CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Ricardo A. Fuentes Carrasco, delincuente chileno…

with 11 comments

delincuencia-inf.1Hemos sido informados, de fuente segura, que detrás del nombre falso de Patricio Sáez Salinas, o Victoria Gallardo, se oculta en realidad un individuo llamado Ricardo Alberto Fuentes Carrasco, Rut 7503496-2, egresado de la Universidad de Concepción, Chile, de oficio Mediador Familiar, que trabaja en Lebu y Cañete, VIII Región de Chile, dependiente del Ministerio de Justicia.

Este señor ha sido denunciado por varias personas como vulgar delincuente en Internet, como responsable o cabecilla de una red destinada a la difamación anónima en Internet (Facebook, Twitter y diversos sitios en internet), por robar direcciones electrónicas en Facebook para su campaña de calumnias, por hackear numerosas cuentas electrónicas de amigos y conocidos para apropiarse y difundir información privada, y por involucrar a familiares y menores de edad en sus enfermizas campañas difamatorias…; para difamar, este personaje se encubre cobardemente tras numerosos nombres y direcciones falsas (sin detallar otros actos delictuales graves en los cuales ya ha estado involucrado, como, entre otros, actos de agresión y violencia contra mujeres, según lo indican numerosos testimonios muy directos)…

Ver al respecto:  Difamación anónima por Internet: el "nazismo electrónico" en acción…

Internet es una selva absolutamente salvaje y anárquica, que interconecta ya aproximadamente a 2000 millones de seres humanos, donde se encuentra lo mejor y lo peor, donde hay información y trampas, engaños, falsedades y millones de mentiras y embaucadores, así como conocimientos, informaciones y personajes del más alto interés…

Sin embargo, Internet se ha transformado también en un medio privilegiado para “ajustar cuentas”, para mentir y difamar, para dañar impunemente, para calumniar anónimamente, muchas veces sin razones aparentes, a personajes conocidos o anónimos, de manera de satisfacer instintos irracionales de tipo de destructivo, que vienen de la envidia, el rencor, la impotencia del anonimato, que algunos intentan convertir en “fuerza” en virtud de la cual pretenden “liquidar” la imagen o la honra de personas. E. Fromm ya nos hablaba de este “instinto destructivo y perverso” que se aloja en el inconsciente profundo del ser humano…

Un símil de estas hienas de internet que se escudan cobardemente en el anonimato son aquellos tiradores que brutalmente irrumpen desde su penoso anonimato asesinando indiscriminadamente a inocentes en las calles de Helsinski, o de algún campus universitario norteamericano, confesando muchas veces su odio, impotencia o frustración brutales momentos antes de autodestinarse un tiro suicida frente a la inminencia del castigo social… En internet, sin embargo, este último acto de aparente dignidad es innecesario, puesto que pueden escapar al castigo de la sociedad permaneciendo o sumergiéndose en el anonimato que proporcionan las redes invisibles, las direcciones electrónicas falsas, las identidades camufladas.

¿Cuantos miles de personas conocidas o desconocidas han sido ya víctimas de individuos, grupos o redes orientadas no sólo a tráficos criminales de pedofilia o de narcotráfico u otras similares, sino vulgarmente a denostar, calumniar y difamar con la intención explicita de destruir personas, familias o comunidades? La lista ya es larguísima en Chile, Argentina, México, Brasil, Sudamérica y Norteamérica en general, Europa, Asia… según se constata en múltiples denuncias como ésta que aparecen diariamente en internet y en las numerosas redes sociales como Facebook… Nada de esto es pues sorprendente, pero no por ello debe quedar en el silencio o en el mismo anonimato tras el cual se escudan personajes enfermos y oprobiosos como, por ejemplo, Ricardo Fuentes, uno de los tantos delincuentes ocultos en las redes de Internet, que opera además, también en la sombra, con la complicidad y apoyo de individuos como Claudio González Parra, también de la UDEC… Por eso es que hoy lo denunciamos y ponemos en evidencia, para que nadie que pudiera conocerlo se engañe sobre su verdadera catadura. La paciencia tiene límites: hace ya más de tres años que inicio su campaña de mentiras y calumnias. Hoy lo denunciamos y deberá dar cuentas ante la justicia.

E. Aquevedo

Difamación anónima por internet: el “nazismo electrónico” en acción…

Internet no sólo es un gigantesco medio al servicio de la libertad personal y colectiva, que el poder teme crecientemente como lo señala M. Castells y como se verifica en diferentes países donde reina el autoritarismo y el “miedo a la libertad” (Fromm), sino que también aparece como una selva salvaje desde donde puede surgir el montaje, la difamación anónima, la mentira para “ajustar cuentas” pequeñas o grandes mediante el fraude y la calumnia oculta por el anonimato de sus autores. El ya común hackeo de cuentas, el robo de información privada o institucional, la destrucción de sitios web, el uso de la vida privada o íntima para enlodar o desprestigiar personas, etc., son instrumentos y actos delincuenciales que se registran cada minuto en un universo mundial de cerca de 1500 millones de personas que forman e interactúan en esta gigantesca red.

Por lo mismo la denuncia de estos abusos y actos asimilable en muchísimos casos a los métodos nazis o estalinistas (una especie de “nazismo electrónico”), en que para “ablandar” o destruir al “enemigo” o adversario se busca destruir o atacar su honra, es una medida urgente e indispensable. Seria deseable que los propios sitios Web existentes también actuaran en ese sentido y no admitieran e incluso combatieran o prohibieran esos métodos entre sus usuarios, especialmente el ataque o la difamación anónimos, y no se limiten a “dar tribuna” a delincuentes que se ocultan en el anonimato más completo (muchos no solo difaman, o cometen actos de pedofilia, o hackean cuentas privadas para apropiarse de información privada, sino que además  hombres se hacen pasar por mujeres, o viceversa, para lograr sus fines. En este Blog en todo caso no lo permitiremos y además lo denunciaremos. Quien haga comentarios aquí previamente se identifica, y no se admiten ataques personales por ningún motivo. En cambio la delincuencia verificada y evidente se denunciará. Invitamos a otros Blog o sitios web a proceder de manera similar, estableciendo regulaciones básicas, para que un mínimo de sentido civilizado sea impuesto por los propios usuarios de la red.  E.A.

11 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Qué tal Eduardo. Encuentro muy bueno el tema de este post. Este tipo de fenómenos es cada vez más pernicioso y deja al descubierto la falta de instituciones de investigación social en telecomunicaciones, entiendaseme bien por favor, no me refiero a espiar a la gente, porque creo en el software libre, pero sí creo que la gente debe meterse aún más en internet, de tal forma que desarrollemos marcos legales, prácticas y ciber-prácticas que nos permitan hacerles frente a estos difamadores. Saludos.

    Renard

    15 diciembre, 2009 at 13:05

  2. Hola Renard,
    gracias y muy de acuerdo con lo que dices. Pero estaras de acuerdo que promover y establecer prácticas decentes en Internet es una tarea titánica… sin embargo no estaría mal que quienes tengamos más conciencia del peligro establezcamos vínculos más estrechos y promovamos especies de “decálogos” básicos sobre normas que regulen lo que publicamos en nuestros respectivos sitios… Saludos

    Eduardo Aquevedo

    15 diciembre, 2009 at 13:50

  3. Muy de acuerdo con los decálogos… veré qué puedo hacer por mi parte. Saludos.

    Renard

    15 diciembre, 2009 at 15:37

  4. De verdad es para preocuparse,un dia quise usar mi clave, y salio un mensaje que decia: esta clave ya se esta utilizándo.- pliz.-¿ pueden hacer algo?

    ALFONSO

    15 diciembre, 2009 at 20:40

  5. Alfonso, lo más recomendable en esos casos, es denunciar ante los administradores del sitio tu situación y luego hacer otra cuenta con una clave más compleja. Saludos.

    Renard

    16 diciembre, 2009 at 14:47

  6. Uf, son delitos lamentables porque producen mucho daño e igualmente ingenuos pues es muy fácil detectarlos.

    Francisco

    10 agosto, 2010 at 12:02

  7. Producen daño, es fácil darse cuenta de sus fechorías, pero no siempre es fácil detectarlos porque normalmente se ocultan en el anonimato detrás de falsas y numerosas identidades, como lo permite internet…

    Eduardo Aquevedo

    10 agosto, 2010 at 13:22

  8. de donde sacaron esta informacion ?? no veo a mi papa hace mas de un año y esto que acabo de leer es como un balde de agua fria soy la hija del hombre que acusan en esta pagina espero respuestas

    cecilia fuentes

    8 noviembre, 2013 at 21:17

  9. ESTIMADA CECILIA, LO LAMENTO MUCHISIMO, PERO ME CONSTA QUE TU PADRE COMETIO ERRORES GRAVES COMO EL QUE SE INDICA EN ESA NOTA. EA

    Eduardo Aquevedo

    8 abril, 2014 at 2:14

  10. hola como me puedo comunicar con tigo desde ya mil gracias

    cecilia fuentes

    9 abril, 2014 at 10:11

  11. HOLA, PUEDES COMUNICARTE A TRAVES DE MI EMAIL: jeaqueve@gmail.com saludos…

    Eduardo Aquevedo

    15 abril, 2014 at 21:25


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: