CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Posts Tagged ‘BACHELET

Encuesta CEP (Enero, 2013): 54% está decidido a votar por Michelle Bachelet en las presidenciales…

with one comment

radio.uchile.cl
voto_chile

De acuerdo al último sondeo, la ex mandataria encabeza todas las preferencias, tanto en las primarias de la Concertación como en una eventual contienda presidencial. Le sigue Laurence Golborne con un 15 por ciento de voto ya definido, Marco Enríquez Ominami con un 8, Andrés Allamand con un 7, Andrés Velasco y Franco Parisi con un 3 y José Antonio Gómez, Ximena Rincón y Claudio Orrego con un 2.

Una primera mirada al escenario que se configuraría en las primarias presidenciales de las dos principales coaliciones políticas, entregó hoy la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP).

En esa línea, ante la pregunta ¿Quién cree usted que será el próximo Presidente de Chile?, el 53 por ciento de los encuestados respondió que piensa que será Michelle Bachelet, un 11 por ciento Laurence Golborne y un 3 por ciento Andrés Allamand.

Por otro lado, un 54 por ciento manifestó que está decidido a votar por la ex mandataria y un 15 por ciento por el abanderado de la UDI. En ese ámbito, un 8 indicó tener su sufragio definido en favor de Marco Enríquez -Ominami y un 7 por ciento por Andrés Allamand. Andrés Velasco y Franco Parisi obtuvieron un 3 por ciento. Por su parte, Juan Antonio Gómez, Claudio Orrego y Ximena Rincón lograron un 1 por ciento y Tomás Jocelyn-Holt un cero.

En relación al sondeo de agosto, Bachelet logra un aumento de 8 puntos porcentuales en la intención de voto, Golborne disminuye un punto, mientras que Marco Enríquez Ominami y Andrés Allamand suben 3.

Para la interrogante ¿Quién le gustaría que fuera Presidente de Chile?, un 49 por ciento se inclinó por Michelle Bachelet, un 11 por ciento por Laurence Golborne, un 5 por ciento por Andrés Allamand, un 4 por ciento por Marco Enríquez-Ominami y un 2 por ciento por Andrés Velasco y Franco Parisi.

En esta versión del estudio, se realizaron además distintos escenarios en la contienda electoral. Al enfrentarse los candidatos de la oposición a los de la alianza, resultan vencedores los del oficialismo.  Esto cambia si se miden con Michelle Bachelet, quien se queda con la mayor cantidad de preferencias. Sin embargo, si los principales candidatos fueran Andrés Allamand y Marco Enríquez-Ominami, este último se pone por sobre el ex ministro de Defensa con un 24 por ciento contra un 19.

Primarias

Respecto de los resultados que se darían en las primarias de ambas coaliciones, en el oficialismo, el presidenciable de la UDI Laurence Golborne se impone con un 36 por ciento de los votos, sobre un 18 por ciento que obtendría el abanderado de RN, Andrés Allamand.

En la Concertación, en tanto,  un 67 por ciento marcaría su preferencia por Michelle Bachelet, un 6 por ciento por Andrés Velasco, un 2 por ciento por Ximena Rincón, un 1 por ciento por Claudio Orrego, mientras que Juan Antonio Gómez no logró menciones.

 Participación

A raíz de la alta abstención registrada en los pasados comicios municipales, que alcanzó un 60 por ciento, la encuesta de este mes ahondó en la disponibilidad de los electores para acudir a las urnas.

En este sentido, un 57 por ciento de los encuestados dijo que irá a votar con toda seguridad. Un 20 por ciento dijo que probablemente sí y un 7 por ciento que probablemente no. En tanto, un 11 por ciento aseguró que con toda seguridad no acudiría a votar.

Por otra parte, un 55 por ciento se declaró como poco o nada interesado en estas elecciones y un 44 como muy interesado.

De las personas sondeadas, un 56 por ciento participó en las pasadas muncipales y un 42 por ciento se abstuvo. El mayor porcentaje de abstención se registró en jóvenes entre 18 y 24 años (60 por ciento) y en el sector socioeconómico más bajo (51 por ciento). Ambos tramos corresponden al 16 y al 40 por ciento del padrón electoral respectivamente.

Revise la encuesta completa aquí

Written by Eduardo Aquevedo

4 enero, 2013 at 18:55

Encuesta CEP: Piñera crece sólo 3 puntos (de 24% a 27%) y Bachelet mantiene “aplastante ventaja” (50%)… [Actualizado]

with one comment

Representación y legitimidad: el desplome del poder

En indiscutido mal pie quedan toda la clase política —salvo Bachelet—, luego de la encuesta de ayer. Y aunque todos hablan de recambio y asumen el hastío de los votantes con la política tradicional, la vorágine electoral dejará el rompecabezas para el próximo gobierno. Mientras el establishment pone cara de circunstancia, el elástico sigue estirándose.

 

por 

Entre tanta coyuntura y cruce de declaraciones por el nivel de aprobación del gobierno de Sebastián Piñera y los centímetros que no varió en esta ocasión la carrera presidencial del 2013, fueron eclipsadas las cifras de la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) que dejan en evidencia y sin apelación la abismante brecha que impera entre la clase política, las instituciones democráticas y la ciudadanía. Una crisis de representatividad que se instalará como debate y desafío de un futuro gobierno, porque la administración de Sebastián Piñera no tiene sustento para tratar de revertir esta situación ante la negativa en la coalición oficialista de llevar adelante las reformas constitucionales necesarias para modificar el sistema político.

Nadie recuerda una encuesta CEP en que ninguno de los actores políticos registrara un alza en la evaluación positiva. Por el contrario, casi todos —salvo el presidenciable Andrés Velasco que se mantuvo— cayeron en este ítem. Es cierto que la ex Presidenta Michelle Bachelet tiene una alta evaluación positiva (76%) y el “ministro-presidenciable” Laurence Golborne también (62%) ambos cayeron siete y seis puntos respectivamente en los últimos cuatro meses. Dicho desplome lo encabeza el senador PPD, Guido Girardi que cae 9 puntos, seguido por sus pares de la DC, Ignacio Walker y Ricardo Lagos Weber que bajaron 8 puntos e incluso, la dirigente estudiantil Camila Vallejo está en la lista con 5 puntos menos.

Estas cifras son una prueba —según los analistas— del agotamiento de la gente con la clase política en general, del desgaste de la elite, pero son sólo la punta del iceberg. Un 54% califica de regular nuestra democracia, sólo un 17% cree que ésta funciona bien, los niveles de confianza en los partidos políticos está casi en el suelo (6%) y el Congreso no está mucho mejor, ya que en los últimos dos años ha caído del 28% al 10%.

Si la confianza en los sindicatos (18%) es baja, es complejo que los niveles de ésta en instituciones como el gobierno (23%), municipalidades (25%) y el Ministerio Público (15%) no supere un cuarto de los encuestados.

El director del Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes, recalca que esta brecha entre la clase política y la gente comenzó a principios de la década del 2000, tuvo su primer momento de expresión concreta con el movimiento de los pingüinos y que es consecuencia de un conjunto de factores. “El sistema binominal genera una representación deficiente de los intereses ciudadanos; hay un problema constitucional por los vetos que ejercen con los quórums en el Congreso que por veinte años han impedido reformas necesarias y un sistema de partidos, donde prima el criterio de las facciones y el clientelismo, con una elite maneja los partidos”, precisó.

Según Claudio Fuentes, “un próximo Presidente, debería convocar a una comisión plural, que piense la fórmula para una nueva Constitución. La sociedad chilena tiene que pensar reglas del juego que garanticen estabilidad pero también participación”, recalcó. El momento propicio es el inicio de una nueva administración, cuando todo nuevo Mandatario goza de una “luna de miel” política que le da una suerte de mayor piso para impulsar algunos temas.

La lectura que hace Fuentes es coincidente con cifras de la CEP como la del 49% considera que el binominal debería cambiarse o la suerte de caída libre en que están las coaliciones políticas tradicionales. Un 60% no se identifica con ningún conglomerado político, sólo un 18% con la Concertación, un 12% con la Alianza y un 6% con el Juntos Podemos, sin contar que un 58% rechaza como la oposición ha desarrollado su papel y un 49% desaprueba la forma que la Alianza juega su rol político.

Es indiscutido el mal pie en que esta la clase política, aunque no por eso, en ella no existe seria preocupación y ya algunos, no muchos la verdad, prenden las alarmas. El candidato presidencial,Andrés Velasco dijo ayer que es evidente “el desplome del establishment político” y que ello refleja la necesidad de un recambio, porque hay “hastío de los votantes con la política tradicional, y están pidiendo alternativas”

Para el timonel del PS, Osvaldo Andrade, “el prestigio de las instituciones está en un nivel de precariedad” y ante ello no se puede estar tranquilo. “Cuando hay una crisis de las instituciones, de la presidencia y el gobierno, urge un dialogo político entre todos los sectores”, agregó.

El escenario es complejo y si bien no se habla de estar ad portas de un estallido social, hay síntomas preocupantes como el hecho de que las instituciones democráticas son “bypaseadas” para la búsqueda y solución de conflictos. “Eso sucede cuando el Presidente de la República llama por teléfono a un empresario para solucionar un conflicto medioambiental, bypaseando la institucionalidad que existe para resolver esos problemas o que los parlamentarios legislen más reaccionando al ritmo de la coyuntura, dejando de lado el debate político de fondo”, acotó Fuentes.

NUEVAS REGLAS

Con las municipales de octubre se entrará en una vorágine electoral que sólo terminará cuando se elija, a fines del próximo año, al siguiente Presidente y un nuevo Congreso. El punto es que a pesar de algunos cambios “cosméticos” como la inscripción automática y el voto voluntario para “mejorar la participación”, no se augura una avalancha de electores en ninguno de estos comicios: sólo un 50% dice que votará con toda seguridad para elegir alcalde y concejales y un magro 57% afirma con certeza que sufragará en las presidenciales y parlamentaria del 2013.

Considerando que el desgaste es para toda la clase política, el decano de la facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo, Eugenio Guzmán, advierte que “sea cual sea el próximo gobierno, tendrá la tarea de comenzar a restablecer las confianzas ciudadanas en la institucionalidad”

Una idea compartida por Fuentes. “Un próximo Presidente, debería convocar a una comisión plural, que piense la fórmula para una nueva Constitución. La sociedad chilena tiene que pensar reglas del juego que garanticen estabilidad pero también participación”, recalcó.

El momento propicio es el inicio de una nueva administración, cuando todo nuevo Mandatario goza de una “luna de miel” política que le da una suerte de mayor piso para impulsar algunos temas.

Los actuales inquilinos de La Moneda no pueden, dado el rechazo sistemático de uno de sus principales aliados, la UDI, a las reformas constitucionales pendientes, la baja evaluación ciudadana al gobierno y en la recta final de su mandato. En concreto, dijo el académico de la UDP, “Piñera no tiene capacidad para hacerlo, la derecha no quiere cambiar el statu quo, por eso se molestó tanto con la DC e Ignacio Walker que se abrió a la idea de la asamblea constituyente, porque eso implica cambiarlo”.

 

Bachelet mantiene aplastante ventaja y aprobación a Piñera sube levemente

Según el último sondeo del Centro de Estudios Públicos, el Presidente de la República subió de un 24 a 27%, mientras un 52% expresó desaprobar la manera en que está ejerciendo su administración. En tanto, un 18% se identifica con la Concertación, un 12% con la Coalición por el Cambio y un 60% no se identifica con sector político alguno. En cuanto a reformas políticas, un 49% de los consultados se mostró a favor de cambiar el sistema binominal y un 42% cree que la educación debe ser gratuita, a la vez que un 45% cree que debe serlo para los más pobres.
por 
 
La actual directora ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, mantuvo una amplia mayoría entre los personajes públicos en miras de la próxima elección presidencial.

Así lo revela la última encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), donde la ex jefa de Estado registró un 50% de las preferencias ante la pregunta: ¿Quién le gustaría a Ud. que fuera la o el próximo presidente de Chile? Le sigue el actual ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, con un 9 por ciento.

En abril pasado la ex mandataria registró un 51% y el secretario de Estado un 7%. En el tercer lugar de las preferencias se encuentra el líder del PRO, Marco Enríquez-Ominami con un 4%; y en el cuatro lugar aparecen empatados con un 2% el ministro de Defensa, Andrés Allamand, y el economista, Franco Parisi.

Ante la pregunta ¿Quién cree que será el próximo Presidente de Chile?, un 49 por ciento de los consultados dijo que se inclinaba por la ex jefa de Estado, mientras un 8% manifestó su preferencia por el titular del MOP.

En tanto, la gestión del gobierno obtuvo un 27%, es decir, tres puntos más de la gestión anterior (abril). Mientras un 52% desaprueba la manera en que está ejerciendo su administración.

En tanto, ante la interrogante: ¿Quién debiera ser el candidato de la alianza? los resultados fueron los siguientes: Laurence Golborne con un 26%, Andrés Allamand con 7%, Pablo Longueira 2% y Bachelet con 2%. Ante la pregunta ¿Quién debiera ser el candidato de la Concertación?: Bachelet con un 46%, Andrés Velasco con un  2%, José Antonio Gómez con un 1%.

Interrogados por la decisión de votar por… las personas sondeadas dijeron: 46% Michelle Bachelet, 14% Laurence Golborne, 5% Marco Enríquez-Ominami, 4% Andrés Allamand, 3% Ricardo Lagos Weber y cierra la lista con un 1% el economista Franco Parisi.

Un 18% se identifica con la Concertación y un 12% con la Coalición por el Cambio. 60% no se identifica con sector político alguno. La instituciones mejor evaluadas son Carabineros (50%), Fuerzas Armadas (53%), Radios (51%), más abajo la Iglesia Católica (32%), diarios (32%), Televisión (31%), Movimiento Estudiantil (30%) y Gobierno (23%).

El 49% de los consultados se mostró a favor de cambiar el sistema binominal y un 42% cree que la educación debe ser gratuita, mientras un 45% cree que debe serlo para los más pobres. Sólo un 3% dice que no debe ser gratuita.

Las principales preocupaciones para los chilenos son la Delincuencia (50%), Educación (46%) y Salud (42%).

(EL MOSTRADOR.CL)

Pese a intenso despliegue comunicacional Piñera no llega al 30% de aprobación

Los días previos desde Palacio se había insistido en que estaba todo dado para llegar a ese umbral, considerando que en la Adimark de principios de agosto, se había mantenido la tendencia alza marcando un 36 por ciento de aprobación. La confianza del gobierno se basaba en una seguidilla de planificados golpes comunicacionales, como el despliegue de Piñera por los matinales de TV anunciando la baja de la pobreza en la Casen.

 

por 

 

 

Un sabor amargo en la boca. Esa fue la sensación en La Moneda al conocer los resultados de la última encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) que arrojó un 27% de aprobación a la gestión del Presidente Sebastián Piñera, tres puntos más que en la medición de abril, cierto, justo en el límite del margen de error. Pero así y todo, fue inevitable que las cifras se sintieran en Palacio como un balde de agua fría, cuando comprobaron que no habían logrado superar la meta del 30% que en días previos al sondeo, filtraron, convencidos del éxito de la estrategia comunicacional que se desplegó desde los primeros días de julio, justo cuando se realizaba el trabajo de campo de la muestra.

Mientras el Presidente Piñera —acompañado del ministro de Economía, Pablo Longueira— estaba en el patio de los cañones en una concurrida pauta de entrega de “capital semilla” a un grupo de emprendedores, el grueso de los asesores que asistían al acto estaban atentos a sus celulares esperando conocer las cifras de la CEP, que al gobierno llegaron con sólo diez minutos de anticipación.

Los días previos desde Palacio se había insistido en que estaba todo dado para llegar al umbral del 30% considerando que en la Adimark de principios de Agosto, se había mantenido la tendencia alza marcando un 36 por ciento de aprobación, señal que interpretó como un freno de los resultados a la baja. Precisamente, la confianza del gobierno se basaba en el intenso despliegue comunicacional que se efectuó mientras la CEP estuvo en terreno, desde el 5 de julio al 9 de agosto.

En esas fechas, por destacar las principales actividades, el Presidente Piñera anunció que 650 mil inscritos en Fonasa podrán decidir dónde atenderse, citó a presidentes de la Alianza a desayuno en la Moneda para ver proyecto de salario mínimo, promulga la Ley Antidiscriminación, se dieron a conocer los resultados en varios días consecutivos de la Encuesta Nacional de Caracterización Socioeconómica (Casen) en que anuncia que su gobierno logró bajar la pobreza en un 0,7% y promulga la ley que anticipa el pago del bono Bodas de Oro, junto con la aprobación del salario mínimo en el Congreso.

Dado el esfuerzo, en La Moneda reconocían que las cifras “no fueron buenas, debió ser más alta la aprobación” y desde la Alianza, coinciden en que la cosecha “no estuvo a la altura del feroz despliegue que se hizo, ya que se debió tener un mejor resultado”.

El problema estuvo, reconocieron en el gobierno, en fijarse un umbral del 30% y filtrarlo a los medios, porque con ello se autoimpusieron una meta, que a todas luces no se cumplió. En Palacio afirman que “se pecó de exitismo” y que, a todas luces, ello se debió a que hay una “suerte de microclima” en La Moneda, que claramente no está en sintonía con lo que pasa fuera de las paredes de la sede de Gobierno.

El decano de la facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo, Eugenio Guzmán, precisó que, si bien es efectivo que “hay un cambio de tendencia, pero todavía es leve (…), hay que ver con qué velocidad este cambio se desarrolla y consolida los próximos meses”. En todo caso, reconoció que “la sintonía ambiente decía que se llegaba al 30% y, en ese sentido, efectivamente para el gobierno no fue un buen resultado” esta encuesta.

El académico Damián Trivelli añadió que fue evidente que Piñera “hizo todo lo posible, atrasaron la Casen para que coincidiera con el trabajo de campo de la CEP, hubo un fuerte despliegue de estrategia comunicacional y de recursos, a través de los bonos, se puso todo, pero no lograron subir”.

Ante el evidente autogol del gobierno al no pasar su propia meta, la salida pública fue centrar el acierto en el cambio de tendencia. El ministro Andrés Chadwick —con quien Piñera revisó las cifras de la encuesta en las oficinas de la SEGEGOB— declaró que “la gente empieza a percibir que las cosas pueden estar mejor, eso se está marcando en esta tendencia al alza. Lo importante es medir las tendencias, si me lo preguntan, hubiese deseado subir más, tener una adhesión mayor, pero lo serio es que la tendencia de las últimas encuestas, es que el gobierno va subiendo, la tendencia va hacia arriba, es lo que nos importa”.

 ¿LA PIEDRA DE TOPE?

Efectivamente el rechazo a Piñera disminuyó del 59% en abril a un 52% en la encuesta de ayer, pero la evaluación de los atributos del Presidente Piñera sigue siendo el talón de Aquiles. Un 73% dijo en la CEP que lo considera lejano, un 63% asegura que no le tiene confianza, un 64% que actúa sin destreza y un 68% que lo ha hecho con debilidad.

Por destacar las principales actividades, el Presidente Piñera anunció que 650 mil inscritos en Fonasa podrán decidir dónde atenderse, citó a presidentes de la Alianza a desayuno en la Moneda para ver proyecto de salario mínimo, promulgó la Ley Antidiscriminación, se dieron a conocer los resultados en varios días consecutivos de la Encuesta Nacional de Caracterización Socioeconómica (Casen) en que anuncia que su gobierno logró bajar la pobreza en un 0,7% y promulgó la ley que anticipa el pago del bono Bodas de Oro, junto con la aprobación del salario mínimo en el Congreso.

Desde hace meses que se ha insistido —y finalmente el Presidente acató la estrategia— en un modelo comunicacional que apuntaba a “proteger” la imagen presidencial, evitando que Piñera opinara de todos los temas y concentrando sus apariciones sólo a pautas de anuncios positivos, temas de Estado, de país, como la política internacional o los logros económicos.

Dicho esquema varió con los anuncios de la Casen con que el gobierno aseguró que logró bajar la pobreza, ya que instalaron a Piñera en la primera fila, en circunstancias que desde el mismo día que se conocieron las cifras, fueron públicamente cuestionadas y puestas en tela de juicio por la oposición, en especial por el mundo académico.

Para Guzmán, es evidente que hay “aspectos” del Presidente como “la confianza y la credibilidad que son difíciles de cambiar y ese es un flanco débil para el gobierno”. En ese sentido, subraya que la estrategia de protegerlo “quedó en nada con la Casen que lo volvió a la primera fila”.

Trivelli —quien es el coordinador del reciente estudio de la Universidad Diego Portales “Análisis de las Declaraciones de los Políticos en los noticieros centrales”— el factor de los atributos del Presidente es clave. “En julio Piñera tuvo 92% de menciones positivas en los noticieros, once puntos más que en junio. Las cifras que obtiene en confianza demuestran que da lo mismo lo que diga, la gente tiende a desconfiar, la letra chica ha calado en profundidad”.

El analista y consultor Carlos Correa agregó que “el problema de Piñera es que cuando habla la gente no le cree, su credibilidad es baja, lo que haga estará siempre teñido por ese cartel de desconfianza. Este es un gobierno que los últimos tres meses ha gobernado solamente con cuñas comunicacionales, no gobiernan, no generan acuerdos. La gente no le cree al Presidente y es más fácil construir las confianzas, que recomponer las que se rompieron, como es en este caso”.

POCA NOVEDAD EN EL FRENTE

El escenario presidencial que arrojó la CEP no varió mucho en relación a la muestra de abril, ya que Michelle Bachelet se mantuvo con una aplastante ventaja que alcanzó el 50% entre quienes les gustaría que fuera el próximo Presidente, mientras que su más cercano contrincante, el ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, sólo llegó al 9%, dos puntos más que hace cuatro meses, pero se enmarcan en el margen de error de la muestra. Marco Enríquez Ominani tiene un 4% y el ministro de Defensa, Andrés Allamand, quedó en el 2%, junto con el economista Franco Parisi.

Según Trivelli, queda claro que con miras a la carrera presidencial del 2013, lo mejor que puede hacer Piñera en favor de los candidatos del oficialismo es dar un paso al lado. “Debe dejar en libertad de acción a sus presidenciables, no salir del gobierno porque aún no les conviene, sino que se desempeñen fuera de su alero, es la única posibilidad para que crezcan, que no contamine a los candidatos de la Alianza poniéndose al lado”.

No es el único que piensa eso. El vicepresidente de RN, Manual José Ossandón, aseguró ayer que con los resultados de la CEP quedó claro que “este gobierno hundió a los presidenciables, que juntos suman apenas un 11 por ciento, es un despropósito para un gobierno que tiene un aparataje casi de tres años. Quiero preguntarle a los que andan celebrando estos resultados, debido a que Piñera subió tres puntos, ¿por qué ningún candidato en estas municipales se quiere sacar una foto con el Presidente?”.

Chadwick declaró que “como gobierno oficialmente no nos vamos a pronunciar sobre el mejor método para que Alianza elija su candidato, queremos respetar la institucionalidad de los partidos”. Pero ninguno desconoce en privado en La Moneda que son pocos los que creen que efectivamente se llegará a una primaria entre la UDI y RN para definir el candidato presidencial.

En Palacio consideran que ya que Longueira está prácticamente fuera de competencia —tiene un 65% de rechazo— si la distancia entre Golborne y Allamand llega al margen de los quince puntos, las primarias son un ejercicio que no vale la pena.

Longueira, en pleno patio de La Moneda, en tanto se daban a conocer los resultados de la CEP, respondió categórico: “Para que una primaria tenga credibilidad ante la ciudadanía, tiene que haber candidatos competitivos, de lo contrario no tiene ningún efecto”. Y cuando Longueira lo dice, rara vez no suceden así las cosas.

(EL MOSTRADOR.CL)

Written by Eduardo Aquevedo

22 agosto, 2012 at 22:06

El 27/F 2010: el día del terremoto en que las FF.AA le dieron la espalda a Bachelet…

with 18 comments

Revista Cambio21 desclasifica detalles inéditos de lo que ocurrió el 27F y la actitud de los mandos militares.

Por Susana Frías y Alfredo Peña

 

 

En el semanario que apareció este miércoles, lo anunciamos: dimos a conocer detalles secretos de lo que ocurrió la madrugada del 27 de febrero. Conocimos "el raro" comportamiento de los tres jefes de las fuerzas armadas: dos que se quedaron en sus casas en Vitacura (Armada y Ejército) y otro que decía que estaba todo listo (Fach) para que un helicóptero despegara, siendo que la presidenta pidió una nave cerca de las 5 de la mañana y sólo apareció después de la nueve. Entérese de los pormenores de esta historia que causó gran impacto y que nuestro semanario Cambio21 la investigó en profundidad.

A las 3:34 horas del sábado 27 de febrero de 2010 la tierra se remeció y ya nada volvió a ser igual en Chile. Nadie sabía lo que posteriormente vendría logrando que el miedo se volviera a apoderar de los afectados: un tsunami que nadie pudo advertir y que con olas de hasta 8 metros de altura sepultó a 156 personas. Al igual que la catástrofe, una silenciosa y sorda agitación ocurría entre los mandos castrenses. Fue la noche más fatídica para miles de familias chilenas y, a dos años de aquel episodio, los afectados siguen pidiendo respuestas y la justicia continúa intentando resolver el rompecabezas de esta historia.

Tras lo ocurrido, las primeras autoridades en llegar a la Onemi, la ex directora de la Onemi, Carmen Fernández; el ex subsecretario del Interior Patricio Rosende y la ex Presidenta Michelle Bachelet. Posteriormente, hacen su arribo el ex ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma, el ex ministro de Obras Públicas Sergio Bitar y el ex ministro de Defensa Francisco Vidal. Sin embargo, no estaban ni estuvieron los encargados de entregar ayuda y de dar las respuestas claras, específicas y necesarias para este tipo de emergencias. Los altos mandos de las Fuerzas Armadas de Chile simplemente no se presentaron…. Fue ahí cuando Bachelet, en medio de la confusión reinante, se preguntó: "¿dónde están los altos mandos?", o cuando a las 06.26 horas se cuestionó: "¿Cuál es mi dificultad, mi problema? Me gustaría que estuviera alguien de la Armada aquí".

Surgen las dudas de por qué esa noche nadie le informó a Bachelet que sí existía un plan de comunicación denominado "Red Torrente", perteneciente al Ejército y que funcionó normalmente. Los altos mandos prefirieron guardar silencio y decir que ellos sí estuvieron comunicados entre sus regimientos.

Surge la duda, entonces: ¿Qué hubiera pasado si Bachelet hubiera sabido que podía ir a un regimiento o a la comandancia en jefe del Ejército y se hubiera comunicado -por ejemplo- con el ex intendente Tohá en el regimiento Chacabuco de Concepción?

En diversos análisis sobre esa noche ronda una duda sobre cuán efectivo fue el rol de las Fuerzas Armadas en las primeras horas después del terremoto. La incertidumbre se alimenta por el ineficaz papel del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) al levantar la alerta de tsunami, en el hecho de que los buques y submarinos en Talcahuano alcanzaran a salir mar adentro, en el corte de las comunicaciones y en la demora de los helicópteros solicitados a las 5 de la madrugada por la entonces Presidenta, pero que sólo estuvieron listos para despegar pasadas las 9 de la mañana desde el Parque O´Higgins.

Luego de la difusión del video de la Onemi que registró las actividades en las horas posteriores al terremoto, quedaron al desnudo vulnerabilidades que se consideraban inimaginables -incontables y graves errores del SHOA- y el fracaso de los sistemas de comunicación, lo cual abrió un período de severa reflexión en sus mandos y en las autoridades de la Defensa.

Frente a esto, las palabras del ex ministro de Defensa de Piñera, Jaime Ravinet, calaron más hondo al plantear la interrogante de lo que habría ocurrido si en vez de una catástrofe natural hubiéramos sufrido un ataque desde el exterior.

La declaración de Carmen Fernández ante la Fiscalía

El 22 de octubre de 2010, la ex directora de la Onemi, Carmen Fernández declaró ante la Fiscalía Local de Talagante, donde relata lo ocurrido la madrugada del 27 de febrero. Cambio21 accedió de la manera exclusiva a este documento. Entre los dichos, Fernández deja entrever que los organismos presentes en la Onemi fueron los que dificultaron el acceso a la información, y que nunca existió un apoyo a la Presidenta.

"La Presidenta reiteraba la solicitud de información a los organismos, preguntando por medios alternativos de comunicación que pidiéramos usar, información sobre carreteras, puentes, entre otros aspectos. Quiero dejar expresa constancia sobre dos aspectos: ninguno de los organismos presentes, algunos representados por sus más altas autoridades, proporcionaron ni un mínimo de antecedentes sobre situaciones del mar, lo que me validaba lo informado por el segundo fax del Shoa, porque no puede ser que a nivel de autoridades que se encontraba en el COE a esas alturas de la madrugada, no hubiese un indicio de la ocurrencia de un tsunami, salvo Juan Fernández".

"El jefe del Estado Mayor Conjunto general Le Dantec, en ningún momento indicó que se mantenía operativo su plan de comunicación "Torrente", el que habría constituido una importante alternativa si lo hubiese informado. El general Le Dantec me informó el domingo 7 de marzo de 2010 que la "Red Torrente" siempre funcionó y que habría bastado con que la Presidenta se hubiese constituido en algún regimiento la madrugada del 27 de febrero de 2010 para que hubiese contado con buenas comunicaciones. Por otra parte, la madrugada del 27 de febrero la Presidenta también le solicitó al general Le Dantec que pusiera al máximo de su gente en la calle a trabajar". Luego de conocer esta información inédita de Le Dantec, Carmen Fernández se enojó y puso la información en manos del ex ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, que a su vez también reaccionó indignado citando de urgencia a Francisco Vidal, a quien le enrostró delante de otros ministros si tenía conocimiento del Plan Torrente del Ejército. Ratificado por el propio ex ministro de Defensa, la existencia del sistema, Pérez Yoma le informó a la Presidenta Bachelet.

El decreto de la discordia

Fue 48 horas antes del terremoto que el gobierno firmó un decreto que establece que la actuación de las FFAA. en caso de catástrofe quedaría sometida a los requerimientos de la Onemi y la circunscribía a labores de "transporte".

El decreto exento número 760 fue firmado el 25 de febrero por los ministros de Defensa, Francisco Vidal, de Interior, Edmundo Pérez Yoma, y el entonces subsecretario del Interior, Patricio Rosende. En él -tomando en cuenta dos oficios anteriores enviados por la directora de la Onemi, Carmen Fernández- se establece un detallado protocolo que delimita funciones en el caso de catástrofe.

La norma -que causó impacto y sorpresa en las instituciones castrenses- establece que el trabajo de las Fuerzas Armadas queda sometido a la Oficina Nacional de Emergencia. Además, puntualiza la "obligación" del Estado Mayor Conjunto que, "en su rol de coordinador de los medios de transporte de las FF.AA., se compromete a agotar los esfuerzos necesarios para el cumplimiento de los requerimientos efectuados por la Onemi".

El decreto indignó a los altos mandos militares, no sólo porque los subordinaba a una oficina dependiente del ministerio del Interior, sino también porque les quitaba el control de sus recursos. De ahí la teoría de que quisieron demostrarle con fuerza a la Onemi y al gobierno su molestia.

El texto legal fue derogado y nunca tuvo ningún efecto, salvo el de poner a Carmen Fernández en un inesperado candelero.

En su declaración, a la que tuvo acceso exclusivo Cambio21, ante la Fiscalía de Talagante el 22 de octubre de 2010, la ex directora de la Onemi precisó que "este decreto y su protocolo se referían precisamente a las facilitaciones y apoyos que debían brindar las Fuerzas Armadas a Onemi, a través del Estado Mayor, tales como provisión de personal, medios de transporte y otros elementos, estableciendo incluso tiempos de reacción. Debo precisar que este decreto no cambiaba los mandos propios de las Fuerzas Armadas, sólo era la prestación de medios y apoyo. Este decreto es producto de un largo proceso entre la Onemi y oficiales del Estado Mayor, particularmente el Coronel Jorge Verdugo, y a partir de un análisis efectuado por mí presentado ante el ministerio de Defensa, respecto a las debilidades advertidas en múltiples emergencias en cuanto a la oportunidad y agilidad con que las Fuerzas Armadas iniciaban sus operaciones de apoyo en emergencia. Este decreto fue derogado a los días de asumir el gobierno de Sebastián Piñera, sin estar fundada su derogación".

El "relajo" del jefe de la Armada: Estaba en Santiago y no en Valparaíso

Las declaraciones que más impactaron fueron las del jefe de la Armada, almirante Edmundo González, quien debía hacerse presente la madrugada del 27 de febrero en la Onemi, ya que estaba en Santiago y no en Valparaíso. Sin embargo, nunca llegó. Ante la consulta sobre dónde estaba, admitió frente a los diputados de la comisión investigadora del caso terremoto que permaneció en su hogar de la comuna de Vitacura, cerca de Américo Vespucio.

"Yo me mantuve en mi casa. Tenía energía, un generador propio, entre comillas, porque al final no tuve ningún celular, ningún teléfono satelital, hasta que al final, a las 5:10 AM fui informado de que la escuadra no había zarpado, que no había maremoto porque la alerta había sido cancelada hacía cinco minutos y, obviamente, me relajé un poco. Por eso, cuando yo llegué a la coordinación a mí también me afectó la falta de asesoría que afectó a lo mejor a la Presidenta y a otras personas", argumentó González.

¿Y dónde está el piloto?

Tras el terremoto hubo una demora de cinco horas para poner helicóptero a disposición de la ex Presidenta Bachelet para ir a la zona de la catástrofe. Según le explicaron, fue porque no había piloto para las máquinas. Sin embargo, el ex jefe de la Fuerza Aérea, general Ricardo Ortega, reconoció que dos horas después de la catástrofe (5:30) "todo estaba listo para que me dijeran dónde llevar y qué llevar (…) el problema es que no llegó la orden".

En este punto, todos los actores políticos señalan que el militar falta a la verdad, que queda absolutamente demostrado en el video de la Onemi, donde cerca de las 8.30 horas del día del terremoto, la mandataria ya enojada (a su manera) de tanta ineficiencia, dice en un tono irónico: "¿Y dónde está el piloto?".

A esa hora, Bachelet -con un grado de indignación mayor- le espeta al ministro Vidal esta ineficiencia señalando que pidió un helicóptero hace más de tres horas y el ministro le señala hacia el lado, donde está un oficial de la Fach.

¿Y el Ejército?

Cuando se produjo el terremoto, el entonces comandante en jefe del Ejército, Oscar Izurieta, se encontraba a días de entregar el mando y ya se había trasladado a su departamento de calle Las Tranqueras en Vitacura. "Estaba armando todo, con cajas y cuadros en el suelo. Había dejado la casa del comandante en jefe, donde hay grupo electrógeno, respaldo telefónico. Aquí estaba sin teléfono fijo y me quedé sin celular y además sin luz", explicó Izurieta, quien dejó el cargo el 9 de marzo de 2010 y por eso tuvo que hacer la mudanza.

El actual subsecretario de Defensa, cargo que asumió 16 días después de dejar el Ejército, aseguró que "nunca se ocultó información" a la Presidenta Bachelet tras el 27 de febrero y advirtió que "el Ejército no se equivocó".

Los grandes ausentes

En las próximas semanas serán formalizados por la fiscalía pública ocho funcionarios bajo la calificación de "cuasidelito de homicidio" por las consecuencias del terremoto. Los acusados son la ex directora de la Onemi, Carmen Fernández, y el ex subsecretario del Interior Patricio Rosende. Entre los otros imputados figuran los directivos del Shoa, el organismo de emergencias de la Armada, y del Instituto de Sismología de la Universidad de Chile.

El columnista Ascanio Cavallo, sentencia en el diario La Tercera, que "no es injusto, per se, que la ex Presidenta sea indagada por sus actuaciones en esa noche infame. Pero si es así, entonces hay que indagar también a los mandos responsables de los otros organismos que debían responder: el Shoa, el Instituto de Sismología, los encargados de las telecomunicaciones y las instituciones que denegaron el auxilio. De otro modo se podría llegar a la aporía de que sólo sean indagados quienes se hicieron cargo de la catástrofe, mientras que no lo son aquellos que se omitieron".

"(…) ¿Por qué ni Rosende, ni Fernández, ni Bachelet pudieron disponer de los sistemas de comunicaciones de las Fuerzas Armadas que estaban en funcionamiento (si es verdad que así era)? Muy simple: porque no estaban allí los comandantes en jefe que podían autorizarlos (…) ninguno de ellos fue investigado por el gobierno saliente, ni por el entrante, ni por ninguno de sus ministros de Defensa", recalcó.

Las interrogantes que quedan en el aire

Tras analizar lo sucedido, surgen una serie de preguntas que apuntan a las FF.AA. como las instituciones responsables, al menos de negligencia culpable. Un artículo de Ascanio Cavallo, recuerda que en la grabación el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general de Ejército Cristián Le Dantec, declara que no tiene información y parece creer que nadie la tendrá ("no vamos a ganar mucho llamando a la Armada, señora Presidenta").

Sin embargo, el nuevo comandante en jefe del Ejército, el general Juan Miguel Fuente-Alba, dijo que el Ejército nunca perdió sus comunicaciones esa madrugada. Una gran incongruencia entre uno y otro general de la principal arma de la Defensa Nacional.

Al respecto, ¿quién es entonces responsable de que ese sistema no haya sido puesto a disposición del gobierno y de la propia Mandataria, como lo pide la Presidenta en la grabación del video al general Le Dantec?

El columnista Ascanio Cavallo habla "del extraño comportamiento de las Fuerzas Armadas después del terremoto". Y añade una frase lapidaria: "La parálisis de los militares durante las primeras horas (de la tragedia) ha sido objeto de explicaciones pueriles o inconvincentes".

¿Hubo boicot en contra de la Presidenta Bachelet?

Varias interrogantes apuntan a la tesis de que existió un posible boicot contra la ex Presidenta Bachelet por parte de las fuerzas armadas o de algunos de sus miembros en las horas posteriores a la catástrofe.

En conversación con Cambio21, el ex cadete de la escuela Militar, diputado y miembro de la comisión de Defensa, Patricio Hales, aseguró que pensar en algo así es horrible, "por mucha aversión política que tengan contra Bachelet o contra la Concertación. No se me puede pasar por la cabeza que ellos sean capaces de traicionar al país de una manera como esta. Sería criminal, aparte de ilegal e inconstitucional".

El ex ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma, en un artículo publicado por El Mercurio, hizo un juicio sobre el 27 de febrero y aseguró que "aunque no la comparta, debo reconocer como válida la crítica sobre el momento en que debió decretarse el estado de excepción y haber entregado el control a los militares. Hay quienes sostienen que en caso de una catástrofe, de inmediato debe entregarse el control a los militares. Esto es una materia opinable (…) Al efecto de ello, me remito a las declaraciones de los comandantes en jefe quienes, sin excepción, apuntaban a que estaban escasos de personal principalmente por el período de vacaciones y que el contingente disponible en Concepción ese día era claramente insuficiente. Incluso, dado que algunas instalaciones militares -como la de Talcahuano- habían sufrido graves daños, se argumentó que el personal era requerido para resguardar la base naval".

Respecto a las comunicaciones sentencia que "algunas redes institucionales (Ejército) funcionaron parcialmente, pero tampoco estuvieron en ese momento a disposición de las autoridades civiles, como quedó determinado días después de la tragedia y hoy es parte de la controversia pública y legal que, imagino, deberá quedar resuelta por quienes corresponda".

El plan que nunca se informó

El Plan Torrente es un mecanismo de telecomunicaciones simple, no de combate. Son radios VHF y UHF. Se compraron 1.100 equipos y 60 centrales. Cada unidad posee una central y un número determinado de equipos, según su tamaño. Requiere operadores para cada central y para cada radio. Se diseñó para enlazar a militares con militares y a unidades con unidades, para propósitos institucionales.

Según justificó Izurieta: "Este sistema era exclusivamente entre unidades militares… Y si la Onemi no tenía la capacidad para comunicarse, era un problema de ese organismo". Es decir, parece ser que para Izurieta el quinto cataclismo más grande de la historia del mundo no es un problema que ataña al Ejército. Ahí es cuando surge la duda: ¿por qué la Presidenta no supo que el Ejército sí tuvo comunicación con todo el país durante la fatídica madrugada del 27 de febrero?

Carmen Fernández aseguró que "el plan Torrente siempre funcionó y que habría bastado con que la Presidenta se hubiese constituido en algún regimiento la madrugada del 27 de febrero para que hubiese contado con buenas comunicaciones".

En su declaración ante la Fiscalía, Fernández, describe: " Yo menciono esto para dejar constancia de que estaba conciente de los déficit que Onemi tenía frente a esta emergencia, lo que advertí como más crítico al observar que no estaba contando con la suficiente cooperación de las Fuerzas Armadas a través del Estado Mayor. Hago presente que cuando llegó el ministro de Defensa, Francisco Vidal, le solicité que convocara al Jefe del Estado Mayor Conjunto, general Le Dantec, por estimar plenamente vigente el Decreto Exento 760, de fecha 25 de febrero de 2010, de acuerdo a lo indicado en la cláusula décima de dicho decreto".

La existencia del Plan Torrente y la supuesta omisión sobre la existencia del sistema de las autoridades de la época, lo que hubiera hipotéticamente servido para contactar Santiago con las zonas afectadas con el terremoto y tsunami, fue puesta en el tapete por el abogado de la ex directora de Onemi Carmen Fernández, Luciano Fouillioux, quien acusó que no se informó a la ex Presidenta Michelle Bachelet que el sistema estaba operativo el 27F.

El general (r) Izurieta, actual subsecretario de Defensa y ex jefe del Ejército, en tanto, aseguró que "de acuerdo con los registros del Comando de Telecomunicaciones del Ejército, las primeras unidades que se contactaron con Santiago mediante el Sistema Torrente fueron Valdivia y la Brigada de Operaciones Especiales a las 05.00 horas. Chillán se contactó a las 05.15 y Concepción a las 07.20".

La tensión con el Ejército que marcó los últimos días de la Presidenta

La primera semana de marzo del 2010, el entonces comandante en jefe del Ejército, general Oscar Izurieta, telefoneó y solicitó una serie de audiencias con el ministro de Defensa, Francisco Vidal. Aunque el propósito central de las conversaciones era monitorear el avance de las labores a raíz del terremoto y tsunami del 27 de febrero, un tema anexo inquietaba al jefe castrense: la incertidumbre que existía sobre la participación de la Presidenta a la ceremonia de cambio de mando del Ejército programada para el 9 de marzo.

Aunque el protocolo daba por descontada su presencia, la tensión que en la semana previa se había instalado entre La Moneda y el Ejército mantenían en duda la participación de la mandataria en el acto donde Izurieta le entregaría el mando a su sucesor, el general Juan Miguel Fuente-Alba.

A las quejas por la falta de apoyo logístico durante la madrugada del 27F se sumaría una información que llegó a manos de Bachelet faltando apenas días para dejar su mandato: en el marco de una reunión con sus ministros del comité político, la mandataria recibió un informe del ministro Vidal que señalaba que el Ejército mantuvo siempre operativas sus comunicaciones internas durante las horas posteriores al terremoto.

En esa línea, el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, planteó la necesidad de transmitir formalmente la molestia del gobierno, reprochando lo improcedente que, a su juicio, era haber guardado silencio frente a la vigencia de una herramienta como lo era el Plan Torrente.

A partir de entonces en el gobierno comenzó a tomar fuerza la tesis de que si hubiese conocido desde un principio que estaba en funcionamiento el mencionado sistema, las consecuencias podrían haber sido distintas.

Otro de los puntos que indignó a la ex Presidenta fue que el jefe del Ejército había sido contactado para asumir una subsecretaría política en el gobierno de Piñera desde antes de terminar su cargo en el Ejército.

Luego de ello, y al ver las labores de los militares en terreno, Bachelet optó por no seguir escalando la polémica con Izurieta. Fue así que terminó asistiendo al cambio de mando del 9 de marzo.

En conversación con Cambio21 el ex ministro de Defensa y ex asesor del Comandante en jefe del Ejército, Francisco Vidal, declaró que "los errores cometidos fueron de la Armada en el funcionamiento del Shoa; están acreditados en el proceso penal los errores. En el caso de la Fuerza Aérea hubo un error menor, que los helicópteros estaban pero no estaba la tripulación en la base aérea".

En cuanto al plan Torrente, aseguró que "era un sistema que yo conocía pero que no servía para la emergencia y que solamente interconecta a regimientos, no se amplía al resto de la población".

Respecto de las especulaciones de que Bachelet había pensado en desistir de ir al cambio de cambio del Ejército y estar enojada con los uniformados, Vidal aclaró que "todo eso es mentira, es un reality. Nunca ocurrió. La Presidenta no sólo asistió al cambio de mando el 9 de marzo, sino que además fue la única persona que habló ese día en la Escuela Militar y felicitó al Ejército por su labor. Yo te respondo con un hecho, frente a los que especulan, los mentirosos y gente que no cacha nada".

La conversación de Le Dantec con Piñera, Presidente electo

Un dato desconocido y que ocurrió esa madrugada del terremoto en las oficinas de la Onemi dice relación con las secretas llamadas que recibía y que hacía el ex jefe del Estado Mayor Conjunto, el general de Ejército Cristián Le Dantec, a Sebastián Piñera -entonces Presidente electo- , informándole todo lo que estaba ocurriendo en ese recinto. Ello, pese a que la Presidenta aún estaba en ejercicio. Así lo informaron tres ex altas autoridades de la Onemi y dos ex funcionarios del gobierno saliente.

Le Dantec, según la versión a la que tuvo acceso Cambio21, salía al patio exterior de Onemi, donde estaban estacionados los vehículos de la entidad de emergencia.

"Nosotros fumábamos en el patio y escuchamos decir al general: "Sí, señor Presidente, me parece, señor Presidente, ¿Usted va a venir?", relataron los testigos.

"Vimos entrar al ayudante de Le Dantec -otro militar- tres veces a la sala donde estaba la Presidenta Bachelet, indicándole que tenía una llamada, y él salía a hablar al estacionamiento, donde nosotros estábamos. Él no se dio cuenta de nuestra presencia", señala un ex funcionario del anterior gobierno que entregó este dato a las ex autoridades y que hoy desclasifica Cambio21.

"Obviamente, él bajaba el tono de voz cuando hablaba con el Señor Presidente, así es que no escuchábamos lo que le decía a su interlocutor, que nos imaginamos que era Piñera", señalan los testigos.

Al respecto, el ex ministro de Defensa de Bachelet, Francisco Vidal aseguró que, si bien "me habían dicho algo así", es "una especulación más, porque todas esas personas que dicen haber escuchado, díganlo con nombre, apellido y carnet de identidad y ahí empezamos a hablar".

Y añadió que "si eso se hizo, sería un error. Sin embargo, no me consta que lo haya hecho hasta que no me demuestren lo contrario".

Le Dantec salió de su cargo el año pasado, no por los errores del 27 de febrero, sino porque quiso comprar una casa avaluada en un millón de dólares para realzar su cargo de encargado del Estado Mayor.

revista Cambio21    http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20120302/pags/20120302110452.html

Written by Eduardo Aquevedo

2 marzo, 2012 at 20:11

Camila Vallejo: "Me gustan Evo Morales y Correa". Entrevista y aclaración posterior…

with one comment

ROCÍO MONTES ROJAS 15/01/2012

"Estoy cansada física y mentalmente. Siento una carga muy grande. La gente quiere que tenga respuesta para todo y tienen la expectativa de que voy a cambiar Chile, yo sola. En la calle me gritan: ‘¡Los apoyamos, no nos abandonen!’. Pero la responsabilidad, chucha, es de todos. Yo soy solo una joven de 23 años…".

Cuando Camila Antonia Amaranta Vallejo Dowling intenta volver a ser la veinteañera desconocida de hace un año, apaga su móvil destartalado y se traslada a una casa del Cajón del Maipo, una localidad en la precordillera, a unos 52 kilómetros de Santiago. Fue lo que hizo el 31 de diciembre junto a un pequeño grupo de amigos para pasar la Nochevieja. El Partido Comunista, donde milita desde los 19 años, ofreció al día siguiente el tradicional caldillo de congrio con el que festeja la llegada del Año Nuevo junto a la prensa. Pero la icónica dirigente universitaria, protagonista del movimiento estudiantil chileno, amante del rock clásico y la bossa nova, del hip-hop y la cumbia, no acudió a la celebración.

En diversos lugares del planeta la han descrito como la joven y bella revolucionaria que ha cambiado la topografía del debate político y social chileno en tan solo nueve meses. La estudiante de Geografía ha sido comparada con el Che Guevara y La Pasionaria. Ha recibido hasta treinta peticiones diarias de entrevistas. Un jubilado de la ciudad de Valparaíso se tatuó su rostro en el brazo. Un cantante alemán le compuso una canción que subió a YouTube. Pero, sin contabilizar la fama que la precede, y su belleza alabada por hombres y mujeres, Camila Vallejo parece ser una joven normal que se apasiona e indigna por los mismos motivos que la mayor parte de su generación.

La entrevista se realiza en la sede de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), de la que ella es vicepresidenta. Es una casona grande y antigua, ubicada en el centro de Santiago, donde en los años setenta funcionó el cuartel general de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía política de la dictadura de Pinochet. En el cuartel tenía su oficina Manuel Contreras, condenado a presidio perpetuo por crímenes de lesa humanidad. Camila Vallejo no recuerda nada de esos años. El 11 de marzo de 1990, el día que terminó el Gobierno de Pinochet, ella tenía un año y nueve meses.

Pregunta. ¿Qué le evoca la palabra dictadura si no la vivió?

Respuesta. La imagen que me he construido a partir de los relatos es la del temor constante. Dormir con ropa por el miedo a que te vinieran a buscar por la noche, los disparos en las poblaciones, las reuniones clandestinas. Finalmente, la generación que vivió a flor de piel ese periodo quedó traumatizada, producto de esa represión. Y por esta razón, ya llegada la democracia, comenzó a reinar el individualismo y la idea de que es mejor no meterse en política, porque no siempre las cosas terminan bien.

P. ¿Qué diferencia a su generación de la de sus padres?

R. Nuestra generación no tiene temor. Y por eso, a diferencia de nuestros padres, no nos cuesta denunciar que en Chile hay abuso, represión, que los empresarios están robando y que los políticos muchas veces son unos sinvergüenzas.

Chile ha cambiado bruscamente en los últimos meses. El descontento que la población acumulaba desde hace años ha tomado forma de protestas, huelgas y cacerolazos. Los jóvenes salieron a la calle para exigir educación pública gratuita y de calidad. El conflicto desbordó al Gobierno del presidente Sebastián Piñera. Fue perdiendo poco a poco popularidad, hasta llegar a un 23% a finales de 2011. El centro izquierda, que estuvo en La Moneda durante 20 años, quedó paralizado. Camila Vallejo se transformó en el principal rostro de la metamorfosis. Blindada por un grupo de guardaespaldas, la universitaria de ojos claros y piercing en la nariz encabezó cientos de marchas.

La indignación chilena no es fruto de una crisis económica. Este país crece a un ritmo del 6%. La pobreza pasó de un 45% a un 15% entre 1987 y 2009. Sin embargo, el 10% de los chilenos más ricos gana 27 veces más que el 10% más pobre, según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). "Hay profundas inequidades sociales, poca democracia y un nivel intolerable de abusos", dice Camila Vallejo mientras revuelve lentamente una taza de café.

"Trabajamos muchas horas al día, somos esclavos de las deudas, nos estafan en las cuentas de luz y de agua y, como no tenemos tiempo para el ocio, tampoco reclamamos por las cosas que nos parecen justas. Hemos acumulado frustración y descontento. Todo eso fue lo que estalló en 2011. Chile despertó y nosotros estamos aquí para cuestionar, combatir y no seguir reproduciendo el sistema", explica.

P. Chile es uno de los pocos países del mundo donde no es legal el aborto terapéutico. ¿Cree que es justo que en el extranjero se le retrate como uno de los más conservadores de Latinoamérica?

R. Es contradictorio, porque si bien somos el país más neoliberal del mundo, en Chile existe mucho conservadurismo en los valores, tanto en la derecha como en el centro y la izquierda política.

P. ¿A qué se refiere?

R. Nos falta avanzar con respecto a los derechos de las minorías sexuales. Estoy de acuerdo con el aborto en varias circunstancias. Primero es necesario respetar la autodeterminación de la mujer, antes de traer al mundo a alguien que no va a ser compatible con la vida que quiere su madre. Hoy en día, las que tienen plata lo hacen y, finalmente, es una libertad que está condicionada a tu capacidad de pago. También estoy a favor de la despenalización de la marihuana, porque cuando se legaliza existe la posibilidad de controlar el narcotráfico.

De acuerdo con una encuesta reciente, el 39% de la población dice estar "muy indignada". Una de las teorías que se han levantado en este país para explicar el descontento es la irrupción de la clase media que dejó la pobreza en las últimas dos décadas. Los Gobiernos de la Concertación prometieron que la forma más eficiente de resolver los problemas de inequidad era a través de la educación. El modelo instalado en el Gobierno de Pinochet, sin embargo, no cambió sustancialmente y los resultados siguieron siendo mediocres y desiguales. La gente se hartó y estalló el conflicto social. La familia Vallejo Dowling pertenece a ese grupo.

"A mi edad mis padres eran pobres, supervivientes. Cuando se conocieron en el mundo del teatro tenían que vender empanadas para vivir. Militaban en el Partido Comunista, pero no eran dirigentes", relata la universitaria. Aunque ella ahora vive en un piso que arrienda en el centro de Santiago, fue criada en la comuna de La Florida en el sur de Santiago. Es una zona de clase media donde, sin embargo, hay chabolas que conviven con modernos centros comerciales y autopistas. Fue el escenario donde Camila Vallejo comenzó a "indignarse con la situación chilena". Y cuando entró a la Universidad de Chile, la pública más importante del país, comenzó a militar en el Partido Comunista.

P. A diferencia de lo que ocurre en la actualidad, donde los comunistas están en el Congreso, durante la dictadura el partido tomó la vía armada.

R. El pueblo tiene derecho a combatir en masa la violencia estructural que existe en la sociedad. Y nosotros nunca hemos descartado la posibilidad de la vía armada, siempre y cuando estén las condiciones. Sin embargo, en este momento, ese camino está totalmente descartado, porque la tensión que hoy día existe es neoliberalismo versus democracia.

Aunque ella no lo reconozca, en ocasiones ha sido una militante algo indisciplinada. Tras la muerte de Kim Jong Il, por ejemplo, criticó públicamente la decisión de su partido de enviar condolencias formales al Gobierno de Corea del Norte.

P. Pero nunca ha hecho reproches a Cuba, donde estuvo en 2009 al conmemorarse los 50 años de la revolución.

R. No es comparable. Cuba no es el mejor modelo de democracia que uno pueda reconocer mundialmente, pero se han logrado muchos avances que en Chile, por ejemplo, no hemos logrado. Siempre hay sectores reaccionarios que porfiadamente defienden las libertades individuales sobre los derechos universales. Los chilenos resguardan la libertad de empresa sobre el derecho a la educación. De cualquier forma no creo que sea el momento de debatirlo, porque tampoco manejo muchos elementos.

Además de indignados, los chilenos no confían en sus instituciones. Una encuesta reciente revela que todas han perdido respaldo ciudadano: las Fuerzas Armadas, la Iglesia católica, los medios de comunicación, el Gobierno, las empresas privadas, la Justicia, el Congreso y los partidos políticos, que hoy por hoy son los más desprestigiados. Solo un 16% de los chilenos, de hecho, cree que la democracia en este país funciona bien.

P. Es la cuarta figura política mejor valorada en Chile y ya se señala que será candidata a diputada.

R. Esto no se resuelve con que yo sea candidata, da igual. El verdadero desafío es que debe haber gente dispuesta a cambiar la correlación de fuerzas en los espacios donde se toman las decisiones. Si no nos gusta cómo funcionan las cosas, tenemos que hacernos cargo. Debemos disputar el Parlamento para que sea realmente representativo y no esté ocupado por burócratas.

P. El 26 de enero estará en Berlín y el 2 de febrero llegará a Italia. ¿Qué piensa de Europa?

R. Pienso que el desarrollo de los países del Norte se produce gracias al subdesarrollo de los países del Sur. Europa, por una parte, y Latinoamérica, Asia y África, por otra. Siempre tiene que haber sitios saqueados para que otros disfruten del placer de los excesos. Los europeos fueron parte del proceso de colonización que arrasó con nuestros pueblos originarios. La aplastaron, masacraron, esclavizaron…

P. ¿Genocidio?

R. Es que es un hecho probado que hubo genocidio en Latinoamérica. Aquí se eliminó con la espada y con la cruz. Y también se explotó la naturaleza, nuestros recursos naturales. Y los siguen extrayendo como sanguijuelas. Las multinacionales, ¿de dónde vienen? De España, de Estados Unidos…

P. ¿Qué tipo de izquierda latinoamericana la identifica? ¿La de Dilma Rousseff, Hugo Chávez, Cristina Fernández o Fidel Castro?

R. De todas hay que sacar elementos, porque tienen sus particularidades según su desarrollo histórico y realidad política. Pero me gusta mucho lo que está haciendo Rafael Correa en Ecuador, Evo Morales en Bolivia y José Mujica en Uruguay.

P. ¿Haría campaña por una eventual reelección de la expresidenta chilena Michelle Bachelet, dado que el Partido Comunista podría hacer una alianza con la Concertación?

R. Jamás estaría dispuesta a hacer campaña por Bachelet ni a llamar a los jóvenes a votar por ella. Nadie me asegura que su programa sea representativo de las ideas que el movimiento estudiantil ha planteado. Y yo no recibo órdenes del partido. Todo pasa, finalmente, por una decisión personal. A mí nadie me va a obligar.

P. ¿Cómo va a evolucionar el movimiento estudiantil en Chile?

R. Este movimiento es el puntapié inicial de un proceso social por el cual seguiremos trabajando. Queremos conseguir reformas estructurales en el sistema educativo, pero también la construcción de un país con mayores derechos y garantías por parte del Estado. La extinción del movimiento estudiantil no es una posibilidad.

EL PAIS.COM

Aclaración a entrevista del diario El País

Por Camila Vallejo
 
Camila Vallejo

 
 

En la edición electrónica del diario español El País, con fecha 15 de Enero, fue publicada una entrevista que me realizó la cual ha sido replicada por diversos medios nacionales. Al respecto, me gustaría hacer un par de aclaraciones y reflexiones sobre algunos de los contenidos de ésta.

El formato de una parte de la entrevista da cuenta de cierto tono de dureza que no se condice con la intención de mis palabras. Pues para ser objetivos, a la fecha, los comunistas no hemos definido nuestro candidato presidencial y nuestra apuesta es que dicha decisión pase por todas las fuerzas políticas y sociales de oposición que están dispuestas a avanzar a un cambio profundo del modelo económico y político del país.

La candidatura que provenga del mundo e historia de la Concertación, cuenta con la justa deslegitimación por parte de un sector social mayoritario dada la profundización al modelo de desarrollo neoliberal a la cual se abocó esta coalición, apostando a la desmovilización y a la descomposición del tejido social.

Para nosotros, no es una opción viable dar un apoyo a las mismas ideas que administraron el sistema por 20 años.

Lo que hoy busca nuestro Partido y propone al conjunto de la sociedad chilena, es la conformación de un Gobierno de Nuevo tipo que represente fielmente los intereses del mundo social donde los ejes estarán en temas como la educación pública gratuita y de calidad, el fin al lucro, nueva Constitución, una nueva ley electoral y reforma al binominal, plebiscito, reforma tributaria y nacionalización del cobre y el agua, entre otros elementos que permitan avanzar hacia una sociedad donde se garanticen derechos sociales universales, se ensanche y profundice la democracia y se pueda convivir en mayor armonía con el medio ambiente.

En otras palabras, no habrá apoyo a candidatura alguna que no se comprometa con un programa serio, que refleje los cambios políticos y económicos que la sociedad chilena está demandando y que pasan por transformar el actual modelo.

El próximo candidato deberá representar fielmente las demandas que han emergido durante este periodo donde la ciudadanía ha despertado.

Nuestra propuesta es un Gobierno que sustente su gobernabilidad en un mundo social organizado y no en meros equilibrios parlamentarios. Y eso, junto con el carácter explícito anti-neoliberal, son aspectos que los comunistas impulsaremos a la hora de proponer una alternativa de Gobierno.

Finalmente, me gustaría poner énfasis en que los comunistas elegiremos nuestro candidato presidencial, de la misma manera en que tomamos nuestras decisiones: luego de un proceso intenso de discusión programática y de forma colectiva, donde cada integrante de nuestro Partido se hará partícipe del debate y la toma de dicha decisión.

De esta manera, específico, mi candidato presidencial será aquél que como colectividad acordemos con miras a un mayor bienestar social y a un gobierno de mayor justicia e igualdad social.

Demás está decir que, la discusión presidencial, es sumamente apresurada, dada las importantísimas responsabilidades que tiene el mundo social y las fuerzas de izquierda este 2012: proyectar las movilizaciones y las demandas que emergieron del despertar del 2011 y desplazar a la derecha de los municipios, apostando por darle un nuevo carácter a los gobierno locales, fomentando la participación ciudadana, mejorando el acceso a los derechos sociales, construyendo municipios modernos, cercanos a las necesidades de los vecinos y que fomenten la organización social.

Tratar de presionar a los dirigentes sociales, estudiantiles o a la ciudadanía en general a definir una postura en torno a una figura carente aún de contenido programático es inoportuno y un vicio por lo demás, de esta añeja forma de hacer política.

Radio Cooperativa.cl

Encuesta CEP (Diciembre, 2011): apoyo a Piñera cae a sólo 23%; rechazo crece a un 62%; desconfianza sube al 69% …

with 6 comments

Histórica caída: Solo un 23% aprueba a Piñera

radio.uchile.cl
piñera

El Presidente cierra 2011 con el índice de popularidad más bajo de los últimos 21 años, luego de sufrir un nuevo descenso en la encuesta CEP. Un 62% de los consultados rechaza su gestión y un 69% no le tiene confianza. Las coaliciones políticas también continúan a la baja. Revise acá todos los detalles del sondeo.

Una nueva caída tuvo la popularidad del Presidente Sebastián Piñera, de acuerdo a la encuesta noviembre-diciembre del Centro de Estudios Públicos (CEP), cuyos resultados fueron entregados este jueves.

El mandatario tiene un 23% de aprobación, tres puntos porcentuales menos que lo obtenido en el sondeo de junio-julio, período  en que ya había registrado el índice más bajo desde el retorno de la democracia.

Mientras, el rechazo subió en esta ocasión desde el 53% al 62%.

En cuanto a los atributos de Piñera, apenas el 17% de las personas lo considera “cercano”. Por el contrario, un 77% lo siente “lejano” y el 69% dice no sentir confianza en él. Además, el 73% opina que el jefe de Estado actúa con debilidad y el 72% piensa que lo hace sin destreza ni habilidad.

En cuanto a la aprobación de las coaliciones políticas, también hay caídas. La Alianza alcanza un 20%, cuatro puntos menos que en la encuesta anterior, mientras la Concertación desciende un punto hasta el 16%.

En tanto, la reprobación al oficialismo se empina en nueve puntos hasta el 55%, así como el rechazo a la Concertación sube ocho puntos, al 54%.

De acuerdo a la encuesta CEP, la figura más relevante de la oposición es Michelle Bachelet, que se mantiene en un 38% de las preferencias. En lugares secundarios quedan Carolina Tohá, Ricardo Lagos Escobar, su hijo Ricardo Lagos Weber, Marco Enríquez-Ominami, Andrés Velasco y Andrés Zaldívar, todos entre uno y dos por ciento. El 18% se inclina por la opción “ninguno” y el 30% no sabe o no contesta.

En tanto, el ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, es la figura más importante del oficialismo, con un 20%, seis puntos menos que en junio-julio. Más atrás aparecen Andrés Allamand (5%), Pablo Longueira (4%), Rodrigo Hinzpeter (3%), Evelyn Matthei (3%) y Joaquín Lavín (2%). En este caso, la opción “ninguno” llega al 22% y el 33% no sabe o no contesta.

Bachelet encabeza figuras políticas

Entre las figuras políticas, Michelle Bachelet es la que obtiene mayor aprobación con un 82%, tres puntos más que en el último sondeo. En segundo lugar está el ministro Laurence Golborne, quien cae cinco puntos hasta el 66%.

En tercer lugar queda el ex ministro Andrés Velasco, con un 47%, y en la cuarta ubicación destaca con un 44% la vicepresidenta de la FECH, Camila Vallejo, quien por primera vez fue incluida entre las opciones.

Luego, también figuran la senadora Soledad Alvear, el ex presidente Ricardo Lagos y Marco Enríquez-Ominami, todos con un 43%. También aparecen los ministros Andrés Allamand y Evelyn Matthei, junto a Carolina Tohá (42%); el ministro Luciano Cruz-Coke (40%), el senador Ricardo Lagos Weber (39%), el ministro Joaquín Lavín (35%), el senador Ignacio Walker (32%), el alcalde Pablo Zalaquett y el ministro Rodrigo Hinzpeter (30%).

Mayoritario rechazo al binominal

Los resultados entregados hoy revelaron también que el 60% de los encuestados considera que el sistema binominal debe cambiarse, un 17% piensa que hay que mantenerlo y el 23% no sabe o no contesta.

Del mismo modo, un 49% de las personas consultadas califica como “regular” el funcionamiento de la democracia y un 29% considera que es “malo o muy malo”. Solo un 16% la evalúa “bien o muy bien”.

En ambos puntos, de acuerdo al CEP, hay una evaluación más crítica de la población con respecto al año 2010.

Educación y marchas

Uno de los temas por los que consultó la encuesta CEP fue educación. En este ámbito, un 52% de las personas opina que las universidades estatales deben ser gratuitas para los alumnos de pocos recursos y un 42% considera que no deberían tener costo para todos los estudiantes. Apenas el 1% cree que no deben ser gratuitas.

En tanto, un 75% cree que se debe hacer cumplir la ley respecto a las universidades con fines de lucro; un 10% opta por modificar la ley y permitir las ganancias; y un 7% prefiere dejar las cosas como están.

Del mismo modo, el 65% expresa que el Gobierno debe autorizar las marchas estudiantiles, contra un 32% que opina lo contrario. En la misma línea, el 62% está de acuerdo con las marchas como forma de protesta.

No obstante, el 61% de los encuestados está en desacuerdo con las tomas de colegios y universidades y el 79% rechaza las marchas en lugares no autorizados.

En el mismo tema, el Gobierno es sindicado como el principal responsable por la ausencia de acuerdos (46%). Más atrás aparecen los estudiantes (22%) y la opción “los dos por igual” (30%).

El detalle de los resultados se puede consultar acá.

CEP: el invierno interminable del Gobierno

avatar
Cristóbal Bellolio

Profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Los analistas políticos tienen una teoría: cuando comienza la primavera el ánimo de la ciudadanía cambia para mejor y con ello mejoran las cifras de aprobación a los gobiernos. El caso chileno, según la encuesta CEP conocida ayer, desmiente la tesis. En un verdadero jueves negro para La Moneda, la administración de Sebastián Piñera tocó fondo y exhibió una paupérrima adhesión de 23%, puntos menos de lo que había obtenido en la misma medición de mediados de año.

Según Adimark el gobierno había logrado quebrar la tendencia a la baja –que registró agosto de 2011 como el peor mes- estabilizándose al alza en torno a los 35 puntos de aprobación. La CEP contradice esa versión, generando un desacuerdo evidente que debe tener a los asesores de Palacio buscando desesperadamente una explicación. Cuando los ánimos internos parecían recomponerse, la CEP de noviembre/diciembre es un balde de vidrio molido sobre las expectativas del oficialismo.

Ofrezco dos interpretaciones.

Primero, la idea de consolidar el voto duro ha fracasado como estrategia. La razón es sencilla: durante el 2011 Chile se ha ido alejando progresivamente de los ejes que identifican a la derecha más pura. Ante la pregunta “¿con cuál posición política más se identifica usted?” la respuesta arrojó un 14%, el índice más bajo de este sector a lo largo de 21 años de democracia. Quienes creyeron que endureciendo el discurso recuperaban la base histórica de apoyo no leyeron esta transformación estructural del panorama político chileno. Es probable incluso que el homenaje a Krassnoff (realizado en el corazón del trabajo de campo de la CEP) haya salpicado a una administración que ha hecho poco para distanciarse de sus símbolos del pasado y ha sido negligente en la configuración de una derecha moderna capaz de capturar el centro. Los avances evidentes (postnatal extendido, eliminación 7% jubilados, salario familiar) todavía no han sido capitalizados.

Segundo, que salta a la vista el rechazo a todo tipo de institución que encarne algún tipo de autoridad, verticalidad, jerarquía o tradicionalismo. Cae la confianza en las FF.AA. y Carabineros. Caen los diarios, la televisión y los medios de comunicación. Sigue la caída libre de la Iglesia Católica y ahora también la Evangélica. Caen la municipalidades y obviamente el gobierno central. Caen los Tribunales y el Ministerio Público. Caen incluso los sindicatos. Caen, por supuesto, el Congreso, los Partidos Políticos y la Empresa Privada. Esto no puede ser casualidad. Todas estas instituciones encarnan algún tipo de poder –militar, moral, político, burocrático, social, económico- contra el cual hay motivos para justificar un sentimiento de rebelión. Piñera es la víctima más visible, pero este fenómeno es mucho más complejo y expresa la vigorosidad de un país distinto que crece incómodo al amparo de reglas del juego gravemente deslegitimadas.

En cierto sentido, las dos interpretaciones están relacionadas. Es precisamente la derecha la que auspicia el fortalecimiento de instituciones que históricamente en Chile han reflejado distribuciones muy asimétricas del poder disponible. Su sostén cultural se confunde con el mismo grupo que abusa de sus posiciones de privilegio y se resiste a emparejar la cancha. Por eso se hacen tan atractivos los liderazgos que amenazan el statu quo y parecen correr por fuera de las estructuras tradicionales.

Esta es también la razón por la cual el libreto del gobierno de Piñera debe sufrir alteraciones significativas. Las reformas políticas y tributarias pendientes son una oportunidad, pero también un laberinto. Si Piñera descansa en la centroizquierda para profundizar la democracia y la equidad encontrará fuertes resistencias en la derecha conservadora que hegemoniza su sector. ¿Podrá enfrentarlos con éxito, sabiendo que tampoco recibirá cariño alguno desde la oposición?

El escenario de crisis económica internacional, vaya paradoja, podría servir de respiro. La popularidad de Bachelet es testimonio de que los chilenos premian a los gobiernos que protegen a los grupos más vulnerables frente a las convulsiones del mercado. Por lo mismo el Presidente ha moderado las expectativas respecto del futuro: sabe que los adversarios externos contribuyen a la unidad interna. En cualquier caso, este se está transformando para Piñera y sus colaboradores en un invierno implacable que se resiste a terminar.

EL MOSTRADOR

Encuesta CEP (Julio 2011): Piñera alcanza sólo 26% de apoyo y 53% de rechazo…

with 3 comments

Encuestas CEP Y ADIMARK mes de Julio

Encuesta CEP lo sitúa con sólo el 26% de apoyo

De mal en peor: movimientos sociales hacen caer a Piñera estrepitosamente en aprobación ciudadana

El resultado del sondeo enciende las alarmas en el oficialismo, considerando que hay un sector de la derecha tradicional que tampoco está conforme con el desempeño de la actual administración. El estudio, sin embargo, no registró el impacto en la opinión pública del cambio de gabinete. [Actualizada]

por Claudia Rivas Arenas, El Mostrador
,

 

Hasta un 26% cayó la aprobación del Presidente de la República Sebastián Piñera según la última encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), convirtiéndose en la más baja de la historia de los sondeos realizadas por la entidad. Paralelamente, la desaprobación a la forma cómo está conduciendo el gobierno llegó al 53 por ciento.

De este modo, el jefe de Estado cayó 18 puntos respecto de la medición anterior de noviembre-diciembre de 2010. Hasta ahora el piso pertenecía al ex presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, quien tras la crisis asiática llegó a marcar 28% de aprobación en mayo de 1999.

Las cifras entregadas este jueves por el CEP no hacen más que ratificar los resultados que con anterioridad han mostrado otras encuestas, como la Adimark, y que sancionan con dureza la forma cómo se ha manejado la actual administración desde el mandatario hasta los ministros en un escenario de permanente conflicto y movilizaciones.

En este sentido, las coaliciones oficialista y opositora no resultan mejor paradas que el gobierno, por cuanto la Concertación alcanza sólo el 17% de respaldo por la forma en que está ejerciendo su labor, cayendo desde el 24% que recibió en la encuesta anterior. Lo propio ocurre con la Coalición por el Cambio, que empata con sus adversarios políticos en desaprobación y baja estrepitosamente su aprobación desde el 41 al 24%.

Tal como lo indica el estudio, la opinión pública tampoco está conforme con la forma cómo el gobierno está manejando la economía. Ello, porque el 53% la desaprueba, mientras que sólo el 25% le entrega su respaldo al manejo de la administración Piñera.

Caída en atributos

Respecto de sus cualidades, el jefe de Estado también fuertemente, no sólo en aquellas más débiles que siempre le han sido más esquivas, sino también las que durante mucho tiempo se destacaron como sus principales fortalezas. Es así como ante la pregunta “con relación a las presiones de instituciones, grupos y personas, “¿cree usted que el gobierno de Sebastián Piñera, ha actuado con firmeza o debilidad?”, los consultados se inclinan en 25% por que lo ha hecho con firmeza, y un elevado 64% a que ha actuado con debilidad.

En la misma línea, y siguiendo con la misma pregunta de base, consultados acerca de la destreza y habilidad o falta de ella con que ha actuado el mandatario, el 26 por ciento decreta que ha actuado con destreza y habilidad, mientras que el 62% restante, que lo ha hecho sin destreza y habilidad. Ante la pregunta sobre si el mandatario da confianza o no, el 31% estima que sí, y el 61% que no. Asimismo, el 21% de los encuestados lo considera cercano, el 70% lo ve lejano.

los factores educación e Hidroaysén

Frente a la consulta de cómo lo ha hecho el gobierno en distintas materias, donde se han producido las más fuertes alzas de insatisfacción es en educación, donde cayó de 32% en la última medición a 10% la cifra de quienes estiman que el gobierno lo ha hecho bien o muy bien. Por el contrario, el número de quienes creen que lo ha hecho mal o muy mal se disparó a 58%.

Al mismo tiempo, el 51% estima que el gobierno lo ha hecho “mal o muy mal” en su manejo del conflicto por la aprobación de Hidroaysén; el 48% que lo ha hecho mal o muy mal en el manejo de la delincuencia; el 47% estima lo propio en materia de reconstrucción, y el 57% que lo ha hecho “mal o muy mal” en pobreza.

Los mejor evaluados

En esta encuesta CEP la ex presidenta Michelle Bachelet tiene el mérito de ser la mejor evaluada entre los personajes políticos, con el 79 por ciento de evaluación positiva y sólo 8,0 de negativa. Le sigue el ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, con 71% de positiva y 7,0% de negativa.

En tercer lugar aparece con 46% la senadora DC Soledad Alevear, quien obtiene el tercer lugar. Le siguen Carolina Tohá, Andrés Velasco, Ricardo Lagos Escobar, Evelyn Matthei, Joaquín Lavín, Marco Enríquez-Ominami, Ricardo Lagos Weber, Ena von Baer, Rodrigo Hinzpeter, y en el 13º lugar aparece el Presidente Sebastián Piñera con 34% de evaluación positiva y 35% de negativa.

Por ultimo, las figuras más importantes de la Concertación según el estudio son la ex presidenta Michelle Bachelet, con 38%, seguida de lejos por Ricardo Lagos Escobar y Ricardo Lagos Weber (con 3,0% cada uno) y Carolina Tohá y Marco Enríquez Ominami con (2,0% cada uno).

En el oficialismo, en tanto, la figura más importante, exceptuando al Presidente Piñera, es Golborne (26%), seguido mucho más atrás por Joaquín Lavín (11%), Hinzpeter y Pablo Longueira –este último recién integrado al gabinete- con dos por ciento cada uno, y Evelyn Matthei con el uno por ciento.

Metodología

El trabajo en terreno de la encuesta CEP se realizó entre el 24 de junio y el 24 de julio, siendo entrevistadas 1.554 personas mayores de 18 años que residen en sectores urbanos y rurales de todo el país, con 95% de confianza y un error muestral de tres por ciento.

Encuesta Adimark: Presidente Piñera obtiene un 30% de aprobación contra un 62% de rechazo

El rechazo al Mandatario sube dos puntos y los niveles de aprobación bajan uno en comparación con el mes anterior, cuando obtuvo un 31% de aceptación y un 60% de desaprobación. Estos son los peores resultados en lo que va de la administración Piñera. Los atributos del Presidente también caen.

por Javier Canales – 02/08/2011 – 10:24/La Tercera
LOS ATRIBUTOS TAMBIEN CAEN

En materia de atributos, el Mandatario experimenta una baja en todos, a excepción de ‘es querido por los chilenos’, que se mantiene en 37% al igual que el mes pasado, luego de caer nueve puntos.

El atributo ‘es activo y energético’, que históricamente ha sido uno de los mejores evaluados, disminuye ocho puntos, cayendo de 62% a 54%. La misma cantidad de puntos bajó la ‘capacidad para enfrentar situaciones de crisis’, que cae de 59% a 51%.

Lo siguen los atributos de ‘cuenta con autoridad’, que cae cinco puntos (de 53% a 48%); ‘cuenta con liderazgo’, que cae tres (de 50% a 47%); y ‘cuenta con capacidad para solucionar problemas del país’, que baja siete puntos (de 51% a 44%).

Más abajo, ‘es respetado por los chilenos’ baja cinco puntos (de 44% a 39%), y ‘es querido por los chilenos’ se mantiene en 37%.

Entre los peores evaluados se ubican ‘genera confianza’, que baja tres puntos, de 39% a 36%; y ‘es creíble’, que cae seis puntos, de 39% a 33%.

La gestión del Presidente Sebastián Piñera obtiene un 30% de aprobación y un 62% de rechazo. Así lo dio a conocer hoy la encuesta Adimark, correspondiente a la evaluación del mes de julio, cuyos resultados fueron publicados esta mañana.

Los niveles de evaluación positiva del Mandatario experimentan así una leve baja en comparación con los registrados por la misma encuesta el mes pasado, cuando alcanzó un 31% de aprobación contra un 60% de rechazo.

En tanto, la evaluación general al gobierno baja dos puntos su aprobación, cayendo del 31% que registraba en junio al 29% obtenido ahora en la medición de julio. La desaprobación al gobierno sube también dos puntos: de 62% en junio a 64%. Así, la evaluación a Piñera es superior a la del gobierno en su conjunto.

Luego del peak de popularidad obtenido por el Presidente tras el exitoso rescate de los mineros en octubre pasado -cuando registró un 63% de aprobación contra un 26% de rechazo- los niveles de evaluación positiva han ido bajando poco a poco, mientras han aumentado los de desaprobación.

Esta tendencia a la baja se acrecentó durante los últimos tres meses, que se han visto marcados por las masivas protestas ciudadanas por diversos motivos. Durante junio, además, se registraron protestas en las zonas afectadas por el terremoto, el gobierno debió enfrentar cuestionamientos al proceso de reconstrucción, y se mantuvo en agenda el conflicto estudiantil.

El mes recién pasado, además, se registró el segundo y mayor ajuste de gabinete efectuado por el Mandatario en lo que va de su gestión, cuando concretó un cambio de ministros en ocho de las 22 carteras.

Se espera que este jueves sea dada a conocer la encuesta realizada por el Centro de Estudios Públicos (CEP), una de las más reputadas a nivel nacional, la que, según se prevé, registraría niveles similares a los obtenidos por la Adimark.

Encuesta CEP (Diciembre 2010): Piñera, sólo 44% de apoyo. Los mejor evaluados: Bachelet 85%; Golborne 81%

with 3 comments

Fenómeno Golborne irrumpe en encuesta CEP: El segundo mejor evaluado (81%) tras Bachelet (85%) y «la» figura de la Alianza. El ministro de Minería, que no aparecía en el sondeo pasado, se instala además como la figura más importante del oficialismo (30%). Entre los mejor evaluados supera a Lavín (62%) y a Piñera (54%).

por: La Segunda

jueves, 30 de diciembre de 2010

BACHELET-CORREA-LULA1La consagración del ministro de Minería, Laurence Golborne, como la figura que irrumpió en 2010, y la mantención de los niveles de aprobación del Presidente Piñera (44%), revela la esperada encuesta CEP, cuyos resultados fueron divulgados este mediodía. El sondeo cierra el año político, confirmando además a la ex Presidenta Michelle Bachelet como la principal líder de su coalición y la personalidad mejor evaluada del país, ranking este último en que la sigue estrechamente Golborne.

Es precisamente en este ítem, la nómina de los personajes mejor evaluados del país, donde se concentran algunas de las principales revelaciones del sondeo. Así, éste muestra que ni su virtual retiro de la contingencia nacional ni su partida a Nueva York para hacerse cargo de ONU-Mujer han afectado la valoración de Bachelet, quien no sólo mantiene el primer lugar en la lista, sino exactamente los mismos números que tenía en el sondeo anterior (de julio pasado), antes de partir de Chile: un 85% de evaluaciones positivas y sólo un 4% de negativas.

Golborne, cuyo nombre es por primera vez incluido en el listado de personajes respecto de los cuales el CEP consulta a sus encuestados, se sitúa inmediatamente después de Bachelet, con un 81% de evaluaciones positivas y un 4% de negativas. Pero no sólo sus números se parecen a los de la ex Presidenta, sino también la espectacularidad de su debut. Y es que su performance sólo es comparable a la exhibida hace ocho años y medio por Bachelet cuando era ministra de Defensa y —tras un rol protagónico en la asistencia a los damnificados por temporales en Santiago, cuando salió a las calles en un vehículo Mowag del Ejército— el CEP también decidió por primera vez preguntar por ella en la encuesta.

Los resultados de entonces (agosto de 2002) sorprendieron al mundo político: con 66% de evaluación positiva, se ubicó en el primer lugar de los personajes, superando a quien era la presidenciable mejor ubicada de la Concertación, Soledad Alvear.

En cuanto al listado actual, tras Golborne se ubica el ministro Joaquín Lavín (62%), quien si bien baja al tercer lugar, sube en cinco puntos su evaluación positiva. El Presidente Piñera, aunque mantiene un 54% de menciones positivas (56% ?  en julio), aumenta en cinco puntos, a 24 %, las negativas. Quinto se ubica el ministro Rodrigo Hinzpeter, con números similares a los de julio. Sólo a continuación vienen las siguientes figuras concertacionistas: Soledad Alvear y Andrés Velasco (no fue incluido en la encuesta de julio).

Entre quienes más bajaron en su evaluación —además de la presidenta de la Cámara, Alejandra Sepúlveda, y del senador radical José Antonio Gómez, que cayeron 11 puntos, pero son conocidos por menos del 50% de los consultados—, están los senadores Guido Girardi (cae 9 puntos) y Alberto Espina (-8); el ex presidenciable Marco Enríquez-Ominami (-8); el diputado PC Guillermo Teillier y la senadora UDI Evelyn Matthei (-7); los timoneles DC y PPD, Ignacio Walker y Carolina Tohá (-5); el senador RN Andrés Allamand (-5), y el PS Camilo Escalona (-4).

También los más importantes de sus coaliciones
La ex Presidenta Bachelet también sigue como la figura más importante de la Concertación, pero baja allí 20 puntos, a un 38%. Pese a la caída, supera ampliamente a la timonel del PPD Carolina Tohá (4%), quien a su vez desplaza a Ricardo Lagos Escobar (3%), mientras el hijo del ex Mandatario, Ricardo Lagos Weber, aparece tercero (2%) y el ex ministro Francisco Vidal (1%) lo sigue.

En el caso de la Coalición por el Cambio el cuadro sufre una importante modificación: Golborne, medido por primera vez, se dispara, con un 30% que cree que es la figura más importante del bloque oficialista. Lo sigue Joaquín Lavín, quien sufre una brusca caída de 28% a 14%. Luego vienen Hinzpeter (5%) y la vocera Ena von Baer (2%).

La coordinadora del Programa de Opinión Pública en el CEP, Carolina Segovia, aseguró sobre la irrupción de Golborne que “habrá que revisar los otros resultados”, en referencia a anteriores fenómenos de popularidad. Y agregó que “con Michelle Bachelet ocurrió algo similar”. Respecto de la aprobación de Piñera, dijo que hay una suerte de “malestar” o “desapego”, aunque destacó que hay una buena percepción económica.

Written by Eduardo Aquevedo

31 diciembre, 2010 at 0:39

Wikileaks: "Piñera maneja la política y sus negocios al límite de la ética y la ley", según EE.UU

with 4 comments

La Embajada de EE UU en Santiago siguió con recelo la carrera del actual presidente de Chile antes de la campaña que le llevaría al poder en 2010

FRANCISCO PEREGIL – Madrid – 27/12/2010

CHILE-PIÑERAO0I1Antes de que el pasado 13 de septiembre el presidente de Chile, Sebastián Piñera, dirigiese el rescate de 33 hombres atrapados en la mina San José… Antes de que el 11 de marzo de 2010 lograra convertirse en el primer presidente de derechas elegido democráticamente en los últimos 50 años de su país… Mucho antes de todo eso, la Embajada de Estados Unidos en Santiago ya venía escrutando sus pasos con cierto recelo.

    En un despacho del 9 de octubre de 2009 se le describía así: "Hombre de negocios competitivo y político que tiende a tomar riesgos, Piñera ha estado vinculado en el pasado a un número de cuestionables acciones sobre sus negocios, pero los votantes parecen relativamente desinteresados por estas acusaciones".

    El informe, redactado por la número dos de la embajada, Carol Urban, cita la acusación que salió a relucir el 23 de septiembre de 2009 durante un debate electoral con el candidato presidencial de la Concertación de centro-izquierda, Eduardo Frei. Frei sacó a colación un informe de Transparencia Internacional en el que se indicaba que, en julio de 2006, cuando el actual presidente de Chile estaba al mando de la compañía aérea LAN, compró tres millones de acciones varias horas después de recibir un informe financiero de la compañía que no había sido publicado.

    Las autoridades bursátiles de Chile investigaron el caso y acusaron a Piñera de "abuso de información privilegiada". Piñera pagó una multa de 700.000 dólares, abandonó la presidencia de LAN, pero negó haber actuado de forma inapropiada. En las semanas siguientes, Piñera acusó a Transparente, la filial de la ONG en Chile, de actuar movida por prejuicios políticos. El debate sobre sus acciones se trocó en un debate sobre Transparente, hasta el punto de que un miembro de esta organización tuvo que dimitir.

    Lo que llamó la atención de la embajada fue la forma en que Piñera consiguió volver las lanzas contra Transparencia. Eso fue posible, según los diplomáticos, gracias a tres factores: un admirable equipo de campaña deseoso de pasar al ataque, la mediocre estrategia comunicativa de su oponente y la ayuda de la "prensa de Santiago, generalmente conservadora".

    Los créditos arriesgados

    En el cable se reseña con crudeza el periodo en que Piñera ejerció de director general del Banco de Talca (1979-1980). "Como muchos otros bancos de la época -y no muy diferente de la reciente crisis financiera de Estados Unidos- el Banco de Talca concedió muchos créditos arriesgados, que inicialmente generaban apreciables beneficios, pero finalmente llevaron a la bancarrota. Sin embargo, Piñera y otros directivos del Talca fueron más allá de las típicas actuaciones inapropiadas de la época. Además de los créditos dudosos que aprobaron, también crearon docenas de falsas compañías, les concedieron créditos del banco y usaron esos fondos para comprar más acciones del banco".

    El informe concluye: "Tenaz y competitivo, Piñera maneja tanto sus negocios como su política hasta los límites de la ley y la ética. Algunas de sus acciones, como prestar dinero a empresas ficticias, parecen cruzar claramente la línea de la incorrección legal. Otras veces, sin embargo, parece más una víctima de las circunstancias, de la negligencia o de la inmensa vastedad de su fortuna".

    Piñera: "Bachelet es mala presidenta"

    EE UU quería seguir de cerca los pasos de aquel multimillonario empeñado en ser presidente. El 13 de marzo de 2008, el embajador Paul Simons y su consejero político Juan A. Alsace visitaron a Piñera, quien ya había perdido contra Michelle Bachelet en 2005 (54% frente a 46% de los votos) y se preparaba para concurrir a las elecciones de 2009. "Bachelet es una buena mujer, pero mala presidenta", les dijo Piñera.

    Cuatro días después, el consejero político redactaría en su informe que Piñera tachaba al Gobierno de la Concertación, tras 20 años en el poder, de "incompetencia y corrupción". "Sin embargo", agregaba el diplomático, "Piñera se queda corto a la hora de ofrecer soluciones". Piñera les aseguró que disponía de "600 profesionales" ?la mitad de ellos, con títulos universitarios? trabajando en su programa de gobierno. Cuando el embajador le pidió que concretase un poco más, Piñera respondió con vaguedades.

    El actual presidente, que se doctoró en Harvard con una tesis que se titulaba Economía de la educación en países en desarrollo, comentó que parte del problema de la educación en Chile era que los siete principales responsables del Ministerio de Educación poseían una pobre formación y no sabían hablar inglés. En ese punto, el consejero político abrió un paréntesis en su relato: "Piñera, que se graduó en Harvard, hizo ostentación de su lado elitista, dejando claro que los siete se había formado en ‘escuelas mediocres".

    Después de escrutarlo detenidamente y de analizar la situación del país, los diplomáticos estadounidenses concluyeron que Piñera tenía razones para mostrarse confiado en ganar las elecciones. Pero creyeron detectar su punto débil cuando hablaron de cuestiones económicas y salió a relucir el nombre del dictador Augusto Pinochet. Piñera adujo que la Concertación había hecho bien en continuar con la política económica de Pinochet y lo justificó con una frase que los diplomáticos citaron textualmente: "Uno no destruye las pirámides porque se hubieran perdido vidas al construirlas".

    Actitud ante Pinochet

    Cuatro días después, el consejero político escribiría: "Esta actitud caballerosa hacia el abuso sobre los derechos humanos del régimen de Pinochet es uno de los talones de Aquiles del centro-derecha, una actitud que no casa bien con la mayoría de votantes de centro-izquierda". El diplomático olvidó reseñar que Piñera se pronunció contra Pinochet en el plesbicito de 1988 que abrió el camino a la democracia en Chile.

    Sin embargo, pocos días después de que Piñera ganase las elecciones, el retrato del presidente en otro cable redactado por Carol Urban lo calificaba de un "anti-Pinochet centrista". El recelo que la embajada mostraba un año atrás desapareció de pronto: "En el pasado forzó los límites de su política y sus negocios, pero ha movido sus ingentes inversiones para evitar conflictos de intereses". Desde ese momento, a Piñera se le describiría como una persona famosa por trabajar siete días a la semana, "inteligente y decidida". "Quiere controlar cada detalle, desde el contenido de un discurso hasta la posición de las cámaras y las luces".

    En la embajada auguraban que Piñera sería un presidente de los que toman bien las riendas. Y en el fondo, eso es lo que ocurrió nueve meses después con el rescate de los mineros: el presidente organizó el equipo de salvamento, probó la cápsula donde subirían los 33, y a punto estuvo de bajar él mismo a la mina.

    Written by Eduardo Aquevedo

    28 diciembre, 2010 at 5:23

    Encuesta UDP (Octubre 2010): Piñera 54,1% aprobación; 43,8% ve a M. Bachelet Presidente en 2014…

    leave a comment »

    Encuesta Nacional UDP 2010

    CHILE-PIÑERAO0I1 Revise Encuesta UDP (Octubre 2010) completa…

    Publicado el Miércoles, 20 de Octubre de 2010 a las 12:01 en Noticias.

    Evaluación del desempeño de Piñera se iguala al primer año de gobierno de Bachelet

    • Comparando el primer año de gobierno de cada cual, Piñera y Bachelet obtienen similares evaluaciones de desempeño gubernamental.
    • Se registra un moderado optimismo por cambios en seguridad laboral, y se consolida percepción de Codelco como empresa estatal.
    • Un tercio de la población acepta el matrimonio homosexual. Un 22,5% cree que las parejas homosexuales deberían tener derecho a adoptar hijos.
    • Casi el 50% cree que la Concertación se mantendrá o se fortalecerá. Bachelet se instala como candidata presidencial sin contrapesos

    Un gobierno “diferente”

    El 48,1% de los chilenos considera que el gobierno del Presidente Sebastián Piñera no se asemeja a ninguno de los gobiernos que ha tenido el país desde 1973. En tanto, un 22,1% sostiene que se parece a alguno de los gobiernos de la Concertación y un reducido 13,2% al gobierno de Pinochet.

    La Encuesta Nacional UDP 2010 —medición hecha cara a cara y representativa del 74% del país—, identificó que los atributos mejor valorados de Piñera son su capacidad de representar a Chile en el extranjero y su firmeza en la toma de decisiones (ambos con nota 5,0). Por otra parte, los atributos peor evaluados fueron su capacidad de lograr acuerdos con la oposición (4,6) y su capacidad de resolver los problemas de la gente (4,8). De la ex Presidenta Bachelet, los encuestados sobre todo valoran su capacidad de representar a Chile en el extranjero y su honestidad, ambas con nota 6,0. Así, en la percepción de la población, en Piñera se destaca su “firmeza”, mientras en Bachelet su “honestidad”.

    El trabajo de campo de la encuesta se realizó entre el 11 y 30 de septiembre, es decir, durante el proceso de rescate de los mineros de la mina San José.

    En términos de desempeño del gobierno de Piñera, las dimensiones más valoradas por la ciudadanía son el manejo de la crisis en la mina San José (nota 5,5), hacer frente a los problemas que generó el terremoto (5,0), y mejorar las relaciones de Chile con América Latina (4,8). En tanto, las peor evaluadas son disminuir la desigualdad, solucionar los problemas de transporte público y mejorar el sistema de pensiones, las tres con nota 4,2.

    La evaluación de desempeño del nuevo gobierno es similar a la obtenida por la administración de Bachelet en su primer año. Comparativamente, la ciudadanía valora ligeramente mejor al gobierno de Piñera en estos ámbitos: disminuir la delincuencia, mejorar la educación y aumentar el empleo. No obstante, la evaluación de desempeño del último año de Bachelet supera en la mayoría de las dimensiones consideradas al gobierno actual.

    Existe una actitud de moderada confianza respecto del cumplimiento de las promesas de campaña realizadas por el Presidente. Un 50,7% considera que el presidente cumplirá parcialmente sus promesas de campaña, mientras el 15,1% considera que las cumplirá plenamente. Un 23,1% sostiene que “no cumplirá con sus compromisos”.

    Al solicitar evaluar el desempeño que tendrá el gobierno de Piñera en relación al anterior de Bachelet, el 33,5% de los entrevistados considera que será “igual”, un 29,4% que será “mejor”, y un 24,3% que será “peor”.

    Un punto importante es que la principal diferencia en relación al gobierno de Bachelet, se asocia con la percepción de los beneficiarios de las políticas que implementa cada gobierno. En 2009 la mayoría de la población (53,5%) consideraba que el principal beneficiario de las políticas del gobierno de Bachelet era la clase baja. En cambio, este año la mayoría cree que el gobierno de Piñera beneficia a la clase alta de la sociedad (46,4%). Y lo interesante es que todos los estratos sociales comparten la misma percepción.

    Lo que se valora de un empleador: ¿mejor sueldo o seguridad laboral?

    El rescate de los mineros ha colocado en la agenda pública la vinculación entre empresarios-trabajadores y el rol de los privados y del Estado en la explotación de recursos minerales.

    Frente a la afirmación “Codelco debería ser privatizada”, un 73,2% se manifiesta en desacuerdo con tal frase, reafirmando el rol público que parece estar asentado en la sociedad chilena. Al menos en esta dimensión, se advierte una tendencia hacia el mayor “estatismo” desde que se viene realizando la Encuesta Nacional UDP, por cuanto el porcentaje de desacuerdo del año 2008 fue de 60,6% y el 2009 de 69,3%.

    Consultados los entrevistados sobre las características más importantes de un “buen empresario o empleador”, el 53,6% destacó “que pague bien a sus empleados” y el 21,3% “que genere empleos”. “Que cuide la seguridad de sus empleados” aparece en tercer lugar con un 14,4% de menciones, y “que se preocupe de las familias de sus trabajadores” con un 5,8%. En este sentido, al consultar si pasará algo con los anuncios de establecer mayores controles sobre las empresas para dar mayor seguridad a sus trabajadores, la mayoría considera que “las cosas cambiarán parcialmente” (48,8%) o que “las cosas cambiarán en forma importante” (14,8%). Un 25,7% considera que las cosas seguirán igual o empeorarán.

    ¿Liberales o conservadores?

    La Encuesta Nacional UDP da cuenta de una sociedad tolerante frente a diversas opciones de vida, pero a su vez respetuosa de instituciones tradicionales como el matrimonio.

    Un alto porcentaje de la población considera que una madre soltera (87,2%) o un padre soltero (79,4%) pueden criar a su hijo tan bien como una madre o padre que está casado o con pareja. La misma aceptación se da en caso de una madre que trabaja (77,9%) o si la pareja está separada (68,3%).

    La mayoría (54,7%) también se muestra de acuerdo con la afirmación que “la homosexualidad es una opción sexual tan válida como cualquiera”. Sin embargo, son más bajos los niveles de aceptación del matrimonio homosexual (33,8%), del derecho de parejas homosexuales a adoptar hijos (22,5%), o de la crianza de hijos por parte de parejas de lesbianas (29,2%) o de parejas gay (23,3%).

    Un 80,6% indicó que el uso de la píldora del día después es una decisión de cada mujer, un 78% se mostró a favor de permitir la distribución gratuita de dicha píldora entre sectores pobres, y un 70,2% se mostró de acuerdo con la afirmación que “un enfermo terminal tiene derecho a solicitar su muerte asistida”.

    Respecto de la institución del matrimonio, un 78,8% consideró que estaba bien que las parejas vivan juntas antes de casarse y una mayoría (56,7%) acepta la convivencia aunque la pareja nunca se case. No obstante, sólo el 22% percibe que “el matrimonio es una institución pasada de moda”.

    ¿Desaparecerá la Concertación?

    Según la Encuesta Nacional UDP, la mayoría de la ciudadanía asocia las causas de la derrota de la Concertación con la estrategia electoral que adoptó. El 27,5% consideró que la razón más importante fue que “presentó un mal candidato presidencial”, y un 15,5% que “se dividió entre Frei y Enriquez-Ominami”. 16,7% estimó que perdió porque “se desgastó al gobernar por mucho tiempo”, 6,8% porque “cayó en actos de corrupción”, y 5,9% porque “sus partidos se distanciaron de la gente”.

    Respecto del futuro de la Concertación en los próximos cuatro años, se identifica dos grupos. Los optimistas (47,6%), donde el 38,2% consideran que se mantendrá y un 9,4% dice que se fortalecerá. Y los pesimistas (30,2%), el 25,7% indica que la coalición se dividirá y un 4,5% que desaparecerá. Un 22,7% no sabe o no contesta esta pregunta.

    Presidenciales 2013

    Consultada la ciudadanía sobre las preferencias presidenciales (mención espontánea ¿Quién le gustaría que fuese el próximo presidente de Chile?) el 42,5% señaló a Michelle Bachelet, mientras el 33,5% no sabe o no contesta. A menor nivel socio-económico, mayor es el apoyo a Bachelet. Respecto a quién cree que será el próximo presidente de Chile, un 43,8% mencionó también a Michelle Bachelet, en tanto un 41,6% no sabe o no responde.

    Written by Eduardo Aquevedo

    20 octubre, 2010 at 22:01

    Encuesta Adimark (sept. 2010): cae apoyo a Piñera (de 56 a 53%)…

    with 9 comments

    4 de Octubre de 2010

    Este mes, un 53% respalda su gestión, mientras que un 32% la desaprueba.

    por El Mostrador

    La popularidad del Presidente de la República, Sebastián Piñera, sufrió una leve caída en el mes de septiembre, según la última encuesta Adimark GfK dada a conocer este lunes.

    De acuerdo al sondeo, en el mes de septiembre un 53% apoya su gestión, una baja de 3 puntos con respecto al resultado de agosto (56%).

    “Septiembre fue un mes complejo, marcado por los mineros atrapados, la huelga de hambre de los comuneros mapuches y las fiestas del Bicentenario. Sin embargo, también disminuye la desaprobación en forma significativa, 32% desde el 36% observado en Agosto. Desde el punto de vista de la desaprobación, este es el mejor resultado para el presidente Piñera  en los últimos cuatro meses”, señala la encuesta.

    En tanto, el Gobierno recibe un 58% de aprobación, 3 puntos más que agosto (55%),  volviendo a situarse por encima de la calificación del Presidente.  Para el gobierno, es  su mayor nivel de respaldo desde marzo 2010.

    La opinión pública parece ir moderando su visión del actual gobierno, siendo la tendencia más clara la consistente disminución en el nivel de rechazo del Presidente Piñera. Esta cifra muestra una clara tendencia a la baja: 40% en julio, 36% en agosto y 32% en septiembre.

    Por segmentos socioeconómicos, los sectores socioeconómicos mas acomodados son los que respaldan en mayor medida la gestión del Presidente (67%), en tanto que la aprobación de los sectores con menores recursos (D/E) alcanza el 48%, siete puntos menos que agosto (55%).

    En cuanto a los atributos personales del presidente Piñera, se aprecia una  mejoría en relación a agosto, destacándose sus tradicionales fortalezas, las cuales parecen ir fortaleciéndose con el transcurso de los meses:  “Activo y enérgico” (75%) se mantiene como el rasgo mejor evaluado, seguido por “capacidad para enfrentar crisis” (74%) y “Capacidad para solucionar los problemas del país” (74%).

    Evaluación del Gabinete

    En términos de conocimiento, no se observan  diferencias respecto a la medición de agosto último. El ministro Joaquín Lavín (educación) se mantiene como el ministro más conocido (98%), seguido por Jaime Ravinet (defensa) con un 86% y Luciano Cruz-Coke (cultura) con 81%. El ministro de Minería salta en septiembre a un 72% de conocimiento.

    En evaluaciones, continúa destacándose los buenos resultados del Ministro de Minería Laurence Golborne, que ya se había disparado en el mes anterior. En septiembre, Golborne alcanza un récord de 87% de evaluaciones positivas, convirtiéndose por segundo mes consecutivo en el ministro mejor evaluado del gabinete. Su evaluación positiva aumenta 9 puntos con respecto a Agosto (78%).

    El ministro Curz-Coke también aumenta en nueve puntos su respaldo y obtiene un 75%. El mismo respaldo alcanza Joaquín Lavín (75%). Les sigue el Ministro Hinzpeter con un 69% de evaluaciones positivas. La vocera Von Baer (68%) aumenta 4 puntos desde agosto, mismo incremento que obtiene el ministro Ravinet (67%), la ministra Matte (66%) y el ministro Larroulet (66%). Más abajo se ubican el ministro de salud,  Jaime Mañalich con un 59% (sube 3 punto este mes) y cierra la lista el titular de Transportes  con un 54%.

    Desde esta medición se ha decidido  publicar el  nivel de aprobación sólo de  aquellos ministros que superan el 40% de conocimiento. Cabe notar que, de los 22 miembros del gabinete, solo 11 ministros logran superar este nivel de conocimiento y otros 11 no alcanzan esta meta. El objetivo es evitar las excesivas fluctuaciones que se producen cuando los evaluadores son un número muy reducido.

    Metodología

    Las entrevistas se realizaron entre el 5 y el 30 de Agosto de 2010 y la muestra efectiva alcanzó a 1.109 personas, de los cuales 404 entrevistas fueron realizadas en Santiago y 705 se obtuvieron en regiones.

    La muestra es del tipo probabilístico con selección aleatoria de hogares y de entrevistados. El universo está compuesto por hogares que disponen de teléfono en las principales ciudades del país.  El error se estima en +/- 3,0%.

    Se aplico un cuestionario estructurado de 20 minutos de duración y los datos fueron posteriormente ponderados por ciudad, sexo y nivel socio económico, según datos del Censo 2002 y según el nivel de penetración telefónica de los hogares por región.

    Written by Eduardo Aquevedo

    4 octubre, 2010 at 14:39

    Encuesta CEP (julio 2010): Bachelet sale victoriosa (77% de apoyo) y Piñera cae al 45%…

    with 4 comments

    Bachelet sale victoriosa de la encuesta CEP y se perfila como la figura más relevante de la política

    Según el sondeo entregado este mediodía por el Centro de Estudios Públicos (CEP), la ex mandataria es la figura más importante de la Concertación, seguida por Ricardo Lagos (3%), Carolina Tohá y Andrés Velasco (1%). En la derecha, Joaquín Lavín encabeza la lista con un 28% de adhesión. Por su parte, la aprobación del Presidente Sebastián Piñera alcanzó un 45%. De esta forma, se convierte en el jefe de Estado con la evaluación más baja en sus primeros días de Gobierno, luego que en el mismo período, Bachelet alcanzara 46%, Lagos 49%, Frei 50% y Aylwin 73%.

    Vea aquí Encuesta CEP completa…

    por El Mostrador

    Este mediodía se dieron a conocer los resultados de la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP). Sondeo que reveló que la ex mandataria Michelle Bachelet se perfila como la figura más relevante de la política chilena.

    De hecho, entre las figuras de la Concertación aparece con 58% de adhesión. Lejos del 3% alcanzado por Ricardo Lagos y el 1% obtenido por Carolina Tohá y Andrés Velasco.

    Al ser consultada la gente por la gestión de la ex jefe de Estado, un 77% la aprueba.

    En la Coalición por el Cambio, es el ministro de Educación, Joaquín Lavín, quien encabeza la lista con un 28%. Seguido de los ministros Rodrigo Hinzpeter (5%)y Ena Von Baer (3%).

    El sondeo además arrojó que la aprobación a la gestión del Presidente Sebastián Piñera alcanzó un 45%, mientras que la desaprobación llegó a un 29%.De esta forma, Piñera es el mandatario con la evaluación más baja en sus primeros días de Gobierno, luego que en el mismo período, Bachelet alcanzara 46%, Lagos 49%, Frei 50% y Aylwin 73%.

    Respecto a sus atributos personales, un 46% cree que el Presidente lleva con “firmeza” su gobierno, mientras un 38% piensa que lo hace con “debilidad”. En tanto, un 50% dice que el Mandatario le da confianza, mientras que un 38% dice no sentir confianza. Y un 54% lo ve como un Presidente “lejano”.

    En materia económica, el 32 por ciento se msotró a favor de su gestión, contra un 39 por ciento que la desaprueba.

    En cuanto a los conglomerados políticos, un 26 por ciento aprueba la gestión de la Concertación, pero un 35 por ciento no se muestra agradado con la actuación de la oposición. Mientras el 41 por ciento se mostró de acuerdo con el trabajo de la Alianza y un 25 por ciento la calificó de mala manera.

    CEP: Bachelet es la figura más relevante de la política

    / Lanacion.cl

    La ex Mandataria obtuvo un 58% entre las figuras más importantes de la Concertación, seguida por Ricardo Lagos (3%). En la Coalición por el Cambio, Joaquín Lavín tuvo un 28% y Rodrigo Hinzpeter un 5%. El gobierno de la ex Jefa de Estado tuvo una aprobación de 77%.

    CEP: Bachelet es la figura más relevante de la política

    Un 58% de preferencia tuvo Bachelet entre las figuras más importantes de la Concertación.
    Foto: UPI

    El informe entregado por el Centro de Estudios Públicos señaló que la ex Presidenta Michelle Bachelet es la figura más relevante de la Concertación, con un 58% de preferencia.

    Muy lejos le sigue el ex Mandatario Ricardo Lagos con un 3%. Luego con sólo un 1% se encuentran la ex vocera y actual presidenta de la PPD Carolina Tohá y el ex ministro de Hacienda Andrés Velasco.

    Un 6% menciona otros nombres, un 8% a ninguno o no hay nadie y 23% no sabe o no contesta a la pregunta.

    A la pregunta quién es la figura más importante en la Coalición por el Cambio, exceptuando el Presidente Piñera, el ministro de Educación Joaquín Lavín obtuvo un 28%, seguido por un 5% del ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter y un 3% de la vocera Ena von Baer.

    Con un 1% aparecieron el senador RN Andrés Allamand, el presidente de RN Carlos Larraín, y los senadores UDI Pablo Longueira y Evelyn Matthei.

    En la evaluación de personajes políticos entre quienes conocen a la persona, en donde al entrevistado se le lee una lista cerrada de nombre que debe evaluar positiva o negativamente, eliminando la categoría no sabe, no contesta y no conoce a la persona, la ex Presidenta tuvo un 85% de apoyo y un 4% de rechazo; Lavín tuvo un 57% de aprobación y un 17% de desaprobación y Sebastián Piñera obtuvo un 56% de apoyó y un 19% de rechazo.

    En este item, las mayores alzas las tuvo Lavín (21 puntos porcentuales), Lily Pérez (15), Guillermo Teillier, Alberto Espina y Evelyn Matthei (13); mientras quelas caídas más importantes estuvieron con Marco Enríquez-Ominami (-8 puntos porcentuales), Ricardo Lagos Escobar y Eduardo Frei (-4).

    Bachelet también fue bien evaluada por su administración, donde un 77% aprueba su gobierno, un 8% la desaprueba, un 12% no la aprueba ni la desaprueba y un 3% no sabe o no contesta.

    Ante la pregunta cómo la ex Presidente y su equipo económico manejaron la economía, un 66% aprueba la gestión de la administración anterior, un 15% la desaprueba, otro 15% no la aprueba ni desaprueba y 4% no sabe o no contesta.

    Written by Eduardo Aquevedo

    29 julio, 2010 at 14:31

    Chile: la CASEN 2010 y las causas del aumento de la pobreza…

    with 8 comments

    CASEN, pobreza y rigor

    Por Daniel Hojman, académico de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Harvard  15 de Julio de 2010, Ciper Chile

    El aumento de la pobreza que mostró la última encuesta CASEN ha sido atribuido por el Presidente a la dilapidación de recursos públicos, programas sociales ineficientes y la corrupción. Los datos conocidos hasta ahora no entregan argumentos para sustentar esa tesis, sino que más bien apuntan al impacto del alza del valor de los alimentos y la crisis internacional. Lo que parece una estrategia para desprestigiar a la administración de Bachelet demuestra falta de rigor del mandatario y pone en riesgo su credibilidad.

    A juzgar por la cobertura de prensa, los comentarios en las redes sociales y la cadena televisiva del Presidente Sebastián Piñera, el aumento de la fracción de pobres de un 13,7% de la población en diciembre del 2006 a un 15,1% en diciembre del 2009 tuvo un impacto comunicacional significativo. Para los entendidos, no hubo sorpresa alguna. Quizás la única sorpresa del anuncio del Presidente el día martes 13 de julio fue su falta de rigor.

    Esta última afirmación requiere fundamento. Tras anunciar la mala noticia del aumento de la pobreza, el mandatario se refirió a la dilapidación de recursos mal focalizados y declaró que el gasto social “desgraciadamente muchas veces no llega a quienes realmente lo necesitan porque los recursos se quedan entrampados en la burocracia o porque se despilfarran en gastos innecesarios o sencillamente porque se quedan en las garras de la corrupción.” Haciendo eco, la vocera de gobierno señaló que “si las políticas sociales se estuviesen haciendo bien no tendríamos un aumento en la pobreza”. Ni el Presidente ni la vocera hicieron mención a la crisis económica u otros factores como el alza del precio de los alimentos a raíz de una crisis alimentaria mundial como posibles explicaciones.

    Si hubiese que guiarse por la autoridad que le confiere a Sebastián Piñera no solo el cargo presidencial, sino también el conocimiento técnico de un empresario exitoso con un doctorado en economía de Universidad de Harvard, un observador ingenuo se vería obligado a aceptar dos hipótesis. Primero, el aumento en la pobreza se debió fundamentalmente al fracaso de las políticas sociales del gobierno anterior. Segundo, las prácticas administrativas de ese gobierno fueron menos que aceptables.

    La primera hipótesis es cuestionable por a lo menos tres razones independientes. La condición de pobreza se determina en base a un ingreso de corte –algo más de $64,000 por persona en zonas urbanas, la línea de pobreza. Ese monto corresponde a dos veces el valor de una canasta de bienes que busca representar el consumo básico de un hogar de bajos ingresos. Debido a que los pobres destinan más de la mitad de su ingreso al consumo de alimentos, la canasta es más intensiva en alimentos que la canasta usada para determinar el IPC y la inflación. Entre el 2006 y el 2009 el mundo enfrentó una crisis alimenticia que se reflejó en un aumento desproporcionado del precio de los alimentos como los vegetales y el pan. El valor real de la canasta usada para fijar la línea de la pobreza subió 18% (es decir, creció 18% “por encima” de la inflación de la economía). Una estimación conservadora, es que una línea de pobreza 18% más alta puede explicar 4 puntos de la pobreza medida para el 2009. En consecuencia, el alza desproporcionada del precio de los alimentos por sí sola puede explicar el aumento de la pobreza (y tal vez más), algo que podrá confirmarse cuando todos los datos de la CASEN estén disponibles (hasta ahora sólo se han dado a conocer resultados generales). Esta alza es pobreza nueva, pero se origina en los mercados internacionales y la crisis alimentaria mundial. No puede achacarse a políticas sociales.

    El segundo factor es la crisis financiera internacional cuyo impacto en Chile fue más moderado que en otras economías pero que igualmente estuvo asociado a un alza del desempleo y posiblemente caídas en el ingreso. No es obvio cuán importante es la contribución de la crisis financiera a la pobreza, pero sin duda aportó.

    La tercera razón no dice relación con las posibles causas del aumento. El índice de pobreza se basa en mediciones de ingreso. Sin embargo, muchos de los programas sociales de la administración de Bachelet (y de cualquier gobierno) no afectan directamente el ingreso autónomo. Ejemplos incluyen la expansión de prestaciones de salud y el AUGE, el acceso a jardines infantiles, políticas de vivienda. Esto no es una crítica al índice de pobreza como un indicador válido. Es una crítica del uso de ese indicador para enjuiciar políticas sociales que, por definición, no se verán reflejadas en ingresos, a lo menos en el corto plazo. Un juicio sobre esas políticas requiere ya sea de una evaluación específica o bien complementar los datos de ingreso autónomo de la encuesta CASEN con otros datos de la misma u otras encuestas.

    Por último, aunque los argumentos anteriores fueran desmentidos, eso sólo podría hacerse sobre la base de un análisis cuidadoso de la evidencia. El perfeccionamiento de las políticas públicas exige que se evalúen en su mérito. Si una evaluación seria de los programas sociales, una que apunte no solo a cuantificar el impacto en los ingresos de un programa sino también en otras variables de bienestar –incluyendo los efectos para las comunidades– demuestra que hay programas ineficientes o que sería mejor refocalizar el gasto en programas de mayor impacto, bienvenido.

    Aunque en comparaciones internacionales Chile aparece consistentemente en la última década entre los 25 países menos corruptos del mundo y con índices comparables a los de Francia o Japón, hay consenso sobre la necesidad de una política de tolerancia cero contra la corrupción. Lo inaceptable es saltarse el más mínimo rigor en un tema tan delicado, hacerlo en forma deliberada y con la intención principal de golpear a los gobiernos anteriores. Para la galería. Es más, en lo sustantivo, la propia propuesta del gobierno sugiere la necesidad de profundizar la red de protección social instalada en los gobiernos de la Concertación. En concreto, el Ingreso Ético Familiar que se propone es bastante continuista y sus fundamentos se hallan en conclusiones y propuestas del Consejo Presidencial Trabajo y Equidad encargado por la administración anterior (Ver capítulo 1 del informe de la llamada Comisión Meller). Esto sugiere que más que demoler lo anterior, se trata de perfeccionarlo. ¿Por qué no plantearlo así? ¿No es esa una forma más constructiva de apelar a la unidad necesaria para erradicar la pobreza? ¿Por qué estimular la retaliación y exponerse a la pérdida de credibilidad?

    En suma, los dichos del Presidente y su vocera no gozan de soporte técnico. Es plenamente factible que al analizar la evidencia y controlar por el efecto del alza del precio de los alimentos y el ciclo económico descubramos que el impacto de las políticas sociales del gobierno anterior sobre la pobreza fue positivo en lo grueso y que no hubo un cambio “estructural” en la tendencia. O tal vez sí, lo dirá el análisis. También es factible que refocalizar el gasto conduzca a mejoras. La opción del Presidente por enlodar la gestión anterior puede surtir el deseado efecto de reducir la popularidad de Michelle Bachelet. Al mismo tiempo siembra más dudas sobre su credibilidad. Esta vez, no se trata del incumplimiento de una promesa de campaña y, aunque no es el primer argumento falaz y populista que hemos escuchado, se ha ido un paso más allá. La desprolijidad del Presidente en este episodio es un pasivo para la credibilidad de sus técnicos, muchos de los cuales admiro tanto profesional como humanamente. Si el Presidente sugiere que el alza en pobreza se debe a la dilapidación y las “garras de la corrupción”, sus ministros pueden matizar sus dichos pero no contradecirlo.

    Es de esperar que un tema tan serio como la pobreza y la distribución del ingreso, donde entender los determinantes y evaluar las políticas es de primer orden, el gobierno piense y hable con todo el rigor de quienes aspiran a la excelencia. La popularidad Bachelet, Lavín o Piñera, la mezquindad política, no afectan la realidad de la pobreza. Más allá de las legítimas diferencias que existan sobre la visión de sociedad que queremos, erradicar la pobreza es un anhelo compartido. Todos deben estar a la altura de esa tarea.

    Written by Eduardo Aquevedo

    16 julio, 2010 at 17:15

    Encuesta Giro País (Mayo 2010): Piñera logra sólo 36,3% de apoyo…

    leave a comment »

    18 de Mayo de 2010, Encuesta Giro País:

    CHILE-PIÑERAO0I1

    Según el sondeo, realizado entre el 28 de abril y el 10 de mayo, los tres principales líderes de la oposición son: Michelle Bachelet, Ricardo Lagos y Eduardo Frei. En el oficialismo, la lista la encabeza el ministro de Educación, Joaquín Lavín, seguido del Presidente de la República, Sebastián Piñera. Respecto de la gestión del Jefe de Estado, un 36,3% la aprueba, mientras que el 33,5% la desaprueba.

    por El Mostrador

    El último sondeo realizado por la Encuesta Giro País reveló que si bien la ex Presidenta Michelle Bachelet  sigue siendo la figura más importante de la oposición (39,9%), seguida por Ricardo Lagos (19,0%) y Eduardo Frei (16,9), los encuestados creen que la coalición que ella representa está destinada a su fragmentación.

    Ante la consulta: “Pensando en un futuro cercano, ¿Cree Ud que la Concertación se dividirá?”, el 46,3% cree que la Concertación se dividirá, versus un 28,9% que opina lo contrario.

    Muy por detrás aparecen en la nomina de líderes de la oposición: Marco Enríquez Ominami (15,5%), Carolina Tohá (13,1%), Soledad Alvear (8,3%), Andrés Velasco (6,0%), Fulvio Rossi (3,9%).

    Por su parte, los principales líderes del Gobierno y la Coalición por el Cambio, la lista la encabeza el ministro de Educación, Joaquín Lavín (40,2%), quien desplazó a segundo lugar al Presidente Sebastián Piñera (37,8%).

    En tercer lugar aparece el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, con un 14,9% de las preferencias, seguido de la ministra Secretaria General de Gobierno, Ena von Baer, quien obtuvo un 7,2%.

    Respecto de la gestión del Jefe de Estado, un 36,3% la aprueba, mientras que el 33,5% la desaprueba. Mientras el 30,2% no sabe o no responde.

    Entre los inscritos el porcentaje de aprobación sube a 39%,8, mientras que entre los no inscritos obtiene sólo un 29,5%. En tanto, el segmento socioeconómico ABC1 es donde Piñera obtiene una mayor aprobación, con un 44,7%. El segmento D, en cambio, es quien peor lo evalúa, con un 29,4% de aprobación.

    En tanto, el 67,4% manifestó que “alguna o varias autoridades del actual gobierno van a favorecer a sus antiguas empresas privadas gracias a sus nuevos cargos”, respecto del tema del conflicto de interés.

    Mientras un 41,6% se manifiesta “muy de acuerdo” con la frase “sólo los santos y los muertos no tienen conflictos de interés”, pronunciada por Piñera tras las críticas en esta materia, mientras que el 31,0% se muestra “muy en desacuerdo”.

    Ante la pregunta “¿a quién elegiría usted para representar el mejor esfuerzo de la reconstrucción?”, la lista la encabezan los universitarios (29,9%), seguidos de Un Techo Para Chile (20,4%).

    El gobierno sólo recibe el 3,6% de las menciones, muy por detrás de instituciones como Bomberos (14,5%), militares (11,5%), Carabineros (7,7%) y los empresarios (6,4%).

    Metodología

    La encuesta se realizó de manera presencial en hogares, entre el 28 de abril y el 10 de mayo de 2010, y abarcó 805 casos dentro de la Región Metropolitana, entre los que se encontraban hombres y mujeres entre 18 y 80 años, inscritos y no inscritos en los registros electores y de los estratos socioeconómicos ABC1, C2, C3 y D. La encuesta tiene un margen de error 3,45%.

    Encuesta Giro País: Lavín supera a Piñera como el principal liderazgo dentro del gobierno

    El ministro de Educación obtiene el 40,2% de las menciones, contra el 37,8% del Mandatario, mientras que dentro de la oposición Michelle Bachelet lidera con un 39,9%. La gestión de Sebastián Piñera, en tanto, obtiene una aprobación del 36,3% y una desaprobación del 33,5%.

    por latercera.com – 18/05/2010 – 11:21

     

    Revisa la encuesta

    El ministro de Educación, Joaquín Lavín, es identificado por la ciudadanía como el príncipal líder dentro del gobierno del Presidente Sebastián Piñera, obteniendo un 40,2% de las menciones, superando incluso al liderazgo del propio Mandatario, quien registra un 37,8%. Al menos así lo indica la Encuesta Giro País, que se dio a conocer esta mañana.

    En tanto, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, se ubica tercero entre los líderes del gobierno, con un 14,9% de las menciones, seguido de la ministra Secretaria General de Gobierno, Ena von Baer, que obtiene un 7,2%.

    Sobre la gestión del Mandatario en lo que va de su administración, un 36,3% la aprueba, mientras que el 33,5% la desaprueba. El 30,2% no sabe o no responde. Entre los inscritos el porcentaje de aprobación sube a 39%,8, mientras que entre los no inscritos obtiene sólo un 29,5%. En tanto, el segmento socioeconómico ABC1 es donde Piñera obtiene una mayor aprobación, con un 44,7%. El segmento D, en cambio, es quien peor lo evalúa, con un 29,4% de aprobación.

    Sobre el tema de los conflictos de interés, un 67,4% cree que "alguna o varias autoridades del actual gobierno van a favorecer a sus antiguas empresas privadas gracias a sus nuevos cargos", mientras que sólo el 20,6% cree que no lo harán. Sin embargo, un 41,6% se manifiesta "muy de acuerdo" con la frase "sólo los santos y los muertos no tienen conflictos de interés", pronunciada por Piñera tras las críticas en esta materia, mientras que el 31,0% se muestra "muy en desacuerdo".

    Otro de los puntos en los que el gobierno es particularmente mal evaluado es en su rol en la reconstrucción. Ante la pregunta "¿a quién elegiría usted para representar el mejor esfuerzo de la reconstrucción?", la primera mención la obtienen los universitarios con un 29,9%, seguidos de Un Techo Para Chile con 20,4%. El gobierno sólo recibe el 3,6% de las menciones, muy por detrás de instituciones como Bomberos (14,5%), militares (11,5%), Carabineros (7,7%) y los empresarios (6,4%).

    LA CONCERTACIÓN

    En tanto, dentro de los liderazgos en la oposición, la primera mención es para la ex Presidenta Michelle Bachelet, con un 39,9%, seguida del también ex Mandatario Ricardo Lagos con un 19,0%. Pese a ser el candidato presidencial de la Concertación para las pasadas elecciones, el senador Eduardo Frei se ubica sólo en el tercer lugar, con un 16,9%.

    Más atrás se menciona al ex candidato presidencial independiente Marco Enríquez Ominami (15,5%), a la postulante a presidir el PPD, Carolina Tohá (13,1%), y al senador del mismo partido Ricardo Lagos Weber (9,8%).

    Sin embargo, el futuro del conglomerado opositor no se ve muy auspicioso para los encuestados. Consultados sobre si "pensando en un futuro cercano, ¿cree usted que la Concertación se dividirá?", un 46,3% dice que sí se dividirá, mientras que el 28,9% afirma que no lo hará.

    Cabe destacar que la encuesta se realizó de manera presencial en hogares de la Región Metropolitana, entre el 28 de abril y el 10 de mayo de 2010, y abarcó 805 casos, entre los que se encontraban hombres y mujeres entre 18 y 80 años, inscritos y no inscritos en los registros electores y de los estratos socioeconómicos ABC1, C2, C3 y D. La encuesta tiene un margen de error 3,45%.

    Giro País es un centro de estudios ligado a la Democracia Cristiana, y su directora es actualmente la ex ministra Mariana Aylwin. El directorio de la entidad está integrado también, entre otros personeros, por el diputado Jorge Burgos, el abogado Clemente Pérez, y entre los consejeros aparecen José Joaquín Brunner y Eduardo Engel.

    Written by Eduardo Aquevedo

    18 mayo, 2010 at 13:53

    Encuesta La Tercera (Marzo 2010): 85% de respaldo logra Bachelet en fin de periodo…

    leave a comment »

    Bachelet aprueba en manejo de crisis y Mandatario comienza con altas expectativas

    BACHELET-CORREA-LULA1

    Según el Centro de Encuestas de La Tercera, un 66% califica con notas 6 y 7 el desempeño de la ex Presidenta tras el terremoto, mientras que la evaluación de su gestión en el gobierno alcanza un 85%. En tanto, la Onemi y la Armada son las instituciones peor evaluadas. Entre los consultados, un 71% cree que el mandato de Piñera será bueno o muy bueno y un 47% que la reconstrucción del país será el tema prioritario de su agenda.

    La ex Presidenta Michelle Bachelet no sólo mantuvo su alto nivel de respaldo tras el terremoto que afectó al país el 27 de febrero, sino que, además, la ciudadanía evaluó positivamente su desempeño para manejar la crisis.

    Esto, según un estudio del Centro de Encuestas de La Tercera realizado a comienzos de esta semana, que arrojó que un 85% de los consultados aprueba la gestión de Bachelet en el gobierno, mientras que un 66% califica con nota 6 y 7 su actuar tras la catástrofe, mientras que un 17% la califica con nota 4 o menos. Aunque la saliente mandataria se encuentra por debajo de instituciones como Bomberos, Carabineros o el Ejército, supera a la empresa privada, a Sebastián Piñera y al propio gobierno. En tanto, un 50% considera que la ex jefa de Estado tuvo mucha o bastante responsabilidad en la tardía alerta de tsunami.

    Asimismo, un 54% calificó de "tardío" el envío de efectivos de las Fuerzas Armadas a la zona afectada.

    Para un 47% de los consultados, el tema de la reconstrucción del país será la principal prioridad del gobierno de Piñera. Más atrás quedan las promesas de su gobierno, como el combate a la delincuencia (15%), la pobreza (11%), la educación (9%) y el desempleo (6%). En tanto, un 55% cree que el Mandatario cumplirá con su anuncio de crear un millón de empleos.

    Sobre las expectativas en torno a su gobierno, el 71% considera que hará un gobierno bueno o muy bueno contra un 20% que cree que será regular y un 6% que será malo o muy malo.

    Written by Eduardo Aquevedo

    13 marzo, 2010 at 10:11

    Encuesta Adimark (marzo 2010): Bachelet 84% de aprobación post terremoto…

    with 8 comments

    Terremoto no daña aprobación de Bachelet. Se mantiene al mismo nivel de febrero: 84% de aprobación.

    BACHELET1 La intensidad de la catástrofe, sin duda, superó cualquier expectativa. Muchas instituciones fueron superadas por los hechos, y tomará semanas, o meses, completar el avalúo de los daños. La serie mensual de evaluación de gobierno, que Adimark ha realizado regularmente desde el 2006, entrega una oportunidad única para indagar en cómo la opinión pública chilena está evaluando la acción del gobierno frente a esta emergencia. El dato es clave, además, porque justo en estos días la presidenta Bachelet termina su mandato constitucional.

    Será nuestra última evaluación que se realice estando ella aún en ejercicio. En esta ocasión hemos realizado esta encuesta especial usando exactamente la misma metodología de los 48 meses anteriores. Se incluye, además, las expectativas respecto al gobierno de Sebastián Piñera, evaluadas antes y después de la catástrofe.

    El dato más significativo: La Presidenta Bachelet sale indemne de la hecatombe. En el estudio anterior, finalizado pocos días antes del terremoto (24 de febrero), el resultado fue que un 84% de los chilenos aprobaba entonces la gestión de la presidenta. Pasado el terremoto, en la nueva muestra tomada entre el 3 y 6 de marzo, la aprobación resultó idéntica: 84% de aprobación. La gestión específica respecto al manejo de la emergencia resulta inferior, pero positiva (75%).

    CHILE-BACHELET--MARZO2010

    La aprobación de la mandataria, sin embargo, se diferencia, post terremoto, marcadamente por estratos socio‐económicos. Es el grupo más alto, ABC1, el que muestra la opinión más negativa, y también el grupo en que se aprecia una caída muy pronunciada. Antes de la emergencia, un 81% del nivel ABC1 aprobaba a la mandataria, cifra que cae a un 68% en la muestra posterior; es decir, una caída de 13 puntos. En los sectores más populares (D/E) la evaluación de la mandataria post terremoto no sólo se mantiene, sino que mejora, compensando la caída en el grupo más alto. En el grupo C3 la aprobación sube de 84% a 88%, mientras en el grupo más pobre (D/E) pasa de 84% a 86%. Una paradoja, por cierto, si se piensa en quiénes han sufrido más las consecuencias de la tragedia.

    En las zonas geográficas más afectadas por el desastre, el estudio detectó una evaluación bastante más crítica del gobierno. El tamaño muestral, sin embargo, resulta insuficiente para informar separadamente los datos de esa zona, y simplemente lo dejamos aquí consignado.

    Los atributos personales de la Presidenta, que hemos seguido mes a mes, muestran sólo dos cambios en la comparación pre y post terremoto, ¡y se mueven en sentido opuesto!: Mejora el “cariño” (Querida por los chilenos pasa de 93% a 96%, el punto más alto de su mandato) y se deteriora su “capacidad para enfrentar situaciones de crisis” ( de 86% a 83%).

    Un resultado sin duda sugerente.

    Áreas específicas de gestión relacionadas a la emergencia.
    En temas o problemas específicos, relacionados a la situación de emergencia, el estudio muestra señales de críticas, e incluso la presencia de ciertos temores en la población.

    La evaluación que se hace de cómo el gobierno ha manejado el orden y seguridad pública, la disponibilidad de servicios básicos, la atención de salud y el control de la delincuencia muestran cifras bastante menos positivas que las referidas a la presidenta. Las evaluaciones positivas de estas áreas se mueven en torno al 60% y la desaprobación en torno al 28%. En el caso específico del control de la delincuencia, un área tradicionalmente crítica para el gobierno de Bachelet, sólo un 35% aprueba y un 59% desaprueba la forma a en
    que el gobierno ha manejado esta tema.

    Ministros.
    En la muestra post‐terremoto, por razones de espacio y relevancia, incluimos sólo 4 ministros para ser evaluados: Interior, Defensa, Hacienda y Obras Públicas. Esta evaluación se refirió específicamente a su accionar post terremoto. El mejor evaluado, según este criterio, resultó ser el Ministro de Hacienda, Andrés Velasco (58%), quien sin embargo vio caer su evaluación en 8 puntos respecto al resultado anterior a la crisis. Al mismo nivel se ubicó el Ministro de Defensa, Francisco Vidal (58%), quien, en contraste, mejoró su evaluación en 6 puntos. Bastante más abajo se ubican los ministros Bitar (43%), en baja, seguido en el último lugar por el Ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma (42%), quien muestra un 36% de rechazo a su labor en la emergencia. Queda claro que si bien el desastre no afectó a la mandataria, sus ministros si fueron perjudicados, excepción sea hecha del Ministro Vidal.

    Instituciones.
    Se evaluó el actuar de 6 instituciones involucradas de algún modo a la emergencia, incluyendo las FFAA. Las evaluaciones son positivas para Bomberos, Carabineros y Ejército (sobre 90% aprobación) algo menos bien evaluada resultó la Fuerza Aérea (86%) y bastante menos la Armada (75%), rama que muestra un 18% de rechazo a su gestión. Mención aparte merece la ONEMI, institución que recibe sólo un 44% de aprobación y un 42% de rechazo a su accionar.

    Expectativas respecto al próximo gobierno.
    La medición del mes de febrero mostró muy altas expectativas respecto al gobierno que se inicia, presidido por Sebastián Piñera. Antes de la emergencia un 58% manifestó creer que a “Chile le irá bien” con el nuevo gobierno, mientras que sólo un 10% opinó lo contrario (que a Chile le irá mal o muy mal). Después del terremoto, aquellos que opinan que al país “le irá bien” suben ligeramente (59%), pero más importante, se reduce el número de los que creen que le irá mal del 10% al 3%, cambio que es significativo, y muestra probablemente una actitud más favorable a los llamados a la “unidad nacional” del Presidente electo.

    Los aspectos más favorablemente son el tema de “Seguridad y orden Público”, materia donde se observa las expectativas más positivas para el gobierno de Piñera (70%).

    En resumen, la opinión pública chilena parece estar haciendo un juicio moderado de las autoridades en su manejo de la catástrofe que nos asoló. La Presidenta Bachelet, a pesar del imprevisto, termina su mandato con un altísimo nivel de aprobación.

    Los damnificados, pero esta vez no por la naturaleza sino por la opinión pública, según estos datos, parecen ser la ONEMI, oficina que deberá evaluar seriamente su imagen y la confianza que proyecta en la población, la Armada, que en alguna medida también resulta afectada, y en tercer lugar el Ministro del Interior, quien supuestamente debiera haber liderado la acción de ayuda y rescate, pero no fue percibido así por la ciudadanía.

    El nuevo gobierno, asume en un entorno de expectativas altamente positivas y con mayor unidad que la situación previa a la catástrofe del 27 de febrero.

    El terremoto de Chile no pudo con la popularidad de Bachelet

    Valeria Perasso

    Enviada especial de BBC Mundo a Chile

    Había planeado que sus últimos días en el poder estuvieran salpicados de actos celebratorios, homenajes, inauguraciones. La naturaleza, sin embargo, le reescribió la agenda oficial a la presidenta de Chile.

    El jueves 11, Michelle Bachelet dejará el palacio de La Moneda tras hacer frente a la peor emergencia que enfrentó el país en las últimas décadas, producto del poderoso terremoto y el posterior tsunami que sacudieron el territorio el pasado 27 de febrero.

    El cambio de rumbo que dictó la catástrofe llevó la imagen de la mandataria saliente a escenarios en los que probablemente hubiera preferido no aparecer: actualizando cifras de muertos, llorando por televisión, convocando a Chile a hacer su aporte solidario para encarar la gigantesca, y costosísima, tarea de asistir a los damnificados.

    Dicen que sólo había dormido dos horas cuando el terremoto se hizo sentir, a las 3.34 am. Llegó enseguida a la Oficina Nacional de Emergencias para informarse de boca de los expertos, presidió el primer comité de emergencia y declaró zona de catástrofe en las regiones de Maule y Bío Bío, donde los temblores dejaron una gran cantidad de víctimas y cuantiosos daños materiales.

    Michelle Bachelet, presidenta de Chile

    Bachelet dejará la presidencia con históricos índices de aceptación.

    Sin embargo, la oleada de críticas a su gestión no tardó en llegar.

    A los saqueos e incendios que las fuerzas de seguridad no pudieron controlar se sumó la demorada llegada de ayuda a los damnificados, 72 horas después del sismo.

    Más tarde, funcionarios de su gobierno reconocieron que una serie de fallas de comunicación con la Armada había frenado una alerta de tsunami que, emitida a tiempo, hubiera salvado cientos de vidas.

    Así llegó Bachelet al traspaso de la banda presidencial: un final imprevisto para una gestión que marca el cierre de 20 años de gobierno de la Concertación de centroizquierda y deja en manos del electo Sebastián Piñera y sus fuerzas conservadoras la tarea de poner en pie al país.

    Presidenta popular

    "Uno toma decisiones y hace las cosas a su manera. Muchos se preguntaron al comienzo de mi mandato: ¿sabe esta mujer lo que está haciendo? Cuando hay algo nuevo, siempre genera suspicacias. Pero la gente se acostumbró y me creyó porque yo gobierno como soy", dijo la mandataria en un diálogo en exclusiva con BBC Mundo, unos días antes de la catástrofe.

    …la gente se acostumbró y me creyó porque yo gobierno como soy

    Michelle Bachelet

    Bachelet, la primera mujer al frente de este país andino, transitó por La Moneda con un índice de popularidad rampante. Tuvo su punto más bajo en 2007, con 35% de aceptación, pero creció hasta alcanzar el histórico 84% en el último tramo de su mandato.

    A la hora de evaluar su legado, la misma mandataria tiene su lista de méritos, compartida por observadores y por gran parte de los chilenos: los avances en políticas de género, la mayor participación ciudadana y la expansión del sistema de protección social, tal como expresó en la entrevista con BBC Mundo.

    Eso, hasta la irrupción del terremoto, que ha abierto grietas en la política chilena y no ha dejado margen al actual gobierno para recuperarse antes del traspaso.

    "La manera como ha actuado la presidenta marca un quiebre en la percepción ciudadana. No cambia quizás inmediatamente la opinión sobre su persona pero sí puede cambiar la lectura que se hará de su legado: en parte, será juzgada por la manera como enfrentó esta catástrofe", opina la analista Marta Lagos, directora de la consultora MORI.

    La "verdad" de los números

    Michelle Bachelet, presidenta de Chile

    La presidenta cuenta con un 96% de índice de "cariño".

    En este sentido, las primeras encuestas de opinión tras el terremoto revelan resultados contradictorios.

    Un sondeo realizado por Opina y publicado por el periódico El Mercurio, de tinte conservador, señala que la ciudadanía ha reprobado el desempeño del gobierno de Bachelet ante el sismo: 60,4% dice que la reacción fue "tardía e ineficiente" y casi 72% opina que demoró demasiado en restablecer el orden público ante la ola de saqueos registrados en Concepción y otras ciudades sureñas.

    En tanto, la consultora Adimark, que semanalmente publica mediciones de opinión pública, marca una tendencia contraria.

    "La presidenta Bachelet sale indemne de la hecatombe. En el estudio anterior, finalizado pocos días antes del terremoto, el resultado fue que un 84% de los chilenos aprobaba entonces la gestión de la presidenta. Pasado el terremoto, la aprobación resultó idéntica: 84%", detalló el informe al que tuvo acceso BBC Mundo.

    Lo cierto es que ambas encuestas tienen un problema de fondo que resulta clave para lograr un registro ajustado del clima cívico: realizada una en el Gran Santiago y la otra por vía telefónica, dejarían por fuera a muchos de los más perjudicados y, presuntamente, más críticos. Son los pobladores del sur, y muchos que difícilmente puedan ser contactados por vía telefónica en un país cuya infraestructura ha sido severamente dañada.

    Según analistas consultados por BBC Mundo, los muestreos opuestos llevan sin embargo a una misma conclusión: quizás sea demasiado pronto para hacer la "evaluación de daños" sobre la figura presidencial.

    Críticas

    Una de las principales objeciones, que toca de cerca a la mandataria, fue la manera en que se dispuso el operativo militar ante la ola de violencia ciudadana que siguió a la catástrofe.

    Para una coalición que luchó contra la dictadura militar, la idea de tener a los militares en la calle no fue fácil

    Sergio Bitar, responsable de Obras Públicas

    Recién en la noche del domingo, 36 horas después de los temblores y tras confirmar con la TV el estado de caos, Bachelet puso la firma en el decreto que sacó a unos 14.000 efectivos a las calles para recuperar el control.

    En las filas de su propio gabinete, la dilación fue objeto de críticas. "Para una coalición que luchó contra la dictadura militar, la idea de tener a los militares en la calle no fue fácil", reconoció el responsable de Obras Públicas, Sergio Bitar.

    "Parte de la decisión de no militarizar de inmediato tuvo que ver con cuidar la imagen y dar una sensación de estar en control, y parte con el trauma del pasado que está asociado a las fuerzas y su actuación en la época de (el régimen de facto de Augusto) Pinochet", opina la consultora Lagos.

    Los alcaldes y funcionarios de las comunas culparon al gobierno central por no imponer pronto el "estado de catástrofe" y los atemorizados vecinos en varias localidades de Maule y Bío Bío recibieron con aplausos a los soldados. Tanto, que algunos se atreven a hablar de una nueva relación cívico-militar en Chile.

    Capital personal

    Michelle Bachelet, presidenta de Chile

    Expertos indican que la aceptación de Bachelet se debe a sus cualidades personales.

    Un dato de la encuesta de Adimark resulta revelador: tras el terremoto, los índices de "cariño" de los chilenos por su presidenta pasaron de 93% a 96%, el punto más alto de su mandato, mientras que la evaluación de su "capacidad para enfrentar situaciones de crisis" se movió en sentido contrario y bajo tres puntos.

    Muchos coinciden en que allí reside la capacidad de resistir a los embates que muestra la popularidad de la mandataria saliente: su aceptación, señalan, no pasa por su capacidad de acción sino por sus cualidades personales.

    Ello explicaría también por qué esta popularidad, despojada de contenido político, resultó intransferible de la mandataria hacia quien pretendía ser su sucesor, el candidato concertacionista Eduardo Frei, derrotado en segunda vuelta por el conservador Sebastián Piñera.

    En este sentido, Bachelet se lleva la popularidad al hombro. Pero, ¿resistirá su legado?

    "Hay un trabajo de cuatro años que se va a transformar en el pilar de nuevos procesos, si es que la derecha quiere continuarlos, y eso es indiscutible. El resto, es cuestión de tiempo", opina Rodrigo Álvarez Valdés, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), ante BBC Mundo.

    Cuestión de tiempo. Dirá la historia próxima si el desgaste del aparato político y la catástrofe impensada hicieron mella en la carrera de la presidenta y el rumor, ya sugerido, de intentar una nueva entrada a La Moneda en 2014.

    Written by Eduardo Aquevedo

    9 marzo, 2010 at 15:35

    Encuesta Adimark (Enero 2010): 83% de aprobación para M. Bachelet; 65% aprueba al Gobierno…

    leave a comment »

    Encuesta Adimark, en medio de la cual se efectuó el balotaje en que perdió Frei, además señala que un 95% afirma que la Presidenta “es querida por todos los chilenos”.

    Michelle Bachelet marcó su mejor aprobación: 83 %

    – Revise la encuesta Adimark

    Una aprobación histórica de 83% obtuvo la Presidenta Michelle Bachelet en la encuesta Adimark, conocida este lunes, y que se efectuó vía telefónica a 1.104 personas entre el 6 y 27 de enero de 2010, cuando se zanjó el triunfo de Sebastián Piñera sobre Eduardo Frei.

    El sondeo arrojó además que un 95% afirma que la Mandataria “es querida por todos los chilenos”, 90% cree que cuenta con la capacidad para enfrentar situaciones de crisis, 88% la considera creíble y un 86% estima que tiene liderazgo.

    El 83% de Bachelet, que supera el 77% que obtuvo en el estudio presentado en noviembre y el 81% en diciembre, muestra la paradoja que durante el desarrollo de la encuesta se registró la derrota en el balotaje del candidato del Gobierno.

    En cuanto a la evolución del gabinete de La Moneda, una vez más el Ministro de Hacienda, Andrés Velasco, aparece como el mejor posicionado con un 67% de valoración positiva.

    Al encargado de las finanzas públicas le siguen Francisco Vidal (Defensa), con 51%; Mariano Fernández (Relaciones Exteriores) con un 46%, y Sergio Bitar (Obras Públicas), con un 45%. En el fondo se ubica Mónica Jiménez (Educación) con 28%.

    El respaldo a la Presidenta Bachelet contrasta con la aprobación al Gobierno que se mantiene en un 65 %: valoran la gestión en Economía (76%) y Relaciones Exteriores (75%) y cuestionan la “corrupción” (19%) y Delincuencia (13%).

    LA NACION.CL

    Evaluación de Gestión de Gobierno Enero 2010

    01 de Febrero del 2010

    Por: Adimark GfK

    En un mes de contrastes, Presidenta Bachelet alcanza la mejor evaluación de su mandato, mientras el candidato presidencial de la Concertación es derrotado en las urnas.

    La extraña y compleja relación entre la altísima aprobación que ha recibido la presidenta Bachelet durante el último año de su mandato y el proceso político electoral, es un fenómeno que aún no terminamos de comprender. La relación ha sido un tanto paradójica, y ésta nunca se había manifestado con más fuerza que en el pasado mes de enero: El mismo mes en que la presidenta alcanza el récord de aprobación (83%), el candidato presidencial de la coalición de gobierno es derrotado en las urnas tras 20 años de supremacía electoral de la Concertación.

    La Presidenta Bachelet, en esta serie de evaluaciones mensuales que cubre la totalidad de su mandato desde marzo de 2006, muestra que ella, en este último año, ha logrado una muy rara sintonía personal con la población. El indicador de ser “querida por los chilenos” llega en este mes a un inédito nivel de 95%; es decir, prácticamente unánime. No tenemos cocimiento de niveles semejantes de afecto a una figura presidencial (ni política), que hayan sido medidos, en la historia política chilena o internacional recientes.

    Por lo anterior, la derrota de la Concertación en la elección del pasado 17 de enero quizás deba explicarse por un inédito desacoplamiento entre la figura de la presidenta y la Concertación y su candidato. Queda para un análisis posterior la comprensión de las causas de esta separación.

    El gobierno en su conjunto logra una evaluación positiva (65%), pero por cierto muy por debajo de la aprobación de la presidenta. Las causas de esta dicotomía probablemente se encuentren en la muy dispar evaluación que hace la ciudadanía de áreas específicas de la gestión Bachelet. La Economía, desde que se iniciara la crisis internacional a fines del 2008, ha venido subiendo en forma permanente y es hoy el área mejor evaluada del gobierno (76% aprobación), seguida de cerca por Relaciones Internacionales (75%). Pero después de las dos anteriores, bien evaluadas, se aprecia un salto muy apreciable y la tercera área en el ranking resulta ser ahora el Transantiago!, pero sólo con un 39% de aprobación. Otras áreas de gobierno como Educación, Salud, Control de la Corrupción y Delincuencia reciben evaluaciones francamente malas.

    En la evaluación que reciben los Ministros, se destaca muy nítidamente la figura del Ministro de Hacienda, Andrés Velasco (67%). Lo sigue a bastante distancia el Ministro de Defensa, Francisco Vidal (51%) y el Ministro de RREE Mariano Fernández (46%), quien ha visto mejorar su evaluación notoriamente en los últimos meses.

    También cabe destacar la evaluación del Ministro de Transportes, René Cortázar (42%), su mejor evaluación desde que se integrara al Gabinete en el 2007, y que coincide con una positiva evaluación del Transantiago, especialmente entre los habitantes de Santiago. Cabe mencionar que la evaluación de Cortázar llegó a marcar un mínimo de 17% en el período álgido del sistema en los inviernos de 2007 y 2008.

    El sistema de evaluación de la gestión de gobierno, implementada por Adimark desde el 2006, medirá en febrero el último mes de gobierno de la Presidenta Bachelet. Después del 11 de marzo, la serie continuará, pero naturalmente referida al nuevo gobierno que asume.

    Written by Eduardo Aquevedo

    1 febrero, 2010 at 14:30

    Chile: ¿Por qué perdió Eduardo Frei?

    with one comment

    Esta explicación de S. Valenzuela, prestigioso sociólogo político, es interesante pero un tanto minimalista, porque no se hace cargo suficientemente de la "calidad" del voto sino sólo de cantidades y circunstancias inmediatas. Por ejemplo, las razones por las cuales mucha gente no se inscribe para votar (más de 3 millones, especialmente jóvenes), o de los que votaron sin ningún entusiasmo o por razones positivas, sino sólo para "parar" a Piñera,  o "contra piñera"; o los que desde una cierta izquierda de todos modos votaron nulo o se abstuvieron, para rechazar la alternativa concertacionista por poco creíble; y peor aún, los que ya "despolitizados" en un proceso de varios años en virtud del pragmatismo tecnocrático, clientelista, burocrático y sin perfil programático claramente transformador de la concertación, no vieron diferencias significativas entre ambos candidatos y se "dieron vuelta la chaqueta", etc. Pues bien, todos estos factores más cualitativos o estructurales no se consideran en este ni en la mayoría de los análisis concertacionistas (PS, PPD o DC) de esta derrota… Este es un "temblorcito" electoral según Valenzuela, pero si en realidad lo fue es sólo en el plano cuantitativo, no en su sentido político más profundo ni en sus consecuencias sociales y políticas; en este último sentido, fue sin duda un “terremoto” como lo indica el mismo autor… (E. Aquevedo)

    ¿Por qué perdió Eduardo Frei?

    La elección del 17 de enero fue un terremoto político, sin duda. Pero en términos electorales, apenas alcanza para temblorcito. Si 111.500 de los que votaron válidamente (un 1,61% del total) hubieran preferido a Frei en vez de a Piñera, el senador DC habría ganado por un voto.

    FREI002 por Samuel Valenzuela – 24/01/2010
     

    Entre las cuentas alegres de unos, la decepción y los reproches de otros, no han faltado las respuestas a esta pregunta. Se nos dice que Eduardo Frei perdió, porque la Concertación propició, pero no supo comprender las transformaciones de la sociedad; porque demasiados votos de Marco Enríquez-Ominami se trasvasijaron a Sebastián Piñera; porque la Presidenta Bachelet no prestó suficiente apoyo; porque los presidentes de los partidos concertacionistas fueron rígidos e insensatos, o porque una gran sed de "cambio" embargó al electorado después del "desgaste" de una coalición en el poder por 20 años.

    El problema es que estas explicaciones son demasiado grandes, o telúricas, para dar cuenta de lo que sucedió. La elección del 17 de enero fue un terremoto político, sin duda. Pero en términos electorales, apenas alcanza para temblorcito. Si 111.500 de las personas que votaron válidamente (un 1,61% del total) hubieran preferido a Frei en vez de a Piñera, el senador DC habría ganado por un voto.

    El electorado chileno es muy constante en su alineamiento con las grandes vertientes políticas que han animado la política nacional desde 1925. Y ahora sabemos que los chilenos se dividen en dos mitades al enfrentar la opción entre un candidato presidencial de centroderecha y uno de centroizquierda. No lo sabíamos antes, porque este tipo de oferta electoral sólo comenzó con la regla del balotaje, aspecto nuevo en el régimen electoral del país.

    La victoria de Piñera se produjo en la tercera elección presidencial normal después de recuperada la democracia (las elecciones de 1989 y 1994 no fueron realmente competitivas debido a la transición). Recordemos los resultados finales, en porcentajes, de estas tres elecciones: Lagos 51,31%-Lavín 48,98%; Bachelet 53,5%-Piñera 46,5%, y Piñera 51,6%-Frei 48,39%. ¿Qué gran diferencia hay? La elección del domingo pasado es muy parecida a la de Lagos/Lavín, salvo que esta vez ganó la Coalición por el Cambio. El porqué perdió Frei debe enfocarse, en suma, en tratar de explicar el desplazamiento de un pequeñísimo conjunto de votos.

    No todo es constancia en el electorado chileno. Hay quienes oscilan al tener que optar entre dos candidaturas que concitan el apoyo de lados opuestos del espectro político-ideológico. Estas personas son socialmente diversas y su composición depende en parte de las características personales de los candidatos. Pero entre los electores que han preferido a la Concertación, este grupo oscilante está compuesto mayormente de su segmento más conservador por razones ideológicas o religiosas.

    En una competencia bipolar, toda campaña de la Concertación tiene que cuidar que este segmento no se vaya hacia el otro lado. La campaña de Frei fue deficiente en este sentido y, ello, más que nada, es la explicación más probable del temblorcito electoral que ocurrió.

    ¿Y qué de los votos de ME-O? Mirándolos desde la óptica del resultado final, queda claro que muchos de los votantes del diputado eran, desde la primera vuelta, electores de Piñera. Y es por ello que no ganó en diciembre.

    ¿Tuvo algún efecto ME-O sobre el resultado final? Seguramente muy poco. Pero si él hubiera apoyado claramente desde el 13 de diciembre a Frei, la campaña de la segunda vuelta para la Concertación probablemente hubiera tenido más unidad, más coherencia, más entusiasmo y menos protagonismo desde la izquierda. Y ello posiblemente le hubiera permitido a la Concertación limitar la fuga de su electorado menos comprometido y alineado. No habría existido el temblorcito que generó el terremoto.

    La Tercera.com

    Puñales

    Por Santiago O’Donnell

    Es verdad, Chile dio al mundo un ejemplo de transparencia y convivencia política en las elecciones del domingo pasado. Pero cuando se apagaron las cámaras empezó un festival de puñaladas en la espalda entre los líderes de la Concertación. No bien Eduardo Frei había terminado de admitir su derrota, el ex presidente Ricardo Lagos dio inicio a las hostilidades al tomar el micrófono para decir que el pueblo chileno había hablado y había que dar paso a la nueva generación. El discurso no le cayó nada bien a Frei y al eterno presidente del partido socialista, Camilo Escalona, ni a la presidenta Michelle Bachelet, que fue la principal sostenedora de Escalona contra los embates del ex socialista Marco Enríquez-Ominami durante la campaña presidencial. Lagos es el referente del PPD, uno de los partidos chicos de la Concertación, junto con el Partido Radical. Y en las filas del PPD se alistan dos de las principales figuras de la “nueva generación”, la jefa de la campaña Carolina Tohá y el senador Ricardo Lagos Weber, hijo del ex presidente.

    Esa noche se sumó a la refriega el presidente del partido demócrata cristiano, Juan Carlos Latorre, el partido de Frei, que culpó por la derrota a su principal socio en la Concertación, el Partido Socialista. Latorre dijo que las candidaturas de los ex socialistas Jorge Arrate por el Partido Comunista y Marco Enríquez-Ominami como independiente, habían dividido el voto de la Concertación en favor del ahora presidente electo Sebastián Piñera, el candidato de la derecha unificada. Como que los socialistas no habían podido contener a sus propios cuadros y disciplinarlos detrás del candidato consensuado por todos los partidos de la Concertación.

    La evaluación de Latorre estaba cargada de cinismo. Es cierto, el Partido Socialista no había podido contener a Arrate y a Enríquez-Ominami, justamente por no permitirles presentarse en una elección primaria contra Frei, el candidato demócrata cristiano, para dirimir la candidatura de la Concertación. Y no los dejaron presentarse precisamente para evitar una fractura en la Democracia Cristiana, que venía muy golpeada después de perder dos internas consecutivas contra candidatos socialistas. Si ganaban la interna otra vez los socialistas, el miedo era que la mitad de la Democracia Cristiana se mudara a la coalición de la derecha.

    Después saltó a la refriega José Antonio Gómez, ex presidente del Partido Radical, el otro partido chico de la Concertación. Gómez dijo que la culpa la tenían los jefes de la Democracia Cristiana, el socialismo y el PPD porque aceptaron que el candidato se elija a dedo. Los radicales, en cambio, se habían opuesto y habían conseguido una “preprimaria” en la que su candidato había sido fácilmente derrotado. La “autocrítica” de Gómez era no haber luchado lo suficiente por sus ideas. Cuando renunció a la presidencia de su partido en plena campaña de ballottage, con la esperanza de que los demás presidentes lo imitaran para dar paso a la tan reclamada “renovación”, sólo lo siguió Pepe Auth, presidente del PPD. En cambio, los dinosaurios Escalona y Latorre, los de los partidos grandes, los que realmente importaban, se atornillaron a sus sillones y siguieron ahí, como un lastre, durante toda la campaña. Hasta el día de ayer, cuando finalmente renunciaron (a Latorre la DC le rechazó la dimisión)..

    A las críticas de Gómez se sumaron las del presidente interino que lo había reemplazado, Fernando Meza, quien le apuntó los cañones directamente a la presidenta Bachelet y su ministro de Economía Andrés Velazco, las figuras políticas con el más alto índice de aprobación de Chile. Según Meza, Bachelet tardó demasiado en alinearse detrás de Frei y Velasco tendría que haberles aumentado el sueldo a los maestros en vez de ahorrar tanto y dejarle a Piñera el aumento servido en bandeja.

    Acto seguido el diputado Meza tuvo la delicadeza de pactar un acuerdo parlamentario con la derecha a espaldas de los popes de la Concertación, ganándose el mote de “traidor” de toda la Concertación. El escándalo obligó a Meza a renunciar a su cargo partidario y abortó el acuerdo para rotar la presidencia de la Cámara Baja entre los radicales y los partidos de la coalición de la derecha.

    Todos esos reproches y pases de facturas demuestran la dificultad para absorber una derrota que a todas luces fue autoinflingida. Los chilenos estaban más que conformes con las políticas públicas de los gobiernos de la Concertación, con el manejo de la economía. Perdieron porque los cuatro presidentes de los partidos, cuatro iluminados, decidieron elegir el candidato de la Concertación en vez de dejar esa elección en manos de la gente, por temor a que la gente se equivocara. Y se equivocaron ellos porque eligieron un candidato “fome”, como dicen los chilenos, para colmo una figurita repetida. A los chilenos no les gustó el candidato y tampoco la forma en que lo eligieron, y no lo votaron. Encima los excluidos se presentaron por afuera y sus críticas a la Concertación fueron capitalizadas por la derecha en la segunda vuelta. Es cierto lo que dice Atilio Boron que al parecerse tanto Frei a Piñera fue más fácil para los votantes pegar el salto, pero no fue la ideología el causal de la derrota. Es más, los votantes de izquierda, los que más podrían disentir con el perfil socialdemócrata de Frei, fueron sus votantes más fieles. Los que se fueron, liberales, independientes, centristas, lo que sea, se fueron no por ideología sino por desacuerdos con una cultura política que consideran anquilosada y anticuada.

    Piñera no tuvo que hacer demasiado, más allá de despegarse del legado de Pinochet, unificar a la tropa detrás de su candidatura, repetir la palabra “cambio” cada vez que abría la boca y hacer la plancha mientras la Concertación se enredaba en sus propias telarañas. Piñera no era un candidato invencible ni mucho menos. Ya había perdido en la elección anterior contra Bachelet por un margen importante. Y encima viene a representar al neoliberalismo en plena crisis del neoliberalismo ante un electorado que venía votando centroizquierda desde que le devolvieron el voto. Su encanto radica en que es el más argentino de los candidatos chilenos. En una sociedad ordenada y estructurada por demás, Piñera es el vivo, el piola, el tipo que se hace millonario con un negocio que no se le ocurrió a nadie, que juega siempre al límite de lo legal, que se come multas por usar información privilegiada en la compraventa de acciones. Un tipo que toda la vida se dedicó a la especulación, tanto política como financiera, y que se vende como emprendedor. Un díscolo, un rebelde entre los políticos de la derecha, que se da el lujo de diferenciarse en temas progre como el matrimonio gay porque es dueño de medio país y tiene plata para armar equipos de campaña y controla medios de comunicación y es el dueño de Colo Colo. Un tipo con algunas cualidades que muchos chilenos admiran, pero al que nadie considera un estadista o una autoridad moral. No lo votaron por sus ideas. Ya intentó meter mano en Codelco, la minera estatal, con una modesta inyección de capital privado, pero se chocó contra una pared. Ya tuvo que prometer que no va a tocar la red social que armó la Concertación. Ya tuvo que reconocer que Bachelet hizo una gestión “excelente” y que él no se va a apartar mucho de esa línea.

    Entonces es más difícil digerir la derrota y por eso los puñales están a la orden del día. Todo muy lindo con el traspaso ejemplar. Pero la derrota de la Concertación, cuando tenía todo para ganar, dejó otro mensaje para el mundo y sobre todo para sus vecinos.

    Porque el problema no estuvo en la ideología, ni en la economía, ni en la gestión.

    Parafraseando a Bill Clinton: es la participación, estúpido.

    sodonnell@pagina12.com.ar

    PAGINA/12

    Adimark (Enero 2010): Bachelet logra excepcional 81% de aprobación…

    leave a comment »

    / Lanacion.cl

    La Presidenta “se encamina a terminar su gestión con niveles de aprobación récord, nunca vistos en la historia política de Chile”, destaca la encuestadora.

    Ver aquí Encuesta ADIMARK completa…

    Adimark: Bachelet marca peak de 81% de aprobación

    Un nuevo máximo histórico de 81% de aprobaciónalcanza la Presidenta Michelle Bachelet, de acuerdo a la encuesta de diciembre de Adimark.

    De acuerdo al análisis de esta encuestadora, con estos indicadores de adhesión, la Mandataria “se encamina así a terminar su gestión con niveles de aprobación récord, nunca vistos en la historia política de Chile”.

    El nuevo peak de la gobernante fue alcanzado pese a la coyuntura electoral de diciembre, marcado por la primera vuelta presidencial y las elecciones parlamentarias.

    Los datos de Adimark arrojan un repunte en la aprobación de la Presidenta en Santiago (pasa de un 72% a un 81%), lo cual va ligado en una mejor evaluación ciudadana al Transantiago, que en diciembre fue ampliado en su red de cobertura.

    Otro punto que entrega esta encuesta es la alta evaluación de la Presidenta entre las mujeres (87%), mientras que en hombres alcanza un 74%. “Este inédito apoyo femenino, prácticamente unánime, podría leerse como un gran espaldarazo a un estilo y una forma de gobernar que sin duda ha validado y potenciado el rol de las mujeres en la conducción de la sociedad. Se trata, quizás, del mayor triunfo de la presidenta, y se lo reconocen sus propias congéneres”, destaca.

    El gobierno sube, en tanto, de un 62 a un 65% su aprobación, manteniendo sin embargo la brecha entre el nivel de adhesión ciudadana a la Presidenta y el visto bueno que da la gente al Ejecutivo en su conjunto.

    MINISTROS

    A nivel de ministros sigue liderando en evaluación positiva el titular de Hacienda, Andrés Velasco (67%). Francisco Vidal, de Defensa, es el segundo mejor evaluado del gabinete.  En la cara negativa del balance está la ministra de Educación, Mónica Jiménez, con apenas un 28% de aprobación.

    La Economía, en tanto, es el área de gobierno mejor evaluada (71%), en leve alza respecto al mes anterior.

    Guillermo Teillier, líder del PC chileno: “Vamos a ser parte de un movimiento unitario”

    leave a comment »

    / La Nación Domingo Por Verónica Muñoz L.

    Guillermo Teillier conversó con LND sobre los resultados de la reciente jornada electoral y, de cara a la segunda vuelta, sobre los gestos y esfuerzos de convergencia para evitar que la derecha gane el 17 de enero próximo. También sobre la forma en que el PC se proyecta en el nuevo Parlamento.

    Guillermo Teillier: “Vamos a ser parte de un movimiento unitario”

    Es uno de los tres flamantes diputados recién elegidos de la hasta ahora llamada izquierda extraparlamentaria y presidente del partido más importante de este sector, que ya se siente fuertemente “empoderado” con su próximo ingreso al Congreso después de 36 años de exclusión. Teillier descarta que la entrada de los comunistas al Congreso tenga las “consecuencias catastróficas” que la derecha vaticinó durante la campaña y asegura que la batalla contra la exclusión recién se inicia.

    -¿Cómo se proyecta su partido con estos resultados?

    -Es bastante promisorio porque, más allá de que los parlamentarios elegidos puedan o no arreglar las cosas, indudablemente vamos a tener mayor incidencia en el mundo social, vamos a ser parte de un movimiento unitario político y social de convergencia y creo que de movilización también.

    -¿Y el resultado en la presidencial de cara a la segunda vuelta?

    -Indudablemente nos preocupa que Piñera haya sacado el 44% y Frei sólo cerca del 30%. Marco Enríquez-Ominami también sacó una muy buena votación, un 20%. Esto demuestra que actualmente hay una crisis política en la Concertación, situación que nos lleva a la posibilidad de que la derecha pudiera ganar, no porque sea mayoría, sino porque hay una Concertación dispersa.

    -¿El PC estaría dispuesto a integrar un gobierno freísta y bajo qué condiciones?

    -Hay que separar dos cosas. Hay que separar lo que sería un movimiento por la democracia y la justicia social, en que algunos componentes sean parte del gobierno y otros puedan no serlo, pero tengan alguna prerrogativa en cuanto al programa, a ideas fuerza y a que puedan manifestarse favorablemente por algunas cosas que preocupan a la mayoría del país. Sin embargo, no es necesario estar dentro de un gobierno para formar parte de un movimiento democrático de mayor amplitud. Nosotros estamos dispuestos a estudiarlo. Ahora tal vez un asunto diferente sería si, supongamos, se llega a la conclusión de que aquí no cabe otra cosa que un gobierno de unidad nacional para salvar la situación. En ese caso lo pensaríamos un poco más, pero todavía tenemos que discutirlo.

    -¿Pero en primera instancia no está la intención del PC de entrar al gobierno?

    -No. Y no estamos presionando en ese sentido.

    -En las parlamentarias hubo un rendimiento exitoso del pacto contra la exclusión…

    -Ahora se inicia el rompimiento de la exclusión. Este no es el final de una batalla porque por lo menos nosotros no vamos a cejar hasta cambiar el sistema binominal por uno proporcional. Esperamos que terminar con el sistema binominal sea una de las primeras tareas que asuma el próximo gobierno y el próximo Parlamento. Sabemos que va a ser difícil producir esos cambios, por el quórum calificado que se requiere, pero queremos poner todo el empeño posible.

    -¿Qué consecuencias tendrá la entrada de tres comunistas al Congreso?

    -No son las consecuencias catastróficas que plantea la derecha. Ellos incluso dicen que nosotros vamos a ser bisagra, que vamos a determinar los grandes temas país. Nosotros no pretendemos ser bisagra, más bien quisiéramos ser una puerta que se abra a más democracia, a leyes de más justicia social, a terminar con tanta desigualdad, a mejorar la educación y la salud. Queremos impulsar medidas legislativas que den más trabajo, que mejoren los salarios, devolver los derechos a los trabajadores, mejorar las pensiones.

    -Pero hay algunos que ya dicen que los comunistas van a obstaculizar todo.

    -Siempre están tratando de asustar a la gente con el cuco anticomunista. Dicen que vamos a echar todo abajo. Incluso leí un editorial de El Mercurio donde se decía que un solo comunista en el Congreso podía causar eso. Y si somos tres… Pero eso no es así.

    -¿Cómo se plantea el PC en este nuevo Congreso?

    -Va a ser complejo y difícil porque la derecha sigue manejando los quórums calificados. Si ellos ganan la segunda vuelta, los quórums calificados van a estar de parte nuestra. Entonces tendremos que evitar que pasen leyes que vayan en detrimento de la mayoría del país, convencer y aunar las suficientes fuerzas para vetar esa posibilidad. Y si gana la Concertación, tendremos que poner en juego toda la capacidad para avanzar realmente en muchas de las propuestas y compromisos que están tanto en el programa de Eduardo Frei como en los distintos protocolos que se acuerden. Y, además, nosotros tenemos nuestra propia agenda de temas que esperamos poner en la discusión.

    -Desde el punto de vista político ¿con quiénes van a hacer alianza?

    -Hemos dicho siempre que estamos dispuestos a converger. No nos vamos a alinear cerradamente, vamos a mantener nuestra independencia, pero con la disposición a converger. ¿Y con quién vamos a converger? Con las fuerzas democráticas. No vamos a converger con la derecha.

    -¿Cómo han pensado integrarse en términos de bancada?

    -Vamos a discutir los ofrecimientos que tenemos. Uno es formar parte de la bancada de un partido ya establecido y el otro es integrar una bancada independiente. El PPD nos ha ofrecido “prestarnos” diputados para que constituyamos un número suficiente para un comité. En ese caso podríamos tener una bancada.

    -¿Pero no con el PRI y los independientes?

    -También lo estamos estudiando. Nos interesaría mucho con algunos independientes, si están dispuestos. //LND

    Juntos Podemos

    -¿Cómo se proyecta el Juntos Podemos después de esta elección?

    -Va a seguir adelante. Ya ha resistido dos campañas presidenciales, dos campañas parlamentarias, dos campañas municipales y lo más probable es que continúe adelante. No veo por qué tendría que desaparecer. Ahora podrán formarse otros conglomerados más grandes, pero el Juntos Podemos hasta ahora es un instrumento que nos ha dado buenos resultados, ha sido positivo para nuestras expectativas.

    -¿Y qué hay de esos roces que aparecieron en un medio de prensa por un supuesto protagonismo del PC en las conversaciones con la Concertación para la segunda vuelta?

    -No sé de dónde salió esa versión de El Mercurio. Nosotros no tenemos ninguna primacía. Sí estamos conscientes de que somos el partido principal, pero siempre hemos sido muy respetuosos, no hemos pasado por encima de nadie, todo lo sometemos a consideración así que no creo que haya lugar para roces. Diferencias sí pueden haber, pero eso de siempre estar tratando de sacar a colación la supuesta primacía del PC es una argucia antigua de El Mercurio, pero no tiene razón de ser.

    Written by Eduardo Aquevedo

    20 diciembre, 2009 at 10:18

    La democracia neoliberal en Chile y las elecciones presidenciales…

    leave a comment »

    A propósito de las elecciones presidenciales del domingo

     image Franck Gaudichaud, Rebelión

    Traducido para Rebelión por Caty R.

    El próximo domingo 13 de diciembre tendrá lugar la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chile, país del Cono Sur. Los últimos sondeos muestran que es la indecisión, sobre todo, la que domina en unas elecciones que darán por concluido el mandato de la socialista Michele Bachelet. Pero, ¿cuáles son los auténticos retos después de transcurridos más de 35 años desde el golpe de Estado, y casi 20 años después de la “transición democrática”?

    Democracia neoliberal «pactada» y herencias de la dictadura

    Cuando en 2006 la socialista Michelle Bachelet sucedió a Ricardo Lagos, fue la primera Presidenta de la historia chilena. Ex ministra de Defensa, pero también víctima del régimen militar, quiso afirmar su voluntad de personificar la unidad nacional «después de las divisiones del pasado», especialmente las de los años de plomo de la dictadura del general Pinochet (1973-90). En un país donde existe un fuerte conservadurismo, el voto masivo a favor de una mujer divorciada, agnóstica y “socialista”, fue analizado por ciertos editorialistas como una auténtica ruptura luego de más de 30 años desde el golpe de Estado contra Salvador Allende. Sin embargo, después de su mandato, lo que anunciaron muchos politólogos críticos se confirmó: su gobierno se inscribe sobre todo en la continuidad de las políticas públicas neoliberales precedentes y en la estela de la excepcional estabilidad de la coalición que gobierna desde 1990: La Concertación (1).

    Efectivamente, se puede afirmar que Bachelet es un «producto puro» de esa coalición que articula al centro izquierda social-liberal y la democracia cristiana. Consecuencia directa de la transición chilena «pactada», la sombra de Pinochet sigue planeando sobre el sistema político de ese país, e incluso lo configura, lo moldea. A pesar de las reformas de 1990 ó 2005, los dirigentes políticos renunciaron a cuestionar la Constitución del dictador (de 1980), y también la Ley de Amnistía (1978): ¿Qué pensar, entonces, de una democracia cuya Carta Magna fue redactada por un régimen militar? Los ejemplos que el sociólogo Manuel Garretón denomina «enclaves autoritarios» son numerosos, empezando por el modelo económico; y Felipe Portales concluye que “la democracia” chilena constituye únicamente un mito (2). El modelo de los «Chicago boys» ha aportado crecimiento y modernización neoliberal a la vez que ha asegurado a Chile uno de los primeros puestos en la clasificación de los países más desiguales del mundo y ha convertido a los habitantes en «ciudadanos-tarjetas de crédito» despolitizados (3). En tales condiciones, Bachelet finaliza su mandato con una tasa de popularidad muy elevada (el 78% de aprobación, según el Centro de Estudios Públicos – CEP) (4) por su conducción de una política de asistencia a los más pobres combinada con el mantenimiento de los fundamentos de una economía orientada a las exportaciones y dominada por el capital transnacional, a pesar de las graves consecuencias ecológicas de tal desarrollo.

    Los juegos del juego electoral

    El cielo electoral aparece nublado para la coalición gubernamental, que vive su mayor crisis desde hace 15 años y sobre la que algunos se preguntan si no es simplemente una agonía terminal. En esta campaña, la derecha está representada por un único candidato, Sebastián Piñera, ex senador y hombre de negocios multimillonario que se enriqueció fraudulentamente durante la dictadura. Este «Berlusconi a la chilena» ya está a la cabeza en los sondeos, con una intención de voto en torno al 36% en la primera vuelta. Frente a él, Eduardo Frei registra dos puntos menos en las intenciones de los electores. Democratacristiano y ex presidente de la República, el apoyo de una poderosa maquinaria electoral e institucional no le permite deshacerse de la imagen de un hombre vinculado, sobre todo, a la vieja nomenclatura política concertacionista y sus redes de clientes. Eso además de que la Concertación es víctima de tensiones internas e incluso de una «fuga de candidatos»: tres de los cuatro candidatos presidenciales proceden de la propia Concertación…

    imageAsí, el diputado treintañero Marco Enríquez-Ominami aparece como una nueva figura con un discurso que llama a desempolvar el sistema político y una critica con respecto a los compromisos de la Concertación. Atractiva para parte de los jóvenes y las clases medias urbanas, esta candidatura también es un síntoma de una hegemonía en crisis. Su programa combina un tono progresista con medidas que le sitúan a la derecha de Frei en el plano económico (propuso privatizar una parte de la gran empresa pública del cobre, CODELCO). «MEO», casado con una estrella de la televisión nacional, sobre todo es hijo de los mass media dominantes (más que del histórico revolucionario Miguel Enríquez, su padre biológico…), que le han convertido en su agitador fetiche, poco peligroso para las clases altas. El 19% que podría cosechar le convertiría en árbitro de la segunda vuelta. Finalmente, Jorge Arrate también procede de la Concertación, de la cual fue ministro de una Educación mercantilizada por Pinochet y mantenida como tal por la élite de la “democracia”. En la actualidad, Arrate pretende representar a la izquierda extraparlamentaria reagrupada en torno al Partido Comunista (PC) y ha hecho la apuesta de romper la exclusión institucional de la que es víctima este sector político (especialmente por culpa del sistema electoral binominal elaborado por la dictadura), firmando un «pacto instrumental» con la Concertación. El 5% de este partido de la izquierda iría, pues, a la Concertación en la segunda vuelta, así como probablemente la mayoría de los votos de MEO. Por lo tanto, la derrota de Frei es poco probable, pero en absoluto imposible, lo que significaría la primera victoria electoral de la derecha chilena en una elección nacional libre y abierta desde hace más de medio siglo…

    Cuando la democratización podría venir de abajo…

    Sea cual sea el resultado, Chile permanecerá frente a sus demonios, y ni Frei ni Piñera parecen dispuestos a hacerles frente. El Estado neoliberal chileno es un Estado «al mínimo» que apenas empezó las reformas sociales necesarias, si es que las empezó. Orientado hacia un «librecambismo» desenfrenado, el país es muy dependiente de la exportación de sus recursos naturales (cobre, madera, pescado, etc.) mientras el capitalismo mundial está al borde del precipicio. Sin embargo, los problemas estructurales son inmensos, empezando por la quiebra del sistema de jubilaciones por capitalización (fondos de pensiones en manos del capital privado); un sistema de salud a dos velocidades, que abandona a los más débiles, y una educación que Pinochet convirtió en un enorme mercado justo antes de marcharse. Otra cuestión esencial: los derechos negados al pueblo indígena Mapuche, que al reivindicar su derecho a la autodeterminación se ha convertido en objeto de represión sistemática y de terrorismo de Estado (5).

    Finalmente, las inmensas desigualdades en la repartición de la riqueza (6) y el saqueo del país por grandes transnacionales, ignorados por los principales políticos, y que se encuentran en el centro del malestar social latente. En realidad, para muchos ciudadanos y trabajadores, las apuestas electorales están lejos de sus problemas cotidianos. Igualmente, por esta razón, un sector no despreciable de la izquierda anticapitalista llama a anular el voto, como el Movimiento de los Pueblos y los Trabajadores que reagrupa a varias organizaciones de una izquierda que todavía sigue muy dividida (7). Una parte de la juventud, aunque no vote (8), sí está activa dentro de muchos colectivos en Santiago y en las principales ciudades. Precisamente, el país vivió en 2006 varios meses de una «revolución de los pingüinos» -se llama así a los estudiantes de Secundaria por el color de sus uniformes- que desafió al gobierno, pero sobre todo cuestiona la herencia nefasta de la dictadura. Si se está iniciando un proceso de democratización en el Chile actual, éste surgirá, seguramente, «desde abajo», desde la auto-organización popular en articulación con una izquierda combativa que no renuncia, y también gracias a las movilizaciones de una generación que no conoció la dictadura pero no olvida que el viejo dictador murió sin que le juzgasen y que el sistema que él estableció continúa rigiendo el «país alargado» del poeta Pablo Neruda.

    —————-
    (1) La «Concertación de los Partidos Políticos para la Democracia» está formada por el Partido Socialista, el Partido para la Democracia (PPD), el Partido Radical Socialdemócrata y el Partido Demócrata-cristiano.
    (2) Ver: «Le Chili de Michèle Bachelet: un pays modèle», en F. Gaudichaud (dir.), Le Volcan latino-américain. Gauches, mouvements sociaux et néolibéralisme en Amérique latine, París, Textuel, 2008, pp. 315-336.
    (3) Ver T. Moulian, Chile actual. Anatomía de un mito, Lom, Santiago, 2007.
    (4) Los sondeos de opinión citados en este artículo proceden del CEP, «Estudio Nacional de Opinión Pública», octubre 2009, www.cepchile.cl/dms/lang_1/doc_4487.html.
    (5) Así lo denuncian desde hace años Amnistía Internacional o la Asamblea de Derechos Humanos de la ONU. Ver al respecto los trabajos de Fabien Lebonniec, como: «La criminalisation de la demande territoriale mapuche», 2006, www.alterinfos.org/spip.php?article686. Ver también: www.azkintuwe.org
    (6) El quintil más rico se apropia más del 50% del ingreso, mientras el más pobre recibe sólo el 5,38% del PIB – fuente: editorial de Punto Final, www.rebelion.org/noticias/chile/2009/12/despues-de-mi-el-diluvio-96803
    (7) Ver: MPT, “Por qué en estas elecciones es un deber votar nulo”, www.rebelion.org/noticia.php?id=95597
    (8) Más de un millón de jóvenes se niegan a inscribirse en las listas electorales porque no se sienten representados por el sistema político actual.

    Bachelet es la gobernante con mayor apoyo en la región…

    leave a comment »

    Según la encuesta Latinobarómetro, realizada en 18 países, el respaldo de sus conciudadanos a la Presidenta supera al que logra Lula en Brasil.

    por La Tercera – 12/12/2009 – 09:36

    BACHELET-CORREA-LULA1 Los gobernantes de Chile, Brasil, El Salvador y Panamá registraron índices superiores al 80% en la aprobación de sus propios conciudadanos, según la última edición del Latinobarómetro. En el tope de ese sondeo se encuentra Michelle Bachelet, con 85 puntos. Detrás le siguen el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, con 84%, el salvadoreño Mauricio Funes (83%) y el panameño Ricardo Martinelli (80%).

    Llama la atención que la mayoría de los gobernantes registra alzas en sus niveles de popularidad en 2009, pese a la crisis económica. En algunos casos, como los de Funes y Martinelli, se puede explicar por el hecho de que están recién asumidos en sus cargos. Y en los de Chile y Brasil, podría explicarse por las medidas contracíclicas para hacer frente a la recesión. El reporte de Latinobarómetro destaca el salto de más de 20 puntos en el apoyo a la mandataria chilena.

    Los gobernantes que tienen menos respaldo ciudadano son Alan García, de Perú (26%), y Cristina Fernández de Kirchner, de Argentina (25%). En tanto, los países donde se registra una caída en el apoyo a los presidentes en comparación con la encuesta de 2008 son Colombia, Paraguay, Ecuador, México, República Dominicana, Venezuela y Argentina.

    Bachelet vuelve a aparecer en los primeros lugares de la encuesta, cuando se le consulta a los latinoamericanos que le pongan nota a diversos dirigentes. Aunque aparece en cuarta posición, es la segunda mejor evaluada en América Latina, después de Lula da Silva. Quien saca mejor nota en el ranking general (donde los mejores reciben una calificación de 10 y los peores 1) es el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama (7), seguido de Lula (6,4), el Rey Juan Carlos I de España (5,9), Bachelet (5,8) y el primer ministro español, José Luis Rodríguez Zapatero (5,8). Los peor evaluados en la región son Cristina Fernández, Alan García, Daniel Ortega, Fidel Castro -pese a que ya no es Presidente- y Hugo Chávez.

    La encuesta, que consideró 20.204 entrevistas en 18 países, entre el 1 de septiembre y el 26 de octubre, también evaluó puntualmente a Hugo Chávez y al régimen cubano. Al ser consultados si tienen una opinión favorable del mandatario venezolano, el nivel más alto se registró en República Dominicana (55%) por sobre Venezuela (50%). En la región, en promedio, el 27% tiene una opinión positiva de Chávez. Según el informe, al analizar estas respuestas, "la correlación con la posición ideológica de los gobiernos es evidente. Hay más una percepción de influencia positiva de parte de los pueblos que tienen gobernantes de izquierda".

    Con respecto a Cuba, el sondeo preguntó cuán democrática es la isla caribeña, para que se pusiera una nota, de 1 a 10. Donde es percibida como menos democrática es en Chile, con un índice de 2,8.

    En tanto, Chile es el país donde se considera como menos probable que se produzca un golpe de Estado: 6%.

    Encuesta Adimark (noviembre 2009): Bachelet llega a 77% de aprobación y baja 3 puntos…

    leave a comment »

    La adhesión de noviembre representa una baja de 3 puntos respecto a la medición de octubre. El gobierno y los ministros, salvo el canciller Fernández, también caen en aprobación.

    Presidenta Bachelet llega a 77% de aprobación en Adimark

    -Revise la encuesta Adimark

    Un 77% de aprobación marcó la Presidenta Michelle Bachelet en la evaluación de noviembre de la encuesta Adimark, de acuerdo a los resultados difundidos hoy.

    Si bien la cifra representa un retroceso de tres puntos respecto al peak de 80 por ciento logrado por la Jefa de Estado en octubre pasado, es el  segundo más alta desde que Bachelet asumió el mando del país en marzo de 2006.

    ADIMARK-NOV09

    Uno de los factores a los que Adimark atribuye esta caída “estadísticamente significativa” es la proximidad de las elecciones, lo que “siempre acentúa la polarización y los conflictos”.

    Junto a esta leve baja presidencial, la aprobación al gobierno y los ministros también experimentó una diminución respecto a anteriores sondeos.

    Una excepción en este ítem es el caso del ministro de Relaciones Exteriores, Mariano Fernández, quien sube de 40 a 45 puntos su aprobación ciudadana, justo en medio de los reclamos peruanos por un supuesto caso de espionaje que han agitado la relación bilateral Santiago-Lima.

    La aprobación al gobierno baja de 69 por ciento a 62 por ciento, en general. En cuanto a los ministros, el titular de Hacienda, Andrés Velasco, cae de 71% a 62% y la ministra de Educación, Mónica Jiménez se desploma a un mínimo histórico de 21 por ciento.

    Tanto Velasco como Jiménez debieron enfrentar durante noviembre movilizaciones por parte de la ANEF, por el reajuste, y de los profesores por la deuda histórica, respectivamente.

    COALICIONES

    A la hora de preguntar sobre la identificación con los pactos políticos, la adhesión a la Concertación sube de un 25 por ciento  a un 28 por ciento. En la Alianza por Chile, la identificación sube de 17 por ciento a 22 por ciento. Quienes se declaran independientes bajan de un 45 por ciento a un 40 por ciento.

    Un 28 por ciento aprueba cómo la Concertación está desarrollando su labor, y un 25 por ciento aplaude la tarea de la derecha.

    / Lanacion.cl

    Adimark GfK: Aprobación a Bachelet baja tres puntos

    Adimark GfK: Aprobación a Bachelet baja tres 
puntos "En noviembre la tendencia al alza parece haber tocado techo; más aún, se observa un retroceso de tres puntos porcentuales respecto al mes anterior, lo que resulta estadísticamente significativo", afirma el estudio.

    La aprobación a la Presidenta Michelle Bachelet bajó 3 puntos porcentuales respecto a octubre, llegando al 77% de respaldo, según el programa mensual de Opinión Pública de Adimark GfK, correspondiente a noviembre.

    El estudio recuerda que desde septiembre del 2008 hasta la fecha, Bachelet ha experimentado un alza "extraordinaria" en sus niveles de aprobación ciudadana. En el plazo de 15 meses, que coincide con el inicio de la "emergencia económica mundial y el pánico en los mercados financieros", la aprobación de la Presidenta saltó desde un 42% hasta un 80% en octubre recién pasado, sostiene el sondeo.

    "Sin embargo, en noviembre esta tendencia parece haber tocado techo; más aún, se observa un retroceso de 3 puntos porcentuales respecto al mes anterior, lo que resulta estadísticamente significativo", afirma el estudio.

    La encuesta hace ver que lo que llama la atención es el cambio de tendencia, pues la evaluación de la Mandataria "no experimentaba un retroceso significativo en los últimos 15 meses de medición".

    De acuerdo al estudio, existen 3 causas probables para el cambio de dirección observado en noviembre.

    El primero, "es sin duda la extendida y profunda crisis en el sistema de educación pública que prácticamente paralizó este sector de la educación, justo en vísperas de los exámenes finales. El fundamento para esta aseveración está en el hecho que, en noviembre, la evaluación del área Educación, así como de la ministra del ramo, caen a mínimos históricos".

    La ministra Mónica Jiménez recibe en este mes la peor evaluación desde que asumiera en el cargo (21%), "señal más que suficiente del malestar ciudadano que esta situación ha provocado", declara el informe.

    Agrega que el segundo factor se asocia al tema económico, pues el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, -que continúa siendo el secretario de Estado mejor evaluado del gabinete- muestra sin embargo una caída de 9 puntos en su evaluación, desde 71% en octubre a 62% en noviembre.

    "Sin duda, esto debe relacionarse a su firme postura en el conflicto con la ANEF, que significó una paralización de parte del aparato público, además de su manejo con los profesores y el inédito rechazo al presupuesto en el Congreso", según las conclusiones del sondeo.

    "Y el tercer factor probable de la caída en este mes de la aprobación presidencial, sea la proximidad de las elecciones, lo que, sabemos, siempre acentúa la polarización y los conflictos", finaliza el texto difundido hoy.

    UPI

    Written by Eduardo Aquevedo

    2 diciembre, 2009 at 11:00

    Encuesta Imaginacción (noviembre): Piñera 37,8%; Frei 27%; MEO 22,3%; Arrate 6,4%…

    leave a comment »

    16 de Noviembre de 2009

    Sólo Piñera baja en la última encuesta Imaginacción

    Sólo Piñera baja en la última encuesta Imaginacción El sondeo de la consultora de Enrique Correa también refleja el alza de apoyo a a gestión de la Presidenta Michelle Bachelet, que llegó en octubre a 77,6%.

    Por El Mostrador

    El candidato presidencial de la Coalición por el Cambio fue el único aspirante a La Moneda que mostró una tendencia a la baja en la encuesta Imaginacción correspondiente al mes de octubre, aunque se mantiene con la  mejor opción en un escenario de primera vuelta, con el 37,8% de respaldo.

    El sondeo de la consultora del ex ministro Enrique Correa señala que el empresario registró una baja estadísticamente poco significativa respecto a la medición de septiembre, cuando marcó 38,4% de adhesión.

    En tanto, el abanderado de la Concertación, Eduardo Frei, subió de 25,7% a 27%; el independiente Marco Enríquez-Ominami subió casi dos puntos, de 20,4% en septiembre a 22,3% en octubre, y el candidato del pacto Juntos Podemos, Jorge Arrate, elevó  su respaldo de 4,5% a 6,4%.

    El número de entrevistados que no sabe ni responde o que afirma que no votará por ninguno de los candidatos, llega a 6,5%.

    Segunda vuelta

    Al igual que otros sondeos conocidos durante los últimos días, Enríquez-Ominami aparece como el contendor más competitivo en una posible disputa en segunda vuelta contra Piñera. Es así como el diputado ex PS obtiene el 42,7% de preferencias contra 43,4% de Piñera, a sólo 0,7%, que estadísticamente puede leerse comió un empate técnico.

    La diferencia se amplía en un balotaje del abanderado de la derecha con Frei,  ya que el primero se impone al candidato oficialista por 45,8% contra 42,1%, con una diferencia entre ambos de 3,7 puntos.

    Respaldo a Bachelet

    La encuesta de Imaginacción también refleja el aumento de respaldo a la gestión de la Presidenta Michelle Bachelet, la que en octubre alcanzó el 77,6%, 1,8 puntos porcentuales más que en septiembre pasado.

    Metodología

    El sondeo de Imaginacción Consultores se llevó a cabo entre el 1 y el 31 de octubre a través de entrevistas por vía telefónica a 1.124 hombres y mujeres mayores de 18 años inscritos en los registros electorales. De ese total, 39,8% corresponde a habitantes de la Región Metropolitana y el 60,2% a regiones.

    El error muestral se estima de más o menos 3,0%.

    Además:

    Revise la encuesta de Imaginacción de noviembre (octubre)

    Written by Eduardo Aquevedo

    16 noviembre, 2009 at 16:15

    Encuesta CEP (noviembre 2009): Piñera (36%), Frei (26%), ME-O (19%) y Arrate (5%)…

    with one comment

    11 de Noviembre de 2009

    Encuesta CEP (realizada en octubre)

    Piñera (36%), Frei (26%), ME-O (19%) y Arrate (5%)

    Tanto como el abanderado de la derecha como el presidenciable de la Concertación bajan su nivel de apoyo, este último dos puntos con respecto al sondeo anterior. En tanto, el diputado ex PS y el candidato del Juntos Podemos suben su adhesión ciudadana, con un alza de 2% y 4% respectivamente. En un escenario de segunda vuelta, el empresario obtiene un 43% en comparación a un 37% de Frei. En tanto, contra ME-O el inversionista obtiene un 40% ante un 37% del ex PS.

    Lea aquí la encuesta CEP completa

    La esperada encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) arroja que Sebastián Piñera y Eduardo Frei avanzan a segunda vuelta en las elecciones del próximo 13 de diciembre en Chile.

    En la pregunta en urna a entrevistados inscritos en los Registros Electorales señala que el candidato de la Coalición por el Cambio obtiene 36% de las preferencias, mientras el de la Concertación llega a 26%.

    El abanderado independiente Marco Enríquez-Ominami subió a 19%, mientras el candidato del pacto Juntos Podemos, Jorge Arrate, alcanzó el 5% de las preferencias, agrega el sondeo. Un 14% no vota, vota en blanco o vota nulo.

    La coordinadora del Área de Opinión Pública del CEP, Carolina Segovia, precisó que “en la comparación de estos resultados con sondeos anteriores no se observan cambios estadísticamente significativos” para Piñera, Frei y Enríquez-Ominami.

    También se mantiene estable el número de personas que no vota por ninguno de ellos (14%), mientras, destacó, Jorge Arrate en cambio si muestra un alza importante de un 1% a 5%.

    Segunda vuelta

    En el hipotético escenario del balotaje entre Sebastián Piñera y Eduardo Frei, un 43% vota por el primero y un 37 % por el segundo, quedando un 20% de personas que no votan o votan en blanco o votan nulo.

    Este ítem, referido al voto con urna de los inscritos, de acuerdo a Segovia muestra “una leve alza en Sebastián Piñera y un leve descenso en el caso de Eduardo Frei” comparado con los resultados de agosto.

    Un ejercicio similar entre el Piñera y el diputado muestra una leve caída en las preferencias por Piñera y una leve alza en las de MEO: 40 contra 37 puntos porcentuales. En esta caso un 23% no votaría, votarían en blanco o votaría nulo.

    La CEP anterior

    El último estudio CEP, de agosto, dio 37 puntos a Piñera, 28 a Frei, 17 a Enríquez Ominami y 1 a Arrate que en ese entonces tenía similar porcentaje al de Alejandro Navarro y Adolfo Zaldívar, ambos retirados de la carrera a La Moneda.

    En esa ocasión en la segunda vuelta entre el empresario y el senador DC se registraba un empate técnico con 42 puntos porcentuales para el primero y 39 para el segundo. En una hipotética contienda Piñera-MEO en enero el resultado era 44-34, respectivamente.

    Los resultados de la encuesta del Centro de Estudios Públicos son los más esperados por el mundo político por el nivel de confiabilidad que tiene, pues es la más representativa del electorado a nivel nacional, tanto en población urbana como rural.

    En este caso, dado a conocer sólo 48 horas antes del inicio oficial del período de propaganda, termina por revelar el escenario electoral a un mes de las elecciones presidenciales y parlamentarias.

    LA NACION.CL

    Arrate tras CEP: “Derecha infla a MEO”

    / Lanacion.cl

    Escéptico con los resultados de la encuesta CEP se mostró el candidato del Juntos Podemos, quien llegó a 5% en la medición. “No tengo ni confianza ni fe en las encuestas”, dijo.

    Vea más en sitio Elecciones 2009

    El primer presidenciable en reaccionar a los resultados de la encuesta del Centro de Estudios Públicos fue el candidato de la izquierda, Jorge Arrate, quien fiel a su discurso insistió en que nunca le ha creído a estos sondeos electorales.

    “Las encuestas nunca han acertado con la votación de la izquierda”, remarcó el ex ministro, mostrándose confiado en que la elección del 13 de diciembre le dará un porcentaje mucho mayor al 5 por ciento que muestran los resultados de la CEP de hoy.

    “No quiero sacar ni 4 ni 5 puntos, yo quiero sacar mucho más (…) La calle me dice que voy a sacar mucho más, porque la gente va a votar sin miedo”, indicó.

    Arrate también fue crítico con el sistema de encuestas, e insistió en su tesis de que “hay una carambola a dos bandas que busca reducir las posibilidades de la candidatura de la izquierda y afectar la candidatura de la Concertación, a través de un proceso en que la derecha ha inflado la candidatura de Marco Enríquez Ominami”.

    En la misma línea, el candidato de la izquierda no quiso comentar la notable alza en atributos que tuvo en este sondeo el CEP. “No lo interpreto, porque no tengo ni confianza ni fe en las encuestas”, remató.

    Carlos Peña: La segunda vuelta la ganará quien sintonice con los más liberales

    El columnista precisó que la disputa de la Elección se dará entre dos proyectos institucionales (Frei y Piñera) y no entre uno institucional y otro de liderazgos individuales (ME-O).

    Por Renata Robbio, Emol

    SANTIAGO.- Tras los resultados de la última encuesta CEP, y pese a todos los cálculos electorales que están haciendo los partidos, el columnista y abogado, Carlos Peña, precisó que la única conclusión certera que arrojó el resultado del estudio, radica en que los votos de la segunda vuelta dependerán de un grupo de personas muy pequeño, que está ordenando sus preferencias presidenciales de acuerdo al grado de liberalismo que percibe de cada candidato.

    "La competencia de segunda vuelta se va a producir entre quienes logren captar ese estrato delgado de votantes, al parecer más liberales, que estarían inclinándose por Marco Enríquez-Ominami (ME-O) y luego pasándose a Piñera (…). El desafío de la segunda vuelta es disputar esos votos", planteó Peña.

    Según el columnista, lo anterior explicaría por qué Enríquez-Ominami, en segunda vuelta, resulta ser más competitivo que el de la Concertación, Eduardo Frei, para enfrentarse con el de la Alianza, Sebastián Piñera.

    "Esto parece que Piñera lo intuía (…) por eso no es inocente el tema de la homosexualidad en la franja, porque es un guiño y una oferta simbólica de reconocimiento a ese sector más liberal que Piñera sabe que está con ME-O, pero que en segunda vuelta podría estar con él", explicó Peña.

    Sin embargo, aclaró que pese a que ME-O obtiene un porcentaje de apoyo importante en la segunda vuelta (37%, al igual que Frei), en la primera, éste no le ganará al candidato de la Concertación, ya que no sólo los separan siete puntos, sino que además, el abanderado del oficialismo presenta un proyecto político más consolidado.

    "Es cierto que Frei tiene una mala noticia: bajó dos puntos; pero desde su perspectiva de competencia, la mejor noticia para él es que, al parecer, ME-O no lo alcanza (…). La disputa de las Elecciónes se dará entre dos proyectos institucionales (Frei y Piñera) y no entre uno institucional y otro de liderazgos más bien individuales (ME-O)".

    Asimismo, precisó que aunque Enríquez.Ominami ha demostrado ser un buen competidor, desde el punto de vista de la política, "creo que no arroja buenos resultados".

    Para Peña, la gran incógnita no es quién ganará las Elecciones Presidenciales, sino qué ocurrirá con ME-O si es que no pasa a segunda vuelta, en ese caso, "el mutismo de Enríquez-Ominami sería inexplicable".

    "Yo no tengo duda de que le convendría más apoyar a Frei porque el futuro político de ME-O está en la posibilidad que él tendría (…) de influir, esta vez, definitivamente en la conformación futura de la Concertación. Eso sólo podrá hacerlo si manifiesta cierta convergencia con el candidato de la Concertación", afirmó Peña.

    Pese a la reñida disputa que se espera para las próximas Presidenciales, Peña comentó que el desafío para todos los candidatos es cuadrarse con el espíritu de la gente, que hoy está más optimista, más liberal y menos conservador, "quien logre sintonizar con eso, tendrá la victoria a su lado".

    LA ENCUESTA CEP DE NOVIEMBRE…

    Por El Mostrador

    Este mediodía el Centro de Estudios Públicos (CEP) dio a conocer su última encuesta presidencial, correspondiente al mes de octubre, la cual reveló que el candidato de la Coalición por el Cambio, Sebastián Piñera, alcanza 36% entre los inscritos en los registros electorales, seguido por el abanderado de la Concertación, Eduardo Frei con 26%, y el candidato independiente, Marco Enríquez Ominami con 19% y el candidato del Juntos Podemos, Jorge Arrate con 5%.

    La votación de Piñera supone un punto menos que en la encuesta del CEP de agosto, mientras la de Frei una merma de dos puntos, la de Enríquez Ominami una subida de dos enteros y la de Arrate un aumento de cuatro unidades.

    Las cifras responden a una opinión "en urna" de los encuestados, que es a su juicio la mejor representación de lo que ocurre en la realidad.

    Un 14 por ciento de los encuestados no votarían por ninguno o lo harían en blanco o nulo, según el sondeo.

    Los primeros análisis señalaron que el escenario apunta a que el empresario y el senador DC disputarían la segunda vuelta electoral, el próximo 17 de enero.

    En ella, según el sondeo, Piñera obtiene el 43 por ciento de las preferencias y Frei un 37 por ciento, con un 20 por ciento de encuestados que no votarían o lo harían en blanco o nulo.

    En el caso menos probable de que sea el diputado ex socialista Marco Enríquez-Ominami el que dispute la segunda vuelta con el candidato de la derecha, Piñera obtiene un 40 por ciento y el parlamentario un 37 por ciento.

    Según la muestra, un 54 por ciento votos del candidato oficialista en una segunda vuelta irían para Enríquez-Ominami, mientras que un 12 por ciento para el empresario.

    Otros

    Respecto de los atributos de los candidatos, Piñera lidera la "confianza" que ven los encuestados con un 41 por ciento de respaldo. Respecto de la "firmeza" de los abanderados, el empresario logra un 56 por cientos, mientras que Frei y Enríquez-Ominami alcanzaron un 42 y un 38 por ciento, respectivamente.

    El 78 por ciento de los consultados aprueba el desempeño de la Presidenta Michelle Bachelet, subiendo seis puntos.

    Metodología

    El sondeo se realizó a 1.505 personas de 18 años o más, en zonas tanto urbanas como rurales, en 141 comunas del país, usando el método de la entrevista a través del muestreo estratificado, aleatorio y probabilístico, con un error de tres por ciento, entre el 08 y el 30 de octubre de 2009. Tiene un 3% de error muestral y un 95% de confianza.

    Lea la encuesta

    Chile: “El comando de Frei es una bolsa de gatos…”

    with one comment

    POR PATRICIO FERNÁNDEZ Y PABLO VERGARA • FOTO: ALEJANDRO OLIVARES

    Jorge Navarrete Poblete, alias «Pirincho», estudió en el San Ignacio, pero abandonó la religión. Sin embargo, reza todas las noches con sus hijas porque le reconoce a la fe una riqueza dificil de explicar y de la que no quisiera privar a su descendencia. Más concertacionista que DC, no está nada de optimista respecto del futuro de la coalición. Dice lo que piensa, habla redactado, admira a la generación de políticos que ahorita está llegando a su fin y no se cansa de demandarle a la suya mayor fuerza y decisión para tomar las riendas del poder. Hoy por hoy, más allá de quien gane las elecciones, le preocupa cómo diablos seguirá esta historia.
    ________________

    ¿Cuál es la verdadera pelea dentro de la campaña de Frei?

    -Es una batalla circunscrita estrictamente a los egos personales. En el comando, hay básicamente tres tipos de grupos, completamente anulados y empatados entre sí: aquellos que acompañaron a Frei, incluso en los momentos en que nadie sospechaba que podía ser candidato, que hoy se agrupan en la dirigencia de Océanos Azules; otro a los que tildan de “los aparecidos”, los profesionales de la política, espacio donde están probablemente Halpern, Tironi, etc.; y los representantes de partidos. Y eso se expresa en una pugna de egos, de poderes personales, de influencias, respecto del candidato bastante bochornosas, cuando no obscenas. Varios de ellos están más preocupados de sus intereses que incluso de la suerte del propio candidato en diciembre.

    ¿No hay adentro distintas visiones de lo que la candidatura debiera ser?

    -Probablemente en los márgenes. Pero vestir buena parte de estas peleas a partir de sensibilidades políticas distintas, es absurdo. ¿O alguien cree que en esa negociación maratónica que duró toda la noche entre el comando y representantes del Partido Radical se discutía la Educación Pública o la estatización del agua? No, era una pelea de cupos y de influencia en el comando. Y lo mismo sucede en algún sentido con Girardi cuando hizo un par de pataletas. Esta Concertación ha convivido con esas diferencias ideológicas, que en lo grueso tampoco son extremadamente sustantivas, y por tanto creo que fueron el disfraz o la pantalla para justificar algo que era bastante menos presentable ante la opinión pública.

    ¿Tienes la sensación que ha habido canalladas y deslealtades mayores que en otros procesos electorales de la Concertación?

    -Sin duda. A diferencia de cuando las cosas andan bien, en estas otras condiciones afloran muchas de estas miserias. Y varios que en su inicio, en forma entusiasta, estuvieron por Frei, cuando las cosas se empezaron a mostrar más difíciles, no solamente manifestaron sus diferencias internamente, sino que algunos públicamente. Y otros, incluso, se desembarcaron, como Marcelo Trivelli, que no solo era miembro de la directiva del PDC, sino que en la última junta nacional proclamó a Frei. Y también de un mundo más de izquierda, más progresista, siempre vieron con dudas la postulación de Frei y ahora probablemente tratan de desligar responsabildiad respecto de un escenario que se ve bastante incierto, por no decir pesimista.

    En el PPD han sido particularmente fuertes.

    -Diría que a diferencia del PS que, con la conducción de Camilo Escalona -no muy elegante a ratos y en forma bastante bruta- ha mantenido todavía un nivel de disciplina notable, el PPD es distinto, porque creo que en los hechos no es un partido político como tradicionalmente los conocemos, sino una agrupación de personas que en su minuto no tuvo un espacio para hacer política dentro de la Concertación y que hoy está comandada por dos o tres personas que son finalmente los que deciden.

    Si te dicen «has con la campaña de Frei lo que quieras», ¿qué harías para salvar este cuento?

    -Creo que la principal deficiencia de esta campaña es que no cuenta con una épica y un relato que resulte coherente a los ciudadanos. Michelle Bachelet llegó al poder con una promesa, la de la Protección Social, y con un proyecto emblemático, el de la reforma previsional. La pregunta es cuál es la épica o la promesa de Frei, porque aquí se ha hablado de reforma constitucional, de educación pública, de reforma laboral, de aquellos problemas morales que tienen que ver con la vida moderna, en fin, todas cuestiones muy relevantes, pero sería difícil que alguien pudiera decir “ésta es la promesa de Frei”.

    ¿Cuál te gustaría?

    -Creo que la gran promesa de Frei es mantener una obra y un legado concertacionista cambiando completamente los actores, sobre la base de gobernar con una nueva generación. Eso, en términos no solamente políticos y estratégicos, serviría para mostrar y justificar su candidatura. Porque más allá de todos los logros de esta Concertación, cuando ya se fue presidente el año 1993 resulta difícil explicarle a los ciudadanos por qué las mismas personas podrían hacer algo distinto a lo que ya no hicieron. Eso permitiría demostrar un proyecto que no sólo habla de su pasado, sino que también se proyecta al futuro.

    ¿Entonces, buena parte de los problemas de la candidatura de Frei, es Frei?

    -Buena parte del problema de la candidatura de Frei es que él no logra transmitir esta esperanza, no logra convencer que es posible un quinto gobierno de la Concertación que haga algo cualitativamente distinto a lo que ya se ha hecho; no logra transmitir lo que reflejó primero la campaña de Bachelet y que después fue el resultado de su gobierno.

    De las cartas que tenía la Concertación, ¿cuál te gustaba?

    -Frei fue candidato porque los otros no quisieron, porque no estuvieron dispuestos a someterse a un proceso de primarias. La política no es un juego de méritos personales, sino de voluntad, de hambre, de condiciones, de paciencia. Y Frei es el candidato porque nadie más en esa generación estuvo dispuesto. Y respecto a las cartas de la nueva generación, me hubiera gustado que Claudio Orrego o gente como Germán Quintana o la Carolina Tohá hubieran tenido un poquitito más de hambre. La candidatura de MEO demostró que había bastante más agua en la piscina de la que creímos. Y esta generación política si sigue esperando que le regalen o que le hereden el poder, la verdad es que va a morir en el intento.

    ¿Cuáles son los políticos vivos que admiras?

    -Admiro a Lagos. A Orrego, a Longueira, a la Carola Tohá.

    ¿Y los que más bien representan eso que no te gusta?

    -Girardi, Novoa, Espina.


    ¿DC?

    ¿Tú eres más DC que concertacionista?

    -No, soy más concertacionista que democratacristiano.

    Un concertacionista medio chato, parece.

    -Diría que un concertacionista crítico.

    Si llegara a ganar Piñera, ¿contemplas que la DC termine gobernando con él?

    -No veo a militantes DC gobernando con Piñera como ministros, subsecretarios, cercanos colaboradores. Lo que quizás veo es un conjunto de parlamentarios DC que puedan contribuir en aquellos proyectos razonables, coherentes y consistentes con la obra concertacionista, contribuyendo a articular y a generar amplias mayorías.

    El 13 de diciembre va a haber un terremoto en la Concertación, especialmente si pierde Frei. Y probablemente sea más fuerte en la DC.

    -En la DC hay un grupo importante de militantes y adherentes que se sienten un tanto maltratados de cara a lo que representa MEO. Cuando Marco insiste en nombrar a Frei como “el senador DC”, lo dice en un sentido peyorativo, porque él se ha cruzado con varios militantes DC en varios proyectos, sobre todo en el ámbito valórico. Y creo que lo que Marco no advierte es que en el mundo DC hay un profundo sentimiento reformista, a ratos incluso más progresista y de izquierda de lo que aparece en muchas de las expresiones que él y muchas de las personas que lo acompañan representan públicamente. Y es, además, estratégicamente incorrecto, porque si tiene la aspiración de pasar a segunda vuelta y ser competitivo con Piñera, va a requerir de cada uno de esos votos, incluso de los que ha ninguneado y denostado.

    ¿Crees que la DC es capaz de votar por MEO en segunda vuelta?

    -Yo voy a votar por MEO si llega a segunda vuelta, lo dije hace más de un año. Pertenezco a una cultura política que se crió percibiendo lo peor de la derecha, y creo que buena parte de ese proyecto permanece intacto. No votaría por Piñera ni en segunda, ni en tercera ni en cuarta vuelta. Soy, como Eduardo Engel dijo en su columna de La Tercera, de los que les da miedo que la derecha vuelva al poder después de 20 años, porque creo que han aprendido bastante menos de lo que a ratos parece.

    ¿Te da miedo un posible gobierno de MEO?

    -Más que miedo, me da algo de incertidumbre. Tengo por Marco aprecio personal, no diría que somos amigos, pero le tengo simpatía. Tiene cualidades indispensables para la política de hoy: un gallo directo, rápido, frontal, con sentido del humor. Sin embargo, tengo dudas de su persistencia. Nunca he sabido si estamos en presencia de una personalidad política en potencia o de un personaje.

    ¿Crees que esto pudo haber sido un antojo?

    -Estoy convencido que esto se inició como un antojo y que en la medida en que se fueron consolidando las cifras y se fue viabilizando el proyecto, él y sus más cercanos se convencieron. Mi duda respecto a Marco es su capacidad para sostener esto en el tiempo, para ver cuánto significa más allá de un capricho y si efectivamente esto es un proyecto político en ciernes. Si Marco resultara hipotéticamente elegido presidente, gobernaría probablemente con los mismos que gobiernan hoy. Con una generación distinta, quizá, pero los mismos.

    BOLSA DE GATOS

    Se supone que Frei iba a ser puente de generaciones y uno ve bien poco eso. Y según dicen los rumores, más bien les han puesto la pata encima a los jóvenes que reclutaron.

    -A estas alturas, negar que esa promesa se ha diluido sería una tontera. La razón para eso tiene que ver con tres cosas: es que frente a resultados electorales no muy auspiciosos, lo natural fue volver a las viejas recetas y, además, las nuevas generaciones cometieron el error de tratar de asimilarse a los políticos tradicionales. Y, evidentemente, hay mucha demanda y poca oferta de poder en ese comando. No son pocos los que más allá de los abrazos y sonrisas públicas, se han encargado de torpedear, dificultar y derechamente boicotear la tarea de estos representantes de estas nuevas generaciones en el comando.

    Eso es una bolsa de gatos.

    -Eso es. Una bolsa de gatos, sin duda.

    ¿Por qué no pone Frei un generalísimo? ¿Está medio traumado con esto de los círculos de hierro de antes?

    -Frei siempre tuvo una cualidad: se rodeó de personas de gran competencia y con una clara idea del sentido del poder. Y ahora, probablemente por la misma forma en que se gestó su candidatura, ha tratado de transitar en un equilibrio bien peligroso. Y eso es quedar bien con dios y con el diablo. Ha convivido con grupos que tienen ideas distintas respecto de cómo debe hacerse una campaña. Si hay una cuestión evidente en esta campaña es la ausencia de decisiones. Nadie zanja una discusión, nadie finalmente resuelve. Y por eso es que cuando uno escucha a Frei o a sus asesores más cercanos en el área programática, a uno le da la impresión que las cosas que salen de su boca son más el fruto de una negociación interna que del obvio corolario de un proyecto común.

    ¿Es una catástrofe si pierde Frei la primera vuelta?

    -Voy a hacerte una confesión: mi principal problema no es perder. No me desvela pensar que el 14 de diciembre la Concertación no esté en la segunda vuelta. Lo que más me preocupa a estas alturas es cómo perdemos. Soy de los profundamente orgullosos de lo que se ha hecho en estos 20 años, y me gustaría contárselo a mis hijas con la frente en alto. Y el cómo uno pierde una elección es importante respecto a cómo se interpreta lo que se hizo. Si la Concertación pierde dividida, con recriminaciones, con vergüenza, cabizbajos, va a influir en cómo se interprete la historia. Y más allá del tremendo esfuerzo que ha hecho el gobierno de Bachelet por mejorar ese final, creo que todavía hay mucha gente en la Concertación que no reconoce su militancia y habla de la obra de esta coalición no con mucho orgullo. Y eso me molesta y me pone triste.

    ¿Cómo se explica eso?

    -Porque no entendimos algo obvio: salvo experiencias no muy dignificantes de contar, en el mundo son pocos los casos de coaliciones que hayan estado más de 20 años en el poder. Nos cuesta comprender que esto no era eterno. Y que así como uno se preparó para gobernar y lo hizo bien, también había que prepararse para cerrar el ciclo y reconstruir el próximo. Y buena parte de esa pega no la hemos hecho. No estamos sicológica ni políticamente preparados para perder. Y esa es la razón por la cual uno advierte algo de desesperación, de desazón y desorientación.

    ¿Es MEO el cuervo que le saca los ojos a la Concertación? ¿Tiene también los pecados de la Concertación encima?

    -Sin duda, más allá de todas las cualidades de Marco, y lo decía Carlos Peña el domingo, MEO es también el fruto del hastío y del cansancio de los ciudadanos respecto a muchas prácticas de la coalición, que son completamente deleznables. Marco en algún sentido también es fruto o el niño símbolo del deterioro de la dirigencia concertacionista. El que Marco esté donde está hoy es responsabilidad también de la intolerancia, de la poca flexibilidad y del acabronamiento de buena parte de los cuadros políticos que hoy toman las decisiones. Hay una cuestión que me molesta del discurso de Marco, y es pensar que todos, incluido él, no tenemos pasado. Marco llegó a ser diputado probablemente como muchos de los que él hoy critica, con un fuerte subsidio, que poco tenía que ver con sus méritos personales. Soy escéptico de que la candidatura de MEO represente todo esto nuevo que se pone frente a la opinión pública. Más bien creo que ahí se replican muchas prácticas que son las que él mismo denosta de la coalición que lo vio nacer y que le permitió estar donde está.

    LA DERECHA

    Dijiste que le tenías miedo a lo que la derecha le puede hacer a Chile. Háblame de los miedos a la derecha. Por qué te carga.
    -No le creo a la derecha. Nosotros no hemos sido capaces de denunciar cierto travestismo de la derecha política. Que Piñera conteste en un debate que los bancos abusan y que él propone una suerte de Sernac financiero, cuando se han opuesto sistemáticamente a mayores regulaciones y él hizo su fortuna en este sector, me parece francamente increíble. Que diga de buenas a primeras que su promesa para los próximos cuatro años es crecer en promedio al 6% o generar un millón de empleos, es un carril que los propios economistas de la Alianza en privado reconocen. O que hoy se muestre entusiasta de la protección social, cuando hace menos de un año decían que esa era la razón por la cual Chile no crecía. El debate público ha sido de una laxitud y de una impunidad verbal impresionante.

    Piñera vende en buena medida ser algo así como el menos derechista de la derecha. ¿Te lo compras?

    -Creo que de las cosas que me importan, la derecha de Piñera es mucho peor que la que representa Longueira. Piñera representa esa derecha promiscua en las relaciones políticas y en las económicas; esa derecha algo intolerante, que mira por arriba, que no escucha, pisotea; calculadora, práctica, del proyecto individual y no la del sueño colectivo. Y es una derecha a la que le tengo mucho más miedo que a la de Longueira.

    ¿Y cómo crees que sería un gobierno de Piñera con la UDI?

    -A estas alturas, creo, mucha gente en la UDI se da cuenta de los peligros que significa que Piñera llegue al poder. El éxito de la UDI en los sectores populares, que la llevó a ser el partido más grande de Chile, es lo que está en peligro si Piñera llega al gobierno. Detrás de Piñera no hay un proyecto de país, no hay un sueño que tenga que ver con un cierto ideario de la derecha. Piñera en esto siempre ha sido un travesti. Pudo haber sido perfectamente un DC si el año 90 le hubieran dado el cupo a senador que le negaron. De verdad no creo que Piñera quiera ser Presidente para trabajar por la gente más modesta.

    Para qué entonces.

    -Porque probablemente es lo último que le falta. Ha conquistado buena parte de las cosas que en la vida quiere y el poder político le ha sido esquivo. Y por eso ha persistido y va a seguir perseverando si pierde esta elección. Por poder. Este es el poder que a él le falta y el que le falta a la derecha.

    THE CLINIC.CL

    Written by Eduardo Aquevedo

    7 noviembre, 2009 at 6:00

    Encuesta Adimark (noviembre, 2009): Bachelet marca 80% de aprobación y Gobierno, 69%…

    with 2 comments

    / Lanacion.cl

    BACHELETO001 Un récord de respaldo alcanzó la Presidenta en la medición que el mismo mes del año pasado le dio 42% de apoyo. El gobierno en general marca 69% de aprobación, mientras que el ministro mejor evaluado es Andrés Velasco.

    – Revise la encuesta Adimark.

    El  alza sostenida de respaldo a la Presidenta Michelle Bachelet alcaza su peack en la última encuesta Adimark, marcado un récord de 80 por ciento de aprobación a su gestión durante octubre.

    De acuerdo al sondo, el último año de gobierno está siendo también el más exitoso en términos de aprobación ciudadana, ya que en octubre del año pasado Bachelet obtenía 42% de aprobación.

    Bachelet se ha transformado en uno de los mandatarios mejor evaluados de la región, siendo su aprobación muy alta en todos los segmentos de la población, pero aún mayor entre las mujeres (85%) que entre los hombres (76%), y entre las personas relativamente más pobres (segmento DE, 83%).

    “Estamos en presencia de un fenómeno de opinión pública respecto al cual no existen antecedentes comparables.  Nunca un presidente chileno había logrado estos niveles de aprobación, al menos desde que se realiza este tipo de mediciones”, señalaron los encargados del estudio.

    Bachelet es "querida" por un 95 por ciento de los entrevistados, en tanto un 94 por ciento la considera "respetada", mientras que un 82% destacó su capacidad de "liderazgo”.

    El sondeo se hizo vía telefónica a 1.109 personas en sus hogares en todo el país. El margen de error se estima en aproxmadamente 3 %, con un 95% de confianza.

    Gobierno

    La gestión del Gobierno obtuvo un respaldo de  69 puntos, donde destaca el manejo de la economía con la mayor aprobación (74%), seguido por la conducción de las Relaciones Internacionales (70%).

    Al medir la gestión en Educación, sólo se logra 37% de respaldo, mientras Salud marca 36%. Transantiago tiene 33% de aprobación, lo que es bastante comparado con el 9% que marcaba en octubre de 2008.

    El control de la corrupción en organismos del Estado apenas es bien evaluado por 21%, mientras que la delincuencia es el ítem peor evaluado, con 12%.

    Ministros

    Lejos, el mejor evaluado es el titular de Hacienda Andrés Velasco, que marca 71 % de respaldo.Le siguen la ministra vocera de La Moneda Carolina Tohá, con 54% ; y el ministro de Defensa Francisco Vidal (53%).

    La peor evaluada es la ministra de Educación Mónica Jiménez, que obtiene sólo 33% de apoyo, en tanto que también el titular de Salud Álvaro Erazo está con baja aprobación (37%).

    Written by Eduardo Aquevedo

    5 noviembre, 2009 at 17:27

    Encuesta CERC (Octubre, 2009): Frei 20%, Enríquez 20%, Piñera 41% en primera vuelta…

    with 8 comments

    Lanacion.cl

    Con un 20% de preferencias cada uno igualan el abanderado oficialista y el diputado, en la intención de voto en primera vuelta. Piñera marca 41% y Arrate 3%.

    Frei y Enríquez empatan según encuesta CERC

    Revise la encuesta CERC de octubre

    La encuesta del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (CERC), ubicó a los candidatos Eduardo Frei y Marco Enríquez-Ominami en un empate técnico en primera vuelta.

    Cada uno de ellos obtiene un 20% de las preferencias en la intención de voto en primera vuelta, según el sondeo realizado entre el 2 y el 13 de octubre.

    La medición ubica al candidato de derecha Sebastián Piñera con 41% de respaldo, 2 puntos más que en la encuesta de julio pasado.

    La carta del Juntos Podemos, Jorge Arrate, marca un 3% de las preferencias en la misma consulta.

    Para el ex Presidente DC se observa una baja en la intención de voto de 5 puntos respecto a julio, en tanto que Marco Enríquez marca un aumento de 6 puntos comparando con la pasada medición.

    BALOTAJE

    En una segunda vuelta, Piñera supera a ambos candidatos, pero mayor es la distancia en caso de enfrentar al candidato concertacionista.

    Eduardo Frei obtiene 33% y Piñera 49% enfrentados en segunda vuelta, mientras que Marco Enríquez-Ominami alcanza 36% enfrentado al empresario, quien en tal caso obtiene 45% de respaldo.

    El sondeo se realizó en un universo de 1.200 casos, en poblaciones urbanas y rurales, estimándose un margen de error de 3%.

    GOBIERNO Y POLÍTICOS

    La aprobación al gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet se mantiene alta, alcanzando esta vez un 71%.

    En tanto, los políticos con más futuro son encabezados por Piñera con un 47%, seguido por Marco Enríquez Ominami con 37%. En tercer lugar se ubica el senador Eduardo Frei, que en este ítem alcanza 20% de las preferencias.

    El ministro de Hacienda, Andrés Velasco, se ubica en cuarto lugar, y en la quinta ubicación está el ex alcalde y candidato a senador por la Quinta Región Costa, Joaquín Lavín.

     

    Encuesta CERC le da 20 puntos a cada uno

    ME-O alcanza a Frei y se confirma duda sobre quién pasa a segunda vuelta

    ME-O alcanza a Frei y se confirma duda sobre quién pasa a segunda vuelta El sondeo elaborado por la consultora de Carlos Hunneeus sitúa al abanderado de la derecha, Sebastián Piñera, con 41 puntos, con lo cual supera juntos a sus dos más cercanos rivales. Y mientras el diputado ex PS sigue sumando -aparecía sólo con 1,0% en la medición CERC de abril- el abanderado de la Concertación muestra, por el contrario, una tendencia a la baja. [Actualizada]

    Por El Mostrador

    El candidato presidencial independiente Marco Enríquez Ominami alcanzó al abanderado presidencial de la Concertación, Eduardo Frei, empatando ambos con 20 puntos, según la encuesta del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (CERC) correspondiente a octubre y que se dio a conocer este martes.

    Se trata del mismo sondeo que, en abril pasado, daba al diputado ex PS un apoyo de sólo 1,0%. Desde esa fecha, en tanto, Frei ha bajado 13 puntos.

    Por su parte, el candidato de la Coalición por el Cambio, Sebastián Piñera, sigue con las mayores preferencias, subiendo a un cómodo 41% que le permite superar juntos a sus dos más cercanos rivales.

    Jorge Arrate, en tanto, aparece en el sondeo con el 3,0 por ciento de apoyo.

    Segunda vuelta

    En el caso de una segunda vuelta entre Piñera y Frei, el abanderado de la derecha derrotaría por 49% contra 33% al representante del oficialismo, mientras que si la contienda fuera entre el dueño Chilevisión y ME-O, la contienda sería más estrecha, ya que el primero obtendría una votación de 45% contra 36%.

    Otros indicadores

    El estudio de la consultora de Carlos Hunneeus también indica un crecimiento importante de la imagen de triunfo de Piñera, y por el contrario, una merma en el caso de Frei.

    De este modo, frente a la pregunta "¿quién cree Ud. que será el próximo presidente de Chile?", el 52% de los encuestados cree que será Piñera -5,0 puntos más que en julio pasado-, el 21% cree que será Frei -tres puntos menos que en julio- y sólo el 7,0% que será Enríquez Ominami -aunque cuatro puntos más que hace tres meses-.

    Respecto a los políticos con más futuro, el candidato de la derecha se impone con el 47%, seguido por Marco Enríquez-Ominami (37%) y más atrás por Eduardo Frei (20%), el ministro de Hacienda, Andrés Velasco (13%) y el ex alcalde de Santiago y candidato a senador por la UDI en la Quinta Región costa, Joaquín Lavín (9,0%).

    Y paradojalmente, donde sí se impuso Frei fue ante la pregunta "¿Por cuál de estos candidatos presidenciales no votaría Ud. nunca?", donde encabeza el listado con 32% -13 puntos más que en julio- seguido por Piñera con 28% -5,0 más que en julio-;  por el 17% de Jorge Arrate -que también sumó 9,0% respecto a la medición anterior- y por el 7,0% de Marco Enríquez-Ominami, quien fue el único candidato que bajó tres puntos respecto a la encuesta de julio pasado.

    Metodología

    La última encuesta CERC fue respondida por 1.200 hombres y mujeres mayores de 18 años que habitan en zonas urbanas y rurales a lo largo de todo el país -sólo Chile continental- a través de cuestionarios cara a cara.

    El error estimado es de 3,0% mientras que la confianza alcanza el 95%.

    Además:

    Revise la encuesta CERC de octubre 2009

    Lea las encuestas anteriores:

    CERC abril 2009

    CERC julio 2009

    Artí­culos Relacionados :

    Encuesta Adimark (Octubre, 2009): Bachelet logra histórico 76% de popularidad, y un 64% el gobierno…

    with 4 comments

    Encuesta Adimark sitúa respaldo a la mandataria en un histórico 76%. En cuanto a ministros, por lejos el mejor evaluado es el titular de Hacienda, Andrés Velasco.

    Bachelet bate nuevo récord de popularidad

    Vea la encuesta Adimark

    Suma y sigue la Presidenta Michelle Bachelet a la luz de la última encuesta de Adimark que sitúa el respaldo a la jefa de Estado en 76% de aprobación, un nuevo récord.

    Durante septiembre el indicador, señala Adimark, volvió a marcar un peak de apoyo a la gobernante al punto que la empresa considera que “la opinión pública chilena parece haber establecido una estrecha sintonía con la Presidenta Bachelet, lo que se ha traducido en unos niveles de aprobación absolutamente anómalos y fuera de la experiencia histórica nacional”.

    ADIMARK-OCT

    Añade que “un 76% de la población afirme hoy aprobar la gestión presidencial es algo de lo que no existen registros similares en la historia política de Chile. Más aún recalca que en septiembre del año pasado la mandataria apenas anotaba un 42% de respaldo, eso sumado al factor crisis económica hace más peculiar -a ojos de la empresa- estos resultados.

    En el análisis se observa asimismo que sólo el área económica del Ejecutivo anota un apoyo en alza, con lo que el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, registra el mejor respaldo.

    “La Presidenta ha logrado restablecer un estilo personal, espontáneo y cálido, que fue muy evidente durante su campaña electoral, pero que luego se fue perdiendo en los conflictos de los primeros años de gobierno. Los “pingüinos”, el Transantiago y sobre todo una Concertación permanentemente dividida y hostil fueron desdibujando ese personal carisma que la llevó hasta La Moneda. Sin duda fue la crisis económica y la forma como fue enfrentada, tanto desde un punto de vista técnico como comunicacional, lo que hizo florecer una relación con la ciudadanía que ha adquirido estas inéditas dimensiones, que casi podríamos describir como encantamiento”, sentencia a modo de conclusión Adimark.

    En cuanto a la evaluación del gobierno se observa una distancia con la positiva mirada a Bachelet. Según detalla Adimark esta se ubica en 64% con un alza en relación al mes pasado (agosto) cuando llegó a 57%.

    En el caso de los otros miembros del gobierno los resultados son dispares. En primer lugar destaca la posición de Andrés Velasco cuyo nivel de aprobación se ha elevado muy significativamente en los últimos 12 meses, justamente a partir del momento en que se activaron las alertas de la crisis económica mundial. En la encuesta actual suma 67% de personas que aprueban su gestión, esto es 3 puntos más que en el mes anterior.

    A bastante distancia del jefe económico se ubica el segundo ministro destacado, se trata de la vocera del Gobierno, Carolina Tohá, con un 52% de aprobación, seguida de cerca por el titular de Defensa Francisco Vidal, con un 49%.

    Más abajo figura René Cortázar, a cargo de la cartera de Transportes, si bien hace un año, en agosto de 2008, apenas contaba con un 20% de aprobación, hoy recibe un 41% de apoyo. En el mismo nivel se ubican los ministros Bitar y Pérez Yoma. Los últimos lugares de la tabla hoy los comparten los ministros Erazo (34%, Salud) y Jiménez (33%, Educación).

    VER ENCUESTA ADIMARK (COMPLETA)

    Datos:

    El estudio mensual se realizó entre el 2 y 25 de septiembre a 1.100 personas que cuentan con teléfonos y viven en las principales ciudades del país. El estudio es del tipo probabilístico con selección aleatoria de hogares y de entrevistados y con un margen de error de +/- 3,0%.

    LA NACION.CL/ADIMARK.CL

    Written by Eduardo Aquevedo

    7 octubre, 2009 at 18:34

    Marco-Ominami y el Financiamiento de la Educación Superior…

    leave a comment »

    E-SUPERIOR2009MO

    Hoy 29 de Septiembre debí representar, en el Seminario organizado por SOFOFA y Universidad Finis Terrae, la candidatura a Presidente de Marco Henríquez Ominami. Se publica aquí el texto que resume nuestras proposiciones al respecto y que me correspondió exponer y explicar en ese evento universitario. E. Aquevedo.

    La Educación Superior y el desarrollo de la Ciencia y Tecnología en Chile, incluyendo los procesos de innovación tecnológica, se sitúan en un nivel de gran precariedad en relación con los estándares internacionales, y sobre todo en relación con las urgentes necesidades de un desarrollo sustentable e integrado para nuestro país. En las líneas que siguen se proponen incrementos indispensables del gasto público para enfrentar inicialmente dichas precariedades.

    1. EDUCACION SUPERIOR (ES).

    La ES en Chile ha tenido una tendencia declinante desde el punto de vista del gasto público dentro del PIB. En 1973 la ES ocupaba el 1,81% de PIB, reduciéndose al 0,45% en 1990, y a sólo un 0,3% en 2008. Considerando el conjunto del gasto público y privado, se llega al 1,5% del PIB, lo que es inferior a lo logrado hace poco más de 3 décadas atrás. Esto se traduce en términos de presupuesto en que mientras el Estado cubría el 90,6% del gasto en ES en 1970, en 1990 cae a sólo el 40,9%, y en 2008 la cifra llega sólo al 18%. Esto se compara muy desventajosamente con otros países altamente privatizados, como Corea del Sur (20 % financiado por el Estado) y EE.UU. (35% financiado por el Estado).

    Lo dicho anteriormente obliga a un esfuerzo público considerable por razones académicas y socio-económicas múltiples. Nos parece que el gasto público en ES dentro del PIB debiera incrementarse desde el 0,3% actual hasta un 1% dentro del próximo periodo de gobierno. Ello debiera permitir pasar de un financiamiento público de la ES del 18% actual, hasta un indispensable 50%.

    2. INVESTIGACION Y DESARROLLO (I+D).

    La situación de Chile, con un 0,7% del PIB destinado a este rubro, se sitúa en un nivel intermedio en la región, aproximadamente similar a Argentina, Costa Rica y Uruguay, pero inferior a Brasil y Cuba que invierten aproximadamente un 1% del PIB. Estas cifras son bajas en relación con los países de desarrollo intermedio más dinámicos (Corea, Taiwan, Singapur, etc., que gastan por sobre el 2% del PIB), y en todo caso muy bajas respecto a sus necesidades de aumentar el desarrollo socio-económico del país en la misma perspectiva de sustentabilidad ya señalada. El gobierno de R. Lagos ya se propuso incrementar el gasto hasta un 1,2% de PIB, y el de M. Bachelet señaló el 1% como meta.

    Un nuevo gobierno realmente comprometido con dar un salto en esta materia debiera alcanzar efectivamente un 1,4% del PIB que permita superar significativamente los evidentes rezagos en esta materia.

    3. INNOVACIÓN TECNOLOGICA.

    La innovación tecnológica en Chile evidencia también un rezago importante respecto a los estándares internacionales comparables y a las necesidades del desarrollo nacional. El conjunto de actividades ligadas a este ámbito (asumidas por Corfo, Fondef, Conicyt, etc.) representan, en efecto, no más de un tercio de lo destinado a I+D, es decir, aproximadamente un 0,25% del PIB. En este rubro la inversión privada y pública son extremadamente bajas.

    Proponemos en consecuencia que este esfuerzo se incremente al menos en el doble (0,5% del PIB) en un periodo de 4 años.

    Encuesta CEP: debilidades y fortalezas de Frei, Piñera y Marco-Ominami…

    leave a comment »

    Patricio Navia

    CHILE-FREI-PIÑERA-MEOEl electorado chileno es bastante diverso y plural. No es lo mismo hablarle a un hombre de clase media joven que a una mujer de clase media baja de la tercera edad. El electorado es lo suficientemente diverso como para obligar a los candidatos a aterrizar sus sueños y propuestas a las realidades concretas de la cotidianidad de esta variopinta nación que es Chile.  La encuesta del CEP, cuya base de datos está públicamente disponible, permite algunas conclusiones más profundas que los ya comentados titulares: Piñera 37, Frei 27 y Enríquez 18 en el total; 37-28-17 entre los inscritos.

    Aprobación a Bachelet

    Piñera concentra la votación de los que desaprueban el desempeño de Bachelet. Frei gana entre los que aprueban y Enríquez obtiene más votos también entre los que aprueban. Pero Piñera logra la mitad de sus votos entre los que aprueban a Bachelet. La aprobación presidencial trasciende las fronteras ideológicas.

    Eje izquierda-derecha

    Aunque la identificación con partidos y coaliciones es débil, la mayoría de los chilenos se posiciona cómodamente en una escala política de 1 a 10  en el eje izquierda-derecha. La mayoría se ubica en posiciones moderadas (entre 4 y 6). Si Piñera gana entre los votantes que se identifican hacia la derecha en el plano ideológico, Frei y Enríquez compiten voto a voto entre los que se ubican a la izquierda. Pero entre aquellos ubicados en el centro de la escala, Frei y Piñera aparecen empatados y Enríquez consigue su mejor votación.  Los votantes moderados decidirán hacia dónde se cargará la balanza en enero.

    Lucha de clases

    Si sólo votara la elite, Piñera gana en primera vuelta, y Frei terminaría tercero. Frei es más competitivo entre los sectores de menos ingresos, especialmente en mujeres de clase baja y media baja. Si Frei no penetra en la clase media, difícilmente podrá volver a La Moneda. Marco Enríquez-Ominami tiene problemas de género más que de clase. Le va mejor entre los hombres de clase baja que entre hombres de más ingresos. Pero su mejor votación está en las mujeres de clase alta y clase media. Si logra ampliar su apoyo en hombres de clase media y mujeres de clase media baja, será un candidato muy competitivo.

    Hombres-mujeres

    Piñera le lleva 15 puntos de ventaja a Frei entre los hombres, pero sólo tres puntos entre mujeres. A Enríquez le va algo mejor entre las mujeres también. Piñera necesitará atraer más votos de mujeres, en especial en segunda vuelta y entre las mujeres de menos ingresos. Si quieren llegar a La Moneda, Enríquez y Frei deben mejorar su votación entre hombres, especialmente Enríquez.

    Las edades

    Piñera arrasa entre hombres jóvenes y adultos. Pero entre todos los adultos mayores y mujeres adultas, Frei es muy competitivo. Enríquez es mucho más popular entre los jóvenes, pero inmensamente impopular entre los hombres de la tercera edad. Si Piñera no mejora su votación entre la gente mayor, tendrá problemas para llegar a La Moneda. En términos de edad, Frei y Enríquez se comportan de forma opuesta. Donde uno es fuerte, el otro es débil. Compiten con Piñera en distintos grupos etáreos, pero ambos deben aprender las fortalezas del otro para aspirar a ser un rival poderoso a Piñera.

    Cuestión estratégica

    Los candidatos deben tomar una difícil decisión. O se centran en fortalecer sus grupos de apoyo que les son más afines -mujeres para Frei, hombres para Piñera y jóvenes para Enríquez- o salen a disputar votos a terreno enemigo. En 2005, Bachelet optó por centrarse en fortalecer su voto más duro, el de mujeres, anticipando que Lavín-que le competía en ese sector-terminaría en tercer lugar y que ella podría cosechar parte de ese apoyo. Si Piñera cree que Frei será su contendor en enero, debería buscar el voto más joven a Enríquez. Si cree que Enríquez dará la sorpresa, deberá tender puentes al voto del adulto mayor.

    BLOG LA TERCERA

    Encuesta CEP (Septiembre 2009): Piñera 42%, Frei 39%, Marco-Ominami 17…

    with 3 comments

    Empate técnico en segunda vuelta Piñera-Frei

    Vea aquí Encuesta CEP completa…

    El candidato de la Alianza logra 42% y el de la Concertación se mantiene en 39%. En primera vuelta, el empresario logra 37%, el senador DC anota 28%. MEO subió de 13 a 17 puntos.

    CHILE-FREI-PIÑERA-MEO Un empate técnico en una eventual segunda vuelta entre el candidato presidencial de la Alianza, Sebastián Piñera, y el de la Concertación, Eduardo Frei, arrojó la última encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP).

    El sondeo efectuado entre julio y agosto señala que una contienda entre estos dos postulantes en enero arroja 42% para el representante de la derecha, mientras el del oficialismo alcanza 39%. El primero subió un punto y el segundo se mantiene respecto del anterior estudio.

    Considerando, la escasa diferencia entre ambos candidatos, y que el error muestral señalado por la entidad es de 3%, el escenario electoral en la segunda vuelta se mantiene abierto.

    En la consulta con urna, ante un escenario de primera vuelta, el empresario logra 37%, mientras el senador de la DC  alcanza 28 %, bajando 2 puntos, y Marco Enríquez Ominami, logra 17%, anotando un aumento de 4 puntos respecto del estudio anterior. Jorge Arrate, Alejandro Navarro y Adolfo Zaldívar, marcan un punto cada uno.

    En el análisis del destino de los votos de Enríquez en la segunda vuelta, se señala que los partidarios del diputado ex PS se van en un 40% a apoyar la opción de Frei, mientras un 36% prefiere a Piñera.

    El sondeo demuestra que sube la percepción de triunfo del candidato de la derecha, quien alcanza un 53%, versus un 30% de Frei, un 5% de Marco Enríquez Ominami, mientras sólo un 1% se pronuncia por “otros”. Un 11% no sabe o no contesta en el total de la muestra.

    En cuanto a quién le gustaría que fuera el próximo Presidente de Chile, en pregunta abierta, Piñera alcanza un 33% en los inscritos en registros electorales, un 22% se inclina por Frei, un 14% por MEO, un 8% por Michelle Bachelet, un 2% por Ricardo Lagos, un 1% por José Miguel Insulza. Un 12% menciona a otras personas. 

    En cuanto al voto "fuerte" de cada candidato, hay un 31% que dice que tiene decidido sufragar por Piñera en diciembre, un 23% por Frei, un 13% por Enríquez Ominami. Un 1%, en tanto, lo hará por Adolfo Zaldívar, Jorge Arrate y Alejandro Navarro.

    ATRIBUTOS

    A la hora de evaluar los atributos de cada candidato, un 40% califica a Enríquez como "sincero", mientras un 39% otorga esa definición a Frei y un 36% estima lo mismo de Piñera.

    Un 45% dice que Piñera es capaz de solucionar los problemas de la gente, un 40% se inclina por Frei, un 29% por Enríquez Ominami, un 9% por Adolfo Zaldívar y un 5% por Jorge Arrate y Alejandro Navarro.

    Al preguntarse si el candidato está preparado para gobernar el país, en un empate a 64% figuran Piñera y Frei. Un 29% dice que el díscolo ex PS está capacitado, mientras un 15% reconoce dicho atributo en el senador colorín. Atrás, con 5%, igualan Arrate y Navarro.

    Consultado si está preparado para actuar con firmeza frente a presiones, Piñera alcanza un 63%, Frei un 51%, Meo un 36%, Adolfo Zaldívar 15% y un 10% para Jorge Arrate y un 9% para el presidenciable del MAS.

    Respecto a la destreza y habilidad para enfrentar estas presiones, Piñera suma un 61%, un 49% Frei, un 37% Enríquez Ominami, un 14% Adolfo Zaldívar y un 9% Arrate y Navarro.

    En cuanto a la confianza que despierta cada postulante, un 45% dice que Piñera le da confianza, un 43% menciona a Frei, un 36% Enríquez Ominami, un 9% por Zaldívar y un 5% por Arrate y Navarro.

    Frente a la pregunta de si los candidatos son capaces de unir al país, un 42% dice que tanto Piñera como Frei son capaces de hacerlo.

    Ficha técnica

    La encuesta se efectuó entre entre el 30 de julio y el 20 de agosto, a 1.505 mayores de 18 años en 154 comunas.

    De acuerdo al Centro de Estudios Públicos (CEP) el error muestral es de +/- 3% considederando varianza máxima y tiene un 95% de confianza.

    El organismo detalló que se trató de entrevistas individuales cara a cara, basadas en cuestionario de 33 minutos de duración.

    Lanacion.cl

    Piñera y Frei se congelan y MEO sube 4 puntos

    Encuesta CEP: 1, 2, 3 momia es…

    De acuerdo al sondeo, el abanderado de la derecha alcanza un 37% de las preferencias, similar a lo alcanzado en la medición anterior respecto al voto urna. El candidato oficialista, en tanto, baja dos puntos y logra un 28% de las menciones, quedando a casi 10 puntos del empresario. Enríquez-Ominami es el único candidato que logra despegar –con un 17%- y acorta distancia con el senador DC. Respecto de los atributos de los candidatos, Piñera sube su nivel de aprobación, mientras Frei baja significativamente en varios de ellos. Lea encuesta

    Por El Mostrador

    Este mediodía el Centro de Estudios Públicos (CEP) dio a conocer su última encuesta presidencial, la cual revela que el escenario político aún se mantiene líquido y nos da señales de un estancamiento en Sebastián Piñera y Eduardo Frei. Mientras, Marco Enríquez-Ominami logra un alza de cuatro puntos respecto a la medición anterior.

    Según el sondeo, Sebastián Piñera alcanza un 37% de las menciones, similar a lo alcanzado en la encuesta publicada el 18 de junio pasado, respecto al llamado "voto urna".

    Eduardo Frei, en tanto, bajó dos puntos obteniendo un 28% de las preferencias.
    Por su parte, Marco Enríquez-Ominami logró el 17% de las menciones, subiendo 4 puntos respecto del sondeo anterior, cuando alcanzó un 13%.

    Frente a un escenario de segunda vuelta entre Sebastián Piñera y Eduardo Frei, el empresario logra un 42%  y el candidato oficialista un 39%.  ¿Dónde se van los votos de Enríquez-Ominami?. Según la encuesta CEP,  un 40% de ellos se traspasa al senador DC y 34% al inversionista.
    En tanto, si la contienda es entre el abanderado de la derecha y MEO, un 44% se inclina por Piñera y un 34% por el candidato independiente.

    Alejandro Navarro, Jorge Arrate y Adolfo Zaldívar, siguen marcando un 1%, y el porcentaje de quienes no votarían o lo harían blanco o nulo, asciende a 14.

    Otros

    Respecto de los atributos de los candidatos, Piñera sube su nivel de aprobación, mientras Frei baja significativamente en varios de ellos.

    El 72 por ciento de los consultados aprueba el desempeño de la Presidenta Michelle Bachelet, con 15 por ciento de desaprobación.
    Los tres problemas que más afectan al país, son la delincuencia, salud y empleo. Mientras el 70 por ciento dice que el desempelo aumentó, el 18 por ciento cree que se mantiene y otro 18 cree que ha disminuido.

    Metodología

    El sondeo se realizó a 1.505 personas de 18 años o más, en zonas tanto urbanas como rurales, en 154 comunas del país, usando el método de la entrevista a través del muestreo estratificado, aleatorio y probabilístico, con un error de tres por ciento, entre el 30 de julio y el 20 de agosto del 2009.

    Lea la encuesta

    ¿Hacia una nación mapuche en Chile?

    with 2 comments

    Veronica Smink

    BBC Mundo, Cono Sur

    El conflicto entre la comunidad mapuche de Chile y el gobierno de Michelle Bachelet, agravado por la muerte de un activista indígena hace dos semanas, ha dado nuevo impulso a un viejo anhelo de este pueblo originario: el de la creación de una nación independiente.

    Sur de Chile

    Un influyente líder mapuche se sumó a los reclamos de autonomía que ha mantenido históricamente una franja del movimiento indígena.

    Aucán Huilcamán, vocero del Consejo de Todas las Tierras, propuso durante un programa televisivo dominical la creación de un “autogobierno” en el sur del país, como solución al conflicto generado por lo que considera una usurpación de terrenos ancestrales por parte de empresas forestales e hidroeléctricas.

    “Del Bío Bío al sur puede haber un sitio posible donde se conviva en una armonía jurídica propia de un régimen autonómico”, planteó.

    Sin embargo, muchos expertos cuestionan la capacidad del grupo autóctono más grande del país para organizarse políticamente.

    “Hay problemas endógenos dentro de la cultura mapuche que les ha complicado los intentos de generar una organización que sea más o menos el espejo de lo que es el Estado”, dijo a BBC Mundo el sociólogo Miguel Urrutia, de la Universidad Católica de Chile.

    Sin embargo Urrutia considera válido el reclamo autonómico de los indígenas, no sólo por su “peso histórico” sino también por el “peso demográfico” de la comunidad, que según datos extraoficiales representaría casi el 10% de la población chilena.

    Primer partido mapuche

    Uno de los que mejor conoce las dificultades para organizar políticamente al pueblo mapuche es Gustavo Quilaqueo, impulsor y presidente de la primera agrupación política de esa comunidad, el Partido Nacionalista Mapuche o Wallmapuwen.

    En septiembre el partido comenzará a recolectar las cinco mil firmas que necesita para legalizarse.

    En diálogo con BBC Mundo Quilaqueo admitió que su iniciativa sólo cuenta con el respaldo de la minoría de los mapuches, ya que estimó que cerca del 90% del pueblo tradicionalmente no ha acompañado las propuestas políticas que han surgido.

    Otras dificultades que enumeró incluyen la “falta de espacio” que da a los nuevos movimientos políticos el Estado chileno, y la enorme diversidad del pueblo mapuche, que se divide entre el campo y la ciudad.

    Más allá de aceptar que el proceso es largo y complicado, Quilaqueo no duda de que la vía política es la única que puede ofrecer una solución al conflicto entre el pueblo mapuche y las autoridades.

    No obstante, para el líder político la respuesta no es el autogobierno, que considera una solución “reduccionista”.

    “Nosotros creemos que los problemas de los mapuches se deben abordar en el contexto del Estado chileno”, afirmó.

    Interlocutores

    Mientras el pueblo mapuche continúa su desarrollo político, lo que han ido surgiendo son organizaciones sociales que actúan como interlocutoras de la comunidad.

    La Alianza Territorial Mapuche, que agrupa a cerca de 60 comunidades, se ha convertido en las últimas semanas en uno de los principales referentes de esa sociedad.

    Este lunes, la organización reclamó la presencia de la presidenta Bachelet en la región de la Arauncanía, donde se ha centrado el reclamo indígena.

    La vocera del gobierno, Carolina Tohá, no confirmó ni descartó una posible visita de la mandataria.

    Según Miguel Urrutia, grupos como la Alianza Territorial Mapuche, que están organizados según la tradición indígena, ofrecen una alternativa política para esta comunidad, y serán la vía a través de la cual se deberá buscar una solución al conflicto territorial.

    El conflicto del Estado chileno con el pueblo mapuche…

    with 2 comments

    Por Mariela Vallejos / La Araucanía / La Nación Domingo

    chile-mapuches1 La araucanía tras el homicidio de Mendoza Collío

    La mil caras del conflicto mapuche

    Mapuches con palos en alto en actitudes amenazadoras. Numeroso contingente policial en tenida de combate. Agricultores que lamentan la pérdida de sus bienes. Autoridades que llaman a la calma y acotan el conflicto a menos de una decena de comunidades de un total de más de 1.800. Dirigentes que afirman que el 80% de su pueblo está detrás de ellos. La Nación Domingo estuvo esta semana en la Araucanía. Pase, lea y medite.

    Hace frío en Temuco, pero los muchachos no lo sienten. Transpiran empujándose y corriendo en el patio del campus, mientras sus compañeros y profesores los observan sorprendidos.

    Nos es habitual que los alumnos de la Universidad Católica practiquen el ancestral juego mapuche del palín. Menos sobre pavimento, en horas de clase y bloqueando una vereda concurrida.

    A través de la ventana de su oficina, el padre Fernando Díaz, coordinador de la Pastoral Mapuche de la Zona Sur, observa atentamente: "Esto no es un juego- advierte con una sonrisa algo tensa-. Es una provocación". ¿Y a quién quieren provocar los estudiantes? El sacerdote no tiene dudas. "A toda la comunidad, a Chile", responde.

    CHILE-MAPUCHES3 Tras el homicidio a manos de Carabineros del comunero mapuche Jaime Mendoza Collío, hay indignación en el campus de la Católica.

    En la Universidad de La Frontera la situación es parecida. Hay asambleas, consignas y letreros y, prácticamente, no se habla de otra cosa.

    Por otra parte, los medios muestran una Araucanía en creciente conflicto, con imágenes de policías que se enfrentan a pandillas de jóvenes que arrojan piedras y huyen a campo traviesa.

    Organismos internacionales denuncian exceso de violencia policial, militarización del conflicto, aplicación de la Ley Antiterrorista y de justicia militar y planes de restitución de tierras que no se cumplen.

    La Presidenta envía una comisión especial de alto nivel a la región, y el gobierno dice que en un total de mil 851 comunidades, siete están en conflicto.

    Sin embargo, lonkos de la Alianza Territorial afirman desde Ercilla que su movimiento representa al 80 por ciento de las comunidades de la zona.

    ¿Cuál es la real magnitud del conflicto? En opinión del dirigente PPD y consejero de Conadi, Hilario Huirilef, "es difícil saber, pues no se pueden verificar las distintas versiones".

    Agrega que lo que sí se nota es frustración y decepción. "Vemos que el Estado no tiene ninguna intención de cambiar nada. Que el reconocimiento constitucional (promulgación del Convenio 169 de la OIT que reconoce la existencia de los pueblos originarios en la legislación chilena) es una especie de blanqueamiento de imagen del Estado de Chile ante los organismos internacionales", explica. Y recomienda que "para reanudar el diálogo, lo primero que debe hacer el Estado de Chile es reconocer su violencia, pedir perdón y desarrollar una política especial para nuestro pueblo".

    El dirigente afirma que mientras el gobierno destina 3 mil quinientos millones de pesos a mejorar el acceso a Temuco, en zonas rurales no se asigna fondos para mejorar rutas al interior de comunidades, pues se las considera propiedad privada.

    "El comunero tiene que gastar 5 mil pesos para salir de su casa por un camino de barro a hacer un simple trámite a Temuco", se queja.

    "La restitución de tierras se atrasa, tenemos gente esperando desde 2001, faltan becas, hogares, oportunidades de desarrollo, créditos. Y cuando los comuneros protestan con piedras, les disparan por la espalda, y el gobierno no hace nada".

    La intendenta Nora Barrientos sale al paso de las acusaciones: "Gran parte de la presencia de Carabineros en la zona tiene que ver con mandato del Ministerio Público y no del gobierno regional. Estamos conmocionados con la muerte del joven Mendoza y rechazamos la violencia. La fiscalía está investigando y se aplicarán las sanciones que la justicia determine", subraya.

    Tras reunirse con la comisión especial enviada por la Presidenta, Barrientos descarta que la Araucanía esté "en llamas", insistiendo en que los hechos de violencia, aunque graves, son aislados: "Hay unas 2 mil 800 comunidades indígenas entre Biobío y Arauco.

    Y en este momento tenemos siete, todas en Ercilla, con las cuales no es posible el diálogo", asegura. Según la autoridad, es importante mantener la perspectiva: "Seguimos avanzando en el pacto Re-Conocer, impulsado por el gobierno, que está funcionando bien y muestra que gran parte de las comunidades mapuches se desarrollan en paz.

    Me reúno casi todos los días con algún representante de comunidades con las cuales trabajamos. Ellos dialogan con nosotros porque reconocen los avances de las políticas del gobierno", asegura.

    Barrientos sostiene que, pese a los incidentes de violencia, las políticas públicas en Ercilla siguen el plan trazado, y destacó la edificación de escuelas mapuches y la construcción de más de 3 mil kilómetros de camino en el sector.

    "Estamos asignando unos 4 mil 500 millones de pesos de aquí al 2010 para la concreción de proyectos", subraya.

    Sin embargo, los líderes mapuches difieren. Carlos Curinao, lonko de la comunidad Guañaco Millao, perteneciente a la Alianza Territorial (AT), es terminante: las comunidades mapuches alzadas "no son una minoría", y asegura: "Hace unos días éramos treinta comunidades, y después de la muerte de nuestro hermano (Mendoza Collío) nuestro movimiento ya incluye al 80 por ciento de las comunidades. La CAM y los universitarios nos apoyan".

    José Naín, también de la AT, anuncia que mañana el movimiento hará una manifestación en Temuco para exigir que el gobierno pida perdón a la familia de Mendoza Collío y se comprometa a compensarla por su pérdida.

    Desde el 23 de julio, la AT está promoviendo tomas. Los enfrentamientos con la policía, enviada a desalojar los recintos, han terminado con comuneros y efectivos heridos.

    Un autobús interprovincial y dos camiones fueron atacados por encapuchados cerca de Temuco, por la CAM. En respuesta, el gobierno presentó una querella invocando la Ley de Seguridad del Estado.

    Funcionarios del gobierno regional admiten un aumento de las demandas mapuches previo a la muerte de Mendoza Collío y lo atribuyen al período electoral.

    Hablan de "tomas mediáticas", para forzar nuevas compras de tierra antes de un eventual cambio de gobierno, e incluso llaman la atención sobre colusiones entre comuneros y propietarios, una de ellas detectada por el diario Las Noticias de Victoria.

    Éste publicó una entrevista con el comunero Victor Huenchupán, quien admite haberse puesto de acuerdo con un propietario de tierras para tomar un predio y lograr así que la Conadi lo comprara: "La Conadi no compraba, indicando para ello que no contaba con fondos. Por eso- y de común acuerdo con Paulsen hijo (dueño de la tierra)- procedimos a tomarnos los terrenos y, de esa manera, luego de 14 años, la Conadi nos compró 130 hectáreas", reconoce el comunero, hijo de un lonko de la zona.

    Mediáticas o no, las tomas dan cuenta de un proceso que exige atención. El antropólogo socialista Eugenio Alcamán propone "acelerar la respuesta del Estado a las legítimas demandas de tierra basadas en títulos legales o ancestrales" y valora la pronta promulgación del Convenio 169 de la OIT.

    "Establece la consulta a las comunidades para aprobar nuevos proyectos de inversión. Permite exigir indemnizaciones, mitigación de daños y participación en los beneficios a las comunidades afectadas o involucradas", enumera.

    ONG regionales afirman que muchos predios ocupados en las últimas semanas por los mapuches llevan años estancados en el proceso de adquisición a través del Fondo de Tierras y Aguas de Conadi.

    El presupuesto asignado para ello en los últimos 15 años es algo más de US$150 millones de dólares. Parece mucho. Pero en la ONG Observatorio Ciudadano contrastan esta cifra con "el presupuesto asignado por el gobierno a otras políticas públicas, el cual es muchísimo mayor".

    Uno de sus directores, el abogado José Aylwin, puntualiza que "sólo este año, el gobierno de Chile adquirirá armamentos en EEUU por US$275 millones".

    Los fondos destinados a tierras se vuelven insuficientes para cubrir las necesidades, acota Aylwin. "Como lo denunció la Presidenta, el Estado termina pagando tres veces más de lo presupuestado porque hay gente que está lucrando a costa del conflicto", añade.

    Según el abogado, de las 115 comunidades priorizadas por el gobierno, a la fecha sólo 36 han recibido solución debido al alza de precios de la tierra.

    Aunque la ministra Carolina Tohá dijo que el gobierno analiza hacer una compra masiva de predios para bajar los valores, Aylwin es más drástico y propone que el Estado recurra a la expropiación: "Se trata no sólo de un mecanismo cuya validez jurídica es inobjetable, sino además, de uno que utiliza el Estado con frecuencia en territorios indígenas para materializar proyectos de inversión carreteros o hidroeléctricos. Su utilización en favor de los mapuches daría cuenta de una nueva actitud del Estado para responder a las legítimas demandas de sus comunidades", sostiene.

    Pero el gobierno señaló que no está considerando esta opción por ahora.

    En Temuco, la intendenta Nora Barrientos insiste en que el gobierno busca activamente soluciones, pero no negociará con quienes recurran a la violencia para presionar a la autoridad.

    Aseguró que se mantendrá el cronograma ordenado por la Presidenta Bachelet, para que la Conadi adquiera otros 91 fundos, que se sumarán a los 31 ya adquiridos, de acuerdo a un mecanismo técnico que es necesario respetar".

    Por su parte los dirigentes de la Sociedad de Fomento Agrícola (SOFO), de Temuco, llamaron al gobierno a aplicar la Ley de Seguridad del Estado, con el objeto de "imponer el orden".

    Respecto de las denuncias del gobierno, Gastón Caminondo, presidente de esta entidad, dijo que "no es responsable" intentar atribuir las alzas de precios a los agricultores. Hay gente que no quiere vender y que por causa del conflicto se ven obligados".

    Agrega que en la zona "no hay interés de los privados en comprar tierras donde hay problemas, por lo que el único que puede comprar es el gobierno", y llamó a la autoridad a enfocar su atención en las negociaciones que hace la Conadi en la región.

    Cae la tarde y comienza a llover en el campus de la Universidad Católica. Los estudiantes recogen sus palos de chueca y se van a una asamblea. Las discusiones sobre qué hacer están recién comenzando.

    ¿Hora de agudizar las contradicciones? "Si no nos hacemos cargo del giro que están tomando las cosas, el conflicto se mantendrá y crecerá", mueve la cabeza el padre Díaz.

    "¿Sabe que en los allanamientos a los mapuches les quitan los zapatos para comprobar las marcas que pudieran dejar sus suelas. Les revuelven todas las cosas, les quitan cuchillos de cocina. No les devuelven nada. Es humillante. ¿Quién va a defender a esas personas?", pregunta. Y se responde: "Los mapuches de hoy ya no son como antes. Hoy ya no se dejan humillar. Están recomponiendo su tejido social".

    Ex ministros Mideplan

    Clarisa Hardy: “La temática indígena no puede ser abordada, ni resuelta, con la actual institucionalidad. Por una parte, la Conadi es un servicio que ya no responde a la lógica de la compleja problemática indígena y, por otra, hay una deuda del Estado chileno (no del gobierno) con la demanda de reconocimiento de los pueblos indígenas”.

    Andrés Palma: “Hay gente que quiere agudizar el conflicto, porque políticamente es rentable y hay gente también que quiere resolver los problemas de fondo. Yo creo que vamos a ganar los que queremos resolver el problema de fondo. La Presidenta Bachelet desarrolló el Programa Re-Conocer, que es la implementación del nuevo trato con los pueblos indígenas. El reconocimiento constitucional está pendiente y se avanzó con el Convenio 169, que se aprobó con el actual gobierno”.

    Alejandra Krauss: “Esto no tiene que ver, única y exclusivamente, con políticas de gobierno. Si uno circunscribe el conflicto mapuche a un tema de un programa de gobierno, este país va a seguir teniendo estos conflictos y muchos otros. Éste no es un problema en el que haya fallado el gobierno. Es la sociedad, y Chile entero, quien tiene una deuda con el pueblo mapuche. Debemos reconocer que somos un pueblo multicultural, multiétnico”.

    Roberto Pizarro: “Los gobiernos de la Concertación han fracasado sistemáticamente en relación al tema mapuche. No han respetado los derechos ancestrales u originales del pueblo mapuche. Todos esos resentimientos se convierten en rabia y eso, a su vez, en movilización y protesta. Por otra parte, los gobiernos reaccionan en contra de la protesta, militarizando la Araucanía, reprimiendo y por eso es que tenemos conflicto. El tema no solamente es una cuestión de tierra, sino que hay una problemática cultural”.

    Inclusividad: “Tenemos la convicción de que avanzar en los derechos indígenas tiene que ver con fortalecer nuestra democracia, y esto es hacernos corresponsables de cómo construimos una sociedad más inclusiva. Me siento interpretada por las palabras del obispo (Vial) cuando convoca a toda la sociedad. Vivo hace 20 años aquí y me llama la atención el contraste evidente, y la actitud muy frecuente de discriminación en la relación entre los ciudadanos de la Araucanía. Hay barrios segmentados, espacios donde hay solamente mapuches. Hay una sociedad construida desde la fuerza que no reconoce todavía la identidad que la constituye. Cambiar nuestra cultura tomará tiempo. Una demanda muy sentida del pueblo mapuche es que se fortalezca el Fondo de Tierras, pero se tiene que complementar con otras políticas de inclusión. Esto no significa que los habitantes de la Araucanía que no tienen ascendencia mapuche tengan que irse de esta región o que sus inversiones corran riesgos. Todos podemos vivir en esta sociedad multicultural”.

    Intendenta Nora Barrientos.

    “Queremos eliminar la discriminación en paz”: A través del programa Orígenes, la comunidad Antonio Curapil (10 kilómetros hacia la costa de Temuco) acaba de construir un centro comunitario. A la fiesta de inauguración asisten dirigentes de otras comunidades cercanas, autoridades regionales y el alcalde de Temuco. Dos machis inician una rogativa, que culmina con cánticos. Ocho niños bailan danzas ancestrales y los visitantes se reúnen a almorzar al interior de la sede. “Estamos muy orgullosos de servir a nuestra comunidad”, afirma el lonko Armando Catrileo con una copa en la mano. “Todos sabemos que no ha sido fácil llegar hasta aquí. Nos peleamos muchas veces con las autoridades -ríe-, pero aquí estamos. Logramos construir la sede. Todavía hay discriminación en esta zona, pero queremos trabajar juntos en paz para eliminarla”.

    Criminalidad

    “El Estado chileno está criminalizando la demanda indígena sin darse cuenta de que es una demanda legítima y creciente. No pueden seguir cabiendo en la sociedad como mano de obra barata; empleada doméstica y para el cuoteo político en que se les reparte migajas. ¿Se construye Ralco? Migajas. ¿Un aeropuerto? Migajas. ¿Un bypass? Migajas. El Estado construye macro proyectos que enriquecen a grupos conocidos y a la comunidad indígena le queda contaminación y marginalidad, asentamientos irregulares y propiedad fragmentada en que se les ahorca espacialmente. Uno se pregunta por qué la buena vida se la pueden dar sólo los que tienen una parcela a orillas del lago Caburgua. Y las comunidades que han vivido siempre así no tienen derecho a una vida decente y limpia”.

    Sacerdote Fernando Díaz, coordinador de la Pastoral Mapuche de la Zona Sur.

    Chile: en la recta final, Frei y la Concertación asumirán un perfil progresista creíble?

    leave a comment »

    Por Verónica Muñoz Lathrop / La Nación Domingo

    CHILE-FREI-PIÑERA-MEOBloque oficialista logra alinearse en última fase de campaña electoral

    La Concertación en la cuenta regresiva

    La recta final está encima. En este trecho, la coalición no quiere tropezar con obstáculos autoflagelantes. Los partidos han asumido que no hay tiempo para errores y sus timoneles aseguran que las diferencias quedaron enterradas. El despliegue territorial será decisivo.

    El 3 de septiembre, cuando se asome la primavera y el país empiece a cargarse de los simbolismos propios del mes, la Concertación concurrirá al Servicio Electoral para inscribir a todos sus candidatos a diputados y senadores en las 9 circunscripciones y 60 distritos que estarán en disputa en diciembre.

    Lo hará, por primera vez, diez días antes del plazo legal para cumplir este trámite. Al día siguiente, el candidato presidencial Eduardo Frei dará a conocer a la ciudadanía su programa de gobierno.

    Como se indicó en la coalición, el lanzamiento se efectuará en "un acto solemne, pero no masivo, y en una fecha simbólica para la democracia, el 4 de septiembre".

    A esta ofensiva se sumará el estreno del nuevo eslogan "Frei, vamos a vivir mejor", que figurará en los afiches y volantes que empezarán a desplegarse en todo el país como una forma de respaldar comunicacionalmente el trabajo que ya empezó a coordinar el nuevo jefe del equipo territorial, el senador Jorge Pizarro, apoyado por otras connotadas figuras concertacionistas como el senador PPD Guido Girardi -uno de los mayores críticos en las últimas semanas-, los diputados Carlos Montes (PS), Marco Antonio Núñez (PPD) y Roberto León (DC), además de los senadores socialistas Juan Pablo Letelier y Camilo Escalona.

    ORDEN EN LA RECTA FINAL

    Con estas iniciativas, la Concertación quiere dar una señal de ordenamiento político y unidad. Según fuentes de la coalición, es un paso más urgente que simbólico, considerando los roces que afloraron en las últimas semanas, a poco más de tres meses de las elecciones. Todos lo saben al interior del conglomerado oficialista: la cuenta regresiva comienza en septiembre.

    Para el timonel PS, Camilo Escalona, tanto en la cena con Frei el lunes en la noche como en la reunión de la coalición ese mismo día, quedó de manifiesto una voluntad de unidad que permitirá dar un nuevo impulso y superar los obstáculos.

    "Se construyó una voluntad política tendiente a resolver y superar las dificultades que ha habido en este tiempo. Por lo tanto, colocaremos el centro de gravedad de la acción de los partidos de la Concertación en el respaldo a la candidatura presidencial", aseguró a LND.

    A su juicio, "las dificultades de coordinación han surgido de la falta de unidad. Muchas veces cada partido ha actuado por separado y la unidad que se dio de manera espontánea y natural en otras circunstancias, ahora se ha visto entorpecida por múltiples factores".

    El presidente falangista, Juan Carlos Latorre, coincide en que esta fue "una semana de grandes acuerdos", que no sólo abarcaron la integración de figuras como el senador Jorge Pizarro al equipo territorial.

    "Se resolvieron claramente las instancias en que deberá definirse el programa presidencial del candidato. Esto da más tranquilidad y permite proyectar mejor la campaña", señaló.

    Los radicales, que exhibieron públicamente sus reclamos en los días previos al cierre de la negociación parlamentaria, amenazando incluso con llevar su propia lista y candidato presidencial, ahora están satisfechos.

    Para el timonel PRSD, José Antonio Gómez, los recientes ajustes en el comando presidencial, tanto en materia territorial como en los acuerdos programáticos, han logrado un ordenamiento político que era necesario para enfrentar con éxito el desafío electoral que viene.

    "Tenemos una buena relación con el candidato y con el comando, con la parte estratégica, territorial y programática. Estamos todos claros hacia dónde vamos", dijo a LND.

    En el PPD también están alineados y dejaron atrás las discrepancias que exhibieron respecto del programa de gobierno. El presidente de ese partido, Pepe Auth, bajó el perfil a los roces que se vieron en las últimas semanas.

    "Son discusiones propias de un proceso de definición programática que, lamentablemente, se hizo más público de lo que debiera, pero es natural que se manifiesten diferencias, porque cada partido tiene sus propias reivindicaciones", dijo.

    En ese sentido, agregó que "peleamos porque la Concertación y su liderazgo presidencial tuvieran una identidad nítidamente anclada en la centroizquierda, porque nos parece que es una condición para ganar la primera vuelta".

    Auth sentencia una receta simple: no más errores o descoordinaciones en la recta final.

    El timonel del PPD además destacó que la designación de Pizarro en el equipo territorial del comando freísta fue muy bien recibida en los partidos.

    "Jorge (Pizarro) es un hombre que sabe de campañas, que además tiene vocación de integración y que conoce la red de alcaldes y concejales que hay en el país. Él optó por poner a los verdaderos líderes a cargo del trabajo de sincronizar la campaña presidencial con la parlamentaria en sus respectivos territorios", explicó.

    LA LABOR DE LA NUEVA COMISIÓN

    Respecto del programa de gobierno, la nueva comisión integrada por Ernesto Águila (PS), Sergio Micco (DC), Alfredo Bañados (PRSD) y Álvaro García (PPD) y dirigida por el coordinador económico del comando, Óscar Landerretche, comenzó a funcionar esta semana en el afinamiento final.

    Tres son los documentos básicos con que está trabajando: el documento que elaboraron los partidos y Océanos Azules, la exposición de Frei en el CEP y el discurso del "Caupolicanazo".

    El tema tributario, que amenazó con levantar polémica en momentos en que el país está técnicamente aún en recesión, pasó a segundo plano.

    Se pondrá el acento en las propuestas sociales -como educación pública y reforma laboral- y después se verán los instrumentos para financiarlas. La fundamental tarea de definir costos y recursos será abordada por la nueva comisión.

    "La Concertación nunca ha presentado un volador de luces. Frei va a presentar un programa que se sabrá cómo se va a financiar y nosotros respaldaremos los instrumentos que se adopten para ello", concluyó Escalona.

    Frei: “Cuandos nos unimos, no hay fuerza que nos detenga”

    Las banderas rojas del PS recibieron ayer al candidato presidencial Eduardo Frei, en el primer turno de su ronda de proclamaciones, que se prolongó durante todo el día. Cerca del mediodía, relajado y sin corbata, llegó hasta el Teatro Municipal de San Miguel para asistir al comité central de ese partido. De ahí, junto a Sebastián Bowen y Paula Narváez, se trasladó en Metro al edificio del ex Congreso en Santiago, donde lo recibieron cientos de militantes reunidos en la junta nacional de la DC, que agitaron sus banderas de la flecha roja y le dieron una ruidosa bienvenida. En la tarde, dejando atrás los recelos de semanas anteriores, los radicales le dieron por fin el sí y lo proclamaron como su carta presidencial. El PPD ya lo había hecho antes, cumpliendo así un requisito que exige la normativa vigente.

    En este marco de agradecimientos y expresiones de apoyo, el senador DC reafirmó el nuevo ánimo en que se encuentra la coalición oficialista y destacó que pese a los vaticinios negativos de la oposición, el conglomerado fue capaz de llegar a un acuerdo parlamentario “con las concesiones y las generosidades necesarias” y que fue sellado cuarenta días antes del plazo legal.

    “Aquí está, queridos amigos y amigas, nuestra Concertación, que lo sepan nuestros adversarios (…) cuando la Concertación se une y se pone a andar no hay fuerza humana que la detenga y así se los advierto claramente: la Concertación se echó a andar y una vez más triunfaremos en diciembre”, dijo Frei en tono enérgico. Asimismo, declaró sentirse orgulloso de ser “continuista” de la obra de la Presidenta Bachelet.

    La junta nacional DC coincidió con un aparente puente entre el candidato presidencial y ex falangista Adolfo Zaldívar, acercamiento que algunos rechazan abiertamente en el partido. Frei realizó un inequívoco gesto a los colorines, al señalar que “así como también hicimos el acuerdo con el Juntos Podemos para terminar con la exclusión, vamos a estar dispuestos siempre a dialogar y abrir las puertas de nuestra casa para todos aquellos que quieran entrar”.

    JUAN CARLOS LATORRE (DC): “Ha sido una semana de grandes acuerdos, no sólo en relación con la integración de personas para conformar mejor el comando en su tarea territorial, sino que además resolviéndose claramente las instancias donde deberá definirse el programa presidencial del candidato”.

    CAMILO ESCALONA (PS): “Tanto en la reunión de los partidos de la Concertación como en el grato encuentro con Frei, se construyó una voluntad política tendiente a resolver las dificultades que ha habido en este tiempo y a colocar en el centro de gravedad el respaldo a la candidatura presidencial”.

    JOSÉ ANTONIO GÓMEZ (PRSD): “Vamos a presentar el programa y eso significa ordenarnos en términos políticos. Un eje será la educación pública. Estamos contentos. Tenemos una buena relación con el candidato y con el comando en la parte estratégica, territorial y programática”.

    PEPE AUTH (PPD): “La Concertación tiene una poderosa lista parlamentaria. La tarea que viene es la sincronización del despliegue parlamentario con la búsqueda de adhesión a la candidatura presidencial. Si hacemos eso bien, tenemos una gran opción de ganar”.

    Encuesta Imaginacción (agosto 2009): Piñera 36,7%, Frei 26,7% y M.Ominami 21,9%…

    with 2 comments

    Encuesta de Imaginaccion da empate técnico entre Piñera y Frei en segunda vuelta

    Sondeo de consultora ligada al ex ministro PS Enrique Correa establece que en primera vuelta Piñera alcanza un 36,7%, Frei un 26,7% y Marco Enríquez-Ominami un 21,9%.

     

    CHILE-FREI-PIÑERA-MEO SANTIAGO.- Un empate técnico en segunda vuelta entre Sebastián Piñera (44,5%) y Eduardo Frei (42,8%) es uno de los principales resultados de la encuesta de Imaginaccion, entidad ligada al ex ministro PS Enrique Correa, quien además integra el comité estratégico de la campaña del abanderado de la Concertación.

    La brecha entre ambos candidatos pasó de 1,4 a 1,7% en relación al sondeo del mes pasado y los indecisos -la suma de quienes declaran "ninguno" o que no saben o no responden- bajó de 14,8% a 12,7%.

    En la pregunta cerrada referida a la primera vuelta, Piñera pasa de 35,9 a 36,7%; Frei de 28,2 a 26,7% y Marco Enríquez-Ominami de 21,5 a 21,9%.

    Menos favorecidos resultan Jorge Arrate de Juntos Podemos, quien logra un 3,5% de apoyo; Adolfo Zaldívar, que obtiene un 1,1%; y el senador ex PS Alejandro Navarro, con un 0,6%.

    La encuesta telefónica se realizó entre el 1 y 31 de julio en una muestra de 1002 casos que abarcaron 180 comunas del país, con un error muestral de +/-3% y una ciobertura del 50% del electorado nacional.

    En cuanto a los atributos, Piñera es considerado con más liderazgo y autoridad, capacidad e inteligencia para enfrentar las dificultades, responsabilidad para atender los asuntos de Estado y autoridad para llevar a cabo el programa de gobierno.

    Enríquez-Ominami es percibido como el más cercano, el más honesto y el más querido y estimado. En el ítem "capacidad para escuchar" el diputado empata con el abanderado aliancista.

    Frei, en tanto, no ganó en ninguna de las ocho categorías referidas a los atributos de los presidenciables.

    Alta aprobación de Bachelet

    La Presidenta Michelle Bachelet mantiene una alta aprobación a su gestión, con un 72,8% de respaldo y un 15,8% de rechazo.

    El respaldo al desempeño del gobierno alcanza un 58,8%, situándose por quinto mes consecutivo por sobre el 50%.

    En cuanto a la situación económica, un 83% de los encuestados sostiene que Chile ha resistido bien la crisis, un 72,7% considera que el gobierno ha hecho todo
    lo posible para enfrentarla y un 66,2% opina que las medidas tomadas han sido efectivas.

    Sin embargo, el desempleo y la inestabilidad laboral se alza como el principal problema de los chilenos, con un 33,6% de las menciones, seguido por la delincuencia con 21,1%.

    El Mercurio Online

    Written by Eduardo Aquevedo

    12 agosto, 2009 at 17:51

    "El rol que juegue la Presidenta Bachelet en la campaña será clave para el éxito de Frei", según Halpern…

    leave a comment »

    Pablo Halpern, director de comunicaciones del comando oficialista

    CHILE-FREI-PIÑERA-MEO Se dice que él inició la embestida comunicacional contra Piñera por el tema del Banco de Talca. Se dice que importó los métodos de la "guerra sucia" de la campaña de EE.UU. Se dice que ha cometido errores y que la Concertación se los cobra. Aquí se defiende de todo y analiza el estado actual de la campaña, con un optimismo inmutable. 

    Eduardo Sepúlveda M. 

    Para Pablo Halpern (PhD en Comunicaciones de la U. de Pennsylvania y MBA de Kellogg) esta es la tercera campaña presidencial que le toca vivir a fondo, como asesor cercanísimo del candidato.

    Pero la de este año es la más difícil. Nunca le había tocado partir desde muy atrás en las encuestas. En 1993 acompañó al mismo Eduardo Frei y juntos llegaron apenas trotando a la meta. Con Bachelet, en 2005, pasó un poco más de apuros, si bien la actual Presidenta nunca abandonó el primer lugar en los sondeos.

    Esta campaña también ha sido distinta para Halpern (quien celebró 50 años esta semana, lejos de su hogar en Washington, pero con su familia en Santiago).

    Lo usual es que mantenga un lugar discreto (de hecho existen muy pocas fotografías de él junto a Frei o Bachelet), pero en esta ocasión ha acaparado titulares de diarios. Desde la Alianza se le acusa de ser el "cerebro" de una supuesta "guerra sucia" contra Sebastián Piñera y desde el oficialismo de querer excluir a los partidos de las decisiones claves de la campaña.

    -¿Fue usted el artífice de la embestida comunicacional contra Sebastián Piñera a propósito del caso Banco de Talca?

    -Qué artífice ni qué embestida. Sebastián Piñera tiene que lidiar con su pasado como todo candidato presidencial. Una ex ministra del régimen de Pinochet admitió su intervención en la justicia para ayudarlo a salir del lío del Banco de Talca. Una vez que eso es público, ¿qué se esperaba que hiciéramos? ¿Quedarnos callados? ¿Mirar para el lado? ¿Y qué hicimos? Pedirle al candidato de la derecha que le diera una explicación al país, explicación que el país todavía esta esperando.

    -¿Su idea es realizar una campaña confrontacional para asegurar un buen resultado en diciembre?

    -Para nada. Por lo demás, la confrontación no la iniciamos nosotros. Pero sí soy partidario de que en esta elección, como en todas, la opinión pública haga un escrutinio de la trayectoria de los candidatos, su carácter y muy especialmente de su fibra ética. La calidad moral de la persona que vamos a elegir en diciembre es tanto o más importante que sus propuestas de gobierno.

    -El comando de Piñera está convencido de que usted "importó" desde EE.UU. el estilo "agresivo" de campaña. Lo acusan de ser el "cerebro de la guerra sucia".

    -Las convicciones que ellos tengan sobre esta materia son irrelevantes. Los términos como guerra sucia, montajes, desalojos y otros que hemos escuchado son tributarios de la campana del "Sí" y de la dictadura. Pero reclamar foul, hacerse la víctima o lloriquear cuando se trata de discutir, por ejemplo, la trayectoria empresarial de un candidato presidencial es desconocer las reglas más fundamentales del juego democrático. Y si alguien no está dispuesto a exhibir su trayectoria en una casa de vidrio, de cara a la opinión pública, no puede ser candidato a la presidencia.

    -¿Siguió la campaña en que ganó Barack Obama? ¿Qué lecciones extrajo? ¿Es aplicable la realidad de EE.UU. a Chile?

    -No hay nada más distante de la actual campaña presidencial chilena que lo de Barack Obama. Pretender compararlas es simplemente una siutiquería. A mi juicio la figura más cercana a Obama que ha tenido la política chilena es Eduardo Frei Montalva. Basta escuchar el discurso de la Patria Joven.

    No más "círculo de hierro"

    -¿En qué se diferencia el Frei del 93 con el de 2009?

    -Sigue siendo un hombre íntegro, con una relación muy sana con el poder, y con una paz interior francamente envidiable. Sigue valorando su vida familiar como hace veinte años, cuando lo conocí. El cambio va por otro lado, creo yo. El conocimiento que tiene de las políticas públicas después de haber sido por seis años Presidente y otros tantos como senador obviamente no lo tenía en la vuelta anterior. Y por lo tanto él es mucho más libre y autónomo. No tiene y sospecho que no volverá a tener círculos de hierro ni nada por el estilo.

    -Esta es la primera campaña en la que usted asesora al candidato cuando éste no va primero en las encuestas, ¿cuál es su balance hasta aquí?

    -Bueno, todos en la Concertación enfrentamos esta situación que es nueva y que nos desafía. Pero esta no es la hora de los balances. Como dice el candidato, hay que trabajar, ganarse los votos en la calle, no gastar las energías autoflagelándose, y mirar para adelante.

    -¿Qué errores, de los que se han comentado públicamente, está dispuesto a reconocer?

    -Los verdaderos errores que podamos haber cometido los discutimos al interior del comando. Aquellos a los que usted se refiere como comentados públicamente, bueno, se trata de errores que nos imputan nuestros adversarios y por lo tanto están cargados de intencionalidad política.

    -Sebastián Bowen fue presentado como el recambio generacional y la figura central del comando, pero ha perdido protagonismo. ¿Qué rol jugará hasta diciembre?

    -A la gente no se la puede evaluar por días. Lo que ha logrado Bowen es espectacular. En dos meses logró convertirse en una figura política en serio. Sigue siendo la figura central del comando y su rol protagónico no va a cambiar, a no ser que el candidato indique algo distinto. Pero quiero hacer una apuesta: el futuro político de Bowen es mucho más promisorio que el de Enríquez-Ominami.

    -Esta semana Frei expuso ante el CEP y, a diferencia de Piñera y otros candidatos que usualmente exponen solos en esa instancia, él les dio la palabra a sus asesores. ¿Por qué?

    -Porque en esto hay diferencias fundamentales entre Frei y Piñera. Frei carece de egolatría, cree en el trabajo en equipo y promueve a una nueva generación, no como una estrategia de marketing sino que de verdad. Dado esto, habría sido completamente inconsistente hacer un show unipersonal, que entiendo que es lo que hizo Piñera.

    Candidatos que quedan fuera no son dueños de sus votos

    -Eugenio Tironi, quien trabaja con usted en el comando, dijo que Enríquez-Ominami es "mucho más competitivo de lo que pensaba" y que Frei debe reconquistar el voto de la Concertación que se ha ido hacia el diputado. ¿Está de acuerdo?

    -Eugenio tiene toda la razón. Qué duda cabe.

    -¿Y cómo se reconquista ese voto?

    La de Enríquez-Ominami es una candidatura que captura el descontento con la política en su encarnación más tradicional. Y es por eso que la oferta de Eduardo Frei no es solamente más de lo mismo. La reforma constitucional que ha planteado, la disminución del poder presidencial para nombrar cargos de confianza, el recambio generacional, son cuestiones que, de prosperar, van a cambiar la manera de hacer política en Chile. En la medida que estas propuestas se vayan conociendo una parte importante del electorado de Enríquez volverá a la Concertación.

    -Dado que en la segunda vuelta Frei podría necesitar cada uno de los votos de ME-O, ¿es difícil hacer campaña sin criticarlo o sin responder sus críticas?

    -Lo que he visto no sólo en Chile es que los candidatos que quedan fuera de carrera en primera vuelta no son dueños de sus votos en la segunda. Pero mas allá de eso, tenemos la convicción de que nuestro adversario es Piñera. Porque como dice Frei, con Enríquez-Ominami son muchas más las cosas que nos unen que las que nos separan. Y eso sospecho que lo entiende muy bien buena parte de su electorado.

    El rol de Bachelet

    -¿Qué tan clave será el rol que juegue la Presidenta Bachelet en la campaña para el éxito de Frei?

    -Muy clave. Frei esta comprometido con la mantención de las políticas sociales de la Presidenta y su ampliación a la clase media. De tal modo que los vasos comunicantes serán estrechos a pesar de la majadería con que la derecha reclama intervencionismo electoral.

    -¿Qué le parece que el Gobierno esté realizando campañas publicitarias masivas para promover la llamada red de protección social del Estado?

    -Me parece que dada la centralidad que estas políticas han adquirido en el actual gobierno, es función pública que la ciudadanía las conozca.

    -¿Cómo evalúa el desempeño de Juan Carvajal como jefe de la Secretaría de Comunicaciones del Gobierno? ¿Mantienen contacto, dado que él fue su segundo en la Secom y trabajaron estrechamente en la campaña de Bachelet?

    -Somos amigos con Juan y por cierto mantenemos contacto. Para evaluar el desempeño de Juan basta con mirar los números de las encuestas. Si bien estos no sólo se explican por lo comunicacional, algún merito habrá que otorgarle. Porque le aseguro que si los números fueran malos estarían echándole la culpa a él. Ese es el destino de quienes trabajamos en este oficio. Cuando las cosas andan mal los problemas son comunicacionales, pero cuando andan bien el mérito es político.

    ¿Velasco presidenciable?… "Hablemos en un par de años"

    -Después de la Presidenta, la segunda figura mejor evaluada del Gobierno es su amigo Andrés Velasco. ¿Se sintió incómodo cuando circuló la idea de que él podría reemplazar a Frei como presidenciable de la Concertación?

    -No me sentí incómodo para nada; entre otras razones, porque Andrés nunca estuvo en eso.

    -¿Cree que Andrés Velasco tiene opción de ser Presidente de Chile en el futuro ?

    -Estamos en medio de una campaña presidencial, hablemos de la próxima en un par de años más.

    EL MERCURIO.CL

    Encuesta Adimark (Agosto 2009): Bachelet alcanza 73%; gobierno 57%…

    with 4 comments

    Lanacion.cl

    BACHELET0O02 Mandataria anota una caída de apenas 1 punto que rompe la tendencia al alza que mantenía desde septiembre, el gobierno también resta aprobación ya que cae 8 puntos. La crisis económica y el impacto sobre todo en los sectores más pobres de la población explicaría la medición.

    Pese a la caída de un punto de la evaluación a la Presidenta Michelle Bachelet sigue alta a la luz del informe mensual que entrega Adimark, encuesta que adjudica un 73% de las menciones favorables a la jefa de Estado  y que constata una caída en la gestión del gobierno que retrocede 8 puntos, situándose en un 57%.

    En el análisis de Adimark se indica que la disminución del Ejecutivo podría explicarse por el factor económico.

    En el caso de Bachelet por primera vez desde septiembre detiene su veloz carrera alcista, especialmente en los sectores más pobres de la población. “Su nivel de aprobación cae este mes 9 puntos en los niveles socio-económicos D y E, lo que se compensa por una mejoría en los niveles medios. Esto podría leerse como un efecto de las altas cifras de desempleo que, como se sabe, están afectando más severamente a los sectores más pobres”, indica Adimark.

    Añade que la disminución podría explicarse por la demora en la aplicación de medidas paliativas como bonos, planes de pro empleo en sector más bajos y en cambio ocurra lo opuesto en los niveles medios.

    En cuanto a las autoridades del gobierno, la mejor evaluada es el titular de Hacienda, Andrés Velasco, quien -en todo caso- anota una caída de 3 puntos en las menciones, situándose en 65% de aprobación en julio.

    Uno de las fantasmas de la actual gestión, el plan transantiago, no afecta esta vez a La Moneda.  Se observa una mejoría en la percepción del sistema de transporte capitalino, que se sitúa en 32%, el nivel más alto alcanzado desde su lanzamiento en el 2007.

    A su vez el ministro René Cortázar mejora su nivel de aprobación, 38% a nivel nacional, y nada menos que 44% en la Región Metropolitana.

    En el área de educación se aprecia también una mejoría en la percepción ciudadana, que la instala con un respaldo de 40%, dato que a juicio de la consultora se debe a la falta de conflictos durante el período de análisis.

    Las áreas de corrupción y delincuencia se aprecian como las más débiles para el gobierno, así la “corrupción en los organismos del Estado” anota 18% de aprobación, 70% de rechazo y el “control de la delincuencia” registra 14% de aprobación, 80% de rechazo.

    Partidos políticos

    El estudio por primera vez revisa la opinión sobre el desempeño del Senado y la Cámara de Diputados y las cifras no son muy positivas. Los niveles de aprobación para el primero es de 24% y el segundo queda con 21%. El rechazo en cambio para el Senado sube a 57% y para los diputados es de 65%.

    Las coaliciones políticas tampoco tienen buenas notas. La Concertación, por ejemplo tiene un nivel de identificación de apenas 19% en julio y la Alianza de 21%.

    Datos

    El estudio se realizó entre el 2 y 27 de julio e incluyó un universo de 1.116 personas consultadas a través del teléfono. La muestra es del tipo probabilístico con selección aleatoria de hogares y de entrevistados y el margen de error se estima en +/- 3,0%.

    Bachelet mantiene alto nivel de aprobación, Gobierno cae

    Bachelet mantiene alto nivel de aprobación, Gobierno caePor otra parte, la evaluación del ministro de Hacienda cae significativamente 3 puntos en el mes.

    La  presidenta Bachelet mantiene en el mes de julio el alto nivel de aprobación alcanzado en los últimos meses, con una cifra de 73% de aprobación a su gestión, según los resultados de la Encuesta Mensual de Evaluación de Gestión del Gobierno de la empresa Adimark, correspondiente al mes de Julio de 2009.

    Este resultado es inferior en 1 punto al mes anterior, diferencia que no resulta estadísticamente significativa. El Gobierno, sin embargo, retrocede 8 puntos en el mismo mes, para marcar un 57% de aprobación, diferencia que sí resulta ser significativa.

    Por otra parte, la evaluación del ministro de Hacienda, quien continúa siendo el secretario de Estado mejor evaluado del gabinete, cae significativamente 3 puntos en el mes, desde un 68% de aprobación en Junio a 65% en este mes. Era previsible que las negativas cifras de la actividad económica y empleo de los últimos meses acabarían por pasarle la cuenta al gobierno.

    "El daño está ahí; lo inesperado, es que la figura de la Presidenta resulta indemne", señala el estudio.

    El Transantiago mejora

    En otras áreas de gestión el gobierno logra  algunos éxitos en Julio. El más notorio, es la mejoría en la percepción respecto al Transantiago,  sistema respecto al cual se logró en este mes un acuerdo entre el Gobierno y la Oposición para su financiamiento (15 de julio). La percepción respecto al Transantiago mejora, muy marcadamente en Santiago, para situarse en el mejor nivel que hayamos registrado respecto a este controvertido sistema (32%), desde su lanzamiento en el 2007.

    El ministro Cortázar logra también mejorar significativamente su nivel de aprobación (38%), el mejor nivel en los más de 2 años que lleva en esta cartera. Pareciera que el acuerdo Oposición-Gobierno respecto al Transantiago ha sido celebrado por la población, especialmente por los habitantes de Santiago, donde la aprobación al Ministro Cortázar saltó más de 10 puntos, para situarse en un 44%, muy por encima que en el resto del país.

    Partidos Políticos,  coaliciones y Congreso.

    En este mes se ha incluido, por primera vez en esta serie, una evaluación del desempeño del Senado y de la Cámara de Diputados. El resultado no es halagüeño para estas instituciones, que muestran niveles de aprobación muy reducidos (24% para el Senado, 21% para la Cámara) y altos niveles de rechazo (57% el Senado, 65% la Cámara de Diputados). Estos sorprendentes niveles de desafección respecto a ambas ramas del Congreso Nacional son muy similares a lo que se obtiene para las coaliciones políticas.

    Las coaliciones políticas tradicionales se ven afectadas negativamente, especialmente la Concertación, cuyo nivel de identificación cruza hacia bajo la barrera del 20% (logra 19% en Julio) y es superada por la Alianza (21% de identificación). Es probable que el conflictivo proceso de discusión de cupos para las elecciones parlamentarias esté marcando un punto bajo en la imagen de partidos y coaliciones.

    Metodología

    El tipo de estudio es Cuantitativo con aplicación de encuestas telefónicas mediante sistema CATI, que en Julio de 2009 alcanzó a 1.116 personas. Éstas entrevistas se aplicaron en forma distribuida entre los días 2 y 27 de Julio recién pasado.

    La muestra es del tipo probabilístico con selección aleatoria de hogares y de entrevistados. El universo está compuesto por los hogares que disponen de teléfono en las principales ciudades del país.  El error se estima en +/- 3,0%.

    Se aplico un cuestionario estructurado de 20 minutos de duración y los datos fueron posteriormente ponderados por ciudad, sexo y nivel socio económico, según datos del Censo 2002 y según el nivel de penetración telefónica de los hogares por región.

    EL MOSTRADOR.CL

    Lea encuesta

    Encuesta Mori (Julio 2009): Piñera 43%, Frei 21% y Enríquez Ominami 13%

    with one comment

    Lanacion.cl

    En el escenario de segunda vuelta entre Sebastián Piñera y Eduardo Frei, el primero anota 46% y el segundo 30%, mientras que el abanderado de la derecha contra Marco Enríquez anota 47% y 23%, respectivamente.

    Vea la encuesta Mori

    CHILE-FREI-PIÑERA-MEO Con el abanderado de la derecha Sebastián Piñera en primer lugar (43%), seguido de Eduardo Frei (21%) y de Marco Enríquez-Ominami (13%), la encuesta Mori entregó los resultados de su estudio sobre intención de voto en primera vuelta considerando sólo a los inscritos en el Registro Electoral.

    Los otros postulantes: Alejandro Navarro, Adolfo Zaldívar y Jorge Arrate apenas alcanzan un 1 o 2% de las menciones

    La encuesta indica que ante la consulta si la segunda vuelta fuera entre el empresario de la Alianza y el candidato de la Concertación, el primero obtiene 46% y el segundo 30%.

    En la otra posibilidad, de una segunda vuelta entre Piñera y Enríquez-Ominami, la carta de la Coalición por el Cambio suma 47% de las menciones y el postulante independiente 23%.

    En la pregunta ¿quién cree que saldrá elegido como Presidente?, Piñera suma 47%, lo que representa una caída de 3 puntos frente a la encuesta previa. Frei, en tanto, recibe 20% de las preferencias lo que implica un alza considerable de 10 puntos. En cuanto al diputado independiente suma apenas 4%.

    En otra pregunta clave, sobre quién le gustaría que fuera electo presidente, el 39% se inclina por Piñera, el 17% menciona a Frei y el 11% a Enríquez-Ominami.

    Mori revisa además los requerimientos que la población realiza al futuro Presidente y la mayoría se inclina por “crear más empleo, disminuir la cesantía”, luego “eliminar la pobreza” y a continuación "combatir la delincuencia".

    Y más aún comenta el perfil de los votantes, por ejemplo quienes dicen que apoyarán a Frei son asiduos a las elecciones, el 86% de ellos dicen haber votado en todas, mientras en los otros dos candidatos sufragan menos. El 75% y 74% de los votantes de Piñera y Enríquez-Ominami, respectivamente, dicen que votaron en todas las elecciones. Los votantes de Piñera (24%) y de Enríquez-Ominami (26%), son en buena medida los votantes más volátiles.

    En esa misma línea, el informe analiza si los candidatos realmente representan a sus votantes y se comprueba “que ninguno de los candidatos interpreta plenamente a sus votantes. Piñera tiene más percepción de representación con un 79%, le sigue Frei con un 68%, y Enríquez-Ominami con 63%”. Estos resultados hacen pensar dice Mori- que “existen los votantes reticentes, que votan por un candidato sin estar convencidos de sus bondades, o bien sin que éste los represente plenamente. Esto coincide con el hecho de que a pesar del aumento de candidatos, no aumenta la cantidad total de personas que se sienten interpretadas por los candidatos”.

    Otro punto a considerar por Mori es quién de los postulantes cree que representa mejor el cambio. Piñera alcanza 41%, Frei 16% y Enríquez-Ominami 15%. “El candidato del cambio para la gente es Piñera y no Enríquez-Ominami como algunos han señalado. Frei simboliza el cambio en igual medida que Enríquez-Ominami. Esto hace sentido con los resultados anteriores”.

    Pregunta abierta sobre fortalezas

    Sobre las fortalezas de los postulantes, Mori se atreve a realizar una pregunta abierta, obteniendo resultados bastantes llamativos. El modelo de consulta es “¿Cuál es la mayor fortaleza que tiene nombre candidato- como candidato? Y la respuesta sorprende ya que no responden o no ven ninguna fortaleza 34% en Piñera, 56% en Frei y 61% en Enríquez-Ominami. Para la encuesta esto se explica porque “la población sabe poco y no sabe qué contestar. Eso indica debilidad de comunicación de los candidatos y bajo nivel de interacción con el electorado”.

    Las respuestas más señaladas son para Piñera: “tener plata “(19%); “ser empresario, saber administrar” (18%). Para Frei: “experiencia como ex mandatario” (26%). Para Enríquez-Ominami: “ser joven” (17%).

    El estudio cruza la pregunta abierta de las fortalezas con la intención de voto en la primera vuelta de las elecciones de diciembre de 2009, cambiando así el perfil para cada grupo de votantes.

    Piñera para sus votantes es empresario (25%), tiene buenas intenciones, honrado (22%), en tercer lugar se ubica que ofrece un cambio, sus ideas (11%). Para los que votan por él tener dinero no es muy relevante, mientras que todos los electores lo consideran como una de sus fortalezas. Ahí hay un contraste interesante. Porque el perfil general del candidato es distinto del que requiere el votante. Piñera debe hacer congruente su imagen.

    Frei, la mitad de sus electores le reconocen la experiencia (57%), Frei es el candidato que presenta más consistencia de imagen ya que todos ven en él las mismas características. Frei debe potenciar esa solidez y capitalizar sus positivos. Él es el estadista de este grupo y no se está potenciando ese aspecto.

    Enríquez-Ominami aumenta a un tercio (32%) quienes mencionan su juventud, un 15% que es osado y un 16% que tiene ideas. El perfil de Enríquez-Ominami es mucho más diverso en sus votantes que en el electorado en general. Esto es similar a lo que le pasa a Piñera.

    Datos

    El estudio se realizó entre el 27 de junio y el 9 de julio a 1.000 personas mediante encuestas cara a cara, que representa al 85% de la población, considerando sólo a la población urbana. Cuenta con un margen de error de 3%.

    Honduras: crisis en punto limite y Zelaya anuncia regreso inminente a su país … Entrevista a Insulza.

    leave a comment »

    EL PRESIDENTE LEGITIMO DE HONDURAS DIO POR TERMINADA LA MEDIACION DE ARIAS

    Zelaya dice que cruzará la frontera

    HONDURAS-PRESID1 Ante la inminente vuelta del mandatario legítimo, crece la tensión en Honduras y se multiplican las marchas en contra y a favor de la dictadura. El gobierno de facto quiso echar a diplomáticos venezolanos, pero no le hicieron caso.

    Las horas pasan y, sin solución diplomática a la vista, el derrocado mandatario Manuel Zelaya anunció ayer que su regreso está en marcha aun a riesgo de su propia vida. “El general Romeo Vásquez Velásquez –jefe de las fuerzas armadas– ha dicho que me va a mandar asesinar, así que tengo que cuidarme”, reveló Zelaya en conferencia de prensa desde una hipercustodiada embajada hondureña en Managua.

    “Vivo el momento más difícil de mi vida, pero tengo que regresar. Tenemos fronteras con El Salvador, Guatemala y Nicaragua. La vía puede ser aérea, terrestre o marítima, y el momento está abierto a partir del día jueves, cuando termina la prórroga que pidió el mediador”, explicó. El plazo de 72 horas solicitado por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, para que los golpistas hondureños recapaciten se acaba hoy.

    Las declaraciones del presidente electo fortalecieron las versiones que indican que Zelaya cruzaría las fronteras del país centroamericano apoyado por una caravana multitudinaria que recorrería varios pueblos del interior de Honduras en dirección a la capital.

    Zelaya, asimismo, descartó que las sanciones económicas anunciadas por la Unión Europea (UE) y Estados Unidos hagan caer al gobierno encabezado por el dictador Roberto Micheletti, ya que, según él, los golpistas se sostienen por otros medios. “La base de ellos es el poder militar, se sostienen a pura represión, con censura de prensa, control mediático, restricción de libertades públicas y atemorización”, denunció.

    Casi en simultáneo con las palabras de Zelaya, desde Tegucigalpa Micheletti le dijo a la comunidad internacional que sigue firme en su postura. “Vamos a demostrarle al mundo que tenemos la fortaleza necesaria para resistir hasta el último momento”, desafió el legislador devenido en dictador.

    En una demostración de esa fuerza, el gobierno de facto anunció ayer que le ordenó a la delegación diplomática venezolana abandonar el país por supuesta intromisión en asuntos internos. “Se le ha pedido a la embajada de Venezuela el retiro de todo su personal diplomático, administrativo, técnico y de servicio en un plazo de 72 horas”, precisó la vicecanciller de facto, Martha Alvarado.

    “Se tomó la decisión a raíz de las amenazas al uso de la fuerza, la intromisión en nuestros asuntos exclusivos, así como el irrespeto a la integridad territorial de las autoridades venezolanas en la crisis hondureña”, agregó la funcionaria.

    Pero desde Caracas subieron la apuesta y le ordenaron a su personal en Tegucigalpa resistir la medida. “No nos iremos de aquí porque la orden fue dictada por un gobierno golpista que mi país no reconoce”, lanzó Uriel Vargas, encargado de negocios y primer secretario de la misión en Tegucigalpa.

    “Que nos vengan a echar por la fuerza, sería lo único que les faltaría, luego de violar todas las normas internacionales”, ironizó el diplomático, tras lo cual el propio presidente venezolano, Hugo Chávez, volvió a referirse a la situación interna de Honduras. El golpe, dijo Chávez, tuvo como fin desestabilizar a los países del ALBA y las fuerzas progresistas de la región.

    “El golpe no es sólo contra el pueblo de Honduras y el presidente Zelaya, es contra los pueblos de nuestra América, contra Venezuela, contra el ALBA y contra la esperanza de redención que ha renacido en estas tierras”, señaló el líder bolivariano.

    Mientras tanto, las calles de Honduras volvieron a convertirse ayer en un foco de resistencia contra las autoridades de facto. Centenares de personas cubiertas con paraguas para protegerse del sol del mediodía marcharon en la capital para exigir el retorno de Zelaya y repudiar al gobierno de Micheletti. “Arriba, abajo, golpistas al carajo”, coreaban los manifestantes. “Que se vayan, que se vayan…”, se escuchaba.

    Juan Barahona, secretario de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), señaló que para hoy está prevista una nueva movilización en Tegucigalpa para la que se espera la adhesión de grupos de estudiantes de colegios secundarios que se mantienen en paro por tiempo indeterminado. El sindicalista aclaró que la manifestación, como desde el 28 de junio, tendrá consigna única: la vuelta de Zelaya. “Lo único que esperamos es no encontrarnos con la marcha de los camisas blancas”, como se llama en el país centroamericano a los sectores de la sociedad que apoyan a Micheletti.

    Los camisas blancas, sin embargo, estarán cerca: Jimmy Dacarett, de la Unión Cívica Democrática (UCD), coalición de partidos que apoyan a Micheletti, anunció que hoy esperan reunir a entre 40 mil y 50 mil personas en una movilización que partirá desde una zona al oriente de Tegucigalpa hasta las cercanías del Estadio Nacional.

     

    Insulza: "EE.UU. no es árbitro"

    Carlos Chirinos, BBC Mundo, Washington

    En la Organización de Estados Americanos (OEA) no creen que el diálogo hondureño esté muerto, ni que el Comando Sur deba ocuparse del tema.

    osé Miguel Insulza, junto a Manuel Zelaya y Jorge Taiana.El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, no considera que las negociaciones que promueve el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, puedan darse por terminadas todavía.

    Sin embargo, en entrevista exclusiva con BBC Mundo, Insulza reconoció que su organización "no puede hacer más" de lo que están haciendo y que en caso de que el diálogo no prospere las sanciones adoptadas harán sentir su efecto sobre Honduras.

    Insulza rechaza que el organismo necesite de algún "disuasivo militar" para acompañar sus acciones diplomáticas y descarta también que Estados Unidos deba aumentar la presión sobre el gobierno de facto hondureño, que encabeza el presidente nombrado por el Congreso, Roberto Micheletti.

    "Los que han vivido condenando el Comando Sur toda su vida no querrán que se ocupe en esta ocasión" afirmó Insulza este martes en su oficina en Washington en una entrevista con el corresponsal de BBC Mundo, Carlos Chirinos.

    ¿Qué se está haciendo para resucitar el diálogo en Costa Rica? Digo resucitar porque todo parece indicar que está muerto.

    INTERVENCIÓN MILITAR

    HONDURAS-GOLPE222Es un poco prematuro decir eso (…) Lo que estamos es haciendo presión para que una propuesta que es equilibrada sea aceptable. Se ha puesto mucho énfasis en que la propuesta de Arias es la vuelta de Zelaya. Sí, pero es la vuelta de Zelaya teniendo en cuenta un montón de temas que había planteado también la oposición, como el gobierno de unidad nacional, como la postergación de cualquier discusión sobre reforma constitucional, etc.

    Pero el gobierno de Micheletti parece ser muy tenaz en el tema de que la vuelta de Zelaya está descartada, no importa cuáles sean las otras cosas en el menú.

    Entonces van a tener que seguir actuando las sanciones, y las sanciones, mientras más tiempo más duras son. Ayer EE.UU. lo mencionó, la Unión Europea (UE) lo hizo, se está suspendiendo la cooperación internacional con un país que necesita ese dinero.

    Pero la experiencia internacional indica que hay países que han estado bajo sanción y los cambios que se han buscado con esas sanciones no han funcionado.

    Con grandes sufrimientos, claro.
    ¿Honduras puede entonces mantenerse desafiando a la comunidad internacional?

    No estoy muy seguro. Creo que es muy difícil.
    ¿A usted le frustra que un país pequeño como Honduras mantenga ese desafío ante la comunidad internacional?

    Nosotros no queremos imponerle nada a Honduras, lo que queremos es que funcione la democracia. Que el presidente elegido termine su mandato y que se elija otro.
    ¿Y cómo va a hacer la OEA para lograr eso?

    Mire, lo que nosotros podemos hacer es todo lo que estamos haciendo. Se ha tomando una medida de suspensión, se han adoptado una serie de sanciones y tenemos una mediación encabezada por un estadista centroamericano que por tanto debería darle garantías a todas las partes. Vamos a seguir haciendo eso hasta que consigamos resultados.
    Y pasado el tiempo, ¿no podría interpretarse como que la comunidad internacional se ensaña con un país tan pobre como Honduras, cuando existe un plazo para la posible solución de la crisis política que es el de las elecciones de noviembre?

    La escena que se vivió el 28 de junio en Tegucigalpa se ha vivido muchas veces en América Latina. No la queremos más y no va a volver a ocurrir, aunque haya que adoptar sanciones, que son dolorosas por cierto.

    Pero el pueblo de Honduras es víctima. Sí. Es víctima de quienes dieron el golpe de Estado.

    VUELTA DE ZELAYA

    Además, que en seis meses más nada va a cambiar. La elección no va a cambiar las cosas porque una elección hecha bajo un régimen dictatorial no la van a reconocer los países de América Latina.
    ¿Podría pasar como con la crisis de Haití, cuando el presidente Jean Bertrand Aristide fue sacado del poder? Pasaron casi dos años para que se solucionara.

    Y volvió finalmente Aristide.
    Pero volvió por una amenaza militar, ¿será que a la OEA le está haciendo falta un disuasivo militar?

    No. Eso no me gusta a mí. Yo no soy partidario de las intervenciones militares. Confío en que los pueblos puedan resolver sus problemas sin que nadie les meta un ejército al lado.
    Pero esa amenaza fue importante en Haití en su momento.

    En su momento fue importante la amenaza que al final no se llevó a cabo. (Raoul) Cedrás se fue. Yo diría que casi voluntariamente, porque se dio cuenta de que no podía resistir la presión internacional.
    clic Zelaya, ¿otro Aristide?
    ¿Que le parece la posibilidad de que el presidente Zelaya regrese esta semana a Honduras, aunque no haya un acuerdo?

    Roberto Micheletti

    Yo no soy partidario del regreso prematuro. Yo diría que hay resolver el asunto por vía política y diplomática primero.
    Usted parece sugerir que una renuncia del señor Micheletti podría dinamizar las negociaciones.

    Sería una alternativa en la medida de que ese otro presidente que reemplazara a Micheletti sería más flexible en el tema del retorno del presidente Zelaya.
    ¿Usted cree que Micheletti es la piedra de tranca en la negociación?

    No digo que sea él necesariamente. Usted me pregunta qué pasaría si lo cambiaran y lo cambiaran por algo más flexible. Si él cambiara, mejor.
    ¿Quizá para que el trabajo de la OEA tenga más eficacia en Honduras haría falta que EE.UU. presionara más al gobierno hondureño?

    EE.UU. creo que ha presionado como todos los demás pero va a presionar hasta el punto que corresponda, porque tampoco es EE.UU. el llamado a ser el árbitro del tema.
    Pero su poder puede hacer la diferencia.

    El poder de todos hace la diferencia. También la UE ha suspendido la cooperación. El presidente Obama dijo claramente en Trinidad y Tobago que él quería ser parte del grupo.

    Todos lo festejaron mucho. Entonces, que no le pidan que sea como el jefe que va a arreglar las cosas cuando las debe arreglar el grupo. (…) Los que han vivido condenando el Comando Sur toda su vida no querrán que se ocupe en esta ocasión.
    Pero allí volvemos a la experiencia de Haití. Y el Comando Sur podría hacer una diferencia.

    Estamos en otra época. El presidente Obama ha propuesto una política distinta que cuenta con la aprobación de todos los latinoamericanos. El tiempo de la intervención en América Latina, para bien o para mal, se ha terminado.

    ZELAYA AGRADECE APOYO DE GOBIERNO DE BACHELET

    Depuesto mandatario expresó "respeto" al "pueblo chileno y la Presidenta Bachelet" y consideró "irrenunciable" su intención de volver al mando.

    HONDURAS-PRESID1 Un reconocimiento a Chile y la Presidenta Michelle Bachelet por la condena al gobierno golpista de Roberto Micheletti en Honduras expresó el depuesto mandatario de ese país, Manuel Zelaya.

    "Chile ha sido uno de los países con su Presidenta y todas las demás organizaciones más definido en la condena a este golpe, no reconocer sus autoridades y pedir inmediata restitución del sistema democrático hondureño", declaró.

    En conversación telefónica con la radio chilena Cooperativa, el gobernante destacó que amerita "en ese caso mi reconocimiento, agradecimiento, mi respeto y mi consideración para el pueblo chileno y la Presidenta Bachelet".

    Zelaya reiteró que insistirá en su interés de vivir y ejercer el mando en Honduras porque no hacerlo "es como renunciar al derecho a la vida y a la justicia, eso es irrenunciable" y apuntó que los golpistas "están llenos de soberbia, de deseos del poder, de avaricia".

    "Hay procesos democráticos de diferentes formas en diferentes países y eso no puede cambiar, así que creo que el retroceso que quiere imponerle el sistema de Honduras no es aceptado por nadie", complementó desde Nicaragua.

    La comunidad internacional ha aumentado la presión sobre el presidente interino hondureño, Roberto Micheletti, para que acepte la propuesta de Costa Rica encaminada a resolver la crisis política, en medio de advertencias sobre el riesgo de una confrontación. /LA NACION.CL

    Written by Eduardo Aquevedo

    21 julio, 2009 at 15:54

    Encuesta Imaginacción: Piñera 35,9%, Frei 28,2% y Enríquez 21,5%…

    with one comment

    En segunda vuelta se mantiene el empate técnico entre el senador DC y el abanderado de la oposición.

    Ver Encuesta Imaginacción completa…

    CHILE-FREI-PIÑERA-MEO

    PRESIDENTA BACHELET ELEVÓ SU NIVEL DE APROBACIÓN SOBRE 70 PUNTOS

    • Marco Enríquez-Ominami mantiene la intención de voto frente a los escenarios de elección presidencial.
    • Las coaliciones políticas muestran niveles récord de desaprobación en su gestión.

    Según los resultados de la XIV Encuesta de Opinión Pública de Imaginaccion Consultores, el ex Diputado PS Marco Enríquez-Ominami mantuvo su intención de voto frente a una pregunta cerrada en primera vuelta. En ella, el parlamentario obtuvo el 21,5% de las preferencias, subiendo desde el 20,9% registrado en la medición pasada. El candidato también registró una leve alza en la intención de voto dentro de la pregunta abierta, en la que registró un 13,8% de las preferencias, frente al 11,5% registrado en la última medición.

    Sin embargo, en un escenario de primera vuelta presidencial cerrada, los candidatos que registraron los mayores porcentajes de aprobación siguen siendo Sebastián Piñera con un 35,9% (subiendo ligeramente desde el 34,9% de la última medición), seguido por Eduardo Frei con un 28,2% (quien baja ligeramente desde el 29,9% registrado en la última medición).

    En una segunda vuelta presidencial cerrada, el Senador DC obtendría 41,9% de los votos, mientras que el candidato de la derecha un 43,3% de las preferencias.

    El nivel de aprobación a la Presidenta Bachelet registró una leve alza alcanzando el 71,7% de las preferencias sobre su gestión al mando del Gobierno, en comparación al 69,4% registrado en la ultima medición. El Gobierno también aumentó su nivel de aprobación en comparación a la última medición, alcanzando el 58,5 % de las preferencias, cotejado al 55,4% obtenido en la última medición.

    Las coaliciones políticas se mantienen en niveles similares de desaprobación a su gestión, alcanzando la Concertación un 52,1% y la Alianza un 52,2% en este ítem, lo que implica un alza en relación a la última medición en la que el oficialismo registró un 48% y la oposición un 48,7%. La mayor alza en el nivel de desaprobación de coaliciones políticas la registró el pacto Juntos Podemos con un 61,6% en comparación al 55,7% registrado en la última medición. Los parlamentarios registraron una importante alza en el nivel de desaprobación, alcanzando un 63,9% en este ítem, comparado al 51,3% de la última medición.

    En relación al manejo económico del Gobierno, la percepción que la opinión pública tiene sobre la afirmación “las medidas económicas tomadas por el Gobierno han sido efectivas” alcanzó un 64,8% de las preferencias. En el mismo tema, la percepción “el Gobierno está haciendo todo lo posible para solucionar los problemas económicos del país” alcanzó un 71,6 % de las preferencias. La percepción “hasta ahora nuestro país ha resistido la crisis económica mundial” alcanzó un 81% de las preferencias.

    Cuando se le pregunta a la opinión pública por la siguiente afirmación “la Oposición haría un mejor manejo económico de las dificultades económicas por las que pasa actualmente Chile”, la Alianza obtiene un 51,9% de desaprobación, lo que implica un alza en comparación a la última medición en la que registró un 48,1% en este mismo ítem.

    Las principales preocupaciones de los chilenos siguen manteniendo los mismos lugares dentro del top of mind. En el primer lugar aparece el “desempleo” y la “inestabilidad laboral”, registrando ambos un 28,8%; mientras que en segundo lugar aparece la “delincuencia” con un 20,9%.

    Sobre la medición de atributos entre los candidatos presidenciales, esta encuesta incluyó por primera vez a Marco Enriquez-Ominami en las evaluaciones. Si bien la Presidenta Michelle Bachelet superó en todos los atributos a los principales candidatos presidenciales, es posible mencionar que el ex Diputado del PS es el que menos tendría LIDERAZGO Y AUTORIDAD para conducir el país (según un 63,3% de los encuestados), aunque la gente opina que sería más QUERIDO Y ESTIMADO (con un 44,7% de afirmaciones positivas) y más HONESTO (con un 47,8% de afirmaciones positivas) que Eduardo Frei y Sebastian Piñera.

    Este tracking de Opinión Pública Política que realiza la empresa Imaginaccion Consultores, especializada en Asuntos Públicos y Comunicación Estratégica, presidida por el ex ministro Enrique Correa, es cuantitativo y corresponde a 1.010 entrevistas telefónicas aplicadas a hombres y mujeres, mayores de 18 años e inscritos en los registros electorales, residentes en 176 comunas de Chile Continental. El margen de error muestral es de +/- 3%.

    Imaginaccion Consultores, a través de su área de Opinión Pública, realiza este estudio periódicamente desde mayo del 2008.