CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Archive for abril 2nd, 2014

La OTAN quiere guerra…

leave a comment »

Pere Ortega* – público.es.

ISRAEL-PALESTINA2_thumb.jpg
La crisis desatada en Ucrania por el derrocamiento del gobierno pro-ruso presidido por Yanukóvich se agravó con la secesión de Crimea y su anexión a Rusia. Crisis que ha enfrentado a Rusia con el bloque atlántico dirigido por EEUU. Solo los más ingenuos podían suponer que Putin se cruzaría de brazos mientras la UE y la OTAN iban añadiendo estados a su bloque económico y militar. Pues hoy, Rusia ya no es aquel debilitado país que en 1991 se derrumbó y fragmentó en 14 repúblicas, dando lugar a que algunas de ellas se incorporaran a la OTAN (Estonia, Letonia y Lituania); y que países que formaron parte del desaparecido Pacto de Varsovia también se lanzaran en brazos de la OTAN (Polonia, Bulgaria, Albania, Rumania, R. Checa, Eslovaquia y Hungría).

Rusia, gracias a sus recursos en hidrocarburos y de la mano de un oligarca con ansias de grandeza, Putin, ha decidido echar un pulso al bloque atlántico y defender su lugar en el mundo. Un tipo, Putin, que ya había demostrado su prepotencia, pues igual alardeaba de musculatura paseando a caballo a pecho descubierto que enseñaba músculo militar masacrando chechenos o apoyando la secesión de Abjazia y Osetia del Sur de Georgia. Ahora ha hecho lo propio en Crimea, una región con mayoría de población rusa.

Pero la respuesta de Barack Obama no es menos sorprendente. Obama ha venido rápidamente a Europa a pedir a sus aliados que se debe reactivar la OTAN. Es decir, que si algunos mandatarios europeos dudaban de la necesidad de tener un bloque militar sin una misión clara, hecho que la tenía sumida en una crisis permanente, pues la misión otorgada en la cumbre de Lisboa, en 2010, de ejercer de policía de seguridad mundial no acababa de funcionar. Recordemos que en Afganistán la intervención fue posterior a los ataques y de apoyo logístico, y que en Libia si bien en su inicio lideró los ataques luego dejó que fueran los países europeos quienes llevaran el peso de la operación. Ahora, tras la crisis de Crimea, Obama ha dado pleno sentido a la existencia de la OTAN: contener las ínfulas expansionistas de Rusia. Recalcando que la potencia militar es la mejor de las formas para hacer frente a la inseguridad en política internacional. Insistiendo en que el uso de la fuerza es la mejor política disuasoria frente a las veleidades expansionistas de otras naciones.

La propuesta de Obama a sus aliados consiste en que no se baje la guardia y se gaste mucho más en Defensa, porque los rivales, Rusia y China lo están haciendo, y en cambio Europa Occidental solo dedica al gasto militar un 1,4% del PIB como promedio, frente al 3,7% de EEUU.

Sin embargo, la realidad es tozuda y por mucho teatro que gaste Obama el mundo hoy es interdependiente. La Europa Occidental, Rusia, EEUU y China tienen tan estrechas relaciones financieras, comerciales y estratégicas que no se enzarzarán en nuevas guerras frías. Obama, Putin, Merkel… saben que los depósitos monetarios, la deuda y los hidrocarburos, por mencionar sólo tres elementos, los tienen atados de pies y manos entre ellos, lo que hace imposible graves sanciones y menos aún nuevas guerras frías. Sólo juegan al ajedrez y crean nuevas tensiones. Lo triste es que algunos estados se dejarán arrastrar por las palabras de Obama para beneficiar al complejo militar industrial, que aprovechará la ocasión para intentar vender más armas

Pero no será fácil convencer a la población europea, especialmente la de aquellos países que, como el nuestro, sufren una crisis que diezma el bienestar, de que se embarquen en grandes dispendios para modernizar sus ejércitos y adquirir armamentos. Será difícil convencer a las poblaciones de que el peligro ruso es superior al peligro de la inseguridad que proporcionan los ajustes de los gobiernos en políticas sociales.

Las guerras, ni frías ni calientes. Los estados, cuanto más desarmados mejor. La seguridad, mejor humana que militar. Las relaciones internacionales son la posibilidad de hacer la paz por otros medios. Pues eso, que la hagan negociando.

*Centre Delàs d’Estudis per la Pau

Written by Eduardo Aquevedo

2 abril, 2014 at 23:59

Pisa (2014) y crisis de sistema escolar: Los jóvenes de América Latina son los que peor resuelven problemas prácticos…

with 3 comments

Los estudiantes de la región fueron incapaces de solventar pruebas complejas de carácter cotidiano, de acuerdo con el último informe PISA

http://www.oecd.org/pisa/keyfindings/PISA-2012-PS-snapshot-performance.pdfPrueba PISA 2012: Solución Creativa de Problemas (resultados entregados en abril 2014)

EVA SAIZ Washington 1 ABR 2014 – 17:25 CET29, El Pais

vcm_s_kf_m160_160x92_thumb.jpg

¿Cuál es la ruta más rápida entre una serie de mapas propuestos para llegar a un destino determinado? ¿Qué tarifa es la más barata combinando varias ofertas de transporte público? ¿Cómo programar un termostato para encontrar la relación más adecuada entre temperatura y humedad? ¿Por qué falla un dispositivo electrónico?.

De los 85.000 estudiantes de 15 años de 44 países que se sometieron a este tipo de pruebas prácticas organizadas por primera vez por la OCDE, los de América Latina fueron quienes peores resultados obtuvieron a la hora de resolverlas. Colombia ocupó el último puesto, Uruguay en 42, Brasil el 38 y Chile el 36, de acuerdo con la Prueba PISA 2012: Solución Creativa de Problemas, un estudio que evalúa las habilidades y aptitudes de los jóvenes a la hora de enfrentarse a dificultades de la vida cotidiana.

Con este informe se pretende averiguar si los estudiantes están adquiriendo las habilidades y los conocimientos necesarios para afrontar el futuro. “Los jóvenes de 15 años que hoy carecen de aptitudes para resolver problemas se convertirán en adultos con dificultades para encontrar o mantener un buen trabajo”, ha señalado Andreas Schleicher, responsable de Educación y Aptitudes de la OCDE. Los alumnos de América Latina están muy por detrás de sus compañeros de Singapur o Corea del Sur, los que ja obtenido los resultados más altos.

De acuerdo con el estudio, sólo uno de cada cinco estudiantes fue capaz de resolver problemas sencillos en entornos que le son familiares. En este contexto, los estudiantes latinoamericanos son capaces de decidir una ruta entre varios itinerarios que ya aparecen establecidos, pero se verían en dificultades para encontrarla en circunstancias que les obliguen a abstraer opciones o en las que surjan complicaciones imprevistas.

Los resultados divulgados este martes vuelven a situar a América Latina a la cola de los controles de evaluación de estudiantes, como ya sucediera el año pasado con las pruebas PISA sobre educación. En ese informe, los estados del hemisferio, encabezados por Perú, ocupaban los últimos lugares en comprensión lectora y conocimientos científicos y matemáticos. -En el que se ha publicado este martes sólo han participado los países que quisieron someterse voluntariamente a las pruebas-.

Sin embargo, la OCDE no asocia las dificultades en esas áreas con la resolución de problemas cotidianos. “Los estudiantes con buenos resultados en matemáticas, lectura y ciencia suelen ser los que muestran una mejor desempeño a la hora de enfrentarse a situaciones no familiares y en contextos ajenos al escolar”, reconoce el informe que, sin embargo, advierte que esto no puede considerarse un patrón y cita ejemplos como el de Brasil, Reino Unido o Estados Unidos donde “los estudiantes se desenvuelven mejor en la resolución de problemas prácticos que en otros países con el mismo nivel en conocimientos matemáticos, de lectura o de ciencia”.

Aunque muy por debajo de la media de la OCDE, Chile sigue siendo el país de América Latina con mejores resultados tanto en resolución de problemas cotidianos como en comprensión lectora, matemática y científica. Los informes PISA también ha destacado a Brasil como uno de los estados de la región que más ha avanzado en el ámbito educativo desde 2003 y que mejor puntuación ha obtenido en este último test. “Comparados con otros estudiantes de similar formación académica, los estudiantes de Brasil y de Estados Unidos son los que mejor se desenvuelven en aquellos inconvenientes y dificultades que requieren explorar caminos nuevos y hacer uso de la experiencia acumulada en esa búsqueda”, se indica en el texto.

El informe sugiere que en aquellos países, como los de América Latina, con unos niveles muy bajos a la hora de abordar de manera rápida y directa problemas cotidianos, sus escuelas deberían concentrar mayores esfuerzos en desarrollar un currículo que permita a los estudiantes promover aptitudes de carácter práctico.

 

Chile: Bachelet presenta reforma tributaria y descarta que afecte el crecimiento…

leave a comment »

crisiseconomica.jpg

La Presidenta Michelle Bachelet presentó esta mañana el proyecto de reforma tributaria que enviará al Congreso con carácter de urgencia simple -es decir con 30 días de plazo para su despacho- enfatizando que la propuesta no va a frenar el crecimiento del país, y que será un avance para lograr la cohesión social en base a la justicia distributiva y claridad en las reglas del juego. Con esto, dijo, Chile se acercaría a las estructuras impositivas que existen en los países de la OCDE.

Pese a las críticas desde el empresariado y la oposición, el anuncio presidencial sigue al pie de la letra el contenido del programa del gobierno, incluyendo la eliminación gradual del FUT, la elevación gradual de la tasa de impuesto a las empresas desde un 20% a un 25% en 4 años y la reducción gradual de la tasa máxima de los impuestos a las personas, del 40% al 35%. La propuesta contempla también incentivos a la inversión para las empresas, el ahorro para las personas, medidas orientadas a dar un trato preferencial a las pymes, y otras modificaciones específicas, como el aumento impositivo a tecnologías contaminantes y a las bebidas alcohólicas.

Entre las novedades planteadas hoy por la Mandataria está el foco que tendrá el combate contra la elusión y evasión tributaria, que el mal uso de las compras con facturas y limitaciones a la renta presunta. También se anunció un aumento impositivo a las bebidas analcohólicas azucaradas, y que la reducción de la carga tributaria no se hará efectiva para las autoridades políticas y de gobierno.

La reforma tiene cuatro ejes centrales: elevar la carga tributaria para financiar gastos permanentes (como la reforma educacional) con ingresos permanentes; avanzar en equidad tributaria, mejorando la distribución del ingreso; incrementar los incentivos al ahorro e inversión; y mejorar los mecanismos de fiscalización de la evasión y elusión.

El objetivo de esta reforma es lograr recaudar un 3% del PIB, unos US$8.200 millones, de los cuales 2,5% proviene de los cambios a la estructura tributaria, mientras que el restante 0,5% se deducirá de las medidas que reducen la evasión y elusión.

A la ceremonia de anuncio del proyecto de reforma tributaria en La Moneda asistieron, entre otros, los máximos representantes del mundo empresarial, como Andrés Santa Cruz presidente de la CPC, y Hermann Von Mühlenbrock, líder de la Sofofa, quien se había presentado como el más crítico de la reforma tributaria las últimas semanas (Ver Radar 21 de marzo), además de la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, y los dirigentes de los principales partidos políticos.

Ya el día de ayer, diversos dirigentes políticos habían planteado sus puntos de vista ante la reforma tributaria de Bachelet, siendo la UDI la más crítica. En este sentido, el senador Juan Antonio Coloma aseguró a El Mercurio que la reforma “es una mera alza de impuestos. Es sacarle dinero a los que emprenden para dárselo a los que gastan”.

Por su parte, el líder de la CPC, Andrés Santa Cruz, declaró una vez terminada la ceremonia al Diario Financiero que “estamos disponibles para buscar las mejores formulas para que tengan los recursos necesarios el gobierno para llevar adelante para los cuales fue elegido”, y agregó que estudiarán las implicancias de esta reforma, y espera que no represente un freno al empleo.

Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT, valoró el proyecto presentado por el Ejecutivo, destacando que “la reforma tributaria tiene que ayudar en avanzar a mayor igualdad, no sólo por la mayor carga tributaria a quienes más ganan dinero sino que también por fortalecer el Estado para políticas públicas que vayan en beneficio de todos: educación, salud y otras materias”.

Diversos economistas han planteado que una de las dificultades que deberá enfrentar el gobierno y sus objetivos con respecto a la reforma tributaria, tiene que ver con las proyecciones de crecimiento económico para el país este 2014. La propuesta realizada por el gobierno se hizo en base a un crecimiento de 4,9% del PIB tendencial y del efectivo –lo que se traduciría en una recaudación de US$ 8.200 millones–, no obstante las expectativas de crecimiento de expertos y del Banco Central oscilan entre un 3% y un 3,7% de PIB, lo que podría hacer también recalcular a la baja el PIB de tendencia, según consigna hoy La Tercera.

El gobierno, según el matutino, está consciente de este problema por lo que el mismo ministro de Hacienda, Alberto Arenas, aunque ha negado que la reforma vaya recaudar menos de lo presupuestado, entregó una minuta a los parlamentarios oficialistas la semana pasada en la que enfatiza que la reforma también incluye medidas para favorecer la inversión.

CIPER-CHILE

 

Written by Eduardo Aquevedo

2 abril, 2014 at 5:35

Terremoto en región norte de Chile (1 de Abril, 2014)…

leave a comment »

image.png

Recordar Terremoto 27/02 2010

Un terremoto de 8,3 grados Richter con epicentro en el mar, en el norte del país, disparó una advertencia de tsunami. Miles de personas debieron evacuarse. El alerta se mantenía en la noche.

Los habitantes de la costa chilena, a lo largo de toda su extensión, debieron abandonar anoche sus viviendas en una evacuación masiva como consecuencia de un alerta de tsunami tras el terremoto de 8,3 grados en la escala de Richter que se registró en la región norteña de Iquique, 1800 kilómetros al norte de Santiago. La advertencia partió de la Oficina Nacional de Emergencia de Chile (Onemi) para toda la costa del país.

El sismo se registró a las 20.46 (hora local) con epicentro en el mar, a 85 kilómetros al sudoeste de Cuya, 115 kilómetros al sur de Arica y a una profundidad de 44 kilómetros. También se sintió fuertemente en Ecuador, Perú y en provincias argentinas cordilleranas, como Mendoza.

Había escenas de pánico en toda la costa chilena, desde la austral Punta Arenas a Iquique, mientras la gente huía en autos hacia zonas más elevadas del interior del país.

Inmediatamente, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) dictó alerta de tsunami para toda la costa chilena.

El fuerte sismo causó gran inquietud en la población de las regiones de Arica, Parinacota y Tarapacá, en las que había embotellamientos vehiculares mientras la población intentaba retirarse hacia zonas seguras.

En una primera instancia, se había calculado que el terremoto había sido de 7,8 grados en la escala de Richter, pero después de una hora el Centro Sismológico Nacional (CSN) subió la magnitud a 8,3.

El Sistema Nacional de Alarma de Maremotos (SNAM) señaló que antes de la medianoche de ayer las olas ya arribaron a Pisagua, Iquique y Patache, aunque de menor tamaño, pero no se descartaba que volvieran a golpear estos lugares durante las horas siguientes.

Con este movimiento telúrico se confirmó lo anunciado por expertos, quienes esperaban un “gran terremoto” en el norte de Chile, ya que hacía muchos años que la región tenía una “laguna sísmica” y la placa de Nazca estaba ejerciendo mucha presión contra la Sudamericana.

La Oficina Nacional de Emergencia de Chile (Onemi) solicitó a la población evacuar preventivamente el borde costero, por la posibilidad de un maremoto. El movimiento telúrico se sintió con gran intensidad en las regiones de Arica, Parinacota y Tarapacá. Los expertos prevén que en el peor escenario, si se liberara toda la tensión acumulada en la zona, el terremoto podría tener una magnitud cercana a 8,8, seguido de un tsunami con olas de hasta 14 metros.

Pagina/12

 

Alerta de tsunami se extiende a todo el territorio nacional
Terremoto de 8,3 grados Richter azota el extremo norte y la Onemi ordena evacuación de todo el borde costero ante posibilidad de maremoto

Informaciones preliminares daban cuenta de algunos cortes de rutas y de desprendimientos de tierra en el Morro de Arica, pero no de personas lesionadas a causa del fuerte movimiento telúrico. Las autoridades estaban preocupadas esta noche del comportamiento del mar y de la posibilidad de un maremoto, por lo que se llevaba a cabo un exhaustivo monitoreo y el desplazamiento preventivo de la población a zonas seguras en lugares como la isla Robinson Crusoe. La alerta de maremoto también regía en Perú y Ecuador. [Actualizada]

por EL MOSTRADOR

Un terremoto que alcanzó una magnitud de 8.2 grados en la escala abierta de Richter sacudió a las 20:46 horas de este martes las regiones del extremo norte del país y llevó a la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) a ordenar la evacuación de la población del borde costero no sólo de las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá, donde el fuerte sismo se sintió con más fuerza, sino que también del resto del país, ante la posibilidad que se produzca un maremoto.

Según informó el Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile, (CSN) el epicentro del fuerte movimiento telúrico se ubicó 85 kilómetros al oeste de la localidad de Cuya, frente al litoral de la región de Tarapacá y a 38.9 kilómetros de profundidad.

En tanto, el Servicio Sismológico de los Estados Unidos (USGS) calculó la en 8.0 la magnitud del sismo.

Hasta el cierre de esta nota (a las 23:30 horas) se habían reportado siete fuertes réplicas: La primera de 5.4 grados Richter a las 21:03 horas; luego a las 21:21 horas (5.2), a las 21:33 horas (5.2), a las 21:37 (5.0); a las 21:57 horas (4.5), a las 22:29 (5.0), a las 22:21 (5.3), y a las 23:11 (4.3) la mayoría con epicentro en Alto Hospicio e Iquique.

El llamado de la Onemi en los minutos siguientes al terremoto fue a que las personas se pusieran a resguardo en zonas de seguridad y que accedieran a ellas a pie. Sin embargo, una de las dificultades fue precisamente la congestión que se produjo debido a que no fueron pocos quienes optaron por hacerlo en sus vehículos.

Hasta poco antes de las 22:00 horas se estimaba que en Arica y Parinacota los evacuados llegaban a 85 mil personas.

Esta noche se informo además la decisión de suspender las clases el miércoles en los establecimientos de las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá.

INTESIDAD DE VIII GRADOS EN ARICA
Fue precisamente la ciudad de Arica donde el fuerte sismo se sintió con más fuerza, alcanzando VIII grados en la escala de Mercalli. La Onemi detalló también, en su primer informe de daños, que se había producido un desprendimiento en el Morro de Arica, pero que hasta el momento no había recibido reportes de personas lesionadas a consecuencia del fuerte remezón.

Sin embargo sí se registraron cortes de luz y problemas con las comunicaciones debido a la saturación de las líneas telefónicas. Las autoridades instaron a la gente a que optara por el sistema de mensajes de texto para comunicarse. Las autoridades también informaron de un corte en la ruta A16 entre Iquique y Alto Hospicio y en la ruta que une Arica con Bolivia.

También con una fuerza de VIII grados Mercalli se sintió en las localidades de Codpa y Cuya, mientras que alcanzó una intensidad de VII grados en Alto Hospicio e Iquique, en la Región de Tarapacá.

Asimismo, la Onemi detalló que en la Segunda Región alcanzó VI grados en Tocopilla, Calama y San Pedro de Atacama; V grados en Mejillones, María Elena y Ollagüe; IV grados en Sierra Gorda y III grados en Antofagasta.

CAMBIO EN LA MAREA
Hasta las dependencias de la Onemi en Santiago llegaron los ministros del Interior y Defensa, Rodrigo Peñailillo y Jorge Burgos; y el subsecretario del interior Mahmud Aleuy.

La preocupación de las autoridades era que pasadas las 23:00 horas una ola de mayor tamaño llegara hasta el archipiélago Juan Fernández, frente a la Quinta Región, donde a diferencia de lo ocurrido el 27 de febrero de 2010, la población ya tomó esta noche todos los resguardos.

Asimismo, se llevaba a cabo un exhaustivo monitoreo ante los cambios de marea en las costas de las regiones del norte del país, y también en la zona central, centro sur y sur del país, donde también rige esta noche la alerta de tsunami.

ALERTA INTERNACIONAL
La alerta de tsunami no sólo regía en Chile, sino que también en Ecuador y Perú. Medios limeños daban cuenta esta noche de corte de energía en ciudades del sur del vecino país a causa del terremoto, como el caso de Tacna, donde alcanzó V grados Mercalli, Moquehua y Arequima (en ambas fue de IV grados).

 

 

Written by Eduardo Aquevedo

2 abril, 2014 at 4:55

La revolución sandinista, 35 años después…

leave a comment »

Por : Carlos F. Chamorro, director de Confidencial en Actualidad y Entrevistas
Publicado: 19.03.2014

PICASSOK12

A 35 años del triunfo de la revolución sandinista en Nicaragua, y a siete desde que Daniel Ortega, uno de los jefes del FSLN que derrotó a la dictadura de Somoza, llegara nuevamente al gobierno, ya no se respira el optimismo de hace poco más de una década. Según el autor de esta columna, Carlos Fernando Chamorro (hijo del director del diario opositor a Somoza, La Prensa, asesinado en 1978), director de nuestro medio Aliado Confidencial, en Nicaragua se ha instalado un proceso de regresión autoritaria encabezado por un nuevo FSLN, privatizado por el presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, mientras que instituciones estatales que antes parecían conquistas irreversibles, hoy sucumben a la cooptación del caudillismo. Esta es una visión del proceso democrático nicaragüense, de lo que fue y lo que es, y de cómo lo que hoy se presenta como una versión del “socialismo del siglo XXI”, carece de proyectos de cambio revolucionario o de reformas sociales.

A la memoria de mis hermanos Javier “El Chele” Guerra, Juan Carlos “La Foquita” Herrera, y Francisco “Félix” Meza, que cayeron antes del triunfo de la insurrección

I – Una mirada al presente

El 19 de julio se cumplirán 35 años del triunfo de la revolución sandinista que derrocó a la dictadura de Somoza en 1979. Después de 10 años de revolución, guerra de agresión y guerra civil, el 25 de febrero de 1990 el FSLN fue derrotado en un proceso electoral. Posteriormente se negoció el desmontaje del modelo revolucionario, implementándose un programa de reformas neoliberales que prevalece hasta hoy.

Sin embargo, desde que el comandante Daniel Ortega regresó al poder en el 2007, ganando unas elecciones con el 38% de la votación en primera vuelta, el FSLN proclama que Nicaragua está viviendo una segunda etapa de revolución llamada “cristiana, socialista y solidaria”

La revolución de 1979 representó un hito histórico. Fue la última revolución armada triunfante del siglo XX que expulsó del poder a una dictadura militar dinástica que durante más de cuatro décadas contó con el apoyo de Estados Unidos.

Con la revolución se abrió una expectativa de liberación, cambio social y democratización. Paradójicamente, con la derrota de la revolución en 1990, también se abrió una segunda oportunidad de democratización en Nicaragua, apuntalada en el pluralismo y en las fuerzas políticas y sociales que surgieron de la revolución, tras el fortalecimiento de instituciones clave para dirimir los conflictos y la competencia política como el Consejo Supremo Electoral, el Ejército Nacional y la Policía Nacional, y las reformas constitucionales de 1995 que establecieron un contrapeso fundamental entre los poderes del estado.

Al cumplirse los primeros 20 años de la revolución, publiqué un texto sobre este mismo tema titulado “Las huellas del 79” (El Nuevo Diario, 19 de julio 1999) en el que destacaba con optimismo el legado político de la revolución, asociándolo a las instituciones antes mencionadas y al peso político del sandinismo, ya no como un partido monolítico, sino como un conjunto de fuerzas dispersas, dentro y fuera del partido FSLN, en las organizaciones sociales, o en la sociedad civil, con el potencial de promover procesos de cambio social y político. Exceptuando la creación de una nueva clase de pequeños propietarios y cooperativas en el campo, el legado económico-social de la revolución había sido barrido por la guerra, la hiperinflación y el ajuste económico de los 90, y en consecuencia, su principal huella era eminentemente política, a pesar del gobierno de turno de Arnoldo Alemán.

Quince años después, no existen bases objetivas para mantener ese optimismo. Por el contrario, en Nicaragua se ha instalado un proceso de regresión autoritaria encabezado por un nuevo FSLN, privatizado por Daniel Ortega y Rosario Murillo, mientras las instituciones estatales como el Consejo Supremo Electoral o el Ejército Nacional que antes parecían conquistas irreversibles, han sucumbido a la cooptación del caudillismo.

El nuevo régimen de Ortega, en proceso de consolidación, se presenta como una versión del “socialismo del siglo XXI”, cobijado bajo los símbolos rojinegros de Sandino y la revolución sandinista. Pero su trayectoria en estos seis años no representa un proyecto de cambio revolucionario o de reformas sociales. Por el contrario, revela la conformación de un régimen corporativista en alianza con el gran capital nacional e internacional, que ejerce un alto grado de control social sobre importantes grupos organizados de la población, sindicatos, cooperativas, y jóvenes.

En lo político, actúa como un régimen autoritario de ordeno y mando, que invoca la democracia directa pero no admite ningún contrapeso o sistema democrático de rendición de cuentas. Un régimen centralizador del poder que se maneja con un estilo extremadamente personalista. Esta es quizás su principal debilidad a corto plazo.

En lo económico, es un modelo pro negocios privados en una economía de mercado tutelada por el Fondo Monetario Internacional. Su particularidad ha sido la privatización de la cooperación venezolana, que representa más de 3,300 millones de dólares entre 2007 y 2013, manejados de forma discrecional fuera del presupuesto. Esto le ha permitido a Ortega, sin tener que recurrir a una verdadera reforma fiscal que afecte la alianza con los empresarios, disponer de fondos para financiar programas gubernamentales, pero también para desviarlos hacia actividades partidarias y la creación de un emporio económico privado de negocios familiares al margen de toda supervisión estatal.

En lo social, el régimen impulsa una política asistencialista de transferencias directas y expansión de la cobertura de algunos servicios públicos, a través de mecanismos de participación que promueven el clientelismo político, anulando cualquier iniciativa de gestión de derechos y promoción de ciudadanía.

En el ámbito internacional, el régimen mantiene una retórica antimperialista, mientras colabora con la política de EEUU en los temas de seguridad, drogas y comercio. Y al mismo tiempo, mantiene un alineamiento con las políticas del ALBA y un acercamiento con Rusia, y ahora con China al otorgar a un empresario chino una concesión obscenamente lesiva a la soberanía nacional para promover el megaproyecto del canal interoceánico.

En lo ideológico, el régimen invoca una retórica revolucionaria, pero practica el culto a la personalidad en torno a Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, cobijados por un mesianismo religioso ultra conservador.

A estas tendencias estructurales, se agregan la recién aprobada reforma constitucional y la reforma al Código Militar, que despejan el camino para el continuismo y la reelección presidencial indefinida, con el sometimiento de las instituciones armadas a la voluntad política del caudillo. De esta manera el régimen empieza a asemejarse al de Somoza que fue derrocado por la revolución de 1979, por lo que a Daniel Ortega le calzaría muy bien aquella frase de Marx en “El 18 Brumario de Luis Bonaparte” cuando dijo que “algunos personajes de la historia aparecen dos veces, primero como tragedia y después como farsa”.

Analizar este proceso que Mónica Baltodano ha llamado “las mutaciones del FSLN” (revista Envío, UCA febrero 2014) y la consolidación del liderazgo familiar de Daniel Ortega ocurrido en las últimas dos décadas, tiene una importancia fundamental para entender la evolución de Nicaragua y su futuro. Estas son algunas de las preguntas que estamos obligados a responder, y ojalá formen parte del debate de las nuevas generaciones

a) ¿Cómo se produjo esta involución del FSLN que pasó de ser un partido revolucionario a una maquinaria electoral, al estilo del PRI de México, pero con un liderazgo continuista y ahora familiar?

b) ¿Cómo ocurrió la “toma del Estado” por el FSLN, empezando por el pacto bipartidista con Arnoldo Alemán en 1999, para llegar ahora al control del poder total, del sistema electoral, la justicia, del ejército y la policía, y de todas las instancias autónomas del estado?

c) ¿Cuál es la ideología de este proyecto, si es que tiene alguna, y qué relación tiene con la cultura política tradicional nicaragüense y con el legado de la revolución sandinista y su memoria histórica?

d) ¿Cuál es el sustento económico de este proyecto de alianza con el gran capital, en el que el FSLN mantiene el control de la base social, con la migración como válvula de escape? ¿Qué niveles de pobreza y desigualdad social resultan compatibles en este modelo?

e) ¿Es éste un proyecto sostenible a mediano plazo? ¿Puede tolerar el surgimiento de una oposición política y social que le haga contrapeso y plantee un desafío de poder democrático, o inevitablemente derivará en un nuevo ciclo de violencia en Nicaragua?

II- Una mirada al pasado

Permítanme ahora compartir algunas reflexiones sobre la revolución de 1979 y la década revolucionaria, desde la perspectiva de un protagonista que asume la revolución con todos sus aciertos y sus errores, para intentar encontrar algunas claves explicativas desde el pasado.

Así como hoy se suele incurrir en simplificaciones sobre lo que representa el régimen de Daniel Ortega, y se cuestiona el hecho de que siendo éste un régimen autoritario cuente con apoyo social y después de seis años en el poder se haya convertido en una mayoría política, padecemos de una cultura reduccionista sobre lo que fue la dictadura de Somoza y la revolución. Es imperativo, por lo tanto, evitar a toda costa las simplificaciones.

A lo largo de 45 años, la dictadura se mantuvo en el poder combinando cooptación social y represión, con la lealtad de una guardia pretoriana y el respaldo de EEUU, pero también generó apoyo en importantes sectores emergentes. El genocidio ocurrió durante la crisis de la dictadura en 1978 y 1979, pero antes hubo períodos de alto crecimiento económico durante dos décadas. Crecimiento sin desarrollo social; crecimiento sin democracia y con fraudes electorales; crecimiento económico en alianza con los grandes capitales, frente a los cuales Somoza practicaba una máxima que Ortega esta empenado en replicar: “Hagan plata, que de la política me encargo yo”. Antes y ahora, en Nicaragua el hombre fuerte mantiene el monopolio de la política.

La crisis de la dictadura fue el resultado de una acumulación de contradicciones y una combinación de factores: a) El cierre de los espacios políticos electorales y la imposición del continuismo de Somoza; b) El degaste de legitimidad del régimen causado por la represión y las violaciones a los derechos humanos y la corrupción; c) Las luchas sociales y sindicales desatadas tras las tensiones económicas y sociales post terremoto de 1972; d) La “competencia desleal” entre Somoza y otros grupos económicos; e) La pérdida del apoyo de EEUU a raíz de la política de derechos humanos de Carter; f) La persistencia de la lucha y el desafío político-militar planteado por el FSLN en la ciudad y el campo y su estrategia de alianzas nacionales e internacionales; g) La presión del movimiento de masas insurreccional, desatado a raíz del asesinato de mi padre, Pedro Joaquín Chamorro en enero de 1978; h) Por último, la enconada resistencia de Somoza a abandonar el poder, impidiendo una sucesión reformista del régimen, durante la crisis de 1979.

El derrocamiento de la dictadura representa el momento de mayor consenso nacional que alguna vez se haya alcanzado en la historia de Nicaragua. El objetivo común era erradicar el régimen dictatorial y abrirle paso a una nueva era de democratización y justicia social. El resultado inmediato de esos cambios quedó registrado en grandes movilizaciones como la Cruzada de Alfabetización. Pero ese consenso y la alianza nacional se perdió rápidamente después de la caída de Somoza, no solamente por las contradicciones intrínsecas que conlleva todo proceso de cambio revolucionario, sino además porque el concepto de poder del liderazgo revolucionario era intrínsecamente divisivo.

Aunque el FSLN se distanció de la ortodoxia de la izquierda mundial y planteó una plataforma innovadora basada en el pluralismo político, la economía mixta y el no alineamiento, en la práctica recurría a un esquema de poder total para poner en práctica ese programa. Un esquema hegemónico en el cual la fusión estado-partido-ejército-organizaciones de masas-aparatos ideológicos, respondía a un mando único. Un concepto vanguardista del poder, bajo la premisa voluntarista de que el sobreesfuerzo de la conciencia política y el alineamiento con el bloque socialista, compensarían las limitaciones materiales objetivas en un país pequeño en transición al socialismo, para emprender las reformas nacionales –educativa, agraria, electoral– que la burguesía no podía desarrollar.

La revolución promovió la democracia participativa y el pluripartidismo, pero subestimó el principio democrático de rendición de cuentas del poder y el papel de las instituciones democráticas autónomas que funcionan como contrapeso del poder. Por una parte, apelaba a la legitimidad del poder revolucionario afirmando que la revolución era fuente de derecho, y por la otra, el esquema ideológico revolucionario despreciaba al Estado de Derecho estigmatizado como un concepto de falsa democracia burguesa. Una creencia que fue reforzada por la experiencia histórica del derrocamiento del gobierno democrático y socialista de Salvador Allende en Chile en 1973.

El modelo de transformación económica, con un fuerte peso de la hegemonía del Estado, generó contradicciones no solo con la clase empresarial, sino también con el campesinado y las etnias de la costa atlántica. De esa resistencia y la intervención de las operaciones encubiertas financiadas por Estados Unidos, surgió el germen de lo que sería una desastrosa combinación de guerra de agresión externa y guerra civil.

Es inútil intentar reescribir el curso de la historia. Pero cuando se analiza el proceso nicaragüense, resulta terriblemente doloroso observar el peso de la ideología de la inevitabilidad de la guerra, al calor de la guerra fría. Del lado sandinista, prevalecía el convencimiento de que la revolución generaría su propia contrarrevolución y la agresión externa, y se proyectaba en la revolución salvadoreña una esperanza para contener y derrotar la agresión de Estados Unidos. Del otro lado, el fundamentalismo ideológico de la Administración Reagan hizo de la guerra en Nicaragua un factor estratégico de su política exterior hacia el tercer mundo. Defender la revolución era, en consecuencia, un parto violento y necesario: una misión de dimensiones históricas. Pero el desenlace de la guerra sería la muerte de decenas de miles de personas, la hiperinflación y el descalabro de la economía nacional.

Nada resume mejor este dilema que una hermosa canción que hizo Salvador Cardenal del Dúo Guardabarranco en 1983. “Guerrero del Amor” se convirtió en un himno generacional para los jóvenes que fueron a la guerra en los 80 y dice en una de sus partes: “Te cambio una canción por el coraje de tus jóvenes manos combatientes fundidas al metal con que nos salvas….Autor anónimo de la alborada, venado silencioso en la montaña, guerrero del amor. Hijo de este tiempo, remolino, pobre niño parido pues en plena selva, para llegar al fin a la victoria. Te cambio estos 20 años duplicados a causa de esta guerra necesaria, por la carnosa flor de la esperanza”. Cada vez que escucho esa canción en esta Nicaragua del siglo XXI, me cuestiono en medio del dolor por el sacrificio de esa generación por una utopía que hace mucho tiempo dejo de ser, en un país donde hoy tampoco existe una esperanza.

Aunque el FSLN nunca se propuso construir la democracia representativa, sino más bien promover la justicia social, al aceptar la derrota en las urnas en 1990 sentó las bases de la democracia electoral. Veinticuatro años después, incluso esa conquista básica e insuficiente para la democracia se está perdiendo. Emulando a Somoza, Daniel Ortega regresó al poder enarbolando un proyecto que desprecia la transparencia electoral, aboga por el continuismo, y ha instaurado el clientelismo político en el ejército y la policía. Una vez más, la rueda de la historia de Nicaragua está regresando al mismo punto de partida.

Ante este callejón sin salida, urge un reformismo radical o un radicalismo necesariamente democrático. La construcción democrática no solo requiere fijar reglas del juego, afianzar instituciones, y promover una cultura democrática, sino además emprender las reformas económicas y sociales que no se hicieron en las últimas tres décadas, empezando por la reforma fiscal. Pero nada de esto será posible sin la presión política y el contrapeso de fuerzas sociales que conduzca primero a la reforma electoral. Una democracia inclusiva con instituciones democráticas y reformas económicas y sociales, representa una utopía menos heroica que la que abrazamos hace 35 años, pero está más cerca de los cambios duraderos, irreversibles, que también soñaron los que cayeron por la revolución.

 

*Texto basado en una presentación para la conferencia “Archiving the Central American Revolutions”, organizado por el Centro de Estudios Latinoamericanos (LILLAS) de la Universidad de Texas en Austin , el 19 de Febrero 2014.

CIPER-CHILE

Written by Eduardo Aquevedo

2 abril, 2014 at 4:30

Publicado en E. AQUEVEDO