CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Archive for noviembre 16th, 2008

Después de la finanzas, es el turno de la “economía real”, Paul A. Samuelson

leave a comment »

keynes1PAUL A. SAMUELSON 16/11/2008

El actual caos en todo el mundo recuerda mucho a la Gran Depresión de 1929-1939. Ambos periodos empezaron con desplomes de las bolsas en la mayor parte de los centros financieros mundiales

Del mismo modo que se culpa con razón al presidente George Bush por la mala liberalización económica llevada a cabo entre 2000 y 2008, al presidente Herbert Hoover (1929-1933) y a su multimillonario secretario del Tesoro, Andrew W. Mellon, se les considera, por su inacción y sus ideologías ultraliberales, responsables de permitir durante mucho tiempo que la economía real se sumiera en un estancamiento cada vez mayor.

Tras un considerable ejercicio de ensayo y error, el activista New Deal de Franklin Roosevelt salvó el capitalismo. Los bancos centrales -la Reserva Federal estadounidense, el Banco de Inglaterra y los demás- se volvieron impotentes para invertir la marea de la depresión profunda. ¿Por qué? Desde el momento en que la deflación del nivel de precios redujo casi a cero el rendimiento de las menos arriesgadas letras del tesoro, todo el dinero nuevo que se crease no haría más que ser acaparado. (¡Los economistas estadounidenses se adelantaron al inglés J. M. Keynes al reconocer y dar nombre a la trampa de liquidez descrita más arriba!).

Lo que en última instancia consiguió que casi se alcanzara el pleno empleo en Estados Unidos en 1939 fue, a fin de cuentas, el enorme gasto estatal deficitario. La Agencia para la Mejora del Trabajo entregó a los trabajadores en paro más pobres miles de millones de dólares en salarios gastables. Además, la Administración de Obras Públicas del New Deal gastó miles de millones más en obras públicas. Nada de esto fue suficiente.

La aceleración de los pagos públicos a los agricultores apuntaló los precios de los cereales y aumentó el poder adquisitivo. Por fin, algo nuevo: la sociedad de financiación de la reconstrucción (RFC, en sus siglas en inglés), que ayudó a sostener a los bancos con problemas. Esta RFC asumió las inversiones arriesgadas que podrían no llegar nunca a ser plenamente amortizadas.

De igual modo que es mejor amar y perder que no haber amado nunca, en tiempos de gran depresión toda la sociedad sale ganando incluso si la rentabilidad esperada no llega nunca.

Recuerdo que durante el segundo mandato de Roosevelt en la Casa Blanca se construyó un útil crucero de la Armada. Resulta que en la Segunda Guerra Mundial resultó ser valiosísimo. ¿Cuál fue su verdadero coste documentado cuando se construyó?

Una contabilidad minuciosa calculaba que el coste de este barco había sido de hecho negativo para la sociedad. Lo que los contables consideraban dinero en efectivo perdido, la macroeconomía de la depresión propiamente dicha lo calcula como una compensación por los miles de millones de dólares de nueva producción y salarios que este barco había aportado al producto interior bruto.

Nada de lo dicho anteriormente es una crítica a los dólares que Bernanke y Paulson han dedicado a rescatar bancos, aseguradoras y balances de las grandes empresas. Este equipo llevó a cabo con rapidez la importante labor que el equipo de Hoover-Mellon nunca llegó a hacer.

Parte de la grandeza de Franklin Roosevelt fue su voluntad de explorar nuevos programas contra los vientos de la depresión. Probó el malhadado experimento de la administración para la reconstrucción nacional que consistió en dejar que los ejecutivos de la lana reorganizaran su sector, junto con otros planes empresariales de Mussolini igualmente descabellados. Pero pronto abandonó esos experimentos.

En las ocasiones en que el Tribunal Supremo cortó las alas de Roosevelt, redundó en beneficio de la sociedad. Es de esperar que cuando el joven y activo presidente Obama dé un paso en falso, los controles y equilibrios de nuestro sistema de democracia puedan ayudar a moderar los giros excesivos hacia la izquierda o hacia la derecha del sagrado centro.

En política, el tiempo es esencial. Los nuevos presidentes tienen periodos de gracia limitados para innovar. Por eso, recordando 1933 y 1934, animo a la próxima Casa Blanca y al próximo Congreso a improvisar para la economía real nuevas y grandes inyecciones de gasto directo que ayuden a debilitar las espirales descendentes que las recesiones son tan propensas a desarrollar.

Gasten así, recordando que en tiempos como éstos la deflación puede convertirse en un enemigo peor que la inflación. Ningún economista sensato lamenta hoy que Roosevelt rompiese las promesas electorales de “equilibrar el presupuesto” que hizo en 1932.

En aquel momento, con una jugada por sorpresa, Roosevelt devaluó el dólar, sacando así a Estados Unidos del cruel patrón oro. Mis profesores estaban escandalizados. Dado que Estados Unidos era un refugio seguro para el amedrentado capital europeo, no había necesidad de tomar en aquel momento decisiones tan poco ortodoxas.

Por una vez, los jóvenes sabíamos más del asunto que nuestros mayores. Mientras que ellos pensaban que eran unas medidas egoístas por parte de Estados Unidos para “empobrecer al vecino”, a nosotros Keynes nos había convencido de que devaluar el dólar para hacerlo coincidir con la devaluación de la libra británica era precisamente lo que nos permitiría a los dos mantener un gasto de déficit presupuestario expansionista.

A las pruebas me remito. Los cautos belgas depreciaron su franco. En Francia, el Frente Unido se mantuvo en el patrón oro. Bélgica se recuperó antes. La débil Francia fue la primera conquista fácil de los tanques alemanes.

Sólo después de que hayamos iniciado la recuperación habrá llegado el momento de que los bancos centrales vuelvan a “centrarse en la inflación”. Cuando llegue el feliz día de la recuperación, sospecho que los niveles de precios estarán hasta un 10% por encima de los de 2007. Es una pena. Pero habrá sido el precio necesario de salvar a la economía real y a las clases medias.

© 2008 Paul Samuelson. Distribuido por Tribune Media Services. Traducción de News Clips.

Ricardo Lagos es el mejor candidato presidencial, según C. Ominami

leave a comment »

LAGOS-FREI-INSULZA

 

Tres textos:

  • Ricardo Lagos, candidato de C. Ominami

    • El PS exige definiciones a Lagos e Insulza

    • Lagos dispuesto a competir en primarias

    •  

      Ver también sobre el tema  Chile: el debate presidencial

       

      Por B. B. / La Nación Domingo

      Carlos Ominami revela sus conversaciones con el ex Presidente

      Aunque aclara que sólo es vocero de sí mismo, el samurái está dispuesto a dar la pelea nuevamente para que Lagos se convierta en el candidato de la Concertación. Pero pide disciplina en el oficialismo y rechaza “la moda” de decir “yo estoy por el que gane” en las presidenciales.

      Entre el 2 y 4 de noviembre, Carlos Ominami tuvo la convicción, al escuchar a Ricardo Lagos, de que éste había cambiado de opinión. Que la “negativa obcecada” desapareció de la mente del ex Mandatario y hoy está dispuesto a ser candidato presidencial. Fue en Biarritz, balneario francés a 20 kilómetros de la frontera con España, donde tanto el samurái como varios ex y actuales jefes de Estado habrían tenido la misma impresión.

      -¿Cómo podría Lagos ser candidato si va a tener que dedicarse a responder por temas como el Transantiago?

      -Creo que sí va a tener que dar explicaciones, pero en una primaria eso tiene una ventaja: permite hablar sobre estos temas y zanjarlos. Reconocer, por ejemplo, que el Transantiago no es sólo un problema de diseño, sino también de implementación. Y que fue un delirio neoliberal incrustado en la Concertación pensar que se podía financiar. Lagos tendrá que reconocer que no lo advirtió.

      -¿Él está dispuesto a admitirlo?

      -Lagos es una persona que tiene la profundidad y la honestidad intelectual para reconocerlo. Dio explicaciones, pero falta una explicación ideológica. Yo me sentí muy a gusto conversando con él en una reunión internacional en que fue un referente para todos los presentes. Muchos presidentes de América del Sur me han dicho que ven con preocupación lo que está sucediendo en Chile y que no les cabe la menor duda de que Lagos es la mejor opción presidencial. Lagos dejaría en evidencia que Piñera es un elefante en una cristalería en el mundo que se está construyendo.

      -Tras conversar con él, ¿le parece que está dispuesto a ser candidato?

      -Creo que sí, hubo un cambio en él. Antes me dijo que, si yo le preguntaba de corazón, no quería ser candidato. Ahora me dijo algo distinto. Yo le planteé que no tiene derecho a mantener una negativa obcecada, que la gente no le iba a perdonar que alguien como él, con esa posibilidad, simplemente la rechace. También le planteé que es inaceptable que para competir exija la rendición incondicional de otro candidato.

      -¿Usted está de acuerdo con el dedazo parlamentario que plantea en su carta, es decir, que tenga la opción de bajar o subir candidatos al Parlamento?

      -Uno puede opinar respecto de lo bien o mal redactada que está la carta, pero de mis conversaciones con Lagos saqué dos conclusiones: que él entendía que las condiciones habían cambiado, y que tiene razón respecto de que la Concertación ha llegado a un punto de descomposición que no puede continuar. Yo no soy guaripola de la disciplina, voy a respetar las facultades del Parlamento, pero debe existir un ordenamiento conceptual y estratégico. En eso él tiene razón. Pretender que Lagos sea candidato y luego Presidente por cuatro años, si no hay un nuevo entendimiento a la Concertación, nos conduce o a un mal gobierno o a la derrota. Los chilenos no van a votar por una coalición que no garantiza coherencia.

      -¿Es posible que la Concertación recupere con Lagos parte de los votos que la DC perdió en las municipales?

      -Creo que el candidato de la Concertación debe ser aquel que cumpla con dos condiciones básicas: que encarne un proyecto para el nuevo siglo que ya se inició y que tenga credibilidad. Hoy está muy de moda en la Concertación decir “yo estoy por el que gane”, pero hay que ser más exigente con las ideas. Debe ser alguien capaz de transformar sus ideas en voluntad mayoritaria. Hay mucha gente en la DC que se fue del partido en determinadas condiciones, más que de la Concertación. Lo veo en mi circunscripción y me han asegurado que no van a estar con la derecha. Eso se lo dijimos con Jaime Gazmuri a Eduardo Frei, él puede hacer un esfuerzo de acercamiento con esa gente que no está por la concentración de riquezas y por una corrección del modelo económico.

      -¿Cómo reaccionó Frei?

      -El Presidente Frei es cauto, pero nosotros sentimos que fue una buena conversación y él fue tomando nota. Le dijimos que él había contribuido fuertemente sobre dos de las siete ideas matrices de la Concertación: la estatización del transporte público y una nueva Constitución. Lo otro es que reconocemos su intención de generar consenso respecto de una primaria abierta.

      -¿Por qué cree que José Miguel Insulza no reúne las características para ser el candidato de la Concertación?

      -Creo que pudo haberlas tenido. Pero te repito lo que le he dicho a él: no ha sido capaz de asociar su imagen y su opción con un conjunto de ideas movilizadoras. Por distintas razones eso no se ha producido. Y lo segundo que lo limita es que él mismo dijo que tenía que ser candidato por el PS y el PPD. Las cosas se dieron de tal forma que no es el candidato de este último partido, y él mismo precipitó una decisión del PRSD que ya dijo que Insulza no es su candidato. Además, la mesa del PS le hizo un flaco favor al transformarlo en una combinación entre candidato presidencial e instrumento de competencia interna. La historia dirá que Insulza batió el record de Antonio Varas por los años como ministro, pero eso no es lo que entusiasma a los jóvenes.

      -¿Y por qué Lagos podría ganarle a Piñera?

      -Por su trayectoria política y proyección internacional. Él tiene las mayores posibilidades de conducir al país en este cuadro difícil donde la crisis internacional y el racionamiento externo van a ser temas muy importantes. Por desgracia para los cotizantes se desplomaron las bolsas, pero eso también es una desgracia para Piñera, porque se ha desplomado el mundo de ideas que él defendía. Una película ya utilizó la expresión: los chilenos tendríamos que ser los reyes de los huevones para estar eligiendo a Piñera cuando el mundo elige a Obama.

       

      PS presiona a Insulza y a Lagos

      para que sinceren candidaturas

      Fija para 20 de diciembre definición del mecanismo presidencial

      Neutralizados están los dos presidenciables del PS quienes, a punta de cartas desde el extranjero, se mueven en la arena política nacional, sin aún dilucidar si se pondrán el traje de candidato. Algunos PS ya empiezan a perder la paciencia y a mirar la postulación de Frei con cierta simpatía.

      La carta del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, irrumpió ayer en el Comité Central del Partido Socialista con una fuerte molestia, que inundó al ex Congreso Nacional por la indecisión presidencial que el pánzer mostró una vez más, retardando así la definición que la Concertación debe dar para elegir al hombre que enfrentará a Sebastián Piñera en diciembre de 2009.

      En la misiva de dos carrillas enviada el viernes al presidente del PS, Camilo Escalona, Insulza no clarifica cuál será su definición final, pero sí condiciona su venida a Chile a que no haya más de un candidato del partido.

      Cuestión hoy que es imposible por cuanto el nombre de Ricardo Lagos concita preferencias en un sector del PS.

      Esta división en las adhesiones presidenciales hizo finalmente que el Comité Central del PS presionara a Lagos e Insulza para que adopten a la brevedad una definición, y agendara para el 20 de diciembre el día en que se sabrá cuál será el mecanismo y la fecha de inscripción de los candidatos concertacionistas.

      A juicio de Escalona, los chilenos debiesen irse de vacaciones a fines de enero sabiendo cuáles son las precandidaturas con vista a una primaria que se efectuará el último domingo de abril.

      “Cuando tengamos fechas precisas Lagos e Insulza se van a tener que definir. No podemos seguir así, estaremos averiados pero mal que mal tenemos el 45% de los votos en la elección de concejales, de modo que no podemos seguir con precandidatos que no toman ninguna decisión. Espero que pongamos plazos perentorios de modo que las personas que aspiran a dirigir el país nos entreguen una definición clara de aquí a enero”, sostuvo el timonel PS, al término del Comité Central, que se prolongó por más de cinco horas sin interrupciones.

      En la carta, Insulza pidió, tal cual había trascendido, postergar la convención en la que sería proclamado candidato presidencial del PS “hasta que hayamos avanzado” en una serie de tareas, entre ellas alcanzar la unidad del sector socialdemócrata de la coalición, que hasta ahora tiene más de tres candidatos (Lagos, Insulza y José Antonio Gómez).

      En el pleno se respiraba cierta incertidumbre, pues hasta ayer los seguidores de Insulza esperaban que el ex ministro tomara la decisión de dejar Washington y asumir de una vez por todas su precandidatura.

      Incluso, el senador Ricardo Núñez propuso que, de no haber definición de Lagos e Insulza de aquí al 15 diciembre, el PS debiera estudiar la posibilidad de nominar al DC Eduardo Frei.

      Aunque esta alternativa en 1993 y en 1999 habría sido impensada, hoy tiene algún viso de factibilidad, pues para muchos socialistas la mejor carta es un DC que pueda restarle votos a Piñera.

      Y ni Lagos, ni Insulza tendrían ese plus, plantean los neofreístas del PS. En ellos influyó también el giro hacia la izquierda que el senador dio al proponer estatizar el sistema de transportes y plantear la redacción de una nueva Constitución.

      MUERTE O RESURGIMIENTO

      Insulza valora la confianza que la mayoría del partido le ha entregado en estos meses. “Valoro también la adhesión que muchas personas me manifiestan de manera espontánea y el afecto que los chilenos me expresan, al margen incluso de sus preferencias. Pero eso no basta, si en torno a mi nombre no existe toda la unidad partidaria que se requiere, si hay más de un candidato del partido, si no hay diálogo con las demás fuerzas de la Concertación, en especial con los otros partidos con los cuales siempre hemos tenido un candidato común, y si no tenemos el clima unitario que debe acompañar este proceso”.

      Las lecturas que se hicieron de su misiva en el pleno fueron discrepantes. Pues mientras el alcalde de El Bosque, Sadi Melo, sentenció que “en su indefinición Insulza ha posibilitado una muerte anunciada de su candidatura”, el diputado Iván Paredes hizo una fuerte defensa de su postulación y apostó que es el único que puede derrotar a Piñera.

      Por su parte, el laguista Fulvio Rossi reprendió la indefinición de Insulza y dijo que si alguien quería ser candidato, debía demostrarlo con acciones.

      El pánzer también abordó la confrontación que viven el PS y el PPD desde que la tienda de Pepe Auth levantara la idea de llevar dos listas a concejales en las municipales del 26 de octubre.

      “No me parece conveniente consagrar una nefasta división entre el PS y el PPD, de impredecibles consecuencias futuras, presentando sus propios candidatos a las primarias, sin antes verificar las posibilidades de reconstruir la histórica alianza entre ambos partidos y que debiera apuntar a incluir al PRSD, que comparte nuestro ideario socialista y democrático”, manifestó Insulza.

      ESCALONA: “ESTAMOS ATRASADOS”

      Los condicionamientos presentados por el secretario general de la OEA para levantar su candidatura no fueron cuestionados públicamente por Escalona, quien aseguró que estaba “más insulzista que nunca”.

      Sin embargo, admitió que “estamos atrasados en la designación del candidato”. Y recordó que en el triunfo de Michelle Bachelet influyó claramente que ella recorrió el país en septiembre y octubre de la elección municipal de 2004 como figura presidencial de la Concertación. Oportunidad en que la gente pudo conocer sus propuestas.

      “Yo tenía una mirada idealista y pensaba que podría repetir ese ejercicio con nuestros candidatos”, añadió.

      El cronograma presidencial de la Concertación será analizado este lunes por los presidentes y secretarios generales de los partidos, quienes deberán aprobar la idea del PS en orden a resolver el 20 de diciembre cuáles serán los alcances del mecanismo para elegir al abanderado. La historia continuará.

      La carta desde Washington
      Programa: “No se entendería que enfrentáramos una contienda presidencial sin ideas comunes sobre la crisis económica internacional que nos amenaza, la defensa del empleo, el Transantiago, la energía, el medio ambiente, la seguridad, la calidad de la educación pública, la protección social y los cambios indispensables para la plena participación política”.

      Primarias: “Entiendo que existe un acuerdo para presentar un candidato único de la Concertación en la próxima elección presidencial y una sola lista parlamentaria. También existe consenso en un mecanismo de primarias abiertas, en donde participen todos los chilenos y chilenas mayores de 18 años, sin otra limitación que no estar inscritos en partidos de oposición. Yo respaldo firmemente este mecanismo”.

      Por Boris Bezama / La Nación Domingo

       

      16 de Noviembre de 2008

      Se lo confirmó a Pepe Auth tras una reunión en París

      Lagos ahora está dispuesto a competir en primarias abiertas

      El timonel del PPD dijo que el ex mandatario le manifestó que nunca se  ha opuesto a participar en un proceso “sobre la base de la elección de la ciudadanía”, aunque, como ya es costumbre, volvió a poner ciertas condiciones. Una de ellas es asegurar en el proceso  la participación de todos los mayores de 18 años, estén o no inscritos en los registros electorales. También planteó la necesidad de generar un proyecto país y una plataforma programática para el próximo cuatrienio que será necesaria para la existencia armónica de los partidos del conglomerado y mejorar la gobernabilidad.

      Por El Mostrador.cl

      El ex presidente Ricardo Lagos despejó todas las dudas existentes sobre su disponibilidad de participar en una primaria para elegir al abanderado que represente al candidato del progresismo concertacionista, siempre y cuando se mantengan ciertos criterios.
      La confirmación la hizo el timonel del PPD, Pepe Auth, quien se reunió en París con el ex mandatario  para comunicarle la decisión de su  partido de nombrarlo  presidenciable luego de una proclamación hecha el sábado pasado.
      Sin embargo, Lagos puso en la mesa ciertas condiciones que deben tener estas primarias abiertas como que en ella voten todos los mayores de 18 años, aún cuando no estén inscritos en los Registros Electorales.
      “Despejamos cualquier duda e interpretación sobre su disposición de participar en primarias. Él siempre ha pensado en que si es candidato lo pueda hacer sobre la base de la elección de la ciudadanía”, sostuvo Auth a la radio Bío Bío.
      El dirigente oficialista manifestó también que que comparte los dichos del secretario general de la OEA y presidenciable del PS, José Miguel Insulza, en el sentido de que el progresismo tenga un sólo candidato para competir con la derecha y triunfar en las próximas elecciones presidenciales.
      “Compartimos los juicios de José Miguel en la necesidad de una sola candidatura que represente al progresismo de la Concertación y es obvio que no vamos hacer otra primaria para elegir al candidato nuestro. Nuestro concepto es elijamos al candidato que esté mejor posicionado para ganarle a la derecha”, sostuvo.

      Pepe Auth dijo que en el encuentro Lagos planteó la necesidad de generar un proyecto país, una plataforma programática para el próximo cuatrienio que será necesaria para la existencia armónica entre los partidos del conglomerado y mejorar la gobernabilidad.
      En tanto, al interior del partido se está analizando utilizar las mismas encuestas de otros procesos, o crear un instrumento nuevo, para testear cuál es el candidato de esa fracción de la Concertación con mayor porcentaje de adhesión.
      Asimismo, se espera que durante la semana se reúnan los presidentes y directivas del radicalismo, del socialismo y del pepedeísmo para analizar la situación y lograr una definición conjunta del abanderado que representará al sector.
      Insulza abrió el debate, según el PPD y el radicalismo
      Por su parte, el diputado PPD Jorge Tarud dijo que la carta de Insulza, en donde pide postergar la definición presidencial del PS, abrió el debate en el ala “progresista” de la Concertación, respecto a una  posible candidatura unitaria que agrupe a los tres partidos.
      Tarud valoró las intenciones del “Panzer”, calificándolo como una persona “con altura de miras”, ya que está considerando la idea que el sector llegue a la primaria oficialista con un solo abanderado.
      A su vez, el timonel radical José Antonio Gómez manifestó estar dispuesto a zanjar el problema, advirtiendo de paso que ve difícil que se concrete, puesto que la viabilidad del acuerdo depende de que su tienda tenga “las mismas condiciones para resolver quien va a ser el representante del sector”.
      Otro que consideró necesario una unidad del progresismo fue el timonel del PS, Camilo Escalona, quien ya criticó la conformación de dos listas –en el caso de Concejales en las últimas elecciones municipales- y que calificó como “canibalismo político”.
      En declaraciones a El Mercurio, el senador socialista afirma que la propuesta de Pepe Auth con listas separadas “desató todas las fuerzas desestabilizadoras que hay en la Concertación, produciendo estragos en nuestras elecciones a alcaldes. Al no tener una campaña unitaria, muchos de nuestros candidatos a concejales se dejaron pololear por los candidatos de derecha instalados, o se iban y pololeaban con Juntos Podemos para conseguir votos de la izquierda extraparlamentaria. O se enganchaban con los descolgados”.

      El G-20 acuerda una acción pública masiva, dando la espalda a liberalismo duro…

      with one comment

      g-20-20081115elpepuint_17La cumbre fija que los Gobiernos usen estímulos fiscales a la economía. Se crean grupos de trabajo para la reforma financiera. Impulso a la liberalización comercial

      A. BOLAÑOS (ENVIADO ESPECIAL) – Washington – 16/11/2008

      La amenaza de una depresión mundial, proclamada por una avalancha de tenebrosas estadísticas, surtió efecto. Los líderes de las principales economías del mundo, ricas y emergentes, aparcaron sus múltiples diferencias para afrontar de forma conjunta, al menos, la cuestión más apremiante: cómo parar la recesión que irradia desde Estados Unidos y Europa.

      El G-20 acordó ayer en Washington dar vía libre a una nueva ola de incentivos públicos, mucho más ambiciosos que los desarrollados hasta ahora, para reanimar la economía. Además, dio un primer paso para la reforma del sistema financiero mundial, abrió el debate sobre el papel futuro del FMI y del Banco Mundial y lanzó un mensaje contra el proteccionismo y en favor de la liberalización comercial.

      El comunicado final que sintetizó cuatro horas de debates, sin luz ni taquígrafos, urge a los Gobiernos “al uso de medidas fiscales para estimular la demanda interna de forma rápida”. Y acalla las sonoras divergencias entre Europa y Estados Unidos sobre la reforma del sistema financiero, origen de la crisis, desplazando la discusión a grupos de trabajo. Los líderes mundiales, además, resucitaron la moribunda ronda de Doha para alejar cualquier fantasma de proteccionismo y buscar nuevos acuerdos de rebajas de aranceles en algunos mercados clave antes de fin de año.

      Las notables diferencias de criterio con las que los líderes mundiales acudían a Washington pusieron en duda incluso el acuerdo de mínimos sobre la necesidad de una mayor intervención pública. “La solución nunca ha sido más Gobierno”, clamó el presidente de Estados Unido, George Bush, en la víspera de la reunión. “Puedo decir ahora que hemos contestado con éxito a la pregunta de si países con intereses tan diferentes podíamos ponernos de acuerdo”, dijo ayer tras clausurar la cita del G-20. La propuesta de generalizar los incentivos estatales fue ganando adeptos conforme se desarrollaba la cumbre. “La crisis financiera puede llegar a convertirse en una crisis humanitaria si no actuamos”, sintetizó el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon”.

      El espaldarazo definitivo a la propuesta vino del líder ausente en la cumbre, pero determinante para lo que venga en el futuro. Barack Obama hizo acto de presencia en una intervención radiofónica que coincidió con el arranque de la reunión. Y su mensaje fue nítido. “Al tiempo que actuamos de forma concertada con otros países, debemos intervenir aquí con urgencia”, dijo el presidente electo de EE UU. “Si el Congreso no aprueba ya un plan que dé a la economía el empujón que necesita, ésa será mi primera orden ejecutiva como presidente”, añadió.

      La propuesta de Obama no se queda ahí. En los primeros meses de su mandato desarrollará un ambicioso plan de inversiones públicas en infraestructuras. Y fuentes demócratas agregaron que se estudia también un recorte en el impuesto que grava los resultados de las empresas del 35% al 28%.

      La clara apuesta del nuevo líder norteamericano por utilizar los incentivos fiscales a conciencia para frenar la crisis da credibilidad a la conclusión del G-20 de que “es necesaria una respuesta política mucho más amplia para reestablecer el crecimiento económico”. “Veremos a muchos países seguir esta recomendación en los próximas semanas”, vaticinó el primer ministro británico, Gordon Brown. “Reactivaremos la economía, ésa es la señal que mandamos a los mercados”, añadió el presidente francés, Nicolas Sarkozy al término de la cumbre.

      Casi agotada ya la vía monetaria -sólo en Europa hay margen para recortes de tipos de interés significativos-, la alternativa que queda a los Gobiernos es usar sus presupuestos, aun a expensas de más endeudamiento y déficit público. Son medidas que ya han sido ensayadas en los últimos meses, pero que ahora deberán tener una dimensión mucho mayor.

      China acaba de aprobar un plan de inversiones públicas valorado en medio billón de euros. España y EE UU, por ejemplo, ya han devuelto dinero a los contribuyentes. Pero la deriva de la crisis ha dejado claro que esos recortes (en el caso español, la deducción de 400 euros en el IRPF) apenas sirvieron para reactivar el consumo. Brown, uno de los más fervientes partidarios de nuevos incentivos fiscales, confirmó ayer que su paquete de medidas estará listo en dos semanas. El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió también la necesidad de nuevas medidas fiscales, según fuentes de la delegación española. Europa trtará de coordinar esas medidas el próximo 26 de noviembre y Zapatero expondrá en el Congreso su plan al día siguiente.

      A la espera de comprobar si el mandato del G-20 sobre incentivos a la economía real tiene la misma eficacia que tuvo hace un mes la recomendación del G-7 sobre la necesidad de inyectar dinero público en la banca, queda por resolver un debate peliagudo: hasta dónde debe llegar la reforma del sistema financiero, ojo del huracán que abate la economía mundial.

      Las posiciones encontradas sobre cómo regular mercados y agentes financieros que hasta ahora campaban por el préstamo fácil, la rentabilidad alta y el riesgo excesivo se deberán lidiar ahora en grupos de trabajo, que tendrán que presentar sus conclusones “antes del 31 de marzo”. Unas diferencias que centraron buena parte de las intervenciones de los líderes mundiales en el Museo Nacional de Arquitectura, sede del encuentro.

      Según fuentes de la delegación española, Bush abrió fuego con una nueva defensa del libre mercado. El siguiente turno fue para Abdullah Bin Abdulaziz, rey de Arabia Saudí, que dejó la reunión nada más acabar su intervención. Todo lo que llegó de la cumbre -a la prensa se la concentró en el Departamento de Estado, a dos kilómetros de la sede- hasta el comunicado final fue un goteo de información filtrada por las delegaciones.

      Sin esclarecer qué rumbo tomará la nueva regulación, el comunicado sí asume que el origen de la crisis se debió a la actuación irresponsable de varios agentes financieros y que hubo claros fallos del lado del sector público: “Políticos, reguladores y supervisores en algunos países avanzados (una alusión velada a Estados Unidos), no apreciaron de forma adecuada los riesgos de algunos mercados ni siguieron el ritmo de la innovación financiera”.

      El resto del comunicado es un amplio listado de los deberes que quedan por hacer. Los ministros de Economía, con el apoyo de expertos y bajo la coordinación de la troika del G-20 (Brasil, Reino Unido y Corea del Sur) tendrán que hacer recomendaciones sobre cómo regular los complejos productos derivados financieros (que sirvieron para trocear el riesgo de las hipotecas basura de EE UU) o cómo coordinar las diversas normas nacionales.

      El comunicado del G-20 da pistas de cómo se resolverán algunas de las incógnitas planteadas. Hay un llamamiento a reflejar el poder de las economías emergentes en el Fondo Monetario Internacional y a ampliar su capacidad para prestar dinero a países en desarrollo. Pero no hay ninguna mención a su papel como supervisor de las finanzas mundiales, una iniciativa europea que EE UU rechaza. Este cometido que parece reservado al Foro de Estabilidad Financiera, un organismo creado por el G-7, que reúne a los supervisores de las principales plazas financieras. Los líderes mundiales dan prioridad a la ampliación de este organismo para hacer sitio a países como China o India, una oportunidad que España quiere aprovechar para lograr representación.

      También se considera una prioridad la creación de colegios de supervisores para seguir la pista a grandes entidades que operan en varios países (también iniciativa europea). Las recomendaciones sobre cómo supervisar las agencias de calificación de riesgos(ahora un monopolio de tres firmas estadounidenses), los sueldos de los ejecutivos, nuevos criterios contables que hagan más transparente el valor de los activos financieros o las medidas para garantizar que la banca tenga capital suficiente para afrontar los riegos formarán parte de esa primera ronda de propuestas. Se hace mención expresa a la necesidad de poner en marcha regulaciones “anticíclicas”, una alusión que da protagonismo a la propuesta española de extender su modelo de supervisión, en el que el Banco de España obliga a las entidades a dotar provisiones en tiempos de bonanza para utilizar en época de crisis.

      “Ésta es sólo la primera de varias cumbres, ya hemos tomado medida importantes, pero es necesario tomar más”, afirmó Bush. La próxima cita de los líderes mundiales será en abril de 2009, con Obama ya al frente de EE UU y, previsiblemente, en Londres. Un tiempo que servirá para medir la eficacia del llamamiento a “una respuesta política más amplia contra la crisis”. Y para comprobar si, como sostuvo Brown, éste es el inicio de un camino que llevará “a un nuevo Bretton Woods, a las instituciones internacionales del futuro”.

      El País.es