidente no está en la derecha, él proviene de una familia vinculada a la DC, votó por el No y “es más bien liberal”. Este analista asegura que “buena parte del problema de relación con su sector está ahí, por ser un transplantado, un extranjero que miran con recelo”.

En el actual gobierno hay un problema de relaciones humanas, que tiene que ver con un ADN de derecha que no se refleja en el Presidente y que su sector resiente. Pero ese no es el único aspecto de Piñera que complica la gestión. Su esencia empresarial-bursátil ha determinado la arquitectura del gobierno. “Él decidió contratar gerentes más que políticos y de algún modo los parlamentarios se sintieron desplazados. La UDI, y en menor escala RN, tiene el síndrome de ser invitado: Piñera es el anfitrión y es difícil para ellos exigir un menú distinto o cambiar las reglas del protocolo”, como asegura Guzmán.

Es que Piñera siente que no le debe nada a nadie. Es un self made man, no sólo en su carrera empresarial sino que también en la política. “El modelo de gobierno está marcado por el personalismo y por establecer relaciones bilaterales con sólo algunos articuladores. Es una lógica gerencial, del estilo del sector privado… pero que no funciona en el sector público”, explica Marco Moreno, analista político de la Universidad Central. Quien agrega que “al Presidente no le gusta compartir las decisiones. Él siente que le hizo un favor a la Alianza al llegar al poder y cree que le deben el respaldo por eso”.

Esto se refleja en las designaciones ministeriales, donde nombra inicialmente a un “gabinete a su estilo y forma de ser, gerentes que sólo le responden a él”, como asegura un analista. Incluso, cuando finalmente hace el gran gesto de incorporar a dos elementos políticos –Allamand y Matthei – lo hace en carteras complicadas y deja fuera a Longueira, su rival histórico. Para este analista, Piñera se seguirá resistiendo a nombrar a su enemigo, “porque sería una renuncia a su modelo de gobierno y a su propia personalidad. No quiere gente que le haga sombra”.

La obsesión del Presidente

“Piñera nunca ha trabajado para nadie, no tiene una ideología profunda y no trabaja para la derecha. Él no gobierna para instalar a su sector en el poder, a él le interesa estar en los libros de historia como el primer Presidente de derecha después de 20 años”, explica un analista. El Presidente se mueve solo en sus decisiones y “no va a aceptar la lógica de cogobierno, a diferencia de la Concertación”, asegura por otro lado Guzmán.

Es un factor clave para entender los desencuentros entre Piñera y la UDI, porque él aspiraba a conquistar la Presidencia de la República, mientras que la UDI a conquistar el poder. Esa asimetría en la valoración de lo político, es la clave para medir las distancias conceptuales entre la UDI y La Moneda.

No sólo es un jugador solitario, sino que es un competidor en todo momento y necesita medirse constantemente con el resto. Eso está en el ADN de Piñera y es legado de su formación familiar, donde siempre lo motivaron a ser el mejor, el número uno. Hoy lleva este aspecto al extremo y algunos lo califican hasta de “enfermizo”. Un analista dice que “sólo esto explica su obsesión con Bachelet y la Concertación, con los que se compara  continuamente para poder medir sus logros”.

El Presidente siempre busca más y “se obsesiona con las cosas que no puede alcanzar”, asegura un analista. Primero se esforzó por ser un gran empresario, cuando se consolidó se empeñó en el poder político y a pesar de que no le fue fácil, logró llegar a La Moneda. “Es una persona que nunca está satisfecha y ahora busca lo que le ha sido esquivo: el respeto, el cariño y la empatía. Se ha obsesionado en parecerse a Bachelet y eso está lejos de su potencial”, explica este analista.

El factor “Piñera” en la crisis política que vive el oficialismo es clave. No sólo ha determinado la forma en que se relaciona el gobierno con la Alianza, sino que también la de los propios ministros entre sí. El Presidente genera anticuerpos dentro de la UDI y en la Concertación cae mal y más aún, por las continuas comparaciones entre su gobierno y los 20 años del otro. Piñera es “como el escorpión cuya personalidad no cambia. La derecha está resignada, pero tarde o temprano va a explotar. Hoy es el AVC, pero mañana será otra cosa”.

Wikileaks: "Piñera maneja la política y sus negocios al límite de la ética y la ley", según EE.UU

with 4 comments

La Embajada de EE UU en Santiago siguió con recelo la carrera del actual presidente de Chile antes de la campaña que le llevaría al poder en 2010

FRANCISCO PEREGIL – Madrid – 27/12/2010

CHILE-PIÑERAO0I1Antes de que el pasado 13 de septiembre el presidente de Chile, Sebastián Piñera, dirigiese el rescate de 33 hombres atrapados en la mina San José… Antes de que el 11 de marzo de 2010 lograra convertirse en el primer presidente de derechas elegido democráticamente en los últimos 50 años de su país… Mucho antes de todo eso, la Embajada de Estados Unidos en Santiago ya venía escrutando sus pasos con cierto recelo.

    En un despacho del 9 de octubre de 2009 se le describía así: "Hombre de negocios competitivo y político que tiende a tomar riesgos, Piñera ha estado vinculado en el pasado a un número de cuestionables acciones sobre sus negocios, pero los votantes parecen relativamente desinteresados por estas acusaciones".

    El informe, redactado por la número dos de la embajada, Carol Urban, cita la acusación que salió a relucir el 23 de septiembre de 2009 durante un debate electoral con el candidato presidencial de la Concertación de centro-izquierda, Eduardo Frei. Frei sacó a colación un informe de Transparencia Internacional en el que se indicaba que, en julio de 2006, cuando el actual presidente de Chile estaba al mando de la compañía aérea LAN, compró tres millones de acciones varias horas después de recibir un informe financiero de la compañía que no había sido publicado.

    Las autoridades bursátiles de Chile investigaron el caso y acusaron a Piñera de "abuso de información privilegiada". Piñera pagó una multa de 700.000 dólares, abandonó la presidencia de LAN, pero negó haber actuado de forma inapropiada. En las semanas siguientes, Piñera acusó a Transparente, la filial de la ONG en Chile, de actuar movida por prejuicios políticos. El debate sobre sus acciones se trocó en un debate sobre Transparente, hasta el punto de que un miembro de esta organización tuvo que dimitir.

    Lo que llamó la atención de la embajada fue la forma en que Piñera consiguió volver las lanzas contra Transparencia. Eso fue posible, según los diplomáticos, gracias a tres factores: un admirable equipo de campaña deseoso de pasar al ataque, la mediocre estrategia comunicativa de su oponente y la ayuda de la "prensa de Santiago, generalmente conservadora".

    Los créditos arriesgados

    En el cable se reseña con crudeza el periodo en que Piñera ejerció de director general del Banco de Talca (1979-1980). "Como muchos otros bancos de la época -y no muy diferente de la reciente crisis financiera de Estados Unidos- el Banco de Talca concedió muchos créditos arriesgados, que inicialmente generaban apreciables beneficios, pero finalmente llevaron a la bancarrota. Sin embargo, Piñera y otros directivos del Talca fueron más allá de las típicas actuaciones inapropiadas de la época. Además de los créditos dudosos que aprobaron, también crearon docenas de falsas compañías, les concedieron créditos del banco y usaron esos fondos para comprar más acciones del banco".

    El informe concluye: "Tenaz y competitivo, Piñera maneja tanto sus negocios como su política hasta los límites de la ley y la ética. Algunas de sus acciones, como prestar dinero a empresas ficticias, parecen cruzar claramente la línea de la incorrección legal. Otras veces, sin embargo, parece más una víctima de las circunstancias, de la negligencia o de la inmensa vastedad de su fortuna".

    Piñera: "Bachelet es mala presidenta"

    EE UU quería seguir de cerca los pasos de aquel multimillonario empeñado en ser presidente. El 13 de marzo de 2008, el embajador Paul Simons y su consejero político Juan A. Alsace visitaron a Piñera, quien ya había perdido contra Michelle Bachelet en 2005 (54% frente a 46% de los votos) y se preparaba para concurrir a las elecciones de 2009. "Bachelet es una buena mujer, pero mala presidenta", les dijo Piñera.

    Cuatro días después, el consejero político redactaría en su informe que Piñera tachaba al Gobierno de la Concertación, tras 20 años en el poder, de "incompetencia y corrupción". "Sin embargo", agregaba el diplomático, "Piñera se queda corto a la hora de ofrecer soluciones". Piñera les aseguró que disponía de "600 profesionales" ?la mitad de ellos, con títulos universitarios? trabajando en su programa de gobierno. Cuando el embajador le pidió que concretase un poco más, Piñera respondió con vaguedades.

    El actual presidente, que se doctoró en Harvard con una tesis que se titulaba Economía de la educación en países en desarrollo, comentó que parte del problema de la educación en Chile era que los siete principales responsables del Ministerio de Educación poseían una pobre formación y no sabían hablar inglés. En ese punto, el consejero político abrió un paréntesis en su relato: "Piñera, que se graduó en Harvard, hizo ostentación de su lado elitista, dejando claro que los siete se había formado en ‘escuelas mediocres".

    Después de escrutarlo detenidamente y de analizar la situación del país, los diplomáticos estadounidenses concluyeron que Piñera tenía razones para mostrarse confiado en ganar las elecciones. Pero creyeron detectar su punto débil cuando hablaron de cuestiones económicas y salió a relucir el nombre del dictador Augusto Pinochet. Piñera adujo que la Concertación había hecho bien en continuar con la política económica de Pinochet y lo justificó con una frase que los diplomáticos citaron textualmente: "Uno no destruye las pirámides porque se hubieran perdido vidas al construirlas".

    Actitud ante Pinochet

    Cuatro días después, el consejero político escribiría: "Esta actitud caballerosa hacia el abuso sobre los derechos humanos del régimen de Pinochet es uno de los talones de Aquiles del centro-derecha, una actitud que no casa bien con la mayoría de votantes de centro-izquierda". El diplomático olvidó reseñar que Piñera se pronunció contra Pinochet en el plesbicito de 1988 que abrió el camino a la democracia en Chile.

    Sin embargo, pocos días después de que Piñera ganase las elecciones, el retrato del presidente en otro cable redactado por Carol Urban lo calificaba de un "anti-Pinochet centrista". El recelo que la embajada mostraba un año atrás desapareció de pronto: "En el pasado forzó los límites de su política y sus negocios, pero ha movido sus ingentes inversiones para evitar conflictos de intereses". Desde ese momento, a Piñera se le describiría como una persona famosa por trabajar siete días a la semana, "inteligente y decidida". "Quiere controlar cada detalle, desde el contenido de un discurso hasta la posición de las cámaras y las luces".

    En la embajada auguraban que Piñera sería un presidente de los que toman bien las riendas. Y en el fondo, eso es lo que ocurrió nueve meses después con el rescate de los mineros: el presidente organizó el equipo de salvamento, probó la cápsula donde subirían los 33, y a punto estuvo de bajar él mismo a la mina.

    Written by Eduardo Aquevedo

    28 diciembre, 2010 at 5:23

    S. Piñera y su imperio económico y empresarial…

    with 2 comments

    La historia detrás de los millones de uno de los hombres más ricos de Chile

    PiñeraCorp: el entramado de empresas detrás del candidato de la derecha

    Lan Chile, Chilevisión y Colo-Colo son las más conocidas, pero las fichas las tiene diversificadas en sociedades donde incluso figuran su mujer y sus hijos. El siguiente es un extracto del capítulo de Piñera que aparece en el libro de la Premio Nacional de Periodismo María Olivia Mönckeberg “Los Magnates de la prensa”, de editorial Debate, que publica en exclusiva El Mostrador. Es una exhaustiva investigación sobre la concentración de la propiedad de los medios en Chile.

    por El Mostrador

    “Desde fines de los noventa puso el pie en el acelerador de sus negocios, haciendo apuestas diversas y exitosas que le permitieron transformarse en uno de los hombres más ricos de Chile en corto tiempo”.

    “Acumuló una fortuna estimada entre 1.500 y 2.000 millones de dólares, pero el dueño de la Línea Aérea Nacional, LAN Chile y del Canal Chilevisión —entre otras pertenencias— tiene un horizonte en su vida que trasciende la conducción de sus empresas. Desde que en enero de 2006 Michelle Bachelet, la primera mujer que llegó a la Presidencia de Chile, lo derrotó en la segunda vuelta electoral, no ha descansado en su intento por alcanzar la meta que se ha impuesto: aterrizar en La Moneda”.

    “Si logra triunfar en la larga y frenética carrera por cruzarse la banda presidencial sería el primer representante de la derecha electo en las urnas, desde que hace ya más de cincuenta años, Jorge Alessandri Rodríguez se impuso en septiembre de 1958, con un 31,6 por ciento de los votos, sobre el socialista Salvador Allende Gossens, quien obtuvo casi un 29 por ciento”.

    “El problema para Sebastián Piñera es que adquirir una empresa o hacer una operación en la Bolsa de Comercio no es lo mismo que conquistar el voto popular de un país donde la desigualdad social y económica es uno de los más agudos problemas. Y donde aún está viva en la memoria la dictadura en la que participaron activamente quienes hoy lo respaldan. Aunque muchos de ellos prefieran olvidarlo”.

    “Aunque ha reiterado que le fascina el mundo universitario, lo suyo han sido las inversiones de corto, mediano y largo plazo. Algunos lo califican de «especulador», más que de empresario. Lo cierto es que en el manejo del dinero ha desarrollado una notable destreza para comprar barato y vender caro, y para entrar y salir obteniendo el máximo de utilidades”.

    “Ese «ojo» es lo que explica en parte que haya hecho una monumental fortuna en sólo dos décadas. Lo han ayudado en su aventura los nutridos lazos y redes económicas tejidas desde que egresó de la universidad. Cubren una amplia gama de relaciones, tan variada como la de los ámbitos productivos y de servicios, en los que ha ido haciendo sus «posturas» en la seguidilla de apuestas que le han permitido multiplicar su patrimonio hasta cifras que cuesta imaginar”.

    “Sus padres distaban de ser los típicos «exponentes de la clase media » que el candidato inversionista ha pintado, pero es cierto que no heredó ni un peso de ellos. Y que mientras vivió en el hogar paterno, la tónica, como para la mayoría de los de su ambiente, era la austeridad”.

    Chilevisión

    “Tuvieron que pasar diez años antes de que Sebastián Piñera cumpliera su sueño del canal propio. En 1995, el magnate venezolano Gustavo Cisneros, cabeza del grupo Claxson, se le anticipó en la compra de Chilevisión. Finalmente, el 15 de abril de 2005, cuando Piñera estaba ya en campaña presidencial, llegó su hora en la televisión. Tras medio año de negociaciones con Cisneros, adquirió el ciento por ciento de las acciones del ex canal de la Universidad de Chile. Pagó al grupo venezolano 24 millones de dólares. En esta ocasión, Piñera le ganó la mano a Agustín Edwards, otro de los interesados”.

    En el directorio de Axxion permanecieron los hijos del candidato: Sebastián, Magdalena y María Cecilia Piñera Morel; su socio José Cox Donoso, y los ingenieros comerciales Nicolás Noguera Correa y Santiago Valdés Gutiérrez, de la nueva generación de Piñera boys”.

     

    “La gerencia general de Chilevisión se la entregó a Ana María Délano Abbot, quien, pese a mantener un bajo perfil público, figura nada menos que como gerenta de Axxion, «el brazo armado» de Sebastián Piñera en sus operaciones bursátiles, durante los últimos años”.

    “Ana María Délano desempeña cargos de máxima confianza en todo el entramado de sociedades del candidato inversionista y fue la primera mujer del ex presidente de la Sofofa Felipe Lamarca, con quien tuvo cinco hijos”.

    “En la presidencia de Red Televisión Chilevisión, Sebastián Piñera instaló por un tiempo a su hermana Magdalena y designó como directores a Juan Luis Rivera Palma, hasta ese momento gerente de Bancard y considerado su lugarteniente en esa época; al director ejecutivo Jaime de Aguirre; y a su cuñado Gustavo Valdés Valenzuela, casado con Magdalena. Con posterioridad integró también a su amigo de toda la vida Fabio Valdés Correa, cuñado de Manuel Cruzat Infante”.

    “Con Jaime de Aguirre como director ejecutivo, quien se fue a Chilevisión —desde TVN— en el primer semestre de 2005, el canal cerró con utilidades por 3.104 millones de pesos. Al año siguiente subió su rating promedio y fue la estación con más ganancias al alcanzar dos mil millones de pesos. Según De Aguirre, se trata de una línea editorial apegada a las audiencias, que él mismo califica como «sin dios ni ley», en directa alusión a Canal 13 y TVN”.

    “Como una manera de apaciguar las críticas, el candidato dio otra señal en mayo de 2009: nombró presidente de Chilevisión a Carlos Hurtado Ruiz-Tagle, ex ministro de Obras Públicas de Patricio Aylwin y cuñado del ex senador DC Andrés Zaldívar. Hurtado, quien en esa fecha ya era miembro del directorio, es ingeniero comercial, integra el directorio de Molymet y es consejero elegido de la Sofofa. Había estado a cargo de TVN entre 1994 y 1995”.

    “La resistencia del candidato a vender el canal choca incluso con opiniones de algunos de sus cercanos. Hasta Carlos Hurtado, recién designado por Piñera, respondió así a una pregunta del periodista Juan Cristóbal Villalobos en La Tercera: «No es bueno que un Presidente sea dueño de un canal de televisión. Dado el poder de regulación que ejerce el Ejecutivo sobre una estación complicaría a un Presidente»”.

    “Chilevisión fue calificada como «la nueva obsesión de Piñera» al iniciarse el siglo XXI y no ha sido para él una apuesta más, sino un proyecto de largo plazo. La compra de las instalaciones de la ex empresa textil Yarur en la avenida Pedro Montt 2354 —en el sector sur de Santiago, cercanas al Club Hípico y al Parque O’Higgins—, donde quiere levantar una especie de ciudadela dedicada a la televisión, es una demostración más de su concepción de este negocio”.

    LAN Chile

    “Como ha aparecido en más de una revista estadounidense, Sebastián Piñera es también dueño de una de las más grandes fortunas de América Latina. En términos de valores involucrados nada se compara al 27 por ciento de la Línea Aérea Nacional, LAN Chile, que representaría cerca de mil millones de dólares. La familia Cueto posee otro 27 por ciento y entre ellos tienen un pacto de accionistas que les permite controlar cómodamente la aerolínea”.

    “Diversas estimaciones indican que la mitad del patrimonio de Piñera está constituido por sus acciones en LAN Airlines, como se llama ahora la compañía que opera en Chile, Argentina, Perú y Ecuador”.

    “Hasta 1985, la LAN era propiedad del Estado de Chile: había sido creada en 1929 como Línea Aérea Nacional de Chile. Su privatización después de ser llevada a la quiebra por los administradores del régimen militar, más que un traspaso de activos —que ya no quedaban porque los gerentes de la época fueron vendiendo aviones sin reponerlos—, significó despojar al Estado de la posibilidad de contar con una línea área y dejó los «cielos libres» para la explotación de inversionistas privados. A la larga, Sebastián Piñera junto a Juan Cueto y su familia fueron los grandes beneficiados”.

    “En un comienzo, Piñera entraba y salía del negocio de la aviación, de acuerdo a lo que su «intuición» o su «olfato» le aconsejaban. Esto le significó importantes utilidades para aquellos tiempos. Pero nada comparado con lo que vendría después”.

    “Dos son los brazos a través de los cuales tiene presencia activa en LAN: Inversiones Axxion S.A. e Inversiones Santa Cecilia, las que suman más de un 26,3 por ciento de la propiedad de la aerolínea. Los dividendos de LAN obtenidos por los accionistas gracias a las utilidades del año 2008 ascendieron a 105 mil millones de dólares, de acuerdo al informe entregado por la empresa a la Superintendencia de Valores y Seguros”.

    “Una cuarta parte de ese total representa una suma superior a los 26 millones de dólares en un solo año: más de dos millones de dólares al mes serían entonces para Piñera, señora e hijos. Eso equivale a unos 1.300 millones de pesos al mes. La cifra marca un abrupto contraste con el promedio de cuatrocientos mil pesos al mes de los sueldos en Chile. O con los 170 mil pesos del salario mínimo hasta mediados de 2009”.

    “Hasta abril de 2009 Axxion era en un 99,9 por ciento de Inversiones Santa Cecilia, pero ya en el informe de junio de la Superintendencia de Valores y Seguros figura como principal accionista Celfin Capital, una de las entidades administradoras de parte del patrimonio de Piñera. No obstante, en el directorio de Axxion permanecieron los hijos del candidato: Sebastián, Magdalena y María Cecilia Piñera Morel; su socio José Cox Donoso, y los ingenieros comerciales Nicolás Noguera Correa y Santiago Valdés Gutiérrez, de la nueva generación de Piñera boys”.

    Colo-Colo

    “A Blanco y Negro llegó en agosto de 2007, en un momento de baja en la Bolsa, e ingresó en su propiedad a través de Bancard. Alcanzó a tener más del 13 por ciento. En esa época declaró que estaba en un «claro proceso de desinversión en las empresas tradicionales», pero afirmó que se mantendría en «algunas compañías o proyectos que son distintos y para mí muy especiales y de los cuales mi intención es no desprenderme y seguiré muy comprometido»”.

