CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Las razones de la caída de Max Marambio en La Habana: ¿verdades o montaje?

with one comment

Revelaciones inéditas de dossier secreto del Partido Comunista de Cuba

Un informe confidencial del único partido político legal de la Isla, detalla que la empresa de alimentos Río Zaza, de propiedad de Marambio y el Estado cubano, habría aplicado sobreprecios a los productos que vende en el país caribeño y responsabiliza de ello al empresario chileno. Mencionando la investigación judicial en curso, el documento, al cual tuvo acceso El Mostrador, agrega que la compañía de alimentos del ex oficial de Tropas Especiales habría cometido fraude. Se trata de la primera información oficial del caso, emanada de la orgánica partidaria que lideran Fidel y Raúl Castro. A lo anterior se suman las cuentas pendientes por la campaña presidencial de Marco Enríquez.

por Jorge Molina y Miguel Paz

El documento del Partido Comunista de Cuba, que se maneja en un círculo muy cerrado al interior de la dirección del PC chileno, también señala que en la Isla junto con la investigación que afecta a Marambio, existen otras 800 investigaciones de la misma índole. Todo lo cual sería una manera de “purificar” el sistema financiero con vistas a un intento de llevar adelante reformas económicas que mejoren la situación del país.

Tanto el gobierno, como otros empresarios que hacen negocios con Cuba, han mantenido una actitud prudente sobre el tema a la espera de los acontecimientos. Los más urgentes, por cierto, son conocer las causas de la muerte del ingeniero Baudrand y eventualmente, cuando sus restos lleguen a Chile realizarle una contra-autopsia para verificar los resultados.

Un documento secreto del Partido Comunista de Cuba (PCC) con graves acusaciones y detalles inéditos de la versión oficial de la situación de Max Marambio en la Isla, llegó hace unos días a manos de los máximos dirigentes del Partido Comunista chileno.

El dossier, al cual tuvo acceso El Mostrador, se da a conocer a un día de que se informara de la muerte en extrañas circunstancias de Roberto Baudrand, gerente general de Alimentos Río Zaza, la industria envasadora de productos lácteos, jugos y alimentos de propiedad mixta entre Marambio y el Estado cubano que proveía al gobierno de ese país. Según el empresario chileno, en el verano debió cerrar la firma por el  “corralito” financiero que Raúl Castro habría impuesto deteniendo los pagos a compañías extranjeras. A raíz de esta situación, Marambio tiene cerca de US$ 23 millones congelados en Cuba y desde noviembre del año pasado que no visita la Isla.

Acusaciones, fraudes y sobreprecios

Un motivo de peso para no volver a poner pie en La Habana, radica en las aristas de la investigación judicial mencionada en el “dossier Marambio” del Partido Comunista cubano, que amenaza con convertirse en una suerte de Mop-Gate cubano.

Según el informe reservado del único partido político legal de Cuba, los negocios del empresario chileno en la Isla estarían vinculados a supuestos delitos como la venta de productos con sobreprecios y fraude. Dos ilícitos centrales para la fiscalía que habrían motivado la detención de colaboradores de Marambio y los largos y duros interrogatorios a los que fue sometido el gerente de Río Zaza, Roberto Baudrand, hallado muerto en su departamento de La Habana el pasado martes 13.

Fidel y Raul Castro

Fidel y Raúl: En La Habana se habla de una feroz disputa entre sus seguidores.

Cabe recordar que el 8 de marzo, el diario oficial  “Granma” informó de la destitución del presidente del Instituto de Aeronáutica Civil, Rogelio Acevedo González, un destacado general de la Revolución que, de acuerdo a versiones extraoficiales, habría estado relacionado con una operación de malversación de fondos. Más tarde, se supo de la detención de la esposa de Acevedo, Ofelia Liptak, directora comercial de Río Zaza, y de Lucy Leal, contadora de las empresas de Marambio en Cuba. En ambos casos se habla de supuesta malversación de fondos y desvío de recursos al extranjero. Una tesis que dos fuentes cubanas allegadas a la diplomacia de ese país ratificaron por separado, apuntando a supuestos intentos de expatriación de recursos de mandos medios detectados por el círculo de hierro de Raúl.

Fuentes del PC chileno confidenciaron a El Mostrador que uno de los motivos por los que el Ministerio Público cubano decidió iniciar una indagatoria radica en que se detectaron situaciones irregulares en el comportamiento de las empresas de Marambio. Una de ellas fue el pago de sobresueldos a los empleados -práctica común en las empresas mixtas para fomentar la productividad-; la otra: la existencia de tráfico de influencias, gracias al nivel de “llegada” de Marambio en algunos sectores del gobierno.

Fuentes del PC chileno confidenciaron a El Mostrador que uno de los motivos por los que el Ministerio Público cubano decidió iniciar una indagatoria radica en que se detectaron situaciones irregulares en el comportamiento de las empresas de Marambio.

Estas serían las principales razones de la caída en desgracia de Max Marambio ante las autoridades cubanas. Aunque también existen otras.

El costo de la victoria de Piñera

Todas los supuestos delitos e irregularidades en los negocios de Marambio son puestos en contexto por un cercano al ex oficial de Tropas Especiales que cree que hay una persecución en su contra por el rol protagónico que jugó en la campaña presidencial de Marco Enríquez-Ominami y el estilo poco ortodoxo del candidato. “Hace un año, sus empresas eran puestas como ejemplo de cómo hay se hacen las cosas bien en Cuba y ahora, de la noche a la mañana, un día después de la elección del 13 de diciembre, las mismas prácticas cotidianas, aceptadas y promovidas por Raúl se convierten en ilegales”.

Según él, detrás de las situaciones mencionadas en el “dossier Marambio”, se esconde el hecho de que los cubanos “le quieren pasar la cuenta” al ex mirista por haberlos convencido de que el único candidato presidencial de izquierda o progresista que tenía chances de derrotar a la Concertación en la elección pasada era Marco Enríquez. Cuando en realidad, según la lectura de La Habana, lo que hizo fue abrirle las puertas de La Moneda al primer gobierno de derecha democráticamente elegido en los últimos 50 años, con el consiguiente cambio en los equilibrios políticos en Latinoamérica, que son estratégicos para la sobrevivencia del régimen comunista de los Castro. De hecho, hasta la llegada de Piñera al gobierno Chile no se había alineado de modo frontal contra Cuba.

En ese proceso, el núcleo de confianza de Raúl Castro no le perdona al jefe político de MEO no haber apoyado de manera decisiva a Eduardo Frei en la segunda vuelta presidencial. Tampoco, que en distintos momentos de la campaña haya operado a tres bandas: 1. Con las autoridades cubanas para que le quitaran su apoyo al candidato comunista Jorge Arrate e influyeran sobre Venezuela para restarle ayuda a la campaña de Alejandro Navarro 2. Con la Presidenta Bachelet para que Enríquez endosara su apoyo a Eduardo Frei en la segunda vuelta electoral y 3. Con Andrés Allamand y Andrés Chadwick, quienes querían que el hijo de Miguel Enríquez no apoyara a Frei  o que si lo hacía, apenas fuese un gesto tibio que no afectara a Sebastián Piñera. Cosa que tampoco ocurrió porque en su discurso final, Enríquez vinculó a Piñera con el pinochetismo y aquellos que mataron a su padre.

Marco Enriquez-Ominami con Max Marambio

Autoridades cubanas culpan a Marambio y Marco Enríquez de la llegada de Piñera a La Moneda

Hasta ahora la única versión sobre el hecho no ha venido de Marambio, sino de Marco Enríquez-Ominami. En una entrevista con La Tercera, dijo que lo que está ocurriendo en Cuba con el ex jefe político de su campaña es un “proceso de acoso y derribo de las empresas de Max” que partió el 14 de diciembre. Un día después de la derrota del candidato que provocó la furia del gobierno de la Isla y la respectiva queja a Marambio, cuando poco tiempo antes dijo en una entrevista en CNN con Tomás Mosciatti: “El día que levanten el embargo, vamos los dos a liberar a Cuba”.

No es víctima

En el PC chileno la versión del acoso político es refutada. “Lo que hay aquí no es un caso de ese carácter, de acuerdo al informe reservado de sus pares cubanos y el análisis político interno, sino económico, por anomalías en la forma en que Marambio manejaba sus empresas en Cuba. El asunto es que la justicia en Cuba cuando investiga, lo hace de manera muy reservada con el fin de obtener las pruebas necesarias y darlas a conocer cuando termine la investigación. Cuando eso pase, será el MOP-GATE de los cubanos”, dice una fuente de esa colectividad, organización que tiene viejas rencillas con Marambio a raíz del período en que él y los comunistas fueron socios en la Universidad Arcis y gestionaron con el gobierno de Hugo Chávez un préstamo blando para la casa de estudios de US$ 8 millones.

La versión coincide con la carta aparecida en El Mercurio del 11 de abril de varios empresarios chilenos que le quitaron el piso a Marambio.

La misiva es clara: “El caso de las empresas del empresario chileno Max Marambio es una situación puntual que se encuentra en proceso de investigación ante los Tribunales de Justicia en Cuba, y será de su competencia el dirimir las transgresiones que hayan podido cometer a las regulaciones vigentes, problemas que ninguna de las otras empresas chilenas en Cuba tienen”.

Entre los firmantes estaba Ángel Domper, dueño de TJP Internacional, quien al ser consultado por el matutino incluso fue más allá con sus declaraciones: “Él no es una víctima. Hay colaboradores de su empresa en prisión y otros sujetos bajo investigación. En Cuba cuando hay investigaciones así, es que los organismos ya tienen una serie de antecedentes acumulados”.

El Mostrador se comunicó con las oficinas de Marambio en Chile para solicitar su versión, pero se informó que no haría declaraciones.

El Mostrador.cl

Carlos Ominami: Max Marambio no es un corrupto

El ex senador señaló que la distancia del régimen cubano con el empresario chileno es "un ajuste de cuentas".

Apuntó a "subsistemas de poder" entre seguidores de Raúl y Fidel Castro.

Cooperativa.cl  

ImagenEl ex senador Carlos Ominami aseguró que la distancia del régimen cubano con el empresario Max Marambio -con quien integró el comando de su hijo Marco Enríquez-Ominami en la pasada campaña presidencial- obedece a un "ajuste de cuentas" tras la salida de Fidel Castro del poder.

"Lo de Max finalmente se inscribe en el mismo proceso que tuvo como últimas víctimas a Carlos Lage, a Felipe Pérez Roque y Gustavo Ramírez y Acevedo, que no es más ni menos (que) de los últimos combatientes vivos que estuvo con el Che en la Sierra Maestra", afirmó Ominami en entrevista que publica este jueves The Clinic.

"Y no tengo la más mínima duda de que esas personas no son personas corruptas, como no tengo la más mínima duda de que Max tampoco es corrupto", añadió.

Según Ominami, "lo que aquí ocurrió es que (hubo) un cierto sistema que se puso en práctica para los efectos de darle una mínima eficiencia a la producción en Cuba (…) y se generaron ciertos incentivos que en ese momento eran perfectamente comprensibles y que hoy aparecen como transgresiones a la legalidad cubana formal"

"Creo que hay razones políticas, que hay un ajuste de cuentas", porque las pugnas entre Raúl y Fidel Castro "han dado lugar a subsistemas de poder" que se enfrentan entre sí, sostuvo.

Marambio -uno de los financistas de la campaña de Enríquez-Ominami- enfrenta una investigación a sus empresas y la detención de varios de sus funcionarios en Cuba, pese a su cercanía con Fidel Castro.

En este escenario se conoció el martes de la muerte del empresario Roberto Baudrand, gerente general de la productora de alimentos Río Zaza -que pertenece en partes iguales a Marambio y el Estado cubano- y que había prestado declaración ante la policía sin ser detenido, según las autoridades chilenas.

Cubanos afirman que habría otro muerto en “caso Marambio”

Sohad Houssein T

Tintes de novela negra está tomando el “caso Marambio” en Cuba. Al fallecimiento de Roberto Baudrand, gerente general de la empresa Río Zaza, ahora se suman rumores de que Ramiro del Río, otro de los colaboradores del chileno, habría muerto en la cárcel. Las investigaciones por fraude también involucrarían al destituido ministro de la Industria Alimenticia, Alejandro Roca Iglesias, cuyo hijo trabaja en Chile: es gerente de una inmobiliaria de los Marambio.

El martes 13 de abril, Baudrand fue encontrado muerto en su departamento en La Habana. Si bien las primeras informaciones relataron que estaba rodeado de medicamentos y se comenzó a hablar de un posible suicidio, la familia se apresuró a aclarar que sufría de problemas al corazón. Tesis que corroboró la autopsia realizada en Cuba que, según agencias internacionales, concluyó que un infarto fue la causa de muerte. Pero, como en una buena película de suspenso, la Cancillería chilena rápidamente puso en cuestión la filtración de los resultados.

“Tenemos informaciones verbales de la causa (de fallecimiento) que no coinciden con lo señalado en esos trascendidos, pero no es información definitiva, sino que informal, por lo que no vamos a dar más antecedentes”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno. Y el suspenso sigue.

Hace dos años que Baudrand, proveniente de una familia de tradición de izquierda cristiana, ocupaba el cargo de gerente general de Río Zaza, la ahora cuestionada empresa de alimentos que Marambio posee en conjunto con el Estado cubano y que es parte de International Network Group (ING), el holding a través del cual el teniente coronel de las Tropas Especiales de Fidel Castro maneja sus inversiones.

Desde noviembre que Marambio no pisa suelo caribeño y como gerente, fue Baudrand quien tuvo que dar la cara frente a las investigaciones que emprende el gobierno de Raúl Castro por supuesto desvío de divisas y malversación.

Baudrand habría declarado dos veces ante la Fiscalía General de la República y se encontraba con orden de arraigo. De hecho, el propio Marambio intercedió ante la Cancillería chilena para lograr que saliera de la isla. Pero las gestiones fueron tardías o infructuosas. Sin embargo, según declaraciones de prensa del abogado Eduardo Contreras, los cargos que pesaban sobre él no eran constitutivos de delito.

Diferente panorama al que enfrentan otros de los colaboradores cercanos de Marambio en Cuba. El 8 marzo el presidente del Instituto de Aeronáutica Civil, Rogelio Acevedo González, uno de los generales emblemáticos de la revolución fue destituido, de acuerdo a las informaciones extraoficiales, por desvío de dinero y fraude a través de Cubana de Aviación, delitos en los que estaría involucrada la operadora turística Sol y Son, también de los Marambio, y su esposa, Ofelia Liptak, directora comercial de Alimentos Río Zaza, además de Lucy Leal, directora de la agencia de viajes y de ING, quien fue detenida por sobornos, malversación de fondos y desvío de recursos al exterior.

Pero la intriga no termina ahí. Mientras el gobierno cubano mantiene absoluto hermetismo frente al caso, los blogueros disidentes difunden la información entregada por el periodista Wilfredo Cancio Isla en el programa A Mano Limpia de América TeVé-Canal 41 de Miami, el miércoles 14. Cancio señaló que fuentes confiables indican que Ramiro del Río, directivo de una de las empresas de Marambio, habría fallecido en la cárcel, donde se encontraba detenido en el marco de las investigaciones a la empresa del ex GAP.

“Ramiro del Río es el hijo de un ex alto funcionario del mismo nombre que tuvo cargos partidistas en Pinar del Río, y también fue secretario de la Asamblea Nacional y embajador en la extinta RDA. El padre, ya un veterano revolucionario en retiro, está asimismo sometido a los controles policiales de la pesquisa”, aseguran en los blogs.

Y no es el último de la lista. El ex ministro de la Industria Alimenticia, Alejandro Roca Iglesias, quien fue sacado de su cargo por Raúl Castro en marzo del 2009 junto a otros “emblemáticos” como Carlos Lage y Felipe Pérez Roque, también estaría siendo interrogado por los ilícitos vinculados a las empresas de “el Guatón”.

Precisamente un hijo del ex ministro, Alexis Roca, vive ahora en Chile: es el gerente general de Gran Mundo Desarrollos Inmobiliarios, parte de las inversiones de ING , que mueve unos 110 millones de dólares al año, y cuyos dueños son Eudomira Rodríguez junto a su hijo Marcel Marambio y es presidida por su otro hijo, Max.

http://radio.uchile.cl/noticias/64343/

¿Qué pasa con Max Marambio en Cuba?

En la ofensiva impulsada contra Marambio y sus compañías en Cuba hasta ahora hay muchas preguntas sin respuetas. Lo que no está en duda es que el empresario perdió su sitial de influencia en La Habana y que sus problemas se dan tras cambios en las esferas de poder del régimen, de la mano del menor de los Castro.

por Francisco Artaza, para Reportajes – 14/04/2010 – 16:55

La última vez que el empresario Max Marambio estuvo en La Habana fue el 8 de noviembre pasado y permaneció 24 horas. En ese momento, Marambio estaba enfrentando dificultades en sus empresas, derivadas del "corralito" decretado por las autoridades cubanas a las compañías extranjeras por falta de liquidez. Pero al parecer no había indicios de que sus relaciones con el régimen cubano entrarían en una etapa crítica, que ahora hacen poco probable su regreso al país donde durante muchos años fue considerado el extranjero más influyente y más cercano a Fidel Castro.

Fue en 1966 cuando Marambio viajó por primera vez a La Habana acompañando a su padre, el diputado socialista Joel Marambio, y al senador Salvador Allende. Tenía 17 años y, aunque no integraba la comitiva parlamentaria chilena de apoyo a Cuba, lo llevaron a una cena en el restaurante 1830 con el líder cubano. "Suponía que ni siquiera me había notado, pero casi al momento de despedirse, (Fidel) se volvió hacia mí y, como quien reanuda una vieja conversación, me preguntó: "Y tú ¿por qué no te quedas a estudiar con nosotros?", relató Marambio en su libro de memorias, Las armas de ayer. En febrero de 2009, el líder cubano escribió una columna elogiando el texto: "Juro que si tuviera dinero haría una impresión masiva de este libro".

El joven chileno se quedó en La Habana e ingresó a Tropas Especiales, la fuerza militar de elite bajo el mando de Fidel Castro, y que muchas veces tendría fuertes pugnas con las Fuerzas Armadas regulares bajo el control de Raúl Castro. Este último no veía con buenos ojos una fuerza paralela. Tropas Especiales sería disuelta en 1990, tras la caída en desgracia del Ministro del Interior José Abrantes.

En 1974, tras salir exiliado de Chile, el ex jefe del GAP retornó a La Habana y se reintegró a Tropas Especiales, donde ascendió hasta teniente coronel y recibió cuatro de las más altas condecoraciones del régimen. Fidel Castro le encomendó en 1978 junto a otros oficiales montar la empresa Cimex, una de las primeras experiencias de libre mercado en la isla y el punto de partida de Marambio en el mundo empresarial, la que tendría un salto definitivo en los 80, cuando impulsó su primer negocio: el criadero de gansos La Oca. Más tarde, Marambio abandonó la isla y se radicó en Europa, donde emprendió otros negocios.  A fines de los 80 inició sus inversiones en Cuba, al asociarse con el empresario chileno Carlos Cardoen en la empresa productora y comercializadora de jugos y lácteos Tropical Island, antecesora de la compañía mixta Río Zaza.

Los problemas

La difícil situación de las empresas en Cuba del holding ING de Marambio saltó a la luz cuando Marco Enríquez-Ominami confirmó en una entrevista a La Tercera algunos de los trascendidos que se venían ventilando por redes sociales de internet. "Cuando fuimos en la delegación presidencial de la ex Presidenta Bachelet en el viaje del año pasado a Cuba, se organizó un seminario empresarial con la delegación chilena y las autoridades cubanas, y en ese encuentro presentaron a las empresas de Max como el paradigma de las mejores empresas de inversión extranjera. Pocos meses después empezó un proceso de "corralito", donde por razones de falta de liquidez, el gobierno cubano no permitía las transferencias a las empresas para que pudieran pagar a sus proveedores externos", dijo el ex candidato presidencial.

El "corralito" decretado por Raúl Castro en el primer trimestre de 2009 bloqueó la salida de divisas depositadas en el Banco Financiero Internacional de todas las empresas extranjeras que operan en Cuba, unos US$ 800 millones. La medida afectó con mayor fuerza a los 280 inversionistas españoles presentes en la isla, por el volumen de sus operaciones en el área hotelera y pesquera.

Como consecuencia del bloqueo de fondos, el holding ING mantiene retenidos en Cuba cerca de US$ 23 millones, provocando graves problemas en las operaciones de la empresa Río Zaza, donde Marambio posee el 50% de la propiedad, mientras la otra mitad es del Estado cubano. Según fuentes de esta compañía  -dedicada a la manufacturación y comercialización de jugos y lácteos, entre otros 96 productos-, el "corralito" ha retrasado los pagos de Río Zaza a sus proveedores extranjeros, uno de los más importantes es la empresa TetraPack, que les suministra los envases. Sin insumos, el 28 de febrero la compañía debió cerrar las plantas que Río Zaza posee en Santi Espíritu y en Jagüey, en las que trabajaban más de 500 empleados. 

Enríquez-Ominami, en la entrevista a La Tercera, agregó un componente político adicional a los problemas que afectan a Marambio en Cuba: "El 14 de diciembre pasado, al día siguiente de terminada nuestra participación en la elección presidencial, empezó un acoso y derribo contra las empresas de Max (Marambio)".

Sin mencionarlo, el ex candidato presidencial se refería a que en esa fecha la Fiscalía General de la República -entidad que depende de Raúl Castro y posee facultades excepcionales para detener e interrogar a las personas desde su creación el año pasado- abrió una investigación a Río Zaza, controlada por Max Marambio, y a la agencia de turismo Sol y Son, de su hermano menor, Marcel. Sol y y Son es la segunda operadora turística de Cuba. Poco antes de su último viaje a Cuba, Marambio había expresado críticas al "corralito" y a la forma en que se estaba manejando la economía cubana en medio de la crisis.

Lo que se sabe hasta ahora es que desde fines de diciembre la fiscalía detuvo a la contadora general de ING en la isla, la cubana Lucy Leal, quien trabaja hace más de 30 años con Marambio, y a uno de los gerentes técnicos que representaba a la parte cubana. En más de tres meses no se les han formulado cargos, permanecen detenidos en un lugar no especificado y sólo se les ha permitido esporádicos contactos con sus familiares.

Interrogantes

Se han barajado distintas tesis para explicar las dificultades de Marambio, pero hasta ahora él ha mantenido un obstinado silencio ni tampoco se conoce ninguna versión del régimen cubano al respecto. Por lo mismo, hasta el momento, son más las preguntas que las respuestas respecto de lo que le está pasando.

El silencio oficial de las autoridades cubanas ha alentado versiones en blog de disidentes cubanos,  hostiles a Marambio, que vinculan el caso a irregularidades. Enríquez-Ominami, a su vez, dio a entender que su ex jefe político estaría pagando costos por la participación en su campaña presidencial, que no habría sido del agrado de sectores de La Habana. Felipe Velasco, hijo de Belisario Velasco y que hace negocios en Cuba desde hace años, en entrevista a revista Qué Pasa refutó esa tesis, pero no dio ninguna explicación sobre lo que ocurre.

Lo cierto es que la llegada de Raúl Castro a la Presidencia hace tres años provocó fuertes cambios en las esferas de poder en Cuba. Las figuras más cercanas a Fidel han caído en desgracia y los han sustituidos por viejos cuadros leales al menor de los Castro. El 1 de marzo del año pasado, en la purga más profunda del gobierno, Raúl Castro removió al primer vicepresidente, Carlos Lage, visto como un posible sucesore de Fidel. También sacó al canciller Felipe Pérez Roque. Ambos eran muy cercanos a Marambio desde la época en que oficiaban como secretarios personales del mayor de los Castro. La acusación oficial fue que mantenían nexos con un empresario vinculado al servicio secreto español. Fidel Castro apoyó con fuerza la decisión de su hermano y los criticó con dureza: "la miel del poder por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno".

En el hermetismo que impera en el régimen cubano nada se sabe de los plazos de la investigación, ni qué otras medidas pueden adoptar. Por lo mismo, no hay claridad de lo que pueda ocurrir en las próximas semanas.

El martes pasado el canciller, Alfredo Moreno, al ser consultado por los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados sobre la situación de las empresas chilenas en Cuba, dijo que el gobierno estaba disponible para ayudar a cualquier chileno, "sin importar el color político", que viera afectados sus bienes o intereses en Cuba. No se pronunció sobre la forma en que las autoridades chilenas podrían intervenir y dejó en claro que Chile no se pronunciaría sobre el manejo económico de Cuba. También existen dudas sobre cómo se traducirá la actuación de la Cancillería en el caso de la ofensiva contra las empresas de Marambio, ya que no está claro hasta qué punto puede intervenir si los fondos invertidos en Cuba no tuvieron su origen en Chile y, por lo tanto, no están registrados en el Banco Central de Chile.

Otra interrogante está relacionada con el destino de las empresas de Marambio, que tenían ventas de US$ 100 millones al año y ahora están cerradas, pero bajo control del gobierno cubano.

La Tercera.cl

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Paren de jugar con caca.

    Francisco

    15 abril, 2010 at 23:27


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: