CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Concierto gigante en Cuba: ecos desde el interior…

leave a comment »

Notas sobre una carta a Víctor Jara publicada en Rebelión

Nuestro mensaje al mundo

Carole Fernández Martínez • La Habana

Conocí y admiro desde niña la obra de Víctor Jara. “Plegaria a un labrador”, “El alma llena de banderas”, “Las casitas del barrio alto”, “Ni chicha ni limoná” y muchas otras de sus canciones forman y formarán siempre parte de mi patrimonio personal y mi arsenal entonativo, por sus mensajes y por su calidad extraordinaria.

Al propio tiempo, fui invitada a integrar el equipo cubano que apoyó la realización del Concierto Paz sin Fronteras del pasado domingo 20 de septiembre. Desde mi punto de vista, lo que ocurrió ese día en la Plaza de la Revolución fue algo trascendente para Cuba, para nuestros jóvenes y para la imagen de nuestro país en el mundo. Estuve allí; sentí vibrar a un público mayoritariamente joven. No se trataba de una masa banal ni histérica: sabían todo lo que había pasado en Miami, las presiones sobre Juanes, los actos de barbarie y fascismo para obligarlo a cancelar el proyecto. En los gritos de “Cuba, Cuba, Cuba”, en el compromiso del público con el éxito del concierto, iba nuestro mensaje al mundo.

Por todas estas razones, me ha molestado de modo particular la “Carta a Víctor Jara” de Carlos Alberto Ruiz que se publicó hoy en Rebelión. Aunque siempre he escrito sobre temas de mi especialidad, me siento obligada a hacer comentarios más allá de la misma y que tienen que ver con la política cultural de mi país y con juicios de otro carácter que aparecen en el texto mencionado.

Como musicóloga, conozco perfectamente hacia dónde se orienta la llamada industria del entretenimiento, cómo se cultiva la banalidad, se fabrican y promueven falsos ídolos a nivel global. Nadie tiene que darnos lecciones sobre eso. Sé también cuánto hacen las instituciones cubanas de la música por combatir de manera inteligente la influencia entre nuestros jóvenes de esas corrientes frívolas y comerciales que hoy inundan el planeta. Aunque nos encontramos bajo ese influjo permanente, trabajamos día a día por promover el talento y por fijar las auténticas jerarquías artísticas de todos los tiempos, de Cuba y del mundo. Gracias a estos empeños, el nuestro es uno de los poquísimos países en que su pueblo prefiere, por sobre otras, la música propia.

Fue conmovedor estar en la Plaza cuando un millón de jóvenes entonaba con Silvio Rodríguez “Ojalá”, con Danny Rivera, “Tu pueblo es mi pueblo”, con Amaury Pérez “Hacerte venir” y bailar con todos ellos al ritmo del antológico popurrí de los 70s de Van Van. El cierre, el “Chan Chan” de Compay Segundo, enriquecido con versos de Martí, fue el momento más emotivo e intenso del concierto y un homenaje a nuestras raíces, a nuestra música tradicional, a las ideas martianas, a nuestra cultura, a lo que hemos sido y a lo que seguimos siendo como cubanos.

Sin duda, no todo lo que escuchamos allí tuvo el mismo nivel artístico. Algunos de estos momentos serán efímeros; pero la mayoría de ellos permanecerán en las mentes y las almas de los cubanos, de todos: los que estuvimos y los que disfrutaron el espectáculo a través de la televisión.

Carlos Alberto Ruiz nos recuerda cómo en este mundo superficial se está tratando de imponer la desmemoria y una seudo cultura sin médula y se permite contraponer la figura de Víctor Jara a la Cuba de hoy. Nuestro país no ha dejado jamás de promover la obra, el pensamiento y el ejemplo de Víctor Jara. Entre las primeras transcripciones que se hicieron de sus composiciones, se encuentran las realizadas por el maestro cubano Jesús Ortega, publicadas en 1978 en el Boletinmúsica de Casa de las Américas titulado Habla y canta Víctor Jara.

El “Encuentro Internacional contra el terrorismo, por la verdad y la justicia”, evento histórico, presidido todo el tiempo por Fidel, reunió en La Habana, en junio de 2005 a más de 600 intelectuales, artistas, luchadores sociales y líderes políticos de 60 países. Ese foro culminó con un hermoso y muy emotivo homenaje a Víctor, en el teatro Karl Marx desbordado de público, donde le rindieron tributo con su arte figuras de la canción revolucionaria de varios países latinoamericanos.

En la edición del 2007 del principal evento musical cubano, Cubadisco, Víctor Jara recibió, como merece, el Premio de Honor y se le tributó un homenaje que tuvo una amplia difusión para todo nuestro pueblo. En su coloquio, dedicado en esa ocasión a la “Canción necesaria” (expresión de Alí Primera), también se abordaron temáticas como la discografía alternativa y la estrategia para que la canción con temática social y comprometida pueda llegar a las grandes masas. De esas discusiones surgió la propuesta de creación del sello discográfico del ALBA, recientemente aprobada por la cumbre de los países que la integran, y se ha decidido que entre las primeras producciones esté una antología de las canciones de Víctor Jara.

El pasado año el maestro Leo Brouwer organizó y dirigió en La Habana el concierto “Víctor Jara in memoriam: 35 años después”, en el que se estrenaron dos obras de Leo compuestas con ese motivo: “Variaciones de un tema de Víctor Jara para guitarra” y “Elegía por Víctor Jara”. En el concierto participaron también importantes agrupaciones y solistas cubanos y latinoamericanos.

A lo largo de estos años, Cuba ha editado en discos, cassettes y cds todas las grabaciones de los conciertos de Víctor en Cuba. La más reciente edición la hizo la Casa de las Américas (con el concierto en vivo que ofreció Víctor en esa institución emblemática en marzo de 1972) que se presentó en febrero de este año, a propósito de la Feria Internacional del Libro dedicada a Chile, en la colección “Música de esta América”. De esa misma colección, también en esa Feria, se presentaron los discos Hasta siempre, Che querido, con homenajes al Guerrillero Heroico de distintos trovadores latinoamericanos y una pieza de Víctor, y Compañero presidente, con canciones dedicadas a Salvador Allende de Silvio, Pablo y otros trovadores.

víctor jara

Ni chicha ni limoná

La revista Boletinmúsica de Casa de las Américas dedicó un número homenaje al Encuentro de la Canción Protesta del año 1967, 40 años después de su celebración. En esa edición, hay un dossier especial, “Víctor Jara en nosotros”, dedicado a su vida y a su ejemplo. Aparece además un artículo de Leonardo Acosta sobre un libro en homenaje a Alí Primera junto a entrevistas a Daniel Viglietti, César Isela, Pancho Villa, Ricardo Flecha y otras figuras de distintas generaciones que cultivan la canción pensante en nuestra región.

Podría ser interminable la lista de acciones de promoción que instituciones y artistas cubanos impulsan frente a la tiranía del mercado, teniendo como referencia la figura de Víctor Jara y un arte ajeno a toda concesión comercial. Bastaría con revisar las publicaciones digitales de instituciones como la propia Casa (www.casadelasamericas.org), el Centro Pablo de la Torriente Brau (www.centropablo.cult.cu), la revista Clave del Instituto Cubano de la Música (www.clave.icm.cu), La Jiribilla (www.lajiribilla.cu) o el portal CUBARTE (www.cubarte.cult.cu) para comprender cuál es el sentido real de nuestra política cultural y cuán lejos estamos de promover la banalización.

Tuve el privilegio de conocer desde el comienzo cómo se gestó el proyecto de este concierto, que fue apoyado sin vacilación alguna por creadores excepcionales de Cuba, que pertenecen no solo a nuestra vanguardia cultural, sino también a la del ámbito hispanohablante, que nada tienen que ver con la estética de algunos artistas que nos visitaron y no necesitan de acciones como estas para su promoción profesional. Gozan, dentro de nuestro pueblo y ante los públicos de otros países, de un enorme prestigio. Lo hicieron simplemente porque entendieron el significado que tendría este concierto para Cuba.

Hoy en la mañana sentí orgullo al leer las reflexiones de Fidel, en las que califica al concierto “Paz sin Fronteras” de extraordinario, y concluye diciendo: “El pueblo cubano, especialmente su magnífica juventud, demostró ayer que aún en medio de un brutal bloqueo económico es posible vencer obstáculos

inimaginables”.

Una vez más, como en estos últimos cincuenta años, Fidel ubica los hechos en su justo lugar.

Aunque leí con mucho interés el libro de Fidel La paz en Colombia, no conozco en detalle la historia de ese país ni me siento preparada para opinar sobre ella. Mucho menos, sobre la percepción política de Juanes que pueda existir allí. Sí conozco en cambio muy bien la historia de mi patria y los principios por los que se guía. Sé que, como Víctor Jara, los cubanos revolucionarios sabremos defender nuestra dignidad y nuestros principios.

Carole Fernández Martínez
Musicóloga
Museo Nacional de la Música
La Habana, Cuba, 22 de septiembre de 2009
Publicado en Cubarte

http://www.lajiribilla.cubaweb.cu

Concierto Paz Sin Fronteras hace historia en Cuba

Enviado el Lunes, 21 de Septiembre del 2009 (13:27:54)

MúsicaEl concierto de cinco horas se ha convertido en un suceso histórico sin precedentes, tanto por el millón de personas asistentes como por la repercusión internacional • «Vinimos a Cuba por amor y lo hicimos sin miedo para estar aquí con ustedes esta tarde. Queremos que todos los jóvenes de la región pensemos sin miedo y lleguemos a entender lo importante que es cambiar el odio por amor», dijo Juanes al cantar su tema “Es tiempo de cambiar”

Sobre el escenario de la Plaza de la Revolución y ante más de un millón ciento cincuenta mil cubanos, en una cifra histórica sin precedentes para un espectáculo de este tipo, Juanes y sus invitados clausuraron el histórico concierto en La Habana del proyecto Paz Sin Fronteras. «¡Que no haya más fronteras en el mundo, que se comiencen a romper las barreras que nos separan!», pidió la boricua Olga Tañón entre lágrimas, al agradecer a todos los asistentes su presencia al finalizar lo que ya está considerado como el concierto más grande que se haya hecho en Cuba.

«¡Paz para todos!», pidió Juanes, quien agradeció a todos los artistas personalmente por su participación en el grandioso espectáculo, que fue seguido en vivo por millones de personas en Cuba a través de la televisión nacional, y también en el resto del mundo, ya que se televisó para Europa, varios países de América Latina y Estados Unidos.

Los artistas asistentes: Juanes, Olga Tañón, Danny Rivera, Miguel Bosé, Víctor Manuel, Luis Eduardo Aute, Juan Fernando Velasco, Jovanotti, Amaury Pérez, Silvio Rodríguez, Orishas, Carlos Varela, X Alfonso, Yerba Buena y Los Van Van terminaron emocionados cantando en un coro gigantesco por la paz, en el segundo Concierto Paz Sin Fronteras.

«¡Duélale a quien le duela, ya se hizo el concierto por la Paz!», exclamó Juan Formell, director de la popular orquesta Los Van Van, al llamar al escenario para cerrar el concierto a todos los artistas del proyecto.

El espectáculo artístico, que rebasó las cinco horas, se ha convertido desde ya en un suceso histórico sin precedentes, tanto por la magnitud de personas asistentes, como por la repercusión internacional.

Cientos de periodistas de disímiles países transmitieron a través de televisoras, radios o medios digitales las incidencias del evento, que también pudo ser seguido en vivo a través del sitio de Juventud Rebelde y sus espacios en redes sociales como Facebook, Twitter y MySpace.

A pesar del sol y las altas temperaturas, el público, vistiendo en su mayoría prendas blancas, se concentró desde bien temprano en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución, colmada en su totalidad.

Artistas como Olga Tañón, Orishas, X Alfonso, Víctor Manuel, Juan Fernando Velasco, Amaury Pérez, Danny Rivera, Silvio Rodríguez, Miguel Bosé, Cucu Diamantes, Yerba Buena o el italiano Jovanotti calificaron el concierto de histórico, y el español Luis Eduardo Aute aseguró que «habrá un antes y un después».

«Vinimos a Cuba por amor y lo hicimos sin miedo para estar aquí con ustedes esta tarde, y queremos que todos los jóvenes de la región pensemos sin miedo y lleguemos a entender lo importante que es cambiar el odio por amor», dijo Juanes al cantar su tema “Es tiempo de cambiar”.

«Lo importante es el amor, lo importante es la paz, a pesar de que pensemos diferente; ese es nuestro único mensaje», aseguró Juanes al cantar junto al español Miguel Bosé, otro de los pilares de Paz Sin Fronteras.

«No importa cómo pensemos, no importa qué religión tengamos… al final, muchachos, todos somos iguales», aseguró Juanes al hablar ante el público mayoritariamente joven que colmó la Plaza de la Revolución, en La Habana.

La música tras la escena

Luego de cada actuación de los artistas, Juventud Rebelde obtuvo sus impresiones. El concierto Paz sin Fronteras no solo estremeció a las multitudes de personas que asistieron a la Plaza de la Revolución José Martí, sino a los músicos. A ellos los sacudió esa emoción de compartir el canto y la alegría, el celebrar con melodías la hermandad entre todos los seres humanos.

Juan Formell escribirá una crónica sobre la presentación de este domingo. Así lo ha dicho: «Voy a hacerla para que la gente sepa qué cosa es Cuba y tiene que salirme».

A Juanes, lo ocurrido este 20 de septiembre lo ha hecho «otra persona. Después de este concierto todo ha cambiado». Para el español Luis Eduardo Aute se trató de una «experiencia muy especial». Mientras, Roldán González, de Orishas, señaló que esta presentación constituye «el evento musical más grande de los que he participado».

Es que quedó demostrado que la música, como dijo Juan Fernando Velasco, puede unirnos y atravesar las fronteras que pone el hombre y hacer cosas tan lindas como este concierto de todos por la paz.

Indiscutiblemente, los artistas tienen «el corazón lleno de cosas hermosas», subrayó Amaury Pérez. Ha sido, según Jovanotti, un día histórico, «un evento así, como este, es necesario para nutrir, para alimentar nuestra esperanza».

En las palabras de Olga Tañón este día superó «todas las expectativas de mi vida. Gracias al pueblo cubano por ello». Su coterráneo, Danny Rivera, se inspiró y sus declaraciones constituyeron versos: «Este concierto es la semilla que crece en el suelo, los portentos del ser humano se convierten en lluvia, en agua, en viento para que germine el nuevo sueño del ser humano».

Tomado de Juventud Rebelde

————————————

MÁS DE UN MILLÓN DE PERSONAS ACUDE AL CONCIERTO PAZ SIN FRONTERAS

Más de un millón de personas escucharon, bailaron y festejaron durante cinco horas el concierto Paz sin fronteras que culminó con la presencia en el escenario de los 15 artistas participantes.

En voz de su promotor, Juanes, se escuchó al término de último número musical: "Por una sola familia cubana", al tiempo en que se lanzaron vivas a diversos países de Latinoamérica, desde México hasta Argentina.

El evento abrió con la interpretación de la merenguera puertorriqueña Olga Tañon, ante una impresionante multitud en la Plaza de la Revolución.

"Estamos haciendo historia. Todos los artistas enviamos un mensaje de paz, un abrazo fraternal y de hermandad a todos los que nos apoyaron en el mundo, y demostraremos que hoy 20 de septiembre de 2009 cantaremos a la paz sin fronteras", dijo la llamada "mujer de fuego" en un comunicado.

Vestida completamente de blanco y con el pelo negro atado en una cola, Tañón interpretó la primera melodía del concierto: "Es mentiroso", mientras el público prorrumpía en una ovación, agitaba los brazos y comenzaba a bailar.

En su turno, Juan Esteba Aristizábal, Juanes, promotor del concierto expresó: "Vinimos a Cuba por amor. Vencimos el miedo para estar aquí con ustedes esta tarde y nosotros esperamos que ustedes también lo puedan vencer (…) venzamos el miedo y podamos llegar a entender lo importante que es cambiar el odio por amor", dijo el músico de 37 años, que vive en Miami y recibió amenazas por su proyecto.

Juanes ha dicho que esperaba impulsar con sus cinco horas de música el diálogo entre Cuba y Estados Unidos, dos naciones peleadas desde la revolución que llevó a Fidel Castro al poder en 1959 y aún se mantienen sin relaciones diplomáticas.

El concierto inició a las 14:00 horas locales (18:00 GMT), bajo un intenso sol que generó una temperatura de hasta 35 grados. El espectáculo se desarrolló en completa calma ante la presencia de más de un millón de personas, la mayoría vestidas de blanco.

Al escenario subieron Carlos Varela, Víctor Manuel, Amaury Pérez, Cucu Diamantes & Yerba Buena, X Alfonso, Miguel Bosé, Jovanotti, Silvio Rodríguez, Danny Rivera, Juan Fernando Velasco, Orishas, Juanes, Luis Eduardo Aute y Los Van Van.

La Plaza de la Revolución, donde en 1998 presidió una histórica misa el Papa Juan Pablo II, es el normal escenario de las principales concentraciones y desfiles políticos realizados por el gobierno de Fidel Castro a lo largo del último medio siglo.

Tomado de La Jornada

Sobre el concierto "Paz sin fronteras" organizado por Juanes, en La Ventana:
Olga Tañón: “Estoy aquí por este pueblo”
Declaraciones de la cantante puertorriqueña a su llegada a Cuba para participar en el concierto Paz in fronteras, organizado por Juanes: «Hay que darle una lección al mundo de que se puede ofrecer un concierto por la paz. Porque, al fin y al cabo, creamos en lo que creamos, todos somos seres humanos»

“Es estimulante compartir escenario con colegas de otros países”
Entrevista a Amaury Pérez, cantautor cubano: “Si por nosotros hubiera sido, el concierto duraría una semana”

El concierto de Juanes será un regalo para sus seguidores
Entrevista al actor cubano Jorge Perugorría: "Que un concierto a favor de la paz despierte tanta guerra por la sencilla razón de que se celebre en Cuba, es totalmente absurdo"

Repudia Silvio a quienes menoscaban vocación de paz de Juanes
Sobre el concierto coordinado por el colombiano Juanes en La Habana afirma que será “un abanico de tendencias y posturas”

Juan Formell: “Vamos a cantar por la Paz, nada más que eso”
Entrevista a Juan Formell, director fundador de la orquesta cubana Los Van Van, invitada al concierto de Juanes en La Habana: “A mi juicio es inteligente que se produzca esa ruptura de presión entre los EE.UU., Cuba, la comunidad cubana en el exterior, todas esas relaciones a mi parecer se aliviarían mucho con este evento”

“No se nos deja vivir en paz”
Conversación con el trovador cubano Silvio Rodríguez a propósito del próximo concierto de Juanes en La Habana: "No creo ni deseo que le impidan entrar a Cuba a cualquiera que venga con el legítimo deseo de conocernos"

Cantarle a la Paz es un proyecto hermoso
Entrevista al músico y cantautor cubano Amaury Pérez: “No entiendo por qué quieren privarnos, sobre todo a los jóvenes, de pasar una tarde de alegría y música. A la Paz hay que ofrecerle un concierto todos los días”

"El concierto de Juanes en La Habana: un fuerte mensaje de voluntad de Paz"
Entrevista a Silvio Rodríguez: “este concierto pretende unirse a la voz de muchos en Cuba y en los EE.UU. que deseamos que la situación se normalice y que cada cual viva como lo desea, respetando al otro diferente”

Written by Eduardo Aquevedo

24 septiembre, 2009 a 0:58

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: