CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Archive for mayo 4th, 2009

TECNOLOGIA: el acelerador Tevatron acota la búsqueda de la partícula de la masa, el bosón de Higgs…

leave a comment »

acelerador La investigación ayudará al LHC a encontrarla, cuando empiece a funcionar

ALICIA RIVERA – Madrid – 13/03/2009

El millar de científicos que trabajan en los detectores del acelerador de partículas estadounidense Tevatron (de Fermilab, en Chicago) acaban de anunciar que han logrado acotar la búsqueda del bosón de Higgs, la partícula elemental que, según la teoría, explica por qué unas partículas tienen masa y otras no. El descubrimiento del Higgs, si es que existe como la mayoría de los especialistas considera plausible, es el primer objetivo del nuevo acelerador de partículas europeo, el LHC, que debe empezar a tomar datos científicos a finales de este año.

El rango de masa del Higgs, ya acotado por experimentos anteriores, está entre 114 y 185 gigaelectronvoltios (un gigaelectronvoltio, GeV, es esencialmente el peso de un átomo de hidrógeno, una unidad de medida usada normalmente en física de partículas).

Ahora, con los resultados obtenidos con los detectores CDF y Dzero, del Tevatron, los científicos afirman que la famosa partícula no puede estar entre 160 GeV y 170Gev, con un 95% de probabilidades, ni entre 157 y 180 gigaelectronvoltios, con un 90%.

Esto, por un lado, es útil para la búsqueda en el LHC, pero por otro anuncia que dicha búsqueda va a ser más complicada, porque ese rango excluido sería más fácil de analizar y explorar que los rangos restantes.

"Un objetivo clave de la Nacional Science Foundation (NSF) en física de partículas es la búsqueda del origen de la masa, y este resultado nos pone un paso más cerca", ha declarado Joe Dehmer, director de la división de física de la NSF.

El Tevatron es un acelerador más antiguo y de menor potencia que el LHC, por lo que el descubrimiento del Higgs en él es muy poco probable, aunque el retraso de la puesta en marcha del LHC es un punto a su favor.

El acelerador europeo empezó a funcionar, con haces de partículas circulando por su interior, el pasado 10 de septiembre, pero pocos días después se produjo en él un accidente que obliga a reparar un sector grande de la máquina. Hasta dentro de unos meses no se podrá iniciar de nuevo su funcionamiento. Los científicos de partículas de todo el mundo siguen a la espera de tener datos del LHC que analizar, y hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría de los que integran CDF y Dzero participan también en el acelerador europeo.

El País.com

Written by Eduardo Aquevedo

4 mayo, 2009 at 23:40

Tecnología: Microsoft lanza una versión casi definitiva del Windows 7

leave a comment »

• El sucesor del Vista, más rápido y fácil, puede descargarse ya de la web
Logotipo de Windows 7.
Logotipo de Windows 7.

SONIA GUTIÉRREZ
BARCELONA

 

No es la puesta de largo del esperado Windows 7, pero casi. Microsoft permite, desde hoy, descargarse de su web de forma gratuita una versión casi definitiva del sistema operativo llamado a suceder al fallido Windows Vista. Esta versión –denominada release candidate, o candidata al lanzamiento– será muy similar a la que finalmente saldrá al mercado, previsiblemente a finales de año. La versión gratuita dejará de funcionar cuando la definitiva sea una realidad, por lo que servirá para que el usuario se familiarice con las novedades.

Una de las grandes mejoras del Windows 7 es la facilidad de conexión con otros dispositivos del hogar. El ordenador se podrá conectar con otras computadoras y aparatos electrónicos para compartir documentos, fotos, vídeos y música. El Windows 7 será además compatible con versiones anteriores de los programas, con lo que se corrige uno de los problemas lamentados por los usuarios del Vista, que presentaba complicaciones de compatibilidad con el sistema anterior, el XP.

BIEN RECIBIDO

Microsoft destaca la buena acogida que ha tenido el Windows 7 entre los primeros usuarios que han probado la versión beta (de prueba), desde que se puso a disposición de algunos profesionales el pasado enero. Según la compañía, tres millones de probadores se han descargado la versión beta y, a partir de sus propuestas, se han incorporado "importantes mejoras, que aportan grandes beneficios tanto a usuarios domésticos como empresariales". Las opiniones vertidas en blogs especializados, como Microsiervos, son en su mayoría favorables.

El nuevo sistema operativo es más rápido y fácil, afirma Microsoft en su web. Uno de los cambios más visibles será el de la barra de tareas, con iconos que podrán ordenarse y previsualizar las ventanas. Otra de las novedades, ya avanzada en el salón de Las Vegas el pasado enero, es que permitirá trabajar con pantallas táctiles, sin teclado ni ratón.

 

Windows 7 RC ya está disponible


Microsoft anunció el lanzamiento del Release Candidate (RC) del sistema operativo Windows 7, el cual estará disponible para descarga desde el sitio http://www.microsoft.com/windows7 a contar del 5 de mayo para todo público. 04.05.2009, 17:46

Mouse.- El hito del RC es un paso importante en el camino para la entrega final de Windows 7, pues indica que está ingresando a las fases finales de desarrollo y está listo para que miles de usuarios prueben y evalúen su funcionalidad, así como para que ingenieros y tecnicos desarrollen nuevas aplicaciones, controladores de dispositivos y servicios.

"Con Windows 7, Microsoft está redefiniendo lo que el público entiende por computación. Aprovechando las necesidades de nuestros clientes, estamos desarrollando nuevas aplicaciones basadas en la interacción con equipos portátiles, con la portabilidad de música, fotos y videos, y ofreciendo desde ya la posibilidad de usar las manos en vez del mouse para ejecutar tareas, una función que esperamos se popularice en los próximos años cuando se masifiquen las pantallas táctiles", explicó Kimberly Robinson, gerente de Negocios Windows Microsoft Chile.

Windows 7 RC simplifica las tareas cotidianas, trabaja de la forma que los usuarios quieren. La más reciente versión de Windows fue diseñada para asegurar el más alto nivel de compatibilidad de dispositivos y aplicaciones con software y dispositivos que trabajaban con Windows Vista. Algunos nuevos avances del RC son Remote Media Streaming, Windows XP Mode beta) y Windows Virtual PC:

Remote Media Streaming: permite el acceso seguro y remoto a Internet para ingresar a bibliotecas de medios digitales en las oficinas desde otra PC Windows 7 fuera de las oficinas.

Windows XP Mode: con base en Windows Virtual PC, Windows XP Mode permite a los usuarios de pequeñas y medianas empresas de Windows 7 ejecutar aplicaciones de productividad Windows XP desde el escritorio Windows 7. Windows XP Mode estará disponible para los clientes Windows 7 Professional y Windows 7 Ultimate mediante una descarga o, para tener la mejor experiencia, preinstalado directamente en nuevas PCs.

Asimismo, se mejoraron algunas características innovadoras para el Windows 7 RC con base en la retroalimentación recibida durante el periodo de prueba piloto:

Navegación: varias mejoras menores a Windows Taskbar, Jumplists y búsqueda hacen que sea más fácil navegar y encontrar exactamente lo que se quiere.

Internet Explorer 8: InPrivate Browsing en Internet Explorer 8 evita que el navegador retenga información sobre historial de navegación, archivos temporales de Internet, datos de formas, direcciones de páginas y nombres de usuarios/contraseñas. Con Windows 7, puede iniciar una sesión InPrivate desde su Jump List. Asimismo, puede abrir una nueva pestaña desde Jump List.

Windows Touch: controlar la computadora tocando la pantalla es una experiencia de usuarios central de Windows 7. Las mejoras en el RC incluyen varias actualizaciones Windows Touch, incluyendo la capacidad de arrastrar, soltar y elegir elementos con función táctil, incluso dentro de sitios web que tienen barras de navegación horizontal y vertical.

EU le niega la visa a Silvio Rodríguez para participar en acto especial en NY…

leave a comment »

SILVIO2 El cantautor cubano califica esta decisión como contradictoria con el deseo del presidente Barack Obama de un acercamiento con la isla.

Reuters
Publicado: 04/05/2009 13:08

La Habana. El cantautor cubano Silvio Rodríguez, considerado la voz de la revolución, dio a conocer este lunes que Estados Unidos no le concedió la visa para ir a un acto especial en Nueva York, lo cual consideró “contradictorio” cuando el gobierno de Barack Obama desea relanzar los lazos.

En declaraciones a la prensa oficial, Rodríguez expresó que se siente “tan bloqueado y discriminado” por el gobierno de Obama como por “los otros gobiernos” anteriores, al denunciar que no recibió la visa a un homenaje al cual fue invitado de un músico estadunidense en su 90 cumpleaños.

“Creo que la actitud del Departamento de Estado es muy contradictoria con el deseo expresado por el presidente Obama de un acercamiento con Cuba (…) Me sigo sintiendo tan bloqueado y discriminado como por otros gobiernos. Ojalá esto cambie de verdad algún día”, dijo en un mensaje en el sitio oficial (www.cubadebate.cu) y difundido en el diario Granma.

Según el periódico del gobernante Partido Comunista, el autor de Causas y Azares, Unicornio Azul y Ojalá afirmó que “el bloqueo sigue siendo política viva en la ejecutoria del gobierno de los Estados Unidos”.

Washington impuso a La Habana un embargo económico desde 1962, que incluye restricciones a intercambios bilaterales en las esferas deportivas y culturales, entre otras.

Obama anunció recientemente que quiere recomponer las relaciones entre Estados Unidos y Cuba que acumulan casi 50 años de hostilidad, pero ha insistido en mantener el embargo para presionar un cambio en el gobierno cubano.

Written by Eduardo Aquevedo

4 mayo, 2009 at 19:49

Entrevista a Joseph Stiglitz y Muhammad Yunus, por N. Gardels y H. Kazim

leave a comment »

INVESTIGACION6 Nathan Gardels y Hasnain Kazim, entrevistan

Letras Libres Nov-08

Dos Premios Nobel, uno de economía y otro de la paz, se suman al coro de voces que intenta entender las causas de la crisis financiera y sus posibles salidas. Ambos repiten como un mantra: regulación, regulación

La caída de Wall Street. Entrevista con Joseph Stiglitz

Barack Obama ha dicho que el desplome de Wall Street es la crisis financiera más grave desde la Gran Depresión. John McCain dice que la economía está en riesgo, pero que sus cimientos son sólidos. ¿Quién tiene la razón?

Obama está mucho más cerca de dar en el blanco. Sí, en Estados Unidos hay gente talentosa, grandes universidades y un buen sector de alta tecnología. Pero los mercados financieros han jugado un papel muy importante y representan un 30 por ciento de las utilidades corporativas de los últimos años. Quienes manejan los mercados financieros han cosechado estas utilidades bajo el argumento de que estaban ayudando a administrar el riesgo y a asignar el capital de manera eficiente, razón por la cual, según ellos, “merecían” esos altos rendimientos. Pero hoy se ha demostrado que eso no era cierto. Lo han hecho todo mal. Y ahora las cosas se han vuelto en su contra y el resto de la economía lo pagará conforme los engranes del comercio se ralenticen debido a la crisis crediticia. Ninguna economía moderna puede funcionar bien sin un sector financiero vigoroso. Así que el diagnóstico de Obama, según el cual nuestro sector financiero está en condiciones alarmantes, es correcto. Y si dicho sector está en condiciones alarmantes, eso significa que nuestra economía está en condiciones alarmantes.

Incluso si no nos concentramos en el caos financiero, sino en el nivel doméstico, veremos que la deuda nacional y federal es un problema importante. Nos estamos ahogando. Si reparamos en la desigualdad –la más acentuada desde la Gran Depresión – veremos que ahí hay un problema importante. Si reparamos en el estancamiento de los salarios, veremos que ahí hay un gran problema. La mayor parte del crecimiento económico de los últimos cinco años descansó sobre la burbuja hipotecaria que hoy ha estallado. Y los frutos de ese crecimiento no han sido distribuidos con la debida amplitud. En pocas palabras, los cimientos no son sólidos.

¿Cuál debería ser la política que responda al desplome de Wall Street?

Claramente, necesitamos no sólo una nueva regulación sino un rediseño del sistema regulatorio. Durante su reinado como presidente de la Reserva Federal –el periodo durante el cual creció esta burbuja hipotecaria y financiera– Alan Greenspan tuvo muchos instrumentos a su disposición para atajar el problema, pero fracasó. Después de todo, Ronald Reagan lo designó por su postura antirregulatoria. El anterior presidente, Paul Volcker, conocido por mantener la inflación bajo control, fue despedido porque la administración Reagan no lo consideraba un desregulador adecuado. Estados Unidos padece entonces las consecuencias de elegir como regulador en jefe de la economía a alguien que no creía en la regulación.

Así, para corregir el problema necesitamos en primer lugar líderes políticos y legisladores que crean en la regulación. Y además de eso, necesitamos construir un nuevo sistema capaz de lidiar con la expansión de los instrumentos financieros y económicos más allá de los tradicionales bancos. Necesitamos, por ejemplo, regular los incentivos. Los bonos deben pagarse según el desempeño multianual y no cada año, ya que esto fomenta la especulación. La opción de compra de acciones alienta la contabilidad deshonesta y es preciso ponerle un freno. En pocas palabras, hemos fabricado incentivos al mal comportamiento en el sistema, y lo que hemos obtenido es ese mal comportamiento.

También nos hacen falta “topes”. Históricamente, toda crisis financiera ha estado asociada con la expansión demasiado rápida de determinado tipo de activos, desde tulipanes hasta hipotecas. Si restringimos este fenómeno, podremos impedir que las burbujas se salgan de control. El mundo no desaparecería si las hipotecas crecieran a un 10 por ciento anual en lugar de un 25 por ciento anual. Conocemos tan bien el modelo que debemos ser capaces de hacer algo para moderarlo. Pero sobre todo, de la misma manera en que tenemos una comisión de seguridad para los bienes de consumo, necesitamos una comisión de seguridad para los productos financieros. Los hombres de finanzas inventaron productos que no estaban diseñados para administrar el riesgo sino para crearlo.

Por supuesto, creo firmemente en una mayor transparencia. Ahora bien, en términos de los estándares regulatorios, los productos financieros deben ser transparentes en un sentido técnico. Dichos productos eran tan complejos que nadie podía entenderlos. Si cada disposición de los contratos se hubiera hecho pública, no habría añadido ninguna información sobre el riesgo que le resultara útil a cualquier mortal. Tener demasiada información equivale a no tener ninguna. En este sentido, quienes llaman a una mayor apertura como solución al problema no entienden la información. Si compras un producto, quieres saber cuál es el riesgo, así de simple. Esa es la cuestión.

Los tenedores de los títulos hipotecarios detrás del colapso están en todo el mundo, en bancos o en fondos soberanos en China, Japón, Europa y el Golfo. ¿Qué impacto tendrá esta crisis sobre ellos?

Eso es cierto. Las pérdidas que sufrieron las instituciones financieras europeas por las hipotecas de alto riesgo fueron mayores a las registradas en Estados Unidos. A decir verdad, el hecho de que Estados Unidos diversificara los títulos hipotecarios entre tenedores alrededor del mundo –gracias a la globalización de los mercados– suavizó el impacto en el país. Si no hubiéramos repartido el riesgo alrededor del mundo, la caída en Estados Unidos habría sido mucho peor. Ahora, como resultado de esta crisis, se empieza a entender la asimetría informativa de la globalización. En Europa, por ejemplo, no quedaba muy claro que las hipotecas estadounidenses son hipotecas sin aval: si el valor de la propiedad se vuelve menor al valor de la hipoteca, uno puede devolver la llave al banco y retirarse. En Europa, la propiedad es una garantía, y el prestatario está obligado a pagar el monto que recibió sin que importe nada más. Este es uno de los peligros de la globalización: el conocimiento aún es local porque uno sabe mucho más sobre la propia sociedad que sobre otras.

Entonces, ¿cuál es, en última instancia, el impacto del desplome de Wall Street sobre la globalización orientada al mercado?

La agenda de la globalización ha estado estrechamente ligada a los fundamentalistas del mercado, es decir, a la ideología del libre comercio y de la liberalización financiera. En esta crisis hemos visto cómo la mayor parte de las instituciones de mercado en la economía más orientada al mercado fracasaron y corrieron a pedir ayuda al gobierno. Todo el mundo dirá ahora que este es el fin del fundamentalismo de mercado. En este sentido, el desplome de Wall Street es para el fundamentalismo de mercado lo que la caída del Muro de Berlín fue para el comunismo: le dice al mundo que esta forma de organización económica resultó no ser sustentable. A fin de cuentas, dicen todos, el modelo no funcionó. Este momento es un indicador de que los alegatos por la liberalización del mercado financiero eran falsos. ~

– Nathan Gardels © New Perspectives Quarterly


El capitalismo se ha convertido en un casino

Entrevista con Muhammad Yunus

Durante años usted ha abogado por una mayor conciencia social en nuestra forma de hacer negocios y ha denunciado lo dañina que resulta la estrechez de miras cuando sólo se busca la maximización de ganancias. Ahora el sistema financiero entero se está tambaleando.

Me entristece el curso actual de los acontecimientos. Es algo que sin duda no me hace feliz. La crisis ha lastimado a mucha gente y súbitamente ha vuelto inestable al mundo entero. En estos momentos deberíamos concentrarnos en garantizar que una crisis financiera de esta índole no vuelva a repetirse.

¿Qué debe hacerse?

Hay enormes agujeros en el sistema financiero que se deben tapiar. Está claro que ahora el mercado no puede resolver estos problemas por sí mismo, así que la gente tiene que acudir a los gobiernos para pedir ayuda de emergencia. Esto no es una buena señal, pues muestra que la confianza en los mercados se ha desvanecido. Desafortunadamente, por el momento no existe otra alternativa más que la intervención y el apoyo de los gobiernos. Hoy día ese es el método empleado para combatir la crisis, un método que se echó a andar con los 700 billones de dólares del paquete de rescate aprobado en Estados Unidos.

¿Cuál es exactamente el problema con esta estrategia?

El punto es que debemos regresar tan pronto sea posible a los mecanismos de mercado que puedan paliar la crisis y resolver los problemas. Las soluciones deben provenir del mercado y no de los gobiernos.

Pero usted mismo ha dicho que el mercado es incapaz de resolver los problemas.

En eso precisamente es en lo que debemos trabajar. Durante un largo tiempo, las prioridades principales han sido la maximización de ganancias y el crecimiento rápido, pero este enfoque nos ha conducido a la actual situación. Cada día debemos escudriñar para ver si existe crecimiento potencialmente dañino en algún lugar. Si descubrimos que lo hay, entonces debemos reaccionar de inmediato. Si algo crece anormalmente rápido, entonces debemos detenerlo. ¿Por qué no invierten todas las compañías en un fondo que compre los títulos que se han vuelto demasiado riesgosos? Ya puedo imaginar un modelo de negocios para un programa de tal naturaleza.

Por una parte, usted dice que el mercado debe resolver el problema por sí mismo pero, por otra, critica el crecimiento demasiado acelerado. Al parecer, usted cree que el capitalismo orientado hacia el lucro ha fracasado.

En absoluto. El capitalismo, con todos sus mecanismos de mercado, debe sobrevivir, no me cabe duda. Lo que condeno es que hoy sólo exista un incentivo para hacer negocios, y que este sea la maximización de ganancias. El incentivo del bienestar social debe ser incluido. Se precisan muchas más compañías cuyo objetivo principal no sea tener los rendimientos más altos, sino proporcionar el mayor beneficio a la humanidad.

¿Y usted piensa que esos dos incentivos se excluyen mutuamente? El banco que usted fundó, el Grameen Bank, que lo llevó a recibir el Premio Nobel de la Paz en 2006, ayuda a la gente y tiene rendimientos saludables.

El Grameen Bank es una compañía orientada al bienestar social que, además, tiene utilidades, pero no se concentra en maximizar sus ganancias. No me interesa convertir todas las compañías lucrativas en empresas socialmente responsables. Se trata de dos categorías diferentes, y siempre habrá negocios cuyo objetivo principal sea ganar tanto dinero como sea posible. Pero ganar tanto dinero como sea posible sólo puede ser el medio para un fin, y no un fin en sí mismo. Uno debe invertir el dinero en algo significativo, y yo defendería que ha de ser en algo que mejore la calidad de vida de toda la gente.

Pero, ¿qué tiene que ver la crisis financiera con un aumento en el número de compañías socialmente responsables?

Si hubiera más compañías socialmente responsables, la gente tendría más oportunidades para forjar sus vidas. Los mercados estarían más equilibrados que hoy.

Usted está hablando de salvar al mundo a través del altruismo…

Hay muchos filántropos en este mundo, gente que ayuda a la gente dándole casa, educación, etcétera. Pero esa es una vía de un solo sentido. El dinero se gasta y nunca regresa. Si uno invirtiera ese dinero en una compañía socialmente responsable, el dinero se mantendría en la economía y resultaría mucho más eficaz, ya que se utilizaría según los criterios del mercado generando así cierto nivel de retorno de la inversión.

¿Quién cree que sea culpable del actual desplome financiero?

El mercado mismo, por la falta de una regulación adecuada. El capitalismo de hoy se ha vuelto un casino. Los mercados financieros están impulsados por la avaricia. La especulación ha alcanzado proporciones catastróficas. Todo esto debe terminar.

La actual crisis financiera comenzó como una crisis crediticia: los propietarios de viviendas en Estados Unidos ya no podían pagar sus hipotecas. En el Grameen Bank, que proporciona micropréstamos, el índice de pago es cercano al cien por ciento. ¿Usted cree que su banco podría ser un modelo para todo el sistema financiero mundial?

La diferencia fundamental es que nuestro negocio está muy vinculado a la economía real. Cuando otorgamos un préstamo por 200 dólares, ese dinero se utilizará para comprar una vaca en algún lugar. Si prestamos 100 dólares, alguien comprará unos pollos. En otras palabras, el dinero va a parar en algo con un valor concreto. Las finanzas y la economía real deben estar vinculadas. En Estados Unidos, el sistema financiero se ha separado por completo de la economía real. Ahí se construyeron castillos en el aire y, de pronto, la gente se dio cuenta de que esos castillos sencillamente no existían. Ese fue el punto en que se desplomó el sistema financiero.

¿Y es momento de que los gobiernos intervengan en la economía de mercado y refuercen la regulación?

Debe haber regulación, pero no se debe permitir que los gobiernos conduzcan el mercado. Se ha hecho evidente que la “mano invisible” de Adam Smith, que supuestamente resuelve todos los problemas del mercado, no existe. Esa “mano” ha desaparecido en los últimos días. Lo que estamos viviendo es un dramático fracaso de los mercados. ~

– Hasnain Kazim © Der Spiegel

Traducción de Marianela Santoveña

Mentiras y desinformación mediática en relación a la pandemia de gripe porcina…, por M. Chossudovsky

leave a comment »

Michel Chossudovsky, Global Research

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos

¿Qué es la gripe? Es una grave enfermedad respiratoria contagiosa causada por los virus de la gripe. Millones de personas en Estados Unidos padecen gripe cada año. La mayoría suele estar enferma una semana aproximadamente. Algunas personas (especialmente los niños pequeños, las mujeres embarazadas, los ancianos y las personas con problemas crónicos de salud) pueden ponerse muy enfermas y muchos mueren por la gripe.

Centro para el Control y Prevención de la Enfermedad [1]

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aumentó su nivel de alerta de pandemia a un nivel 5 en una escala de 6. La fase 5 de la OMS significa que “hay una propagación continua entre humanos del virus en al menos dos países y que es inminente un brote de la enfermedad a nivel global… Indica también un aumento de los esfuerzos para producir una vacuna … Se han confirmado casos humanos en México, Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Israel, Nueva Zelanda y España" (la negrita es nuestra).

Según los informes, la OMS tomó la decisión después de que “un bebé de 23 meses muriera [de gripe porcina] en Texas tras haber viajado desde México para recibir tratamiento médico”. Según los informes, la gripe porcina se ha confirmado en 11 de los estados de Estados Unidos. Se han citado las palabras de altos cargos sanitarios de la OMS en Ginebra y Washington afirmando que “es poco probable que se detenga la propagación del virus”. Los medios de comunicación se han puesto a pleno rendimiento con muy pocos análisis y revisión de las pruebas, y han centrado la atención en los más de 2.400 casos de gripe no específica en México.

“la propagación mundial es inminente”…

“todos los países deberían activar planes de preparación”,

“La peor crisis sanitaria a la que se enfrenta el mundo desde hace 90 años…”

Al día siguiente de que la OMS decretara la fase 5 de la alerta, un científico vinculado con el Centro para el Control y Prevención de la Enfermedad de la Unión Europea insinuó, sin pruebas, que la pandemia podía afectar “de manera benigna” a entre un 40% y 50% de la población de la UE (véase europeanvoice.com, 30 de abril de 2009). El profesor Neil Ferguson, un miembro del grupo de trabajo de la OMS sobre la gripe porcina, afirmó que “el 40% de las personas en Reino Unido podrían infectarse en los próximos seis meses si el país se viera afectado por la pandemia”.

“No sabemos qué dimensiones tendrá la epidemia en los próximos dos meses … Es casi seguro que aunque desaparezca en las próximas semanas (lo que puede ocurrir) tendremos una epidemia estacional en otoño” .

Podemos esperar que hasta entre un 30% a un 40% de la población enferme en los próximos seis meses si verdaderamente se convierte en pandemia. Puede que tengamos una cantidad importante de personas infectadas, pero, si a mí me gustara apostar, diría que durará poco porque avanzamos hacia el verano”. El profesor Ferguson afirmó que los 152 muertos en México probablemente suponen una proporción relativamente pequeña del número total de infectados que podría llegar a decenas o cientos de miles” (Daily Express, 1 mayo de 2009).

Los reportajes de los medios de comunicación están distorsionados. Se transforman las realidades. Las declaraciones de los políticos no están respaldadas por pruebas médicas y científicas. Las declaraciones del profesor Ferguson carecen de fundamento. No se ha molestado en confirmar el número de casos de gripe porcina en México “confirmados por el laboratorio”. ¿Entre el 30% y el 40% de la población de Gran Bretaña? ¿Hasta el 50% de los 500 millones de habitantes de la Unión Europea? ¿En qué se basan estas afirmaciones? Según los reportajes, el 27 de abril sólo había un caso de gripe porcina en toda la UE: “El primer caso confirmado en Europa de gripe porcina se diagnosticó en España. La ministra de Salud del país lo confirmó el lunes por la mañana, después de que se le hicieran pruebas a un hombre que había vuelto recientemente de México” BBC, 27 de abril de 2009 [2]).

Debilitar el movimiento de protesta social

Declaraciones de esta naturaleza sobre la “inevitable propagación” de la enfermedad crean, bastante deliberadamente, una atmósfera de temor, inseguridad y pánico. También sirven para distraer la atención de la gente de la devastadora crisis económica global que está llevando al mundo a la pobreza y al paro generalizados, por no mencionar la guerra en Oriente Medio y el tema más general de los crímenes de guerra de la OTAN-EEUU. La Verdadera Crisis Global está marcada por la pobreza, el colapso económico, los conflictos étnicos, la muerte y la destrucción, la derogación de los derechos civiles y la desaparición de los programas sociales del Estado. El anuncio por parte del UE de la pandemia de gripe porcina inevitablemente sirve para debilitar el movimiento de protesta social que se ha extendido por Europa. En México las medidas de emergencia contra la gripe porcina que han “cerrado” zonas urbanas enteras se consideran en general un pretexto del gobierno de Felipe Calderón para frenar la creciente desconformidad social con una de las administraciones más corruptas de la historia mexicana. En México se suspendió el desfile del 1 de mayo, que iba dirigido contra el gobierno de Calderón.

El balance de la OMS

El grupo consultivo de la OMS ha señalado 148 casos confirmados por laboratorio en todo el mundo de gripe porcina, incluyendo 8 muertos, apenas una pandemia:

“29 de abril de 2009 – La situación sigue evolucionando rápidamente. A las 18:00 GMT del 29 de abril de 2009 nueve países han informado oficialmente de 148 casos de infección de gripe A/H1N1. El gobierno de Estados Unidos ha informado de 91 casos confirmados por laboratorio, con una muerte. México ha informado de 26 casos confirmados de infección incluyendo siete muertes.

Los siguientes países han informado de casos confirmados por laboratorio sin muertes: Austria (1), Canadá (13), Alemania (3), Israel (2), Nueva Zelanda (3), España (4) y Reino Unido (5).

En la página web de la OMS (WHO.org) se podrá disponer diariamente de más información”.

En una declaración del 29 de abril, la directora general de la OMS, la dra. Margaret Chan confirmó que:

“Basándome en valoraciones de toda la información disponible y tras varias consultas a expertos, he decidido pasar el actual nivel de alerta de pandemia de gripe de la fase 4 a la 5.

Las pandemias de gripe se deben tomar en serio precisamente debido a su capacidad de propagarse rápidamente a cada país del mundo.

… La OMS seguirá la pista a la pandemia a los niveles epidemiológico, clínico y viriológico.

… He apelado a los países donantes, a UNITAID, a la Alianza GAVI, al Banco Mundial y a otros para movilizar recursos ”.

Una mina de otro para los grupos de empresas farmacéuticas

La OMS ha identificado a la gran empresa farmacéutica como solución para la crisis:

“Yo [la Directora-General de la OMS] me he puesto en contacto con las compañías que fabrican antivirales para evaluar la capacidad y todas la opciones de aumentar la producción. También me he puesto en contacto con fabricantes de la vacuna de la gripe que pueden contribuir a la producción de una vacuna para la pandemia”. La pandemia de la gripe porcina constituye una mina de oro corporativa para el grupo de empresas de biotecnología. La UE ya ha dado luz verde para trabajar con la gran empresa farmacéutica para desarrollar una vacuna contra la gripe porcina.

Estudio de la prueba

Los datos utilizados para un nivel 5 de alerta mundial son extremadamente escasos. La OMS no sólo afirma que “es inminente un brote mundial de la enfermedad”, sino que también distorsiona los datos de mortalidad de México referentes a la pandemia gripe porcina. Según la declaración oficial de la directora general de la OMS, la dra. Margaret Chan, el 29 de abril: “Hasta el momento han muerto 176 personas en México”. ¿De qué? ¿De dónde ha obtenido esas cifras? Según el ministerio de Sanidad mexicano, 159 personas murieron de gripe, de los cuales sólo siete corroborados por análisis de laboratorio se debieron a la variedad H1N1 de gripe porcinas (véanse los detalles más abajo). Como documentó William Engdahl, los síntomas de la gripe porcina no son específicos, se parecen a los de las gripe común (véasehttp://www.mondialisation.ca/index.php?context=va&aid=13456).

La opinión científica contradice la declaración oficial de la OMS:

“Los científicos que estudian el virus están llegando al acuerdo de que esta variedad híbrida de la gripe (al menos en su forma actual) no parece que vaya a ser tan fatal como las variedades que causaron algunas pandemias anteriores. De hecho, el actual brote de virus H1N1 que emergió en San Diego y el sur de México a finales del mes pasado, puede que no haga tanto daño como los brotes corrientes de gripe que se dan cada invierno sin tanta fanfarria.

Cada vez más pruebas preliminares de los laboratorios genéticos, modelos epidemiológicos y las simples matemáticas sugieren que en el actual brote probablemente se eviten los peores escenarios ” (Los Angeles Times, 30 de abril de 2009, http://www.latimes.com/features/health/la-sci-swine-reality30-2009apr30,0,3606923.story)

México

La gripe es una enfermedad común. Anualmente hay millones de casos de gripe por toda América. “Según el Diario de la Asociación Médica Canadiense, la gripe mata al año hasta a 2.500 canadienses y a unos 36.000 estadounidenses. En todo el mundo, la cifra de muertes atribuidas anualmente a la gripe es de entre 250.000 y 500.000” (Thomas Walkom,The Toronto Star, 1 de mayo de 2009, http://www.latimes.com/features/health/la-sci-swine-reality30-2009apr30,0,3606923.story) La mayoría de los casos de gripe en México de los que se ha informado no muestran la variedad A/H1N1. Según los reportajes de la prensa, la mayoría de los casos mexicanos de gripe porcina son “sospechosos”: no han sido confirmados por un análisis de laboratorio. El ministro mexicano de Sanidad, José Ángel Córdova confirmó que “había 2.498 casos graves de neumonía atípica asociada a las condiciones de la gripe” …[que] “podrían estar relacionados con el virus A/H1N1”. De estos 2.498 casos de gripe, murieron 159, de gripe o de dolencias relacionadas, pero sólo de estas muertes tenían relación con al gripe porcina, según la declaración oficial del ministro de Sanidad. Estas cifras corresponden al modelo general de gripe observado en México en años anteriores. “En un año normal entre 6.500 y 7.500 mexicanos mueren de enfermedades como la neumonía” (Ibid).Los 159 casos de los que se ha informado “se han achacado al brote”, pero los informes de laboratorio sugieren que la gripe porcina sólo fue la causa de 7 de los 159 casos.

Por ejemplo, en el pueblo de Veracruz, La Gloria, hubo un brote de infecciones respiratorias agudas; de los 450 casos, se hicieron pruebas de gripe porcina y sólo uno resultó ser positivo (esto es, una ratio de 1/450).

Los reportajes de prensa son invariablemente sesgados. Citan 152 o 159 muertos por el virus H1N1 cuando, de hecho, sólo siete de estas muertes están asociadas a la variedad A/H1N1 de la gripe porcina según el ministerio de Sanidad. Las otras muertes se pueden asociar a casos de gripe ordinaria y/o a factores relacionados, pero parece que los reportajes raramente hacen la diferencia. Además, no se dan detalles de resultados de laboratorios referentes a estos siete casos.

En Estados Unidos sólo un laboratorio en todo el país tiene capacidad para confirmar la identidad del virus, a saber, el Centro para la Prevención y Control de la Enfermedad, situado en Atlanta [3]. ¿Cuántos laboratorios de Mexico tiene capacidad para identificar el virus? Según los reportajes, se están enviando las muestras al Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico de México, que los envía a los laboratorios del gobierno en Estados Unidos y Canadá. Esto sugiere que no hay análisis de laboratorio que documenten el relativamente grande número de casos sospechosos. Según declaraciones del ministerio, los análisis de laboratorio de las 159 muertes se están realizando en laboratorios mexicanos con ayuda del CPCE de Atlanta que enviará los resultados.

Estados Unidos

En Estados Unidos se ha informado de 109 casos del virus (a 30 de abril de 2009), de los cuales sólo cinco fueron hospitalizados. EL Centro Estadounidenses para el Control de la Enfermedad confirmó que un bebé de 23 meses de Texas había muerto del virus de la gripe porcina tras estar hospitalizado y ser examinado clínicamente.

Desinformación de los medios de comunicación

Los reportajes de prensa señalan que “se ha informado de que cientos de niños en edad escolar de Nueva York han enfermado con “lo que se sospecha que es gripe porcina” . Sin embargo, no había pruebas confirmadas por laboratorios de la incidencia del brote de la gripe porcina H1N1. Lo más probable es que los niños padecieran gripe, lo cual es frecuente en el mes de abril. “Todos los casos eran leves, ningún niño fue hospitalizado, ninguno estaba gravemente enfermo”, afirmó el dr. Frieden. Altos cargos de Sanidad llegaron a su conclusión preliminar tras efectuar pruebas virales de muestras de la nariz o la garganta a ocho alumnos, lo que les permitió eliminar otras variantes de la gripe”.

Se hicieron pruebas a niños en edad escolar de Queen’s, pero las pruebas no fueron concluyentes: entre esos “cientos de niños en edad escolar”, no había informes de laboratorio que llevaran a identificar positivamente el virus de la gripe. De hecho, los reportajes son contradictorios: según ellos, el CPCE de Atlanta “es el único laboratorio del país que puede confirmar positivamente un nuevo brote de gripe porcina, que ha sido identificado como H1N1” (NYT, 25 de abril de 2009)

La gripe es una enfermedad común. La identidad del virus sólo se puede identificar por medio de un examen de laboratorio.

Es revelador que el CPCE de Atlanta esté desempeñando un papel clave en la identificación del virus para varios países de latinoamericanos, incluyendo México, Guatemala, El Salvador y Costa Rica. El 30 de abril, el gobierno estadounidense estableció un laboratorio CPCE en México. En otras palabras, la agencia gubernamental estadounidense está monopolizando la dirección de las pruebas de laboratorio, los datos y los análisis.

[1] http://www.cdc.gov/

[2] http://www.bbc.co.uk/mundo/aprenda_ingles/2009/04/090427_aprenda_griporcina.shtml

[3] http://www.latimes.com/features/health/la-sci-swine-reality30-2009apr30,0,3606923.story

Enlace con el original: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=13433

P. Krugman: dinero (para los banqueros) a cambio de nada…

with one comment

CRISIS004 PAUL KRUGMAN 03/05/2009

El 15 de julio de 2007, The New York Times publicaba un artículo con el titular ‘Los más ricos entre los ricos, orgullosos de una nueva Época Dorada’. Entre los "nuevos titanes", el que destacaba más prominentemente era Sanford Weill, ex presidente de Citigroup, que insistía en que él y sus homólogos del sector financiero habían obtenido su inmensa fortuna gracias a sus aportaciones a la sociedad.

Poco después de que se publicara dicho artículo, el edificio financiero que Weill se congratulaba de haber ayudado a construir se venía abajo, y provocaba con su caída inmensos daños colaterales. Aunque consigamos evitar que se repita la Gran Depresión, la economía mundial necesitará años para recuperarse de esta crisis.

Todo esto explica por qué debería preocuparnos que las remuneraciones en los bancos de inversión, tras bajar el año pasado, vuelven a dispararse, hasta los niveles de 2007. ¿Por qué es esto preocupante? Déjenme contarles los motivos. En primer lugar, ya no hay razón para creer que los magos de Wall Street realizan de hecho una aportación positiva a la sociedad, y mucho menos una aportación que justifique esas nóminas desmesuradas.

Recuérdese que el dorado Wall Street de 2007 era un fenómeno bastante nuevo. Desde la década de 1930 hasta aproximadamente 1980, la banca era un negocio sobrio y aburrido que, de media, no pagaba mejor que otros sectores, pero hacía que las ruedas de la economía siguieran girando.

Entonces, ¿por qué algunos banqueros empezaron a acumular enormes fortunas? Era, se nos decía, una recompensa por su creatividad, por la innovación financiera. A estas alturas, sin embargo, es difícil pensar en una gran innovación financiera reciente que de hecho ayudase a la sociedad, y que no fuera una forma nueva y mejorada de provocar burbujas, evadir normas y crear de facto pirámides financieras.

Recordemos un discurso reciente de Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal, en el que intentó defender la innovación financiera. Sus ejemplos de innovaciones financieras "buenas" eran: (1) las tarjetas de crédito, que no son precisamente una idea nueva; (2) la cobertura de descubiertos, y (3) las hipotecas subprime. (No me lo invento). ¿Éstas son las cosas por las que pagaban tanto a los banqueros?

Aun así, se podría alegar que tenemos una economía de libre mercado, y que es el sector privado el que debe decidir cuánto valen sus trabajadores. Pero esto me lleva a mi segundo razonamiento: Wall Street ya no forma parte, en un sentido real, del sector privado. Es un pupilo del Estado, tan dependiente de la ayuda pública como los receptores de la Asistencia Temporal a Familias Necesitadas. No hablo sólo de los 600.000 millones de dólares ya asignados del TARP. Están también las enormes líneas de crédito de la Reserva Federal; el préstamo a gran escala efectuado por los bancos federales hipotecarios; los finiquitos de los contratos de AIG financiados por los contribuyentes; la enorme expansión de los avales del Fondo de Garantía de Depósitos (FDIC en sus siglas en inglés), y, más en general, el apoyo implícito proporcionado a todas las empresas financieras consideradas demasiado grandes, o demasiado estratégicas, para quebrar.

Se puede argumentar que es necesario rescatar a Wall Street para proteger la economía en su conjunto, y estoy de acuerdo. Pero teniendo en cuenta el dinero de los contribuyentes que hay en peligro, las empresas financieras deberían comportarse como las de servicios públicos, y no volver a las prácticas y remuneraciones de 2007.

Es más, pagar cantidades ingentes a embaucadores no sólo es indignante; también es peligroso. A fin de cuentas, ¿por qué asumieron los banqueros riesgos tan excesivos? Porque el éxito -o incluso la apariencia temporal de éxito- ofrecía unas recompensas gigantescas: hasta los ejecutivos que hacían saltar por los aires sus empresas podían largarse con cientos de millones de dólares y lo hacían. Ahora estamos viendo que se ofrecen remuneraciones parecidas a gente que puede jugar sus arriesgados juegos con respaldo federal.

¿Qué está pasando aquí? ¿Por qué van las nóminas camino de la estratosfera una vez más? Las afirmaciones de que las empresas tienen que pagar estos salarios para conservar a sus mejores profesionales no son verosímiles: si el empleo en el sector financiero se está desplomando, ¿adónde va a ir toda esa gente?

No, la verdadera razón por la que las empresas financieras vuelven a pagar tanto es sencillamente porque pueden. Están ganando dinero otra vez (aunque no tanto como afirman), ¿y por qué no? Al fin y al cabo, consiguen préstamos baratos, gracias a todos esos avales federales, y prestan con unos tipos de interés mucho más elevados. Así que comen, beben y son felices, porque a lo peor mañana les regulan.

O a lo mejor no. La sensación palpable en la prensa financiera es que la tempestad ha pasado: las Bolsas suben, la caída en picado de la economía podría estar nivelándose, y es probable que el Gobierno de Obama deje a los banqueros irse de rositas con nada más que unos cuantos discursos severos. Con razón o sin ella, los banqueros parecen creer que las cosas están a punto de volver a ser lo que eran.

Sólo podemos desear que nuestros líderes les demuestren que están equivocados, y lleven a cabo una verdadera reforma. En 2008, unos banqueros demasiado bien pagados que asumieron grandes riesgos con dinero de otros pusieron de rodillas a la economía mundial. Lo último que necesitamos es darles la oportunidad de volver a hacerlo.

Paul Krugman es profesor de Economía de Princeton y premio Nobel de Economía en 2008. © 2009 New York Times Service. Traducción de News Clips.

MIEDO A LA MUERTE, HEIDEGGER, LA ALEMANIA DEL 68… Entrevista a E. Tugendhat

leave a comment »

El miedo a la muerte, Heidegger, el misticismo, la Alemania del 68 y la irrelevancia filosófica de la neurofisiología. Entrevista
Ernst Tugendhat · · · · ·
 
13/07/08
 
"Yo creo que Heidegger tenía algo constitutivamente mendaz. En lo humano y en lo político, desde luego, pero también en lo filosófico. (…) desarrolló un concepto de verdad, el concepto de ‘inocultamiento’ [Unverborgenheit], un concepto con el que no se corresponde ya esencialmente su opuesto de la falsedad. Es relativamente complicado en su caso. Porque siempre se abría posibilidades para salir del paso con artimañas verbales. Pero, en lo fundamental, se puede decir que perdió toda dimensión crítica."

Ulrike Herrmann entrevista al más grande representante vivo de la filosofía continental europea a propósito de su último libro Anthropologie statt Metaphysik (Munich, Beck, 2007), que acaba de ser traducido y publicado en castellano [Antropología en vez de metafísica, Barcelona, Gedisa, 2008]

Profesor Tugendhat, en la filosofía que viene defendiendo en los últimos años tematiza usted el miedo a la muerte. ¿Cuándo experimentó usted ese miedo por vez primera?

El primer trabajo sobre la muerte lo escribí ya con 64 años. Me hallaba entonces en Chile, solo, y tuve la sensación de que lo único que me aguardaba era la muerte. Pero tal vez estaba de todas formas abierto al tema de la muerte porque empecé como discípulo de Heidegger, para quien la muerte desempeña también un papel importante. Cuando me viene a la mente que me queda ya poco tiempo de vida, me aterrorizo. No porque quiera seguir viviendo sí o sí, sino porque encuentro que me he desperdiciado y que, propiamente, debería haber vivido de muy otra manera.

¿Y cómo?

Eso no lo sé. Me embarga sólo la preocupación de haberme podido perder lo principal. De todas formas, ese sentimiento ha ido quedando entretanto orillado gracias a la mística.

¿Pero cómo puede ayudar la mística?

Ayuda a entender que, a fin de cuentas, uno no es tan importante. Eso tiene que ver con el asombro ante lo que Heidegger llamaba el Ser o, según decía Wittgenstein, con el hecho de que exista el mundo.

Si uno mismo no es importante, ¿de dónde viene la motivación para vivir? ¿No resulta paralizante creer que todo es importante menos uno mismo?

No, yo soy igualmente importante, pero sólo igualmente. Por lo demás, tengo ambiciones filosóficas y me alegro de tener éxito en mis cosas, pero, propiamente hablando, desprecio eso; trato de tomarme menos en serio, pero, de hecho, lo que experimento es que me tomo muy en serio.

¿Y no sería eso un motivo para reconsiderar su teoría de que hay que relativizarse?

No. Mística y egocentricidad no son alternativas excluyentes. Yo creo que ningún humano puede dejar nunca, tampoco como místico, de tomarse en serio. Cuando hace mística, está interesado en el hecho de que él hace mística. Se da ese hiato entre tomarse uno exageradamente en serio y serenarse y relativizarse.

Cuando se dice: no soy importante, lo que se dice es también: no soy importante para otros. ¿Puede entonces darse aún el amor?

Forma, naturalmente, parte del amor el darse a entender mutuamente que se considera importante al otro. Solo que yo creo que hay una autonomización de ese momento.

A mí me parece, sin embargo, que la superación del miedo a la muerte se ha conseguido en su caso con una extinción de las pasiones.

Sí.

Me parece un alto precio.

Mire usted, esas dos contraposiciones son sólo contraposiciones dentro de un campo de tensiones. Pongamos el caso de la vanidad. A todos nos parece ridícula la vanidad, porque es una exageración de la propia importancia.

¿Es usted vanidoso?

Todos somos egocéntricos. Pero algunos lo son más reflexivamente que otros. Y los vanidosos son particularmente irreflexivos.

¿Hay que alegrarse de los propios éxitos?

Buena pregunta. Yo diría que sí, si no se exagera.

¿Qué éxito le ha alegrado a usted más?

Cuando fui profesor ordinario en Heidelberg. Ahí respiré tranquilo. En los años anteriores, tantos años de asistente en Tübingen, no creía en mí mismo. Leía anuncios en los periódicos, pero nunca encontré nada para lo que me sintiera capaz. No tenía la menor confianza en mí como filósofo. Tenía un complejo de inferioridad, lo que les ocurre a muchas personas que, por otro lado, tienden a la soberbia.

¿Era usted soberbio?

En el fondo, siempre tuve una idea elevada de mí mismo. Paulatinamente, mi autoconsciencia se ha ido afirmando, pero sigo siendo dependiente de las reacciones despertadas por mis trabajos en una medida que encuentro exagerada. Eso me deprime. Aunque mis trabajos en Alemania siempre son bien recibidos, pero en los países anglosajones, no.

¿Por qué esa diferencia?

Aquí hay mucha charlatanería en la universidad, mientras que en Inglaterra y en los EEUU se discute de forma muy distinta. Sobre todo conmigo, porque mi estilo intelectual es más bien anglosajón. Muchos colegas alemanes lo tienen más fácil en Norteamérica, porque allí se piensa, ¡ah!, este es un alemán de hondos significados, tan profundo que no se puede entender.

¿Sólo en Inglaterra y en EEUU se hace hoy buena filosofía?

No. Yo creo que en Alemania hay más consciencia de lo que son las grandes preguntas. En cambio, hay menos consciencia metodológica y muy poca disciplina en el debate. Tras una conferencia, mucha gente se levanta y comenta cosas, sin interpelar al conferenciante. Los alemanes tienden a hacer ponencias en común.

¿Cómo es su relación con el colega Jürgen Habermas? Se conocen ustedes desde hace mucho.

Esa es una pregunta demasiado complicada.

¿Puedo plantearla de nuevo, atendiendo a contenidos? También Habermas descubre ahora la religión.

Pero de muy otra manera. Él carece de necesidades religiosas, lo dice él mismo. Y lo que le interesa de la religión, no lo sé exactamente. En todo caso, no lo que me interesa a mí. Yo tengo, de todas todas, necesidad de fe. A él le interesan los componentes morales en la tradición religiosa, no la religión como tal.

Su último libro resulta paradójico. Con el acento tan fuerte en la muerte, se diría una despedida; pero también parece un nuevo comienzo.

¿Por qué tiene usted la impresión de un nuevo comienzo?

Porque usted trata de aclarar de nuevo: qué es la filosofía, cuál es su método, si hay una pregunta global que pueda superar a las distintas disciplinas filosóficas…

Yo digo en el Prólogo que me parece muy insuficiente lo que he dicho hasta ahora sobre determinados temas. En mi anterior libro anuncié ya que era mi último libro. Pero luego he escrito aún estos ensayos que aparecieron en marzo. Pero ahora, creo, sí que se trata del último libro.

¿Porque está usted en paz consigo mismo?

No, pero mire: en verano me voy para Brasil. Tengo la sensación de que para mí el tiempo de filosofar se acabó.

¿Se lleva su máquina de escribir?

Sólo puedo pensar cuando me siento ante la máquina de escribir. Tengo al lado pequeñas cuartillas –de formato DIN-A5— cuando trabajo para mí. A la derecha el número correspondiente, a la izquierda, la fecha. Las ordeno cronológicamente.

Se acumulan así cerca de dos mil páginas de manuscritos. ¿Cómo localiza luego sus pensamientos?

A veces, resulta difícil. Pero antes de irme de Chile en 1999 tiré todo y guardé lo que aún tenía valor. No tengo apego a las cosas.

¿Tampoco a las propias ideas?

Cuando un trabajo está escrito, los apuntes pueden tirarse.

Pero es poco considerado para un posible biógrafo.

Poco antes de la muerte, hay que tirarlo todo. Yo no quiero que nadie caiga en la tentación de publicar nada. Ahora se han publicado incluso las cartas de Heidegger a su mujer; no creo que le hiciera maldita gracia. No puedo entender por qué la gente supone que cuando alguien ha muerto ya no se le debe el menor respeto y puede airearse su vida íntima.

Con todo y con eso, una pista para un posible biógrafo: ¿en qué ha ocupado usted su tiempo libre? Se dice de Ludwig Wittgenstein que leía sobre todo novela negra.

La mayor parte de mi vida no he hecho otra cosa que leer filosofía. Tal vez también escuchar un poco de música y verme con personas. Yo he sido un workaholic, creo.

¿Tuvo en eso modelos?

Tal vez mis padres. Mi padre era un hombre muy tranquilo, muy estricto e irradiaba una gran autoridad.

Durante 25 años se ha ocupado usted sobre todo de la ética, y ahora, en la vejez, gira de repente hacia la antropología. ¿Cómo se produjo el cambio?

En un trabajo de 1999 di con un determinado problema en Heidegger, con su concepto de "hombre". Traté allí de mostrar que Heidegger tenía una falsa antropología y que no podía siquiera aclarar sus propios conceptos. Pasó de forma relativamente casual, pero empecé a construir a partir de allí.

¿Podría describirse toda su vida filosófica diciendo que es una superación de Heidegger?

Sí. Leí Ser y tiempo con quince años. Por aquella época solía estudiar con mi madre textos filosóficos. Pero más por cariño hacia ella. Para ella era terriblemente importante hacer cosas conmigo. Así que pude, en 1949, fui a Alemania e hice todos mis estudios en Friburgo.

Heidegger tenía fama de ser muy intratable.

Mire usted, él, como persona, nunca fue, en el fondo, muy importante para mí. Cuando fue rehabilitado, en mi tercer o cuarto semestre allí, hice los tres ejercicios que él había prescrito. Lo visité entonces de vez en cuando, y salíamos a pasear juntos. Yo experimentaba un miedo cerval, me sentía sin la menor preparación. Y él me escribió una tarjeta para decirme cuándo podía ir a visitarle, con el siguiente añadido: "No se precisa preparación".

¿Y luego?

Cuando yo ya me había ido de Friburgo tuvimos una vez una buena conversación; cuando yo empezaba, en el marco de mi trabajo de habilitación, a criticar su concepto de verdad. Vino luego un breve período en el que él, probablemente, estaba embelesado conmigo. Pero la relación personal no tuvo para mí la menor importancia. El nazismo de Heidegger carecía para mí entonces de toda importancia, lo que era equivocado. Era ingenuo. Luego me lo he reprochado mucho.

¿Porque por su causa regresó usted demasiado pronto al país de los autores de los hechos?

Fue un paso muy cuestionable. Yo vine con un gesto de reconciliación, que ahora me resulta escandaloso teniendo en cuenta las víctimas. Porque no sufría bajo la dominación nazi. Tampoco viví la emigración como una pérdida. Para mí, un niño de once años, el viaje en barco a Venezuela fue una aventura.

Pero, aun como niño, tuvo usted que abandonar una de las casas más célebres de la historia del arte moderno: la Villa Tugendhat, construida en Brünn para sus padres por el arquitecto de la Bauhaus Mies van der Rohe.

La casa no ha jugado en toda mi vida el menor papel, si acaso, un papel negativo. Me es completamente igual el lugar en el que viva. Tal vez se trate de una reacción al hecho de que esa villa fuera tan apreciada en nuestra familia.

¿Por qué cayó tan tarde en la cuenta de que había sido un error volver tan pronto a Alemania?

Yo crecía en un círculo de emigrantes judíos que eran discípulos de Heidegger y que hacían como si pudiera separarse la obra de la persona. El haber regresado en tan temprano momento como judío a Alemania, en algún momento terminó por pasarme factura.

¿Sólo cómo reflexión interior? ¿Nadie le hizo algún reproche?

No, un reproche no. Pero se asombraban.

¿Su familia?

Claro, ya entonces. Pero yo tenía una amiga en Berlín, y estábamos sentados en el café Einstein. A mediados de los 80. Estaba allí una inglesa, y me preguntó por qué caramba había vuelto yo a Alemania, y me di cuenta entonces de que ahora, con la distancia del tiempo, no puedo dar una buena respuesta. Ese fue uno de los motivos por los que en 1992 dejé Alemania y me fui a Sudamérica.

¿Se puede corregir una decisión casi cincuenta años después?

Fue irracional. Probablemente, irme fuera fue una agresión contra mí mismo. Subitáneamente me asaltó ese odio a Alemania, y quise desandar lo andado.

En 1999 volvió usted por segunda vez a Alemania. ¿Cómo se encuentra ahora aquí? ¿Normal?

Vine a Tubinga sólo por las bibliotecas, que echaré de menos ahora que vuelvo a Sudamérica.

En 1968 era usted decano en Heidelberg. ¿Cómo vivió la experiencia alemana entonces?

El movimiento estudiantil me llevó a reconciliarme con Alemania. En los primeros años, no había dejado de sentirme un extranjero. Pero me identifiqué completamente con las protestas estudiantiles. Estaba aterrorizado por la reacción del grueso de mis colegas. No querían que se les sacara de la tranquilidad de su rutina. Con todo, fue una experiencia asombrosa para mí. ¡Se me trató como a una persona normal! Nosotros, los profesores, nos limitábamos a discutir. Mis colegas no se comportaban ni como antisemitas ni como filosemitas. Todavía hoy me resulta incomprensible. Eran todos gentes que habían vivido el período nazi.

¿Qué pasó luego?

Personalmente, no he experimentado el antisemitismo. Pero esto no es una afirmación objetiva, porque podría ser casualidad. Más bien experimento filosemitismo, cuando, por ejemplo, algunos alemanes me dicen que no podrían hacer las mismas críticas que yo hago a Israel al sostener que el sionismo es nacionalista. Muchos alemanes no se atreverían a eso.

Volvamos a Heidegger: ¿cómo lo ve ahora?

La editorial C.H.Beck me ha propuesto escribir un libro sobre Ser y tiempo. Pero eso sería hacerle demasiado honor. No sólo el modo en que se comportó en la época nazi, sino también cómo se manifestó después de 1945: horrible. Yo creo que él tenía algo constitutivamente mendaz. En lo humano y en lo político, desde luego, pero también en lo filosófico.

Siempre se cita una afirmación suya, según la cual el problema con Heidegger es que ya no hay un concepto para la no-verdad, para la falsedad.

Él desarrolló un concepto de verdad, el concepto de "inocultamiento" [Unverborgenheit], un concepto con el que no se corresponde ya esencialmente su opuesto de la falsedad. Es relativamente complicado en su caso. Porque siempre se abría posibilidades para salir del paso con artimañas verbales. Pero, en lo fundamental, se puede decir que perdió toda dimensión crítica.

A pesar de todo, al final, usted ha estado toda su vida fascinado con su obra.

Toda mi vida, no. El punto de inflexión se produjo cuando, poco después de mi habilitación sobre Husserl y Heidegger en 1965, recibí una invitación para ir a Ann Arbor, en Michigan; tenía yo entonces 35 años. Y allí vi que con la filosofía analítica se podían aclarar más fácilmente cosas para las que Husserl había excogitado invenciones como la "intuición categorial". Eso fue para mí una gran revolución metodológica. Me mantuve en las preguntas de Heidegger, pero dejé ya la fascinación. Heidegger ha intentado aplicar sus conceptos metafísicos a Aristóteles. En cambio, yo quería mostrar que Aristóteles se gobernaba ya por una filosofía analítico-lingüística.

Pero el que todavía en 1999 usted girara hacia la antropología en un acto de distanciamiento de Heidegger muestra hasta qué punto seguía usted llevando su impronta.

Soy consciente de eso. Recientemente, en una clase que impartía aquí en Tubinga traté de contestar pormenorizadamente a la pregunta: ¿Qué se mantiene de Heidegger? Y una y otra vez, tuve que decir a la gente que nada se tiene en pie. Por eso no puedo escribir un libro sobre Ser y tiempo.

¿Porque sería demasiado destructivo?

Sí. Cuando se escribe un comentario sobre un libro, hay que partir de una estimación positiva.

No se puede escribir entonces, como usted ha hecho en su último libro, que, a fin de cuentas, Heidegger sólo podría ofrecer el "Om" de los místicos hindúes. Por cierto que se le reprocha a usted que, en sus críticas, es demasiado polémico.

Me resulta mucho más fácil criticar que alabar. Jürgen Habermas me dijo una vez: "Tú no te limitas a criticar, tu entras a matar".

Muchos de sus estudiantes y asistentes hablan de un "Trauma Tugendhat". Es legendaria su frase: "¡Eso no se entiende!", cuando alguien presentaba algún trabajo.

Era simplemente así, no lo hacía con un propósito estratégico.

Eso es lo que lo hacía mortal.

Tal vez lo heredé de mi madre. También era ingenua como yo.

Usted ha tenido muchos alumnos que ahora son profesores. ¿Tiene usted la sensación de haber dejado escuela?

No. Siempre vi mi función como profesor la de procurar claridad frente a las germánicas honduras de sentido. Y yo creo que, si algo he logrado, ha sido más bien desarrollar esa consciencia metodológica. Pero apenas hay gente que trabaje en los mismos contenidos que yo.

¿Le habría gustado fundar una escuela?

No, eso estaba completamente fuera de mis propósitos.

¿Acaso porque rechaza las certezas?

¡¿Yo rechazo las certezas?!

Usted llama a eso "Retractaciones". En sus nuevos trabajos nunca deja usted de corregir los puntos de vista de sus viejas publicaciones.

Sí, en filosofía moral me ha pasado con frecuencia. No salgo del pantano.

Al lector le da la impresión como si tuviera usted que publicar primero para luego seguir pensando y poder rechazar lo antes dicho.

¡No! No es así como discurre la reflexión. Sólo a veces he publicado cosas de las que sabía de antemano que no terminaban de estar bien, en la idea de que no importaba porque otros se romperían los dientes para corregirlas.

¿Una especie de división del trabajo?

Pero luego, en la práctica, no lo hace nadie. No tengo la sensación de que muchas de mis ideas hayan sido recogidas por otros.

¿Tiene usted la impresión de estar tal vez trabajando en un tema equivocado?

No, propiamente no. De algunos temas pienso que son importantes, y de otros lo que creo es que, dada mi constitución, lo único que puedo hacer es decir algo sobre ellos.

¿Cómo es su constitución?

Yo soy en cierto modo un hombre muy miope. No soy alguien que tenga una amplia mirada sobre los contextos sociales. Lo único que puedo hacer es seguir trabajando en mis problemillas. En cambio, tengo la ventaja, que no tienen los otros, de trabajar con precisión. Sobre cuestiones sociales relevantes no tengo propiamente nada que decir, porque todo se me hace enseguida demasiado complejo. Yo sólo hablo de cosas que están en la autocomprensión individual de todos. Me ha hecho sufrir mucho eso de no ser capaz de trabajar empíricamente. Me fui de la Universidad de Heidelberg para aprender a hacerlo.

¿Qué es para usted trabajar empíricamente? ¿Acaso quería hacer sociología?

Sociología e historia. Pero todo era una idea sin sentido. Tuve entonces la fortuna de que Habermas me invitara a ir al Instituto de Stamberg. Si hubiera trabajado realmente sin red unos años, me habría ido mal. Pero yo quería aprender a trabajar empíricamente. Ya he abandonado esa pretensión. Ahora hago cosas que sé que puedo hacer, y dejo simplemente caer las que no.

Pero se manifestó usted, por ejemplo, a propósito de la primera Guerra del Golfo.

Siempre sobre cuestiones que se podían delimitar de manera relativamente fácil. También di en su día conferencias sobre el peligro de guerra atómica. Pero la primera que di, no fue sin temores y temblores.

Hasta sus enemigos concedían entonces que si no estaba usted siempre en el lado correcto, ofrecía siempre en cambio los mejores argumentos.

Sin embargo, en esa época –los años ochenta— me extravié. En Berlín no di más que dos o tres clases magistrales filosóficamente buenas, no muchas más.

¿Qué función, si alguna, sigue cumpliendo la filosofía? ¿La han vuelto superflua la etología, la investigación del cerebro y la biología evolucionaria?

Yo soy muy escéptico al respecto. En lo tocante a la etología, me parece que se buscan analogías demasiado apresuradas entre (pongamos por caso, la moral humana y el altruismo animal). Eso ya lo hizo, por ejemplo, Konrad Lorenz. En lo que hace a la investigación del cerebro, a mí me parece bastante loco lo que está pasando.

¿Por qué?

Lo único que puede constatarse es en qué ámbitos del cerebro discurren según qué tipos de procesos. Pero entonces vienen esos profesores de fisiología del cerebro y sueltan teorías sobre la inexistencia de la libertad humana, teorías cuyo único basamento es la afirmación de que ellos mismos son científicos y creen en el determinismo. No se molestan siquiera en hacerse con la literatura filosófica de las últimas décadas, que ha intentado ver el determinismo y el libre albedrío como cosas no opuestas. Me parece todo una especulación insostenible.

Pero la investigación del cerebro no ha hecho sino empezar.

En cien años puede que la fisiología del cerebro resulte interesante para la filosofía, pero hasta ahora no lo es. Yo soy, huelga decirlo, un naturalista, veo al hombre como parte de la evolución biológica. Pero lo que se hace en las ciencias biológicas en relación con el hombre tiene poco sentido.

Si la investigación del cerebro tiene tan poco que ofrecer, ¿hay un saber filosófico seguro?

No. Pero tampoco es necesario. El deseo de estar plantado sobre terreno seguro es un resto de la consciencia autoritaria. Es una reliquia de los tiempos en que se creía que todo lo esencial podía venir por revelación divina.

Ernst Tugendhat (Brno, 1930), para muchos el más importante filósofo vivo en lengua alemana, es Profesor Emérito de filosofía en la Universidad Libre de Berlín. Reside entre Tubinga y América Latina, en donde pasó buena parte de su infancia y adolescencia como hijo de exilados. Su penúltimo libro, Egozentrizität und Mystik. Eine anthropologische Studie, fue también fue traducido al castellano en la Editorial Gedisa (Egocenricidad y mística, Barcelona, 2004).

Traducción para www.sinpermiso.info: María Julia Bertomeu