CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Posts Tagged ‘CANDIDATOS

Encuesta UDP (Octubre 2010): Piñera 54,1% aprobación; 43,8% ve a M. Bachelet Presidente en 2014…

leave a comment »

Encuesta Nacional UDP 2010

CHILE-PIÑERAO0I1 Revise Encuesta UDP (Octubre 2010) completa…

Publicado el Miércoles, 20 de Octubre de 2010 a las 12:01 en Noticias.

Evaluación del desempeño de Piñera se iguala al primer año de gobierno de Bachelet

  • Comparando el primer año de gobierno de cada cual, Piñera y Bachelet obtienen similares evaluaciones de desempeño gubernamental.
  • Se registra un moderado optimismo por cambios en seguridad laboral, y se consolida percepción de Codelco como empresa estatal.
  • Un tercio de la población acepta el matrimonio homosexual. Un 22,5% cree que las parejas homosexuales deberían tener derecho a adoptar hijos.
  • Casi el 50% cree que la Concertación se mantendrá o se fortalecerá. Bachelet se instala como candidata presidencial sin contrapesos

Un gobierno “diferente”

El 48,1% de los chilenos considera que el gobierno del Presidente Sebastián Piñera no se asemeja a ninguno de los gobiernos que ha tenido el país desde 1973. En tanto, un 22,1% sostiene que se parece a alguno de los gobiernos de la Concertación y un reducido 13,2% al gobierno de Pinochet.

La Encuesta Nacional UDP 2010 —medición hecha cara a cara y representativa del 74% del país—, identificó que los atributos mejor valorados de Piñera son su capacidad de representar a Chile en el extranjero y su firmeza en la toma de decisiones (ambos con nota 5,0). Por otra parte, los atributos peor evaluados fueron su capacidad de lograr acuerdos con la oposición (4,6) y su capacidad de resolver los problemas de la gente (4,8). De la ex Presidenta Bachelet, los encuestados sobre todo valoran su capacidad de representar a Chile en el extranjero y su honestidad, ambas con nota 6,0. Así, en la percepción de la población, en Piñera se destaca su “firmeza”, mientras en Bachelet su “honestidad”.

El trabajo de campo de la encuesta se realizó entre el 11 y 30 de septiembre, es decir, durante el proceso de rescate de los mineros de la mina San José.

En términos de desempeño del gobierno de Piñera, las dimensiones más valoradas por la ciudadanía son el manejo de la crisis en la mina San José (nota 5,5), hacer frente a los problemas que generó el terremoto (5,0), y mejorar las relaciones de Chile con América Latina (4,8). En tanto, las peor evaluadas son disminuir la desigualdad, solucionar los problemas de transporte público y mejorar el sistema de pensiones, las tres con nota 4,2.

La evaluación de desempeño del nuevo gobierno es similar a la obtenida por la administración de Bachelet en su primer año. Comparativamente, la ciudadanía valora ligeramente mejor al gobierno de Piñera en estos ámbitos: disminuir la delincuencia, mejorar la educación y aumentar el empleo. No obstante, la evaluación de desempeño del último año de Bachelet supera en la mayoría de las dimensiones consideradas al gobierno actual.

Existe una actitud de moderada confianza respecto del cumplimiento de las promesas de campaña realizadas por el Presidente. Un 50,7% considera que el presidente cumplirá parcialmente sus promesas de campaña, mientras el 15,1% considera que las cumplirá plenamente. Un 23,1% sostiene que “no cumplirá con sus compromisos”.

Al solicitar evaluar el desempeño que tendrá el gobierno de Piñera en relación al anterior de Bachelet, el 33,5% de los entrevistados considera que será “igual”, un 29,4% que será “mejor”, y un 24,3% que será “peor”.

Un punto importante es que la principal diferencia en relación al gobierno de Bachelet, se asocia con la percepción de los beneficiarios de las políticas que implementa cada gobierno. En 2009 la mayoría de la población (53,5%) consideraba que el principal beneficiario de las políticas del gobierno de Bachelet era la clase baja. En cambio, este año la mayoría cree que el gobierno de Piñera beneficia a la clase alta de la sociedad (46,4%). Y lo interesante es que todos los estratos sociales comparten la misma percepción.

Lo que se valora de un empleador: ¿mejor sueldo o seguridad laboral?

El rescate de los mineros ha colocado en la agenda pública la vinculación entre empresarios-trabajadores y el rol de los privados y del Estado en la explotación de recursos minerales.

Frente a la afirmación “Codelco debería ser privatizada”, un 73,2% se manifiesta en desacuerdo con tal frase, reafirmando el rol público que parece estar asentado en la sociedad chilena. Al menos en esta dimensión, se advierte una tendencia hacia el mayor “estatismo” desde que se viene realizando la Encuesta Nacional UDP, por cuanto el porcentaje de desacuerdo del año 2008 fue de 60,6% y el 2009 de 69,3%.

Consultados los entrevistados sobre las características más importantes de un “buen empresario o empleador”, el 53,6% destacó “que pague bien a sus empleados” y el 21,3% “que genere empleos”. “Que cuide la seguridad de sus empleados” aparece en tercer lugar con un 14,4% de menciones, y “que se preocupe de las familias de sus trabajadores” con un 5,8%. En este sentido, al consultar si pasará algo con los anuncios de establecer mayores controles sobre las empresas para dar mayor seguridad a sus trabajadores, la mayoría considera que “las cosas cambiarán parcialmente” (48,8%) o que “las cosas cambiarán en forma importante” (14,8%). Un 25,7% considera que las cosas seguirán igual o empeorarán.

¿Liberales o conservadores?

La Encuesta Nacional UDP da cuenta de una sociedad tolerante frente a diversas opciones de vida, pero a su vez respetuosa de instituciones tradicionales como el matrimonio.

Un alto porcentaje de la población considera que una madre soltera (87,2%) o un padre soltero (79,4%) pueden criar a su hijo tan bien como una madre o padre que está casado o con pareja. La misma aceptación se da en caso de una madre que trabaja (77,9%) o si la pareja está separada (68,3%).

La mayoría (54,7%) también se muestra de acuerdo con la afirmación que “la homosexualidad es una opción sexual tan válida como cualquiera”. Sin embargo, son más bajos los niveles de aceptación del matrimonio homosexual (33,8%), del derecho de parejas homosexuales a adoptar hijos (22,5%), o de la crianza de hijos por parte de parejas de lesbianas (29,2%) o de parejas gay (23,3%).

Un 80,6% indicó que el uso de la píldora del día después es una decisión de cada mujer, un 78% se mostró a favor de permitir la distribución gratuita de dicha píldora entre sectores pobres, y un 70,2% se mostró de acuerdo con la afirmación que “un enfermo terminal tiene derecho a solicitar su muerte asistida”.

Respecto de la institución del matrimonio, un 78,8% consideró que estaba bien que las parejas vivan juntas antes de casarse y una mayoría (56,7%) acepta la convivencia aunque la pareja nunca se case. No obstante, sólo el 22% percibe que “el matrimonio es una institución pasada de moda”.

¿Desaparecerá la Concertación?

Según la Encuesta Nacional UDP, la mayoría de la ciudadanía asocia las causas de la derrota de la Concertación con la estrategia electoral que adoptó. El 27,5% consideró que la razón más importante fue que “presentó un mal candidato presidencial”, y un 15,5% que “se dividió entre Frei y Enriquez-Ominami”. 16,7% estimó que perdió porque “se desgastó al gobernar por mucho tiempo”, 6,8% porque “cayó en actos de corrupción”, y 5,9% porque “sus partidos se distanciaron de la gente”.

Respecto del futuro de la Concertación en los próximos cuatro años, se identifica dos grupos. Los optimistas (47,6%), donde el 38,2% consideran que se mantendrá y un 9,4% dice que se fortalecerá. Y los pesimistas (30,2%), el 25,7% indica que la coalición se dividirá y un 4,5% que desaparecerá. Un 22,7% no sabe o no contesta esta pregunta.

Presidenciales 2013

Consultada la ciudadanía sobre las preferencias presidenciales (mención espontánea ¿Quién le gustaría que fuese el próximo presidente de Chile?) el 42,5% señaló a Michelle Bachelet, mientras el 33,5% no sabe o no contesta. A menor nivel socio-económico, mayor es el apoyo a Bachelet. Respecto a quién cree que será el próximo presidente de Chile, un 43,8% mencionó también a Michelle Bachelet, en tanto un 41,6% no sabe o no responde.

Written by Eduardo Aquevedo

20 octubre, 2010 at 22:01

Carlos Ominami: La carta del padre…

leave a comment »

Carlos Peña
Domingo 17 de Mayo de 2009
La carta del padre

Carlos Peña.jpg

El caso de Marco Enríquez-Ominami es uno de los más llamativos de la política chilena. Pero no por sus virtudes -es más locuaz que elocuente, más desinhibido que liberal, más familístico que individualista, más quejoso que rebelde, más mediático que popular- sino por las actitudes que suscitó esta semana.

La más increíble de todas -llegó al borde del ridículo- es la del senador Carlos Ominami.

Después de haber comprometido su apoyo a Eduardo Frei ahora declaró que votará por Enríquez-Ominami.

Si se tratara de escoger entre la locuacidad de uno y la parquedad del otro, entre la desinhibición del primero y la informalidad de fin de semana del segundo, entre la sorpresa y la rutina, la gente entendería. Pero no. Las razones que esgrimió el senador fueron otras:

"A un hijo -declaró- no lo voy a dejar solo (…) no hay razón electoral, emplazamiento, amenaza o ultimátum que me vaya a hacer cambiar mi condición de padre".

Lo sorprendente entonces no es la decisión del senador sino las razones con que pretende apoyarla. Al parecer, el senador piensa que su posición en el partido le fue conferida para homenajear sus sentimientos y dar muestras de amor filial y no, en cambio, para ejecutar la voluntad colectiva de la que él mismo participó. Y por lo que se ve, piensa además que forma parte de los deberes del padre apoyar políticamente a sus hijos.

Inaceptable.

¿Qué diríamos de un juez que a la hora de dictar sentencia prevaricara a favor de su hijo y nos pidiera entendiéramos que, después de todo, se trataba de su hijo? ¿O del profesor que alterara las calificaciones de su retoño con el argumento de que el cariño puede más que la imparcialidad? ¿De un entrenador que prefiriera a su hijo explicando a la hinchada que, después de todo, es su descendiente? ¿Del árbitro de una licitación que prefiriera la oferta de su hijo, en razón de que es su hijo?

Con toda razón diríamos que el juez prevaricador, el profesor parcial, el entrenador fraudulento y el árbitro tramposo, no han entendido los deberes que se le confiaron. Y es que cuando nombramos a un juez, a un profesor, a un entrenador, o a un árbitro, lo hacemos no para que actúen siguiendo sus sentimientos, sino para que cumplan los deberes que son propios de su oficio.

Ese principio -que actuar en conformidad al deber supone, muchas veces, actuar en contra de nuestras inclinaciones emotivas- está a la base del comportamiento correcto. Una cosa es lo que uno desea hacer, otra lo que debe hacer; una cosa lo que nos hace felices, otra distinta lo que nos hace dignos.

Cuando se trata de las profesiones -la más vieja definición de una profesión es la de una actividad con la que la gente se gana la vida, de manera que la política es una de ellas- una cosa son los sentimientos privados, otra los deberes propios del oficio.

Por eso nadie puede ser senador de la República y vicepresidente de un partido político y, así y todo, sin pudor y sin escándalo, y confiriéndole al asunto visos de dignidad, dar como razón última de sus preferencias públicas los afectos personales (un aspecto de su vida emotiva que, aparte de los involucrados, no debiera interesarle a nadie).

Por supuesto ninguno debe discutir el derecho del senador a apoyar a quien le plazca (después de todo no hay nada demasiado atractivo en la oferta) pero lo que no resulta aceptable es que él revista esa decisión de sacrificio filial y pretenda además, en la pasada, llevar pan y pedazo: la gratitud del hijo y el apoyo del partido.

Y es que en esto la política es como la fe. En un momento hay alguien que le dice a usted con voz terminante: anda y mátame a tu hijo. Y quien no esté dispuesto a oír ese mandato o no entiende lo que es la política (algo difícil de creer en el senador Ominami) o la entiende pero cuenta con razones que no se atreve a hacer públicas para desobedecerla.

EL MERCURIO.COM

Encuesta Cerc (Mayo, 2009): Piñera 44% y Frei 33% en segunda vuelta…

with 6 comments

PIÑERA1 Estudio confirma una fuerte alza del candidato de la Concertación (14 puntos) en la pregunta quién le gustaría que fuera el próximo Presidente y 20 puntos en la consulta quién cree que será el próximo mandatario. El candidato de la derecha, en cambio, se estanca e incluso baja en ambas consultas.

Ver Encuesta completa…

Junto con ratificar el escenario de una segunda vuelta electoral entre el candidato de la derecha Sebastián Piñera y de la Concertación, Eduardo Frei, la esperada encuesta del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (Cerc) otorga una ventaja de 11 puntos al presidenciable de la oposición.

En el caso de la pregunta cerrada: si ninguno de los candidatos obtuviera mayoría absoluta en las elecciones de diciembre, y la segunda vuelta fuera entre Piñera y Frei, la mayoría (44%) se inclina por el empresario de derecha y un 33% por el actual senador y ex mandatario. Las cifras experimentan un leve cambio a la hora de considerar solamente a los encuestados inscritos en los registros electorales, en ese escenario Piñera suma 47% de las menciones frente a los mismos 33% de Frei. Un 8% dice que no votaría y un 12% no sabe o no responde.

En cuanto a la consulta abierta: ¿quién le gustaría que fuera el próximo Presidente de Chile?, Piñera recibe un 39% de las menciones, cifra que no implica cambios en comparación con el sondeo anterior de diciembre pasado, mientras que Frei suma un 23% de las preferencias, lo que se traduce en un alza de nada menos 14 puntos. En este caso los encuestados que afirmaron pertenecer a la UDI o RN cierran filas por Piñera (85 y 88%, respectivamente) y en cuanto a los partidos de la Concertación y su posición frente a Frei, la DC (75%), PPD (59%) y el  PS (48%).

Pero más impactante son los resultados en la pregunta ¿quién cree que será el próximo Mandatario?, el representante de la Coalición por el Cambio logra un 44%, lo que significa una disminución de 9 puntos en relación a diciembre, mientras Eduardo Frei marca un 28%, esto es 20 puntos más que en el informe anterior.

FOTO_02
W:500
H:363
36 kb

A la hora de evaluar las características de los candidatos con más opciones, Piñera supera a Frei en la capacidad enfrentar las actuales dificultades económicas (48 a 32%), proteger los derechos de los consumidores (43 a 35%), disminuir las diferencias entre ricos y pobres (40 a 36%), dar más empleo a los jóvenes (49 a 30%), enfrentar la demanda limítrofe peruana (46 a 32%) y combatir la delincuencia (49 a 30%).

En cuanto a los otros candidatos todos registran una votación mínima, en el grupo se encuentran José Miguel Insulza, Joaquín Lavín, Marco Enríquez-Ominami, Alejandro Navarro, Adolfo Zaldívar y el ex Presidente Ricardo Lagos que alcanzan apenas 1%.

Llama la atención también que un 57% de los consultados confiesa que ya tiene escogido su candidato presidencial frente a un 36% que no lo tiene.

Según el sondeo, en la tradicional lista de los políticos con más futuro se mantiene Sebastián Piñera con 45%. Sin embargo, el candidato de la coalición por el Cambio, experimenta una disminución de 7 puntos en este ítem.  Con un aumento de 8 puntos, aparece Eduardo Frei (35%), seguido del ex Presidente Lagos, con un 11%, y la reaparición de Joaquín Lavín, con un 9%, en el cuarto lugar. José Miguel Insulza cierra el grupo también con 9%.

Lanacion.cl

J. M. Insulza: dudas que matan. Epílogo…, E. Aquevedo

leave a comment »

Insulza-OEA

La reciente carta de Insulza al PS es sorprendente, así como su conducta política en general. Poner condiciones imposibles es lo mismo que renunciar a la competencia. Insulza es sin embargo un político avezado, uno de los de mayor experiencia en la política chilena de las últimas dos décadas. Además es inteligente y astuto. El sabe por consiguiente muy bien que los escenarios políticos en los cuales hay que operar no son estáticos ni dependen solo de factores externos. Tales escenarios o relaciones de fuerzas dependen de la acción de múltiples actores, incluida por supuesto la acción o intervención de sí mismo, en la medida que se trate de un actor significativo. Y pues, Insulza es un actor político de esa categoría.

(Ver Carta de Insulza…)

¿Qué sentido tiene entonces que pretenda ser candidato presidencial, si hace depender su opción prácticamente sólo de los demás actores, y él mismo se limita a un mínimo de intervenciones que por si mismas no pueden modificar el escenario en su favor?  Incluso no es, o no era, principalmente asunto de presencia física en el país, hasta un cierto límite, dado su cargo en la OEA. Porque, por ejemplo, su posicionamiento dependía también y, quizás, decisivamente, de sus propuestas, del proyecto político que él pudiera representar y que lo diferenciara claramente de los demás, tanto de Lagos como de Frei (y desde luego de Piñera). Y también dependía de su capacidad para prever, anticiparse o desbaratar maniobras previsibles de los adversarios.

Insulza ha renunciado, quizás definitivamente, a ocupar el único espacio que lo habría hecho crecer en el campo político concertacionista y fuera de él, esto es, el espacio de una centro-izquierda coherente y sólida, a la altura de la nueva realidad internacional generada por la crisis económica en curso. Ya el camisón de fuerza ideológico neoliberal se ha roto, y los espacios para políticas progresistas son más amplios gracias y a pesar de la crisis. Insulza está renunciando a esa posibilidad, en circunstancias que ni Lagos ni Frei pueden asumir esa postura de manera creíble.  Sus respectivos gobiernos estuvieron excesivamente marcados por compromisos estratégicos con el gran empresariado nacional y transnacional y con el modelo neoliberal aún vigente en el país. Insulza también se implicó, pero de manera sólo subalterna: él era sólo ministro, y no el jefe máximo del gobierno.

El sólo hecho de haberse decidido y actuado en esa toma de posición, bajo la modalidad de una propuesta o proyecto de discusión general, lo habría posicionado de manera mucho mas sólida, tanto en el PS como en el PPD. Habría llenado un espacio político-programático aún desesperadamente desierto en la Concertación, donde todo parece reducirse a cuestiones de poder, incluidas maniobras y operaciones de desestabilización, destinadas a construir campos de fuerzas funcionales a una determinada opción. Lagos, en un libro reciente, hizo propuestas pero sin decir nada nuevo, porque en realidad tampoco necesita hacerlo. Su liderazgo socialdemócrata de derecha y notoriamente tecnocrático, o social-liberal,  está en efecto ya suficientemente establecido. Y, en los tiempos que corren,  es obviamente del gusto de la derecha económica del país y de los segmentos más neoliberalizados de la concertación. Su problema no era pues el perfilamiento programático, sino resolver una ecuación táctica inicialmente problemática referida al escenario de posicionamiento de su candidatura, lo que implicaba necesariamente “sacar de la cancha” al candidato Insulza. Sólo ello permite hacer del espacio PPD-PS su plataforma de sustento.

No es por casualidad, por otro lado,  que haya sido el PPD el partido que se ha “jugado” más por él, proclamándolo como su abanderado (Ver Declaración del PPD proclamando a R. Lagos…), partido que como se sabe posee la impronta libremercadista y tecnocrática más sólida dentro del bloque de gobierno. Ello pone en evidencia una nueva alianza transaversal entre el núcleo hegemónico de PPD (Girardi-Auth) y el laguismo en sentido amplio, representado también por segmentos del PS. Alianza, al parecer, de una fuerte voluntad hegemónica, que al parecer no excluye operaciones mas o menos conspirativas (como se ha denunciado en medios socialistas), con la finalidad de modificar drasticamente el campo de fuerzas en su favor.

Frei no se diferencia mucho de esa orientación e intereses, aunque quizás tenga márgenes de maniobra más importantes que Lagos para propiciar ciertas orientaciones progresistas. Frei se permite por ejemplo postular la estatización del transporte en Santiago, lo que no corresponde precisamente a una lógica de mercado. Pero ese margen relativamente mayor parece explicarse  sobre todo porque Frei dispone de una conexión más limitada que Lagos con el gran empresariado. El favorito de éste es Lagos, más que Frei, e incluso más que Piñera (así lo confiesan varios connotados empresarios, en todo caso). Considerado el contexto internacional actual, Piñera, dada su ostentosa adhesión al libre mercado y al juego financiero, puede en efecto resultar más “anacrónico” que Lagos frente al decisivo actor empresarial.

Insulza podía en efecto asumir creíblemente un proyecto de centro-izquierda, tanto porque sus vínculos estratégicos con ese gran empresariado son notoriamente más débiles que los precandidatos señalados, como porque ideológicamente parece situarse en una posición más progresista dentro del espectro político nacional.  Sin embargo, no lo ha hecho o ya no lo hizo. ¿Como esperaba entonces posicionarse y ganar espacios en dicho escenario, sin intervenciones de fuerte impacto como la indicada?  Un político como él no podría imaginar que una candidatura presidencial se le daría “en bandeja”.  El sabe que en política las cosas no funcionan así.

Entonces, ¿donde está la lógica o sentido de su conducta política? ¿Hubo un error grave de diseño en su estrategia político-electoral original? ¿O será que en el fondo no estaba realmente dispuesto a “jugársela”, dudando más allá del limite sobre la validez de su propia opción, lo que explicaría en alguna medida su conducta “hamletiana”? ¿O, más gravemente, su acción fue inhibida o bloqueada por maniobras aún poco conocidas (tales como, por ejemplo, desestabiizar a Escalona en el PS) promovidas por la alianza Laguista-Girardista, denunciada recientemente por Cortés Terzi, y que Insulza no supo prever o no quiso enfrentar politicamente? (Ver texto de Cortés Terzi en este Blog)

Lo que se lamenta en definitiva es que, si termina por abandonar o “bajarse” como muchos lo sospechan, no se ve en el horizonte quien podría asumir la representación de una real alternativa de centro-izquierda con posibilidades de éxito en la contienda presidencial frente al “neoconservador” Piñera…

EPILOGO…

El 5 de enero del 2008 Insulza “tiró lo guantes” de precandidato, sin realmente haberselos nunca puestos del todo. Los datos disponibles al final indican que si bien en esta historia han influido factores “externos” como la gestión de Auth en el PPD “boicoteando” en alguna medida la candidatura de Insulza y apoyando a Frei, o la ambiguedad de Lagos y su “indiferencia” posterior, asi como la evolución de las encuestas en un sentido más favorable a Frei que a Insulza, etc., podría decirse más precisamente que todo ello no es causa sino consecuencia del propio actuar de Insulza como precandidato. Es indudable que él no intervino adecuadamente en el contexto político nacional para modificar la cofiguración de fuerzas en su favor. De manera sorprendente actuó como quien espera que “los astros” o agentes externos ordenen las circunstancias en beneficio de su objetivo presidencial.

O bien se trata de un complejo problema psicológico personal de dudas e indefiniciones disfuncionales en política, o bien de un diseño político-estratégico de campaña profundamente erróneo. Los resultados estan a la vista, con consecuencias negativas para la propia concertación, para proyectos de centro-izquierda, para alternativas de cambio significativos en el modelo neoliberal dominante y, en fin, para las perpectivas de la izquierda. La hegemonía DC establecida ahora en la Concertación a través de la candidatura Frei implica, en efecto, un retroceso político y cultural en el espectro político chileno. La perspectiva laica de centro-izquierda es desplazada por un eje más claramente social-liberal, centrista, más cercana de intereses empresariales que de los de las clases medias y fuerzas populares. Ya veremos como se expresa esta tendencia en el programa de gobierno que se explicitara en los meses que siguen…

Chile: ¿hacia un nuevo duelo Frei-Lagos para definir oponente de Piñera? Dossier…

leave a comment »

lagos-frei-insulzaEl revival de 1993 para definir al abanderado de la Concertación

Las piezas del ajedrez oficialista se siguen moviendo tras la bajada de Alvear. Y ahora sólo quedan los “reyes” Ricardo Lagos y Eduardo Frei, quienes buscan el jaque mate presidencial al piñerismo. Mientras José Miguel Insulza tiene muy poco peones en esta contienda.

Por Boris Bezama y Richard Miranda / La Nación Domingo

Aunque aún pocos son los que se atreven a decirlo oficialmente, los nombres desde donde saldrá el candidato presidencial de la Concertación serán probablemente entre Ricardo Lagos y Eduardo Frei, repitiendo así la versión de 1993 en la que el senador DC se impuso al abanderado del PS-PPD. Pero ahora con una convocatoria mucho más abierta al mundo independiente, con la que se pretende detener y ojalá revertir advierten en las filas oficialistas la fatiga electoral en la que está sumida toda la clase política.

Ayer fue la directiva nacional del PPD, la que dio un paso más en esta compleja definición al determinar por resolución unánime que su candidato para las primarias de la Concertación es “Ricardo Lagos, nuestro presidente fundador”.

La reunión que se prolongó por más de ocho horas en la sede del partido estuvo marcada por un mea culpa de los resultados de la Concertación en las municipales, así como también por la “necesidad urgente de renovar la Concertación”.

El voto político del PPD junto a muchos otros parlamentarios, alcaldes y concejales de todo el progresismo confía y espera que Lagos acepte el desafío de liderar a la Concertación y al país del bicentenario.

Hasta acá todo iría por un sendero sin baches, si no fuera porque en el camino también está José Miguel Insulza, quien había sido hasta hace poco antes de las municipales la carta segura del PS para estas presidenciales. Sin embargo, hoy el nombre del pánzer está desgastado entre sus compañeros de partido, quienes consideran que éste perdió la oportunidad al permanecer en Washington, mientras Lagos detuvo su agenda internacional y se concentró en apoyar a los candidatos municipales de la Concertación, lo que le dio grandes réditos de los que se está beneficiando hoy.

La definición del pánzer

A juicio de autoridades del PS, la participación de Insulza deberá quedar despejada totalmente a más tardar a mediados de semana, luego de que el secretario general de la OEA se reúna con la mesa, parlamentarios y dirigentes locales. Una opción que no descartan es que en su visita a Chile el pánzer ponga su candidatura sobre la mesa, para evaluar una “bajada honrosa”. Y la otra es postergar a enero la convención presidencial socialista, agendada para el 30 de noviembre, para así darle tiempo suficiente a la DC, que debería también ratificar a Frei como presidenciable. Y por otro lado, esperar a Lagos por un tiempo para que sincere sus deseos presidenciales.

Cercanos a Frei aseguran que al ex Presidente le entusiasma sobremanera la idea de competir nuevamente con Lagos y que no se restará del mecanismo al que se llegue para definir al abanderado.

A pesar de que fue el propio secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, quien aclaró hace algunos días que su candidatura “no está condicionada” a la de Lagos, lo cierto es que en el propio PS advierten que es prematuro adelantar un juicio al respecto.

Primarias: 10 de mayo

Cuando los jefes de partidos de la Concertación acogieron favorablemente la propuesta de primarias abiertas, hecha el lunes por el timonel del PS, Camilo Escalona, cuya fecha tentativa podría ser el 10 de mayo del próximo año, el conglomerado de Gobierno logró dar a la opinión pública una potente señal de unidad. De paso, este hecho inevitablemente contrastó con la realidad que vive el bloque de derecha.

Aunque hasta ahora es sólo una propuesta socialista, la cual debe ser debidamente aprobada en los respectivos órganos internos de los partidos, con la idea de realizar primarias abiertas, primero se busca incentivar el voto a los sectores independientes y segundo, se abre la posibilidad de que las candidaturas presidenciales no se limiten a las formales de los partidos oficialistas. De ahí que se propuso que podrán inscribirse los candidatos que cuenten, a lo menos, con el patrocinio de 10 parlamentarios o 50 concejales o alcaldes.

Tal vez una de las frases que mejor refleja el momento post-municipal por el que atraviesa la Concertación, se resume en lo que dijo el senador Escalona: “La principal conclusión de la elección municipal es que debemos terminar con el canibalismo dentro de la Concertación. Esto no puede continuar. No nos podemos seguir destruyendo entre nosotros”.

A lo que se refería el dirigente es que tanto en la DC como en el PS, los procedimientos internos para elegir a sus cartas presidenciales se vieron cuestionados. Primero, Frei puso en duda la legitimidad del padrón de militantes del falangismo y luego, en las filas socialistas, tanto el ex ministro Jorge Arrate y el senador Alejandro Navarro, renunciado al PS, anunciaron que se restarían de la convención presidencial del partido, fijada para el 30 de noviembre, porque estimaban que ella estaba hecha para que venciera José Miguel Insulza. De manera que fue este complejo escenario lo que obligó a los dirigentes concertacionistas a ordenarse rápidamente y acordar definir antes de Navidad un mecanismo para elegir al abanderado, sin antes aclarar que tanto los procesos presidenciales internos de los partidos, como las primarias abiertas, son necesariamente vinculantes. Es decir, quienes resulten derrotados en los partidos, quedan automáticamente objetados para participar en el procedimiento de mayo.

Frei: “No soy racista o no excluyo a nadie”

La posibilidad de que Lagos verdaderamente se vea tentado a volver a competir por el sillón de La Moneda, idea que se reflotó a mediados de semana, deja un escenario abierto. De concretarse su candidatura, el PS y en particular, la mesa socialista, liderada por Escalona, quedaría en una incómoda situación, debido a que ésta ha puesto todos sus huevos en una sola canasta, que se llama Insulza.

Desde Francia, específicamente desde el Foro de Biarritz, Lagos se hizo presente en la contingencia presidencial dando cuenta de lo que, a su juicio, deben ser las prioridades de la Concertación y junto con pedir que la coalición se “ordene”, instó a pactar un programa de Gobierno y a definir el “rol conductor” del candidato del oficialismo.

Fuentes socialistas advierten que en verdad, Lagos nunca ha desechado la idea de ser nuevamente el abanderado de la Concertación y que sólo ha preferido mantenerse al margen de rencillas presidenciales. De allí que señalan que uno de los más afectados con esta potencial candidatura es Insulza. Ambos, habrían contraído una suerte de compromiso en cuanto a que no se anularían mutuamente como candidatos. Es decir, no está en sus planes competir por un mismo sillón. Sin embargo, la realidad parece ser más fuerte y de acuerdo a las encuestas de opinión, quien aparece mejor posicionado, por sobre todos los candidatos en carrera de la Concertación, es precisamente Lagos. Este factor, no menor y la posibilidad de competir con uno que ya ha sido Presidente, como sería el caso de Eduardo Frei, es algo que cruza por estos días en el futuro de Lagos. Sobre todo, porque el ex Mandatario falangista se manifestó disponible para competir con el “Capitán Planeta”. “No tengo impedimentos, si yo no soy racista ni trabajo por la exclusión de nadie”, ironizó Frei. //LND

 

08 de Noviembre de 2008

Ahora se espera que el ex mandatario acepte

PPD proclama a Ricardo Lagos como presidenciable del partido

A partir de ahora el PPD buscará la forma en que el ex mandatario Ricardo Lagos acepte ser el abanderado del partido, luego que la colectividad lo proclamara como su representante. Para esto, el presidente de la tienda, Pepe Auth, viajará junto al secretario general Alejandro Bahamondes a Europa para reunirse con el ex Presidente para convencerlo de que represente al progresismo concertacionista. Falta la respuesta del involucrado para dar el vamos a la contienda presidencial para el próximo año.

Por El Mostrador.cl

Con gritos de “¡Se siente, se siente, Lagos Presidente!”, los militantes  y dirigentes del PPD esperaron la lectura del voto político del timonel Pepe Auth en donde se anunció que Lagos es el que representa las ideas progresistas de la tienda.

“Por resolución unánime de esta directiva nacional, el candidato del PPD es Ricardo Lagos, nuestro presidente fundador”, dijo Auth en medio de los aplausos de los presentes.

Desde las 10 de la mañana de este sábado, los máximos dirigentes y militantes se reunieron  en la sede de la tienda para redactar el voto político que fue leído al final del encuentro. Auth explicó que la decisión de apoyar al ex mandatario es porque tiene la capacidad para gobernar en tiempos de crisis y el liderazgo para encarnar un proyecto de futuro.  “Junto a otros muchos parlamentarios, alcaldes y concejales de todo el progresismo, confía y espera que (Lagos) acepte el desafío de liderar a la Concertación y al país del Bicentenario en la dirección del cambio”, sostuvo.

Partidarios de primarias abiertas

El voto político establece que la colectividad es partidaria “resuelta y entusiasta” de elegir al abanderado de la Concertación en un proceso de primarias abiertas, pero la novedad es que se incluyan a los mayores de 18 años que no estén inscritos en los registros electorales.

“Queremos convertir la elección del candidato único en un proceso de debate nacional, sobre lo que queremos para el futuro y de profunda movilización ciudadana para darle a la candidatura de la Concertación la legitimidad, fuerza y proyección de futuro que necesita el país”, afirmó el dirigente.

El anuncio fue respaldado por el hijo del ex Mandatario, Ricardo Lagos Webber, quien se mostró esperanzado en que su padre acepte la petición del PPD. El hijo de Lagos Escobar colaborará en pedirle a su padre que reconsidere su posición para que acepte ser el candidato del PPD.

Insulza se reúne con líderes del PS para definir su candidatura

A pesar que el PPD ya se definió por postular a Lagos, este lunes llega al país el secretario general de la ONU, José Miguel Insulza, para sostener reuniones con dirigentes del PS y definir la candidtura presidencial. Ya se sabe que si su nombre no concita un respaldo mayoritario entre los dirigentes y militantes de la colectividad, no sería nada de extraño que se incline por anunciar el cese de su carrera presidencial.

El encuentro del lunes, el cual se realizará en el Círculo Español, será decisivo para definir el plan de acción. Según el diario La Tercera, Insulza hablará con cada una de las figuras emblemáticas de la tienda para preguntarles si están con Lagos o con él. De acuerdo a la publicación, la visita de Insulza al país tras las elecciones municipales coincide con la formación de un grupo de parlamentarios socialistas que insisten en levantar la candidatura de Lagos.

Esta situación es uno de los problemas que enfrenta la colectividad, debido a que hay dirigentes que han asegurado que de imponerse Lagos como abanderado de la Concertación, todos quienes han promovido la postulación de Insulza deberían dejar sus cargos.

Al interior del PS existe una fisura partidista provocada por algunos parlamentarios como Carlos Ominami, Carlos Montes, Fulvio Rossi, Gonzalo Martner y Jaime Naranjo entre otros, que han respaldado abiertamente la postulación de Lagos en desmedro de lo que planteó la mesa directiva de Camilo Escalona, que era postular al “Panzer”

Solari: “Una primaria Frei-Lagos sería atractiva”

Un crudo diagnóstico del escenario electoral que enfrenta el Partido Socialista con un candidato, que asegura no serlo (Ricardo Lagos) y otro que sí lo es, pero está en Washington (José Miguel Insulza), advierte Ricardo Solari. “Es una dificultad absurda e inédita que se ha dado en este tiempo”, sentencia el vicepresidente PS, quien pensó que “la” carta para el 2009 debería haber sido el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza. Sin embargo, a poco más de un año para las presidenciales, Solari tiene la firme convicción de que ya se le pasó el tiempo al panzer y que una primaria con Frei y Lagos, sería “atractiva para la gente”.

-De imponerse Lagos como candidato de la Concertación, ¿deben renunciar los dirigentes que promovieron a Insulza, como lo señala Francisco Aleuy?

-No me parece. Creo que no es conveniente entramparnos en temas que no resuelven el tema de fondo, que es motivar a una gran cantidad de chilenos que se ha restado de los últimos procesos electorales. Si comparamos lo que ocurrió en las elecciones de Estados Unidos, en 2001 la participación fue del 51% y ahora ascendió al 66%; en cambio, en la política local las cifras demuestran cansancio y fatiga. Por ello debemos abrir espacios para que los independientes participen y voten en una primaria abierta.

-¿Es viable una primarias con tres candidatos: Lagos, Insulza y Frei?

-En mi opinión eso no va a llegar a ocurrir.

-¿De verdad cree que una primaria entre Frei y Lagos convocaría a una gran parte del electorado?

-Siempre y cuando los candidatos construyan grandes entornos, entusiasmen con sus ideas y propongan una reformulación de la coalición tanto en su actitud hacia el centro y hacia la izquierda, como en sus propios contenidos y procedimientos.

-Pero, entonces, ¿para qué el PS está tratando de hacer que se venga Insulza a Chile y deje la OEA, si ya está “cortado” que la disputa será entre Frei y Lagos?

-Eso no está decidido, es sólo un escenario hipotético. Aún podemos convencer que en la primaria participen otras sensibilidades, otros representantes en la procura de una opción presidencial única que debe levantar la Concertación y que gane a la derecha.

Insulza: “Mi candidatura no está condicionada a la de Lagos”

Consciente de la difícil situación en la que se encuentra, aunque posee el apoyo de parte de la mesa PS, José Miguel Insulza dio señales esta semana de que no desea pasar ningún bochorno. Desde el extranjero, el pánzer comentó a Radio Duna acerca de la eventualidad de que Lagos se sume a la carrera presidencial, instándolo a definirse. “Todo el mundo sabe que hay gente que quiere que el ex Presidente Lagos postule. Por lo tanto, si ha decidido hacer un esfuerzo por eso, en hora buena, porque mejor hacerlo ahora que hacerlo después”, dijo. E insistió en que “este es el momento para hacer ese esfuerzo si alguien quiere y este es el momento para que el ex Presidente Lagos tome una decisión, y yo espero que la tome dentro del marco de la política unitaria que la Concertación tiene que llevar adelante ahora”.

En la misma entrevista, Insulza partió relativizando su permanencia como candidato si Lagos resuelve lanzarse a la carrera. Consultado si está dispuesto a bajarse dijo que le parece “prematuro” referirse a ese tema y respondió que “en estos momentos estoy dedicado a mirar la situación del país con más calma y no voy a tomar decisiones apresuradas, tengo algunos días todavía para hacerlo”. No obstante, aclaró que “mi candidatura no está condicionada a la de Lagos, está condicionada a algo bien simple, que es que yo crea que tengo una oportunidad real de hacer una diferencia, eso lo voy a ver cuando sepa cuáles son los candidatos y vea cuáles son las posibilidades reales de éxito, o qué posibilidades hay de hacer una contribución unitaria”. E insistió en que está para unir la Concertación y no “divisiones estériles”.

Chile: ¿Queda salida para Alvear?, por P. Navia

leave a comment »

Patricio Navia, Cientista Político

oct. 27 , 2008

Si bien toda la Concertación debe asumir el llamado de atención del electorado que le dio una mayoría relativa a la Alianza en alcaldes (no en concejales), el partido que más sufrió fue la DC. Y el político más golpeado es, sin duda, la presidenta de la falange, Soledad Alvear.

Como presidenta del partido, Alvear no puede eludir responsabilidad. No es que la DC haya dejado de ser lo que era porque perdió votos. La DC ha perdido apoyo porque dejó de ser lo que era. Más preocupada de los conflictos internos que de propuestas, más dedicada a disputar el aparato de gobierno que a sumar simpatizantes, la DC de Alvear se ha convertido en el mejor símbolo del sistema de partidos que el electorado rechaza.

A partir de estos resultados, Alvear no puede aspirar ya a un mejor derecho a ser la abanderada concertacionista. Pero le queda tiempo para demostrar que escuchó “el llamado de la gente” del que hablan los líderes oficialistas. Alvear necesita ganar la nominación con propuestas que entusiasmen a esos votantes que, abandonando a la Concertación, no se animaron a votar por la Alianza. Ahí radica su única posibilidad.

La timonel falangista debe inspirarse en la experiencia exitosa de una generación de recambio de alcaldes DC que ganó en la capital pese al Transantiago y al desorden oficialista. Si opta por la negación, como el gobierno, o repite la campaña soberbia enfocada en el pasado que pavimentó la derrota de Ravinet, este traspié será sólo el preludio para un descalabro en 2009. Entonces, una nueva derrota del partido producirá el fin de la Concertación y el inicio de un ordenamiento electoral en que la Alianza, ansiosa de victoria, logre conquistar ese voto moderado, desencantado DC, que le otorgue la mayoría hasta ahora esquiva.

Justo cuando está más golpeada, Alvear necesita demostrar mayor capacidad de innovación y voluntad para reinventarse. A menos que demuestre fehacientemente que aprendió la lección la senadora se desvanecerá con la misma sensación de inevitabilidad y desazón de la que hoy parece ser víctima su partido.

Blog, La Tercera.cl

Written by Eduardo Aquevedo

27 octubre, 2008 at 19:16