    “Esta vinculación entre política y negocios ha puesto desde hace años a Piñera en el foco de la atención. Y ha sido protagonista de sucesos polémicos como consecuencia de sus operaciones financieras. Una de esas historias ocurrió en 1997 después del caso Yuraszeck, cuando vendió acciones de las Chispitas a Endesa España y obtuvo un buen precio para él, tras haber enjuiciado al entonces zar de la electricidad por una maniobra semejante”.

    “En 2006 calificó como «un error de cálculo» la adquisición de tres millones de acciones de LAN, el 24 de julio de ese año. Sólo un día antes se habían dado a conocer los positivos estados financieros de la aerolínea. El «error» le costó una multa de 360 millones de pesos impuesta por la Superintendencia de Valores y Seguros. Aunque anunció que recurriría a la justicia, no lo hizo. Pero no le habría ido bien, porque el juez del 27º Juzgado Civil, Javier Torres, falló en contra de su socio Juan Cueto, ratificando la posición de la Superintendencia, como informó el diario electrónico El Mostrador en enero de 2009”.

    “«Lo que quiero es arrancar de FASA», afirmó el 27 de marzo de 2009, en el noticiario Telenoche, de Canal 13, tras admitir que tenía acciones a través de Bancard y de Inversiones Santa Cecilia. Y señaló que se «desprendería» de esas inversiones cuanto antes. Tuvo que conformarse esta vez con recibir un valor depreciado por el efecto del escándalo: alrededor de 1.400 millones de pesos, lo que se traduce en unos dos millones y medio de dólares”.

    “Cuando los empresarios chilenos recién se asombraban con las posibilidades que les podría brindar el mercado nacional en este campo, el hoy candidato era parte de un proyecto para sentar bases de un grupo de empresas directamente relacionadas con el medio digital y las telecomunicaciones”.

    “De acuerdo a la descripción de la página institucional Chile.com —que se autodefine «El portal de todos los chilenos»—, ese grupo de empresas se ha expandido en el mercado de la telefonía, telecomunicaciones, infraestructura y soporte digital entre otros rubros. «Chile.com es la principal vitrina de las empresas para mostrarse dentro del país y hacia el exterior. Grandes marcas publicitan día a día sus productos y servicios en nuestro portal que cada día recibe más de trescientas mil visitas», declara”.

    “Al recorrer las redes de amigos y socios de Sebastián Piñera se puede observar que los más cercanos provienen de Ingeniería Comercial y algunos de Ingeniería Civil de la Universidad Católica. Así sucede con sus brigadas juveniles de hoy, pero también con la mayoría de los amigos de su generación”.

    “Entre ellos hay algunos que tuvieron un pasado de simpatía familiar o personal hacia la Democracia Cristiana, como el propio candidato, pero que optaron por el mundo de los negocios, y hoy practican y defienden el liberalismo de mercado a ultranza, como Andrés Navarro, el presidente de Sonda; o «liberales» que colaboraron con el primer gobierno de la Concertación, como José Gabriel Cox o el mismo Carlos Hurtado”.

    “Pero también sus lazos son estrechos con algunos connotados hombres de derecha dura, entre ellos, Carlos Alberto Délano, Fabio Valdés Correa o el propio Manuel Cruzat Larraín, a quien en tiempos difíciles Piñera ha socorrido. También se cuentan entre sus amigos a otros hombres de la UDI como Ernesto Silva Bafalluy, el socio y rector de la Universidad del Desarrollo y ejecutivo del grupo Penta.”.

    “Al analizar los «mandatos de administración discrecional» se descubre que no abarcan todos los bienes de los Piñera Morel, ya que muchas propiedades están a nombre de otras sociedades formadas por sus hijos que no figuran en estos documentos”.

    “Después se aclaró que el fideicomiso «ciego» de abril que entregaron las sociedades de inversiones Santa Cecilia y Axxion se restringe a las inversiones en sociedades anónimas abiertas, es decir, a las que se transan en la Bolsa y tienen más exposición pública, lo que constituye sólo una parte de la fortuna de Piñera. Destacaron sus portavoces que en los mandatos se seguiría el criterio de vender las acciones de las empresas concesionarias u operadoras de servicios públicos, cuyos precios sean regulados. Sería el caso de las eléctricas o las de agua potable. También estarían sometidas a este criterio las que pudiera tener en AFP o isapres. Pero sobre las concesionarias de Obras Públicas en que mantiene capitales a través de CMB no hay aparentemente un mandato específico”.

    “En otros casos como el de LAN —donde ejerce el control del 27 por ciento a través de Axxion y Santa Cecilia— o en el de Clínica Las Condes —donde era dueño de un 9,7 por ciento vía Bancard—, se trata de contratos especiales. El argumento para no vender es que tienen pactos de accionistas. Pero en el fondo son una suerte de anuncios «con elástico», ya que en ambos casos se habla de «propuestas de alternativas de venta» que pueden hacerse efectivas «antes del 11 de marzo de 2010». La explicación del sugerente plazo es simple: es el día en que si fuera elegido Presidente de la República tendría que asumir” .

    Fontaine, asesor económico de Enriquez-Ominami, con Piñera en la segunda vuelta?

    leave a comment »

    Por Daniel Gómez Yianatos / La Nación

    Paul Fontaine, encargado económico del comando de Enríquez-Ominami

    "Si Marco no pasa, me inclinaría por Piñera"

    CHILEOMINAMI-MARC Aunque una segunda vuelta presidencial sin el diputado díscolo es un tema tabú en el comando, Fontaine anticipa, a título personal, que votaría por el abanderado de la Alianza, porque, entre otras cosas, “él también quiere una sociedad más justa”. Además aclara que nunca ha pensando en renunciar a su cargo y que la postura de vender el 5% de Codelco a privados sigue vigente.

    Paul Fontaine nunca ha comulgado con ideologías. En su etapa universitaria permaneció indiferente a la discusión política. No se sentía representado por ningún bando. Sólo se preocupó de estudiar. Como era imposible desligarse de la influencia de su padre, uno de los primeros Chicago Boys y mentor de varias generaciones gremialistas, varias veces fue tentado por la UDI. Ninguna oferta lo sacó de su faceta empresarial. Se definió como apolítico para atajar nuevas propuestas. Marco Enríquez-Ominami (MEO) fue el único capaz de entusiasmarlo. Ya como cerebro económico del comando presidencial del diputado díscolo, Fontaine ha tenido que someterse a una exposición mediática que incluso ha sacado a flote su pololeo escolar con Cecilia Bolocco.

    -¿Cómo conoció a MEO?

    -En un cumpleaños de Carola Julio (esposa de su socio Rodrigo Danús). Marco fue con Karen Doggenweiler. Me di cuenta de que teníamos bastantes cosas en común. Simpatizamos intelectualmente. Visualizamos una sociedad en que el mercado es importante para crear riquezas y dar trabajo, en medio de un Estado que hace más fuerte a algunos sectores.

    -¿Tenía algún tipo de prejuicio?

    -Pensé que era un socialista más tradicional. Le dije: "Mira Marco, ustedes que son socialistas, parte de la Concertación, no veo para nada que estén dedicados a los más necesitados del país". Me respondió que tenía toda la razón. Nos hicimos amigos. Incluso fuimos juntos con las señoras a Buenos Aires. El año pasado, Marco me dijo que estaba pensando en postular a la Presidencia.

    -¿Le creyó?

    -No. Le dije que era algo interesante. Nunca pensé que iba a llegar tan lejos. En febrero se decidió todo y lo apoyé. Marco me pidió que le ayudara a elaborar un plan económico para el gobierno sobre la base de todos estos principios básicos que habíamos conversado. Así partió mi involucramiento con Marco. Si uno está en el servicio público o en política, tiene que ser por convicciones personales profundas.

    -¿Qué dijo su papá?

    -Mi papá tiene sus prejuicios, que no son ni prejuicios, porque el socialismo chileno en verdad fue bastante atroz en el pasado. En mi opinión, el gobierno de Allende destruyó la economía y fue perjudicial para los pobres. Fue un desastre el gobierno de Allende. Fidel Castro no le ha hecho muy bien a la población cubana. El socialismo ha caído en todas partes del mundo. Mi papá tiene un prejuicio contra el socialismo que está bien fundamentado. Sí le cuesta más captar que Marco es un socialista moderno, totalmente distinto. Marco cree en la justicia social, en la distribución del ingreso y en la igualdad de oportunidades. Es lo mismo que cree mi papá.

    -¿Leyó el plan económico?

    -Lo ha mirado y se ha dado cuenta de que es razonable.

    -¿Cuando llegó al comando sintió que lo miraron con recelo?

    -No, me sentí bien cómodo. Tengo una excelente relación con Carlos Ominami y Max Marambio, al igual que con la alta dirección del comando.

    -¿No fue raro al comienzo?

    -Hubo mucho prejuicio de algunos, como Pascal Allende, por temas de privatizaciones que no son tales, como la venta parcial de algunas empresas.

    -¿La propuesta de vender el 5% de Codelco quedó congelada?

    -Seguimos con la misma postura de siempre. Marco fue muy valiente en propiciar este tema, pero siempre dijo que esperaríamos la ley de gobiernos corporativos. Dependiendo de cómo saliera, veríamos opciones para vender un 5% a privados. Mi postura, que mantengo a rajatabla, es que la ley de gobiernos corporativos de Codelco será un desastre. Será un cuoteo político, donde van a meter a dos directores independientes de derecha. No sé qué sabrán ellos de Codelco. Ese 5% permitiría tener privados sentados en la mesa del directorio, habría juntas y la Superintendencia de Valores y Seguros estaría encima. Generaría un cambio muy importante en la manera de pensar a la empresa. Mi objetivo y el de Marco es que las empresas estatales aporten a la gente. Qué le importa a la gente que no tiene qué comer ni cómo educarse, que haya una empresa estatal que otorga pitutos a la gente del gobierno. Queremos que estas empresas renten para el bien del país y que sus utilidades permitan superar la pobreza.

    -¿Por qué, si el diagnóstico está claro, el tema pasó a segundo plano?

    -Marco lo dijo en una conferencia conmigo, también en el Instituto Libertad y Desarrollo y en la Universidad de Chile. Lo mismo que estoy diciendo. Hay que ver la ley de gobiernos corporativos que saldrá en septiembre.

    -Hay un desbalance. Usted promueve esta idea y el senador Ominami no la comparte…

    -La postura de Marco es la que he dicho. Si la ley logra la eficiencia que se busca, el camino está anunciado.

    -¿No costará convencer a los escépticos con el cobre en alza?

    -Mejor, porque vale más.

    -Pero también está entrando más plata y muchos pensarán que no es necesario abrir la propiedad.

    -No, porque los costos son enormes.

    -¿Cuántos problemas le generó la idea de privatizar Codelco? El episodio coincidió con la llegada de Luis Eduardo Escobar y el martes, en un encuentro de Sofofa, él representará a MEO

    -Fui invitado, pero tendré que ausentarme del país por unos días.

    -¿Comparten responsabilidades?

    -Por supuesto. En este caso, tengo una limitación de agenda y el martes tengo un viaje impostergable.

    -¿Ha pensado abandonar el comando?

    -Si surgieran ideas en las que no creyera y pensara que podríamos llegar a un programa que perjudique a Chile, me voy. Pero eso no está pasando.

    -¿Y pasó en algún momento por los guiños que ha hecho MEO para cautivar a la izquierda más dura?

    -No, porque el programa no ha cambiado.

    -¿Y las diferencias que ha tenido adentro no lo han hecho dudar si esta aventura política vale la pena?

    -Soy muy pragmático y estoy trabajando por Chile. Es un aporte para el país incluso si Marco no gana, porque nos están oyendo los otros candidatos.

    -El gobierno quiere ingresar este semestre el proyecto de negociación colectiva al Congreso. Usted ha declarado que no está de acuerdo con las restricciones al reemplazo de los trabajadores en huelga, ¿cuál es hoy su posición?

    -Una comisión especial del comando está abordando el tema. Existe un consenso en cuanto a que estamos a favor de la libertad para pactar diálogo, especialmente guiado por un sindicato. También estamos a favor de la sindicalización automática. La postura en la definición de reemplazos en huelga no está lista en un 100%. En su oportunidad, planteé mi postura, pero se está analizando.

    -Planteó su postura y quedó la impresión de que fue reconvenido por el senador Ominami y Marambio

    -No. Ellos dijeron que en los temas aún no zanjados, como era este caso, no era bueno estar dando opiniones personales anticipadas. Lo comparto.

    -¿Cuál es su impresión de los movimientos sindicales hoy en Chile?

    -Los sindicatos son fundamentales. Ayudan al diálogo. También permiten frenar ciertos abusos contra los empleados. Estamos a favor de la filiación automática. Es importante que los sindicatos sean buenos sindicatos y que los trabajadores que son dirigentes trabajen y hagan su pega.

    -¿Qué conclusión sacó del debate por el salario mínimo?

    -Es delicado. Afecta a pocas personas, en teoría al 7% de la población. Subirlo en forma desmedida cuando hay una crisis puede aumentar el desempleo. Es fundamental en este año no subirlo mucho. La propuesta del ministro Velasco de subir 2,5% me pareció correcta. Cuando la economía se recupere, me parece correcto subir el salario más allá de la inflación, quizás 2% o 3% anual. La ley salió con un 3,5%.

    -¿Cómo evalúa a Velasco?

    -Nadie es perfecto, pero saca buena nota.

    -Ahora ha enfrentado a los bancos por la lentitud en el traspaso de la rebaja de tasa a los créditos

    -Hay una falla de algunas instituciones bancarias. Falta competitividad. Hay dos bancos muy grandes, como Santander y el Chile. El BCI también es grande y el cuarto es estatal. No se comportan de una manera oligopólica, pero la banca está muy concentrada.

    -En caso que MEO ganara, ¿cómo compatibilizaría sus consultorías, entre ellas al mismo Banco de Chile, con sus responsabilidades?

    -Si gana y me ofrece un puesto en el gobierno, tendría que dejar mis actividades particulares por cuatro años.

    -Es un cambio drástico…

    -Ya he tenido un costo importante. No tanto porque no pueda hacer las consultorías, sino porque no tengo tiempo. Me estoy dedicando a esto ad honorem. Me ha significado tener que dejar a todos los clientes nuevos de lado. Les he dicho que tengo la consultora cerrada hasta marzo, si es que no ganamos.

    -¿Y qué dijo su socio?

    -Él tendría que seguir con la consultora y yo seguiría como pasivo, sin sueldo ni nada. Me saldría por cuatro años.

    -¿Por qué se ha marginado Danús del comando? ¿Pesa mucho su pasado pinochetista?

    -Danús tuvo un aporte inicial, pero no participó formalmente. Sí es una persona cercana a Marco y él lo oye.

    -Usted nunca se casó con ninguna posición política, en cambio Danús tuvo un pasado fuerte, al menos en su etapa universitaria. ¿No es raro este nivel de compatibilidad con MEO?

    -Se lo tienes que preguntar a Danús.

    -Pero usted conoce bien a los dos

    -Ahora los veo bien, pero nunca me he metido en sus pasados. Hoy veo que son compatibles. Qué cambió en Danús, no lo sé. No soy sicólogo ni puedo hablar por terceros.

    -¿Por quién votará en caso que MEO no pase a segunda vuelta?

    -Tenemos la esperanza que Marco pase. Las indecisiones de Frei, la falta de coraje que ha demostrado en algunos temas, han llegado al electorado. La gente busca un líder con carácter, condiciones y fundamentos. En mi caso particular, si se diera la desgracia que Marco no pasara a segunda vuelta, me inclinaría claramente por Piñera. Esperaría que hiciera algunas enmiendas en su programa económico, pero veo que su programa y la forma en que visualiza Chile son significativamente mejor que los de Frei.

    -¿Y si no mejora su programa?

    -Es que Frei no tiene propuestas. Sólo más Estado. Personalmente, me gusta más Piñera, a pesar de que pienso que debería subir el impuesto a las empresas. Espero que lo hagamos nosotros, pero, si no pasamos, encuentro muy relevante que Piñera haga esos temas. No sé si lo hará. No tengo nada que ver ahí.

    -¿Si no lo hace, igual votaría por Piñera?

    -Sí. Me gustaría discutir con él en algún momento y explicar nuestra postura. En el fondo, siento que él también quiere una sociedad más justa y hoy no es equitativo que una persona que gana más pague menos impuestos. Tampoco es lógico que las hidroeléctricas ganen tanta plata sin retribuir nada al país.

    -¿Se habla de este eventual escenario al interior del comando?

    -El tema no se habla. Hablo a título personal.

    -¿Es tabú la segunda vuelta sin MEO?

    -Sí. Todos dicen que Marco pasa. No entran en otra posibilidad, por lo cual no tengo idea de la opinión de los demás. //LND

    “El sistema tributario chileno es extremadamente injusto”

    -¿Existe el escenario para un alza de impuestos?

    -Pretendemos que las grandes empresas paguen más y las pymes paguen menos. En promedio, la carga tributaria de las empresas se mantendría. Redistribuiríamos y lograríamos más desarrollo para la pymes, que dan más empleo y crecimiento. Las grandes, que están invirtiendo mucho en el exterior, sí pagan afuera 30% de impuesto, incluso 35% en Argentina y Perú. Las grandes tendrían que adaptarse a un rango internacional.

    -¿Y el cobro de royalty?

    -El royalty minero es un tributo que pagan mayoritariamente las empresas extranjeras. Queremos ponerlo en un nivel internacional para que dejen algo al país. El royalty que proponemos en hidroelectricidad busca compensar una gran injusticia. Los precios de la energía han subido mucho. Eso iría al financiamiento de la educación y al gasto público en general. Pero no estamos subiendo la carga tributaria normal en algo que podría afectar negativamente a la actividad económica.

    -¿Por qué el tema tributario, siempre importante, se ha hecho esta vez tan decisivo en la contienda electoral?

    -Es una de las cosas más importantes en las cuales un candidato puede incidir en el corto plazo. El sistema tributario es injusto. Hay un gran porcentaje de la población que no paga impuesto. Luego la clase media, hasta la media alta, sube rápidamente a una tasa de 40% en impuestos de renta. La gente que más gana en Chile, paga a través de sus empresas y ahorra hasta pagar sólo 17%. Pocas veces se ha visto en el mundo: la parte que está bien paga menos.

     

    Polémica en comando de Marco Enríquez Ominami por apoyo a Piñera

    Diputado tuvo que precisar que “quien decide en esta candidatura hacia dónde se avanza, es el candidato”. Dentro de su equipo hay antiguos miembros de la Concertación y de la izquierda que descartan cualquier respaldo a la derecha.

    "Quienes hoy día están preocupados de la segunda vuelta se equivocan". Así, breve y tajante, el abanderado presidencial independiente, Marco Enríquez-Ominami, criticó ayer -sin mencionarlo explícitamente- al encargado económico de su comando, Paul Fontaine, quien aseguró en entrevista a La Nación Domingo que en caso de balotaje "se inclinaría" por el aspirante de la derecha a La Moneda, Sebastián Piñera.

    El freno de Enríquez-Ominami a la postura del cerebro económico de su candidatura tuvo que ver también con que se estaría rompiendo un pacto tácito en su comando de evitar especulaciones y posicionamientos frente a la posibilidad de segunda vuelta.

    Porque se sabe que dentro del equipo de Enríquez-Ominami podrían producirse otras expresiones de respaldo implícito o explícito a Piñera en segunda vuelta. Esto en función de que segmentos de la derecha están respaldando al diputado en primera vuelta.

    "Yo no soy aspirante a un arzobispado ni a un regimiento. Todas las opiniones son eso, pero quien decide en esta candidatura al final del día hacia dónde se avanza, es el candidato, y este candidato les repite que vamos a pasar a segunda vuelta", enfatizó Enríquez-Ominami en reacción a las declaraciones de Fontaine.

    Indicó: "Bien por los que están preocupados de la segunda vuelta, pero más bien todavía los que estamos preocupados de ganar la primera elección de todas, que es el 13 de diciembre".

    De tal manera que el diputado independiente quiso insistir en que su preocupación central hoy, es la elección el 13 de diciembre.

    Molestias en el equipo

    En el comando de Enríquez-Ominami hay antiguos militantes de la Concertación, del MIR y de otros colectivos de izquierda, entre quienes no había mucha alegría por los dichos de su compañero de comando, Paul Fontaine, porque está claro que nunca se plegarían a respaldar a Piñera.

    Incluso la afirmación del economista liberal contrasta con las afirmaciones y guiños salidos de los comandos de Jorge Arrate, Alejandro Navarro y Adolfo Zaldívar en el sentido de que, llegado el balotaje, jamás apoyarían a la derecha.

    Algo que compartirían miembros del equipo del diputado independiente.

    También ayer había comentarios en el sentido de que lo dicho por Paul Fontaine a LND, va en la línea de las acusaciones de que entre las candidaturas de Enríquez-Ominami y Piñera existiría una colusión, entre otras cosas, para afectar a Eduardo Frei.

    Como sea, todo apunta a que se generó una nueva molestia y polémica al interior del comando del abanderado presidencial por declaraciones de uno de sus integrantes.

    De allí que el propio Enríquez-Ominami haya recalcado ayer que "los más de 60 mil chilenos y chilenas que fueron a una notaría para la candidatura no de la bandera del progresismo sino la candidatura progresista de Chile", dejando en claro que en dicho nicho están jugadas todas sus fichas para marcar diferencia con el ex senador de Renovación Nacional (RN). LN