CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

P. Krugman: Keynes tenía razón…

with 5 comments

PAUL KRUGMAN 03/01/2012

"La expansión, no la recesión, es el momento idóneo para la austeridad fiscal". Eso declaraba John Maynard Keynes en 1937, cuando Franklin Delano Roosevelt estaba a punto de darle la razón, al intentar equilibrar el presupuesto demasiado pronto y sumir la economía estadounidense -que había ido recuperándose a ritmo constante hasta ese momento- en una profunda recesión. Recortar el gasto público cuando la economía está deprimida deprime la economía todavía más; la austeridad debe esperar hasta que se haya puesto en marcha una fuerte recuperación.

Recortar el gasto público cuando la economía está deprimida deprime la economía todavía más

Por desgracia, a finales de 2010 y principios del 2011, los políticos y legisladores en gran parte del mundo occidental creían que eran más listos, que debíamos centrarnos en los déficits, no en los puestos de trabajo, a pesar de que nuestras economías apenas habían empezado a recuperarse de la recesión que siguió a la crisis financiera. Y por actuar de acuerdo con esa creencia antikeynesiana, acabaron dándole la razón a Keynes una vez más.

Lógicamente, al reivindicar la economía keynesiana chocó con la opinión general. En Washington, en concreto, la mayoría considera que el fracaso del paquete de estímulos de Obama para impulsar el empleo ha demostrado que el gasto público no puede crear puestos de trabajo. Pero aquellos de nosotros que hicimos cálculos, nos percatamos, ya desde el primer momento, de que la Ley de Recuperación y Reinversión de 2009 (más de un tercio de la cual, por cierto, adquirió la relativamente ineficaz forma de recortes de impuestos) se quedaba demasiado corta teniendo en cuenta la gravedad de la recesión. Y también predijimos la violenta reacción política a la que dio lugar.

De modo que la verdadera prueba para la economía keynesiana no ha provenido de los tibios esfuerzos del Gobierno federal estadounidense para estimular la economía, que se vieron en buen parte contrarrestados por los recortes a escala estatal y local. En lugar de eso, ha venido de naciones europeas como Grecia e Irlanda que se han visto obligadas a imponer una austeridad fiscal atroz como condición para recibir préstamos de emergencia, y han sufrido recesiones económicas equiparables a la Depresión, con un descenso del PIB real en ambos países de más del 10%.

Según la ideología que domina gran parte de nuestra retórica política, esto no debía pasar. En marzo de 2011, el personal republicano del Comité Económico Conjunto del Congreso publicó un informe titulado Gasta menos, debe menos, desarrolla la economía. Se burlaban de las preocupaciones de que un recorte del gasto en tiempos de una recesión empeoraría la recesión, y sostenían que los recortes del gasto mejorarían la confianza del consumidor y de las empresas, y que ello podría perfectamente inducir un crecimiento más rápido, en vez de ralentizarlo.

Deberían haber sido más listos, incluso en aquel entonces: los supuestos ejemplos históricos de "austeridad expansionista" que empleaban para justificar su razonamiento ya habían sido rigurosamente desacreditados. Y también estaba el vergonzoso hecho de que mucha gente de la derecha ya había declarado prematuramente, a mediados de 2010, que la de Irlanda era una historia de éxito que demostraba las virtudes de los recortes del gasto, solo para ver cómo se agravaba la recesión irlandesa y se evaporaba cualquier confianza que los inversores pudieran haber sentido.

Por cierto que, aunque parezca mentira, este año ha vuelto a suceder lo mismo. Muchos proclamaron que Irlanda había superado el bache, y demostrado que la austeridad funciona (y luego llegaron las cifras, y eran tan deprimentes como antes).

Pero la insistencia en recortar inmediatamente el gasto siguió dominando el panorama político, con efectos malignos para la economía estadounidense. Es verdad que no hubo ninguna medida de austeridad nueva digna de mención a escala federal, pero sí hubo mucha austeridad "pasiva" a medida que el estímulo de Obama fue perdiendo fuerza y los Gobiernos estatales y locales con problemas de liquidez siguieron con los recortes.

Claro que, se podría argumentar que Grecia e Irlanda no tenían elección en cuanto a imponer la austeridad, o, en cualquier caso, ninguna opción aparte de suspender los pagos de su deuda y abandonar el euro. Pero otra lección que nos ha enseñado 2011 es que Estados Unidos tenía y sigue teniendo elección; puede que Washington esté obsesionado con el déficit, pero los mercados financieros están, en todo caso, indicándonos que deberíamos endeudarnos más.

Una vez más, se suponía que esto no debía pasar. Iniciamos 2011 con advertencias funestas sobre una crisis de la deuda al estilo griego que se produciría en cuanto la Reserva Federal dejara de comprar bonos, o las agencias de calificación pusieran fin a nuestra categoría de Triple A, o el superfabuloso comité no consiguiera alcanzar un acuerdo, o algo. Pero la Reserva Federal finalizó su programa de adquisición de bonos en junio; Standard & Poor’s rebajó a Estados Unidos en agosto; el supercomité alcanzó un punto muerto en noviembre; y los costes de los préstamos de Estados Unidos no han parado de disminuir. De hecho, a estas alturas, los bonos estadounidenses protegidos de la inflación pagan un interés negativo. Los inversores están dispuestos a pagar a Estados Unidos para que les guarde su dinero.

La conclusión es que 2011 ha sido un año en el que nuestra élite política se obsesionó con los déficits a corto plazo que de hecho no son un problema y, de paso, empeoró el verdadero problema: una economía deprimida y un desempleo masivo.

La buena noticia, por decirlo así, es que el presidente Barack Obama por fin ha vuelto a luchar contra la austeridad prematura, y parece estar ganando la batalla política. Y es posible que uno de estos años acabemos siguiendo el consejo de Keynes, que sigue siendo tan válido hoy como lo era hace 75 años.

Paul Krugman es profesor de Economía en Princeton y premio Nobel 2008. © 2011 New York Times Service Traducción de News Clips.

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. ES EVIDENTE QUE KEYNES TIENE HOY DE NUEVO RAZON! NECESITAMOS ESTADOS INTEGRADORES Y PROTECCCIONISTAS! EL ESTADO TIENE QUE VOLVER A SER EL AGENTE CENTRAL DEL DESARROLLO ECONOMICO! TESIS MUCHAS VECES CONVERSADAS CON MI AMIGO ALAIN TOURAINE

  2. Krugman nóbel de economía, acertado crítico de las politicas económicas de Estados Unidos tanto de Bush como la de Obama, la receta esta allí, el conocimiento de Keynes es vigente pero que más pudo la influencia del Milton Friedman, intereses de grupo, de los más ricos, puro ego, quién sabe???,Paul dice lo que se ha conseguido el 2011 es una economía recontra deprimida y lo mas grave una economía altamente,masivamente desempleada.”La expansión, no la recesión, es el momento idóneo para la austeridad fiscal”.Se espera que Obama haga las correciones urgentes y necesarias.Un saludo desde Huamachuco-Perú.

  3. Krugman Nobel de economía 2008, acertado crítico de las politicas económicas de Bush y actualmente de Obama. La receta esta allí, es vigente el pensamiento de Keynes pero mas puede el ego Friedmista, los intereses de los ricos, allí los resultados desastrosos de la economía americana altamente recesiva y desempleada.Esperemos que Obama haga caso a Keynes si quiere conseguir sustanciales mejoras de los americanos.Krugman dice que Keynes tiene razón:La expansión, no la recesión, es el momento idóneo para la austeridad fiscal”.Un saludo desde de Huamachuco-Perú

    lorenzoarmassanchez@hotmail.com

    4 enero, 2012 at 20:04

  4. KRUGMAM TAMBIEN TIENE RAZON EN LA CRISIS QUE SACUDE A EUROPA! GOLMAN SACHS ES EL CEREBRO SIN ESCRUPULOS QUE GENERO LA CRISIS DEL 2008! CON UN GUSTO PARANOICO DEL SECRETO VIVE INVISIBLE EN LAS GRANDES TORRES DE LONDRES! NADIE PUEDE ENTRAR, SALVO MARC ROCHE QUIEN ESCRIBIO “LA BANQUE” “COMMENT GOLMAN SACHS DIRIGE LE MONDE” PREMIO DEL LIBRO DE ECONOMIA 2010! INCLUSO CUENTA COMO UNA ASESORA DE GOLDMAN INVENTO LAS CIFRAS DE GRECIA PARA COMPRAR ” LA DEUDA SOBERANA DEL ESTADO” UNA VEZ QUE GRECIA ENTRARA EN LA UNION EUROPEA! AHORA LA “CIUDAD IDEAL” DE SACHS DEJO A GRECIA SOLA Y SIN APOYO! LO PEOR ES QUE ESTE PERSONAJE “TIENE A TODO EL MUNDO POR LA MANTA” NI SIQUIERA OBAMA LOGRO METERLO PRESO! ESTO TIENE A TODA LA JUVENTUD FRANCESA INDIGNADA Y NO SOLO INDIGNADA PERO GON GANAS DE PASAR AL ACTO FUERA DE LA ESFERA DE LA POLITICA! EL SOCIOLOGO NO PUEDE MAS ESTUDIAR LAS RELACIONES SOCIALES POR QUE LA MISERIA, LA MARGINALIDAD Y LA EXCLUSION ROMPIERON LOS LAZOS SOCIALES ! LOS INSULTOS CONTRA LA CLASE POLITICA SON AUN MAS FUERTES QUE EN CHILE:
    “MINABLE” “SALE MEC” ” INDECENT” ” GOINFRE A MERDE”…..Y NO PONGO MAS PARA NO SER GROSERO!

  5. El grave problema intelectual es que no hay una teoría económica que aglutine voluntades, son los interesas financieros los que lideran las palomentas del estado. Kaynes acertó, ahora hay que renovar sus tesis, y no estaría mal que los economistas se aventuraran a aportar ideas de crecimiento más que explicar una crisis que estás crucificando a gran parte de la población. EN esta crisis ganan las editoriales, pero ¿dónde están las ideas novedosas? Contesten, economistas, a vosotros apelo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: