CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Conflicto en la Araucanía ¿policial o político?: asesinato policial de comunero mapuche en Angol…

with 2 comments

José Aylwin, El Mostrador

Mapuches repudian nuevo asesinato policial y exigen renuncia de Ministro del Interior En estos días la prensa informa de hechos de violencia ocurridos en el sur del país. Bajo el rótulo de recrudecimiento del "conflicto mapuche", término equivoco que supone que el conflicto es de los mapuche y no uno que nos involucra como país, los medios de comunicación ponen su atención en situaciones de violencia supuestamente imputables a comunidades o a integrantes de este pueblo. Así, se ha informado de la ocupación de predios particulares, en algunos casos ocupados en reiteradas oportunidades por las comunidades aledañas (caso de fundos La Romana y Montenegro en Ercilla), de la existencia de dos uniformados con lesiones que han sido atribuidas a impactos de perdigones efectuados por mapuche, y del ataque a un bus y a camiones que transitaban por la carretera Panamericana al altura del bypass de Temuco.

Nada se ha informado, sin embargo, de la utilización desmedida, por parte de carabineros, de elementos disuasivos, tales como bombas lacrimógenas, balas antimotines e incluso balines de plomo, en algunos casos disparados desde helicópteros en movimiento, para reprimir a los integrantes de las comunidades en conflicto. Acciones que, en el caso de Malleco, han resultado en cinco personas mapuche heridas a bala, una de las cuales podría perder uno des sus ojos. Tampoco se analiza el trasfondo de estos hechos, que es el de la responsabilidad pasada y presente que tiene el Estado frente a ellos, o de las alternativas políticas -más allá de lo meramente policial- para la superación de este conflicto histórico.

Parece conveniente, en primer término, distinguir entre las diversas situaciones ocurridas en estos días, las que a la distancia -desde Santiago- se ven como un mismo fenómeno. Desde luego la agresión a un bus y a camiones en el bypass de Temuco, no tiene nada que ver con el proceso reivindicativo que desarrollan las comunidades de Malleco.

Aunque en el sector aledaño a aquel en que ocurrió el primer hecho, la represión policial cobró el 2008 una víctima fatal (Matías Catrileo) y ha resultado en numerosos casos de tratos crueles y degradantes en contra de integrantes de comunidades. Nada justifica la agresión a los vehículos que transitan por la vía pública, ni menos de la población civil de la manera, como de acuerdo a todos los antecedentes disponibles, en este caso ocurriera. Hechos de violencia como ellos -supuestamente autoadjudicados por la Coordinadora Arauco Malleco- son lamentables, y deben ser condenados enérgicamente. También deben ser investigados y sancionados sus responsables, quienes quiera que éstos sean.

Otra situación muy diferente es la que dice relación con el proceso reivindicativo de las comunidades mapuche de Ercilla, entre ellas, las comunidades de Temucuicui y Huañaco Millao, y de comunidades de Collipulli, como la de Rankilco, frente al desposeimiento de sus tierras del que han sido objeto por parte del Estado y/o por los particulares que hoy las detentan.

La legitimidad de las demandas de estas comunidades ha sido reconocida por el propio Estado. Ello al ponerse en marcha por el gobierno, al menos en el caso de Temucuicui, los procesos legales tendientes a la adquisición de las tierras en conflicto. Dicha legitimidad está también reconocida por el gobierno al aprobar con su voto el 2007 la Declaración de la ONU sobre derechos de los pueblos indígenas, la que reconoce su derecho a "la restitución o, cuando ello no sea posible, una indemnización justa, imparcial y equitativa, por las tierras, los territorios y los recursos que tradicionalmente hayan poseído u ocupado o utilizado de otra forma y que hayan sido confiscados, tomados, ocupados, utilizados o dañados sin su consentimiento libre, previo e informado." (Artículo 28.1)

La acción de las comunidades de Malleco difícilmente puede entenderse si no se tiene en consideración la dilación del Estado en atender a sus demandas de tierra, las que fueron identificadas en un estudio encargado por la Comisión Especial de Pueblos Indígenas, antecesor de la CONADI, ya en 1993. En dicho estudio se constata no sólo la propiedad ancestral que las comunidades tenían sobre los predios reclamados, sino también el proceso de desposeimiento, a través de mecanismos fraudulentos, de sus tierras a manos de quienes hoy los detentan o por sus antecesores en la propiedad.

Tampoco puede entenderse si no se tiene en consideración las múltiples gestiones hasta ahora realizadas por ellas ante las instancias estatales, todas ellas por la vía del diálogo, para lograr una solución a sus demandas, sin que ello haya sido posible. Tales gestiones incluyeron el reciente viaje de un centenar de representantes mapuche a Santiago con el fin de entrevistarse con la Presidenta o sus representantes en la Moneda. La entrevista no sólo no se verificó, sino que además en la ocasión la delegación mapuche fue objeto de abierta discriminación por parte de efectivos policiales, los que no dejaron a la comitiva acercarse al palacio presidencial. Aunque se pueda discrepar de la determinación de las comunidades de Malleco de hacer ocupación de los predios que reclaman, no cabe duda que los factores antes señalados, claramente imputables a la negligencia del Estado, han detonado tal decisión.

En cuanto a los hechos de violencia acaecidos en el contexto de dichas ocupaciones -muchos de los cuales han ocurrido al interior de las comunidades involucradas- todo indica que ésta ha sido ejercida fundamentalmente por carabineros. En efecto, aunque existe información de situaciones de violencia imputables a los comuneros mapuche, tanto los relatos de las comunidades, como la información disponible de los heridos en los enfrentamientos, dan cuenta de un uso desproporcionado de la fuerza por parte de carabineros, sin que éstos hayan respetado y protegido la dignidad y los derechos humanos como lo ordenan las directrices internacionales de la ONU sobre el empleo de la fuerza por parte de los funcionarios policiales.

La violencia policial en contra de comunidades mapuche no es un fenómeno nuevo, sino uno que se prolonga ya por muchos años. Es así como en los últimos años se ha documentado un promedio de 20 casos graves de violencia policial anuales que afectaron a comunidades mapuche. En lo que va corrido del año 2009, ya han sido denunciadas 15 de estas situaciones de violencia innecesaria en contra de personas o bienes de los mapuche, la mayor parte de ellas imputables a carabineros. No es casualidad entonces que este haya sido uno de los temas de mayor preocupación de la comunidad internacional en la reciente revisión de la que Chile fue objeto por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra en mayo pasado. En la oportunidad el Consejo recomendó a Chile fortalecer el control frente a las situaciones de abusos policiales, y asegurar su investigación y sanción, de modo de poner término a estas prácticas violatorias de derechos humanos, recomendación que fue aceptada por el gobierno.

El término de las situaciones de violencia policial que han afectado a los mapuche requiere de reformas jurídicas, entre ellas, la reforma de la justicia militar para eliminar su competencia para analizar los delitos que cometan los funcionarios policiales sobre la población civil, y con ello la impunidad en que éstos quedan. Ella pasa también por una actitud mucho más decidida de la autoridad para adoptar todas las medidas que estén a su alcance para impedirlas. No basta con que el Subsecretario Rosende condene y rechace "los hechos de violencia, vengan de donde vengan". Para que sus afirmaciones sean creíbles, el gobierno debe asumir una actitud tan drástica como la que asume frente a hechos de violencia imputables a los mapuche, para fiscalizar administrativamente hechos de violencia policial como los ocurridos en estos días en la Araucanía, y para perseguirlos ante la justicia. De otro modo, ella no será erradicada.

El fondo del conflicto entre el pueblo mapuche y el Estado, entre ellos el de las tierras, no será resuelto, sin embargo, sin un abordaje político del mismo. Tal como lo ha señalado el ex ministro Francisco Huenchumilla, "uno tiene que mirar esos actos de violencia como un síntoma de un problema mucho más profundo que requiere un tratamiento político".

Se requiere por tanto que el gobierno priorice la estrategia política por sobre la estrategia policial. Más que mandar enviar al Subsecretario del Interior a la Araucanía, debería enviar al sur al Comisionado Presidencial para Asuntos Indígenas. Más que anunciar el refuerzo del contingente policial en comunidades, y acciones legales en contra de los mapuche -sin descartar la ley anti terrorista- debería anunciar la apertura de espacios para un diálogo sobre los temas que generan los conflictos. De otro modo, las declaraciones de "re-conocimiento" del otro que han sido características del discurso gubernamental, carecen de sentido, y de credibilidad.

El Convenio 169 de la OIT, que en septiembre entra en vigencia plena, establece lineamientos relevantes que podrían orientar un diálogo entre el mundo mapuche y el Estado para buscar soluciones a los problemas de fondo detrás de los conflictos; el derecho de los pueblos indígenas a sus tierras, territorios y recursos naturales; el derecho a definir sus propias prioridades en materia de desarrollo; el derecho a ser consultado, de buena fe y con miras a llegar a acuerdo, cuando se adopten medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles.

Indudablemente un diálogo de esta naturaleza requiere de la disposición y buena fe de ambas partes, incluido el mundo mapuche. La oportunidad está planteada. Es de esperar que sea aprovechada por los actores involucrados. Si no lo hacen, hechos como los de los últimos días se seguirán repitiendo en el futuro cercano.

Mapuches repudian nuevo asesinato policial y exigen renuncia de Ministro del Interior

Organizaciones mapuches han repudiado en Temuko y Santiago el crimen del comunero Jaime Mendoza Collio, acontecido ayer miércoles tras el desalojo policial de un fundo agrícola en Angol. Partido Mapuche exigió de parte del gobierno la renuncia del Ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, ello por su “negligencia criminal” a la hora de abordar el actual escenario de conflicto. Alianza Territorial Mapuche, por su parte, convocó al resto de las organizaciones a una gran asamblea para este fin de semana.

Por Pedro Cayuqueo, jueves 13 de agosto de 2009

Transversales muestras de repudio ha generado en el País Mapuche el asesinato a manos de un funcionario policial del comunero Jaime Mendoza Collio, baleado por el cabo de Carabineros y dotación del GOPE, Patricio Jara Muñoz, ello tras el desalojo de un predio agrícola reivindicado por familias campesinas de la Comunidad Requem Pillan en la comuna de Angol. En Temuko, el werken del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, condenó la acción policial calificándola como una verdadera “ejecución extrajudicial”, en momentos en que el joven comunero “se encontraba bajo custodia policial”, denunció Huilcamán.

El crimen de Mendoza Collio, de 24 años de edad y padre de un niño de 4 años, ocurrió la tarde de ayer miércoles, luego de que el tribunal de Angol autorizara el desalojo del fundo San Sebastián perteneciente al particular Sergio González Jarpa. El predio había sido ocupado a tempranas horas por numerosas familias que reivindican derechos ancestrales de propiedad. La violencia del operativo dejó además un saldo de ocho comuneros heridos y detenidos, escenario de violencia que en opinión de Huilcamán, no se condice con la actitud pacífica de la comunidad.

“No se puede acusar a la comunidad Requem Pillan que hayan actuado con violencia, porque desde el año 2001 en adelante han buscado todas las formas de diálogo con las autoridades competentes de la región y nunca fueron escuchados. Desde el punto de vista de los procedimientos institucionales, esta comunidad agotó todo las instancias de diálogo”, señaló el werken. Agregó Huilcamán que la comunidad presentó aquel año toda la documentación que avala su demanda territorial ante el gobierno, MIDEPLAN, CONADI y en la propia Intendencia de la IX región, ello sin recibir respuesta.

Por su parte, la Identidad Territorial Lafkenche declaró que lo sucedido en Angol “solo viene a confirmar la incapacidad del Gobierno por dar una verdadera y justa salida a la demanda histórica del Pueblo Mapuche”. La entidad, además de expresar su solidaridad, apoyo y condolencias con los familiares del comunero asesinado, declaró que “la opinión pública de Chile sabrá castigar estos actos que vienen a evidenciar los verdaderos principios del Gobierno de la Concertación y su inconsecuente discurso a la hora de referirse a nuestra problemática social ancestral. Esto no es más que una muestra del retroceso de las políticas indígenas en este país”, subrayó.

Exigen renuncia de Ministro

Y precisamente hacia el gobierno puntó el emplazamiento que realizó el Partido Mapuche Wallmapuwen en Temuko. La colectividad política responsabilizó directamente a la presidenta Michelle Bachelet por un crimen “que tiñe nuevamente de sangre los campos del País Mapuche”. A juicio de Wallmapuwen, el crimen del comunero no constituye “un hecho aislado”, como señaló ante los medios el Subsecretario del Interior, Patricio Rosende. “Se enmarca dentro de una política de criminalización de las demandas históricas del Pueblo Mapuche, implementada por la Concertación de gobierno y que busca desvirtuar el trasfondo político de nuestra lucha”, denunció la colectividad.

Ante ello, Wallmapuwen exigió a la primer mandataria la renuncia del Ministro del Interior, Edmundo Perez Yoma, y del propio Subsecretario del Interior, Patricio Rosende, “responsables directos del escenario de represión y criminalización que afecta a comunidades movilizadas por sus tierras. Demandamos se haga efectiva la responsabilidad política que compete a ambas autoridades por su negligencia criminal a la hora de abordar el actual escenario de conflicto”, declaró la colectividad en Temuko, a su vez que demandó que los hechos fueran investigados por la justicia civil y monitoreados por organismos de derechos humanos.

Wallmapuwen finalmente llamó a las “diferentes expresiones del Pueblo Mapuche”, a manifestarse públicamente y aunar criterios para respaldar con movilizaciones a la Alianza Territorial Mapuche, referente que ha liderado las recuperaciones de tierras en la zona sur. En las últimas horas, esta última entidad llamó a un Futa Trawun (Gran Asamblea) a “todas las organizaciones sociales, instituciones, lof y comunidades de los diferentes territorios que han venido acompañando, liderando, visibilizando, denunciando, solidarizando a las movilizaciones”. Reunión fue convocada para este sábado 15 de agosto en un sector rural de Puerto Domínguez, distante a 89 Km de Temuko. Se espera asistan cientos de mapuches.

Mapuches en Santiago

No solo en Temuko hubo pronunciamientos. En Santiago, la organización Meli Witran Mapu solidarizó con la Comunidad Requem Pillan y amplió la responsabilidad por el crimen de Mendoza Collio a sectores políticos de derecha del país, “porque son ellos los que sustentan la política de militarización constante del territorio mapuche, son ellos los que han hecho de las comunidades y ciudades del sur un verdadero estado de sitio, donde se vulneran constantemente los derechos de nuestro pueblo”. Para la entidad urbana, “el accionar represivo de la Concertación y la Derecha obedece claramente a la negación de nuestros derechos políticos y territoriales, a la negación de la autonomía y la autodeterminación”.

Por su parte, el Observatorio Ciudadano, organización no gubernamental dirigida por los abogados Nancy Yañez y José Aylwin, tras solidarizar con la familia del joven comunero fallecido, condenó energicamente “el uso de la violencia como mecanismo para abordar los conflictos interétnicos de larga data que existen en esta parte de Chile, en particular aquellos vinculados a la propiedad de la tierra”. “Como lo hemos señalado reiteradamente, agregó la entidad, tenemos la convicción que la represión no es conducente para dar una solución a este conflicto, sino que generalmente revierte en un aumento de la violencia generando mayor tensión social”.

Apunto la institución de derechos humanos que la muerte del comunero “ocurre en el marco de los anuncios realizados por el Ministro del Interior de reforzar la dotación policial en la zona, en particular de fuerzas especiales, asumiendo públicamente la fuerza y la represión como estrategia para contrarrestar las acciones de movilización mapuche en el sur del país y para garantizar la gobernabilidad”. Ante esta situación, el Observatorio instó a las autoridades a “desarrollar acciones urgentes para establecer un diálogo efectivo con las comunidades actualmente involucradas en los conflictos por tierras”, diálogo que -precisó la entidad- debiera ajustarse a los estandares internacionales de derechos de los pueblos indígenas.

Fuente: http://www.azkintuwe.org/agosto132.htm

Dijo que Joven Indígena Fue Asesinado

Vocero mapuche afirma que comunero fue baleado por la espalda.

José Naín, vocero de 20 comunidades mapuches y entre ellas del grupo Requén Pillán al que pertenecía Jaime Facundo Mendoza Collío, aseguró que el joven de 24 años fue asesinado "a quemarropa y por la espalda" por el funcionario policial Patricio Jara Muñoz.

En entrevista con ADN Radio Chile, el comunero señaló que la "explicación militar" dada por el jefe de la novena zona policial de La Araucanía, Cristián Llévenes, es inventada y no se condice con la realidad, al plantear que el cabo primero actuó en "defensa propia" al verse emboscado y sólo realizó un disparo.

"Aquí hay una explicación militar, no cabe duda que iban a inventar que fueron emboscados por un conjunto de personas de origen mapuche, en consecuencia que eso no ocurrió, no fue así. Las familias que estaban ocupando pacíficamente el fundo en ese momento fueron prácticamente avasalladas por Carabineros, que sin mediar ningún tipo de diálogo comenzaron a disparar", señaló.

El vocero sostuvo que los manifestantes fueron perseguidos hasta más allá del fundo San Sebastián que se habían tomado, indicando que "nuestro hermano Mendoza Collío fallece a más de un kilómetro del predio que tenían como mandato desalojar. Por lo tanto, aquí hubo una gran persecución, se persiguió a los mapuches hasta alrededor de la comunidad, y allí prácticamente a quemarropa se le disparó por la espalda a Jaime".

José Naín aseguró que hay testigos del hecho, y enfatizó que "varias personas iban con él al momento que cae a la orilla de un estero, y el impacto obviamente que fue por la espalda".

El representante mapuche pidió que el Instituto Médico Legal "pueda aclarar" la situación, reiterando que "tenemos alrededor de 40 ó 50 personas que estaban ocupando el predio de manera pacífica, sin armamento y a rostro descubierto como lo hacemos los mapuches, para testificar que efectivamente aquí hubo un acto criminal de un carabinero".

"Hacemos un llamado al Ministerio Público, a los fiscales de la región, al fiscal militar, a que aquí se establezca la verdad y la justicia, porque no vamos a permitir que la violencia hoy día se extienda a cargar a las personas mapuches que estaban en ese lugar sin ningún tipo de armamento", sentenció.

Foto: www.mapuexpress.net

Indígenas chilenos anuncian recuperación de tierras

Los mapuches representan cerca de 6% de los 16,6 millones de chilenos y mayoritariamente viven en medio de una gran pobreza

Una organización nacional mapuche advirtió el jueves que se organizará para recuperar de una vez sus tierras ancestrales, tras la muerte en la víspera de un indígena en un enfrentamiento con policías antimotines.

La policía informó que un sargento del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE) disparó su arma en defensa propia, luego de ser alcanzado por decenas de perdigones disparados con escopetas por indígenas que intentaban apoderarse de un predio.

José Santos Millao, presidente de la organización Ad Mapu, dijo el jueves a radio Cooperativa, que por la mañana se reunirán las organizaciones mapuches para ver la forma de recuperar sus tierras.

La muerte del comunero mapuche Fabián Facundo Mendoza Collío, de 24 años, se produjo mientras la policía desalojaba el fundo San Sebastián, en las cercanías de Collipulli, Angol, 600 kilómetros al sur de Santiago de Chile.

"El carabinero que disparó momentos antes había sido atacado por un grupo de aproximadamente ocho personas que portaban escopetas. El recibió a lo menos 80 perdigones en su cuerpo", declaró el oficial de la policía Cristián Yévenes.

El subsecretario del Interior, Patricio Rosende, dijo que durante la noche y al amanecer del jueves se registraron desórdenes en el área del "conflicto mapuche", como denomina el gobierno a vastos territorios del sur donde grupos de mapuches se toman predios, incendian casas y maquinarias para exigir las tierras de sus antepasados.

El gobierno de la presidenta Michelle Bachelet asegura que las comunidades en rebelión son apenas unas decenas de las más de 2.000 que aceptan la política oficial de comprar predios a terratenientes y a empresas forestales para repartirlas entre familias indígenas.

También ha advertido que con acciones violentistas nada conseguirán.

"No es así como dice el gobierno, que somos una o dos comunidades, somos todos. Lo que pasa es que la inmensa mayoría de las comunidades estamos a la espera y algunos hermanos, que es tanta ya la angustia, la desesperación, se lanzan a recuperar directamente su territorio", declaró Santos Millao.

El dirigente acusó que "el gobierno no ha respondido más allá de 1% a 5% de todas las demandas que nosotros venimos reclamando históricamente".

Santos Millao aseguró que por integrar el Consejo Nacional Indígena, creado por el gobierno, conoce los recursos que anualmente el gobierno destina para resolver los problemas de los mapuches.

En la zona de la Araucanía, en el sur, los problemas entre mapuches y terratenientes y forestales se está agravando rápidamente, pese a que el gobierno insiste en que son unas pocas decenas de más de 2.000 comunidades las que se están rebelando. En los últimos años ya han muerto tres mapuches por disparos policiales.

Los mapuches representan cerca de 6% de los 16,6 millones de chilenos y mayoritariamente viven en medio de una gran pobreza. Son descendientes de los habitantes originarios que rechazaron tenazmente la conquista española en una guerra que se prolongó por 300 años, y que sólo fueron dominados por el Estado de Chile, que los arrinconó en tierras del sur.

13 de agosto 2009 | 08:54 am – AP

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Felizmente gracias a este blog podemos descubrir informaciones que permiten situar y analizar este conflicto más cerca de su verdadera naturaleza. La manera como son tratadas las legítimas aspiraciones y revindicaciones del pueblo Mapuche averguenza la democracia en nuestro país. La arbitrariedad y la injusticia no conducen al dialogo y ello no ha sido comprendido ni asumido por la institucionalidad, menos aun por las fuerzas represivas.

    María teresa Aquevedo

    14 agosto, 2009 at 10:23

  2. Estimado amigos
    Con interes he leido los articulos sobre el conflicto en la Araucania.Soy un empresario forestal que trabajo desde el año 1944 en la IX REGION con mas de cien obreros muchos de ellos excelentes trabajadores y con quienes tuve contacto personal debido a mi interes en los pueblos originarios.Ya en esa epoca habia resentimiento entre mapuches y chilenos. Mas adelante en los años 60 tuve el placer de conocer en Catripulli al cacique Cesareo Antinao que me brindo su amistad y me explico la forma de vida de los mapuches. Generalmente uno cree que las formas de vida son anaticuadas, pero solo para darse cuenta lo sabias que son sus costumbres,muy superiores a las nuestras.Sirva como ejemplo el sistema de tener varias esposas pero primero casandose con la de mas edad y experimenteda en las labores de casa y luego cada vez con una mas joven.Cesareo tenia 5 esposas y le pregunte como lo hacia para non teneer problemas entre ellas, ya que nosotros con una sola a veces tenemos problemas. Cuando me explico me di cuenta que
    su filosofia de la vida era amucho mas avanzada que la nuestra .
    Perdon si me he extendido sobre estos detalles, pero quiero dejar demostrado que he convivido con algunos mapuches.
    Ahora bien vamos al meollo del asunto que es la posible solucion al conflicto
    Tuve l el privilegio de estudiar una maestria en Vancouver Canada entre 1955 y 1957 y visitar y trabajar en verano en varios aserraderos de la zona.Varios de estos aserraderos compraban trozas de los bosques que tenian , a precios de Mercado ALLA LOS PRECIOS SON PUBLICADOSS EN LOS DIARIOS y durante mi presencia nunca vi conflictos.
    Segui visitando la zona de British columbia cada tres años y en los finales del 80s comenzo un levantamiento de los indigenas con el derecho que se le devuelvan sus tierra ancestrales.En Canada el estado sigue siendo dueño de la mayoria de los bosques
    asi que fue mas sencillo solucionar el asunto.a Desgraciadamente el asusnto no funciono, por las mismas razones que ahora. Acto seguido los indigenas fueron a demostrar sus demandas a la cuidad y ahora pidiendo que se les asignara n propiedades dentro de la cuidad ya que tambien eran tierras ancestrales
    El problema se puso muy complicado hasta que aparecioun mediador JIM FULTON (QEDP) QUIEN TENIA LA CONFIANZA DE AMBAS PARTES.
    Como se soluciono?
    LOS INDIGENAS SE LES DIO LA OPCION DE TIERRAS O QUE SE JUNTARAN EN GRUPOS Y SE LES OTORGARIA UN CASINO DE JUEGO QUE ADMINISTRARIAN ELLOS MISMO
    hAY QUE TENER CLARO QUE LOS INDIGENAS DEBEN RECIBIR ALGO VENTAJOSO PARA ELLOS QUE INCLUSIVE ALGUNOS CHILENOS DESEARIN TENER
    con estos casinos de juego tuvieron capital suficiente para satisfacer sus necesidades
    Esto sucedio hace mas de 15 años atras y yo lo propuse en ese momento pero me dijeron que el probleama mapuche requeria de una solucion chilena
    BUENO MIREN DONDE ESTAMOS

    pablo korach

    8 septiembre, 2009 at 10:49


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: