CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Krugman en Argentina: sin intervención pública no hay salida durable a la crisis…

leave a comment »

Por Gabriel Holand

Algunas reflexiones que dejó Krugman en su paso por el país

02-11-2009 / 

    Krugman_visita_Barcelona Paul Krugman, en la exposición que realizó frente a unas mil personas en silencio reverencial, desgranó durante cerca de una hora sus opiniones acerca de la economía del mundo. Tanto durante la charla como en la posterior conferencia de prensa, tuve la impresión de estar escuchando a un embajador sabio y político, pero lejos del Paul Krugman polémico e irónico que tanto disfruto en papers y notas periodísticas.

    Por supuesto, el contenido de sus mensajes tuvo la riqueza acostumbrada, y quienes pudieron leer entre líneas se llevaron algunas ideas muy interesantes. Aquí trataré de resumir algunas de sus principales definiciones.

    BURBUJA, NO SÓLO INMOBILIARIA. Krugman señaló que el desproporcionado aumento de los inmuebles fue el efecto y no la causa de la explosión financiera global pos Lehman Brothers. En otras palabras, las causas de la crisis bien podrían buscarse en el excesivo flujo de fondos derivados hacia el sistema financiero mundial; torrentes de liquidez que ayudaron a los bancos a armar la gigantesca cartera de derivados que se esparcieron por todo el mundo y que aumentaron exponencialmente, dado el poder multiplicador de los productos financieros. Destacó que la burbuja también tuvo lugar en otros países como España e Inglaterra, que se sumaron a la carrera especulativa sin tapujos.

    Asimismo, el Nobel destacó que además de las “burbujas” hubo otra razón que dio lugar a la crisis: si bien bajo el paraguas de los reguladores sólo se encontraban los bancos “oficiales”, quedaron fuera de ,regulación otras estructuras que, sin ser bancos, se dedican también a la actividad de tomar dinero y prestarlo. Estos bancos en las sombras son los “REPO” y otros “derivados financieros”.

    Un REPO es una operación con pacto de recompra en la que una entidad vende un activo, frecuentemente un título de deuda pública, a un inversor, al tiempo que pacta su compra futura a un precio determinado.

    Un “derivado financiero” (según un extracto de la definición del Barron’s-Dictionary of Finance and Investment Terms) es un producto financiero cuyo valor se basa en el precio de otro activo, de ahí su nombre. El activo del que depende toma el nombre de activo subyacente.

    Como se puede ver, el efecto multiplicador de estos instrumentos es infinito, y todo basado en la garantía de un solo bien que dio origen al instrumento financiero.

    Llegados a este punto, la pregunta que cabe hacerse aquí es: cómo se llegó a un extremo de desregulaciones tal que permitió montar semejantes industrias paralelas a los bancos oficiales. Muchos sectores de la política y las finanzas globales pensaban que el mercado se autorregularía, sin necesidad de participación de los gobiernos. Los resultados están a la vista.

    Claro que hubo varios factores que ayudaron a contener la crisis. En primer lugar, los bancos centrales no repitieron errores que sí se habían cometido en la crisis de 1930. Además, los gobiernos hoy tienen mayor poder de acción que a principios del siglo XX, por lo tanto pueden mantener y aun aumentar el gasto público mientras los ingresos fiscales bajan. De esta manera logran dar oxígeno al consumo y a la inversión en momentos de crisis. A su vez, el poder político pudo ayudar a los bancos al comprarles activos ilíquidos.

    Por último, los planes de estímulo ayudan a capear el temporal, pero en menor medida que las acciones mencionadas más arriba. En ese sentido, los planes “sólo” evitaron 1,5 millón de nuevos despidos en un mercado laboral formado por 154.577.000 de personas.

    LO QUE VIENE. En los próximos 6 a 8 meses se espera una nueva contracción de la economía global. Esto sería así debido a que las empresas están cerca de terminar su proceso de formar nuevos stocks; y si la demanda no se reactiva rápidamente –cosa improbable–, volverán los despidos y la baja en la producción industrial.

    Es posible esperar para los próximos años un lento crecimiento de la economía, mientras que el problema del desempleo en los EE.UU. se extendería hasta el 2012.

    A continuación, reconstruiré algunas de las preguntas respondidas por Krugman:

    –¿Por qué la recuperación de la economía será lenta?

    –Porque por el momento no se visualiza ningún factor dinámico que dispare un crecimiento económico de grandes proporciones (por ejemplo, la aparición de Internet, que generó el auge de las “puntocom”).

    –¿Cómo se visualiza la recuperación de la crisis actual?

    –No será de la mano de los EE.UU., que deberán resolver sus problemas derivados de las hipotecas subprime. Tampoco será guiados por Europa, y menos aún por Japón. Queda, entonces, la expectativa de que China sea el motor de la economía global.

    Sin embargo, hay dos problemas que hacen de China más una esperanza a largo plazo que una realidad actual: por un lado, su economía está en crecimiento, pero aún representa la mitad de la americana o de la europea; por otro lado, el valor del yuan es fijado por el poder político y no es de libre convertibilidad. No existe un mercado flexible y accesible hacia esa moneda para el resto del mundo. Así, cuando el dólar cae frente al euro, no cae frente al yuan, constituyéndose así un modelo que distorsiona la realidad.

    –¿Cómo se lograría la recuperación más rápidamente en los EE.UU. (que siguen siendo el mayor mercado del mundo)?

    –Se lograría con mayor expansión del gasto público. Esto puede hacerse porque aún los EE.UU. encuentran inversores dispuestos a financiar su déficit a bajas tasas, al menos a corto plazo. Pero no parece que esa política se lleve a cabo, debido a la oposición de buena parte del sector político y la prensa. Lo óptimo sería que aumentara la inversión privada

    Krugman espera y desea que las inversiones en las industrias ligadas a la ecología –industria verde– sean las que impulsen la vuelta de los privados al mercado de inversiones.

    Todo lo expuesto apunta, en resumen, a un largo período de debilidad para los Estados Unidos.

    ENDEUDAMIENTO DE LOS EE.UU. Para Paul Krugman aumentar el endeudamiento de su país no sería grave. Antes de la crisis, la deuda americana representaba el 40% de su PBI, y podría llegar al 90% en los próximos años. Sin embargo, países como Bélgica o Italia tienen un endeudamiento mayor al 100% del PBI, sin que esto genere crisis financiera. Lo que sí resulta clave en el proceso de los EE.UU es que las personas sigan confiando en el dólar y continúen prestando dinero al Tesoro de ese país, a tasas cercanas al 4% anual.

    MONEDAS. Dado el rol central del dólar en las transacciones comerciales y financieras internacionales –y aun en la vida diaria–, no se espera una desaparición de su liderazgo en el futuro cercano. No se visualiza otra moneda “viva” que hoy pueda cumplir las mismas funciones de la divisa de los EE.UU.

    Por su parte, el yuan no estará preparado para competir con la moneda americana, dado que la moneda china es “no convertible” y por lo tanto no transable internacionalmente.

    El euro parecería el rival más serio para el dólar, pero totalmente alejado de la potencia y la globalidad del “verde”. Esto es así porque la moneda europea representa la realidad dispar de 19 países con riesgos fiscales y de solvencia distintos.

    Se descartan totalmente las monedas asiáticas  como competidoras económicas del dólar, y esto es debido a las enormes divergencias económicas y sociales existentes entre los países de Asia.

    Brasil, Rusia y los “ICHS”. No siempre es cierto que el buen desempeño en un momento de crisis implique tener éxito en las buenas épocas, fue la reflexión escuchada.

    Parecería que, para el Premio Nobel, nuestro vecino es una promesa hacia el futuro… y lo seguirá siendo hasta que demuestre que su modelo económico es capaz de funcionar no sólo durante una crisis. Sobre la evolución de Rusia también mostró dudas, y terminó su comentario mencionando que los países del futuro no serían los “BRIC”, sino los “ICH” (por India y China).

    ARGENTINA. Krugman, que apoyó nuestra salida de la convertibilidad y posterior renegociación de la deuda soberana, opina que nuestro país necesita ganar “reputación” (credibilidad y confiabilidad  internacional). Esto se lograría manteniendo el rumbo de las normas y políticas trazadas por espacios razonables de tiempo.

    Por último, repitió los beneficios que trae a nuestro país el auge de la demanda de commodities en el mundo, a la vez que manifestó que las políticas de retenciones agrícolas no suelen dar buenos resultados en el mundo.

    LAS DISPUTAS DEL FUTURO. Los commodities estratégicos del futuro serán los vinculados con el medio ambiente: aire, agua dulce, clima, medio ambiente en general.

    Se espera que las empresas hagan grandes inversiones en saneamiento ambiental y reducción de la emisión de gases contaminantes. Esto las llevará a disminuir su rentabilidad de corto plazo.

    Se estima que el PBI global podría mermar en un 2 a 3 por ciento por las acciones necesarias para reducir los gases contaminantes en un 20 por ciento.

    CONCLUSIONES. Haciendo un collage de los comentarios del economista americano, unidos a mis propias reflexiones acerca de lo escuchado, rescato cinco puntos:

  1. La economía de los EE.UU. está debilitada y le tomará años a este país volver a fortalecerse, aunque hay confianza en que logrará ese cometido. Además, sigue siendo la primera potencia del mundo.

  2. El dólar es y será rey por ahora. Aun con su traje deshilachado y rodeado de enemigos, no se vislumbra un competidor capaz de desplazarlo como la principal moneda del mundo financiero y comercial.

  3. China es la nación que más crece y en la cual estará el futuro. Pero hoy por hoy, necesita tener fuertes logros políticos, económicos y sociales para aspirar a ser una potencia. India acompañaría al gigante en el proceso de crecimiento.

  4. La demanda de los commodities seguirá en alza. Pero en los próximos años, el agua dulce y el aire no contaminado serán los materiales básicos cuya demanda está llamada a crecer exponencialmente, debido a la escasez de estos recursos.

  5. Nuestro país tiene las condiciones para crecer, pero no está en la mirada estratégica de los “grandes” del mundo. Ganar credibilidad es fundamental para nuestra evolución económica y social.

  6. Gabriel Holand
    Especialista en mercados financieros, docente universitario, director de HR Global

    Deja un comentario

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: