CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Archive for noviembre 13th, 2008

Una condición autoritaria del candidato R. Lagos: “disciplinar” la Concertación…

leave a comment »

13 de Noviembre de 2008

El plan para desterrar a los díscolos y controlar la plantilla electoral

La lista negra que obsesiona a Lagos

El ex mandatario, quien ayer envió una carta condicionando su candidatura presidencial a muestras de “lealtad” y “orden” en la Concertación, ha manifestado en diversas conversaciones que habría que deshacerse de los “indisciplinados”. El tema pasa porque le den carta blanca para elegir quienes son los candidatos al parlamento. Cuestión aprovechada por Eduardo Frei ayer, quien se juntó con los díscolos y “valoró” sus posturas, en un paso más por diferenciarse de Lagos y su “estilo autoritario”, según dicen.

Por Miguel Paz, El Mostrador.cl

“Pacto de gobernabilidad”, “lealtad” y “pacto de honor” son conceptos que el ex presidente Ricardo Lagos ha vertido en conversaciones privadas a lo largo de los últimos meses para referirse a su condición esencial para aceptar ser candidato a la Presidencia: el orden y la disciplina en la Concertación.

La misiva de dos carillas y media que dio a conocer la mañana de ayer para responder a la proclamación efectuada por el PPD el sábado pasado es la concreción pública de esas opiniones que provocaron inmediatas reacciones en el oficialismo donde se interpretó, según un importante personero de la DC, como un intento por restaurar la lógica de la “procesión a Caleu”.

Los alcances de la carta donde Lagos condicionó su candidatura a “tener una coalición ordenada que actúe con cultura de gobierno y con lealtad hacía su gobierno” y a “otorgarle los instrumentos para contar con el apoyo real y permanente de la coalición, sus dirigentes y parlamentarios”, además reflotó un tema del cual en el laguismo hay consenso: quien no esté de acuerdo con la línea, se va.

En ese contexto, el ex mandatario ha dado señales de estar convencido de la necesidad de enmendarle la plana a los “díscolos” a quienes tiene en “lista negra” por sus permanentes divergencias, reconoce un cercano a Lagos. Ya que si bien en las encuestas está bien posicionado, también está consciente de que su nivel de rechazo en las mediciones es mayor al del resto de los candidatos de la Concertación. Por lo mismo, explican en su entorno, requiere asegurarse prerrogativas “como el diseño de la plantilla electoral” si el PPD y un sector del PS pretenden ungirlo como su abanderado en la cada vez más segura primaria entre él y el representante de la DC Eduardo Frei.

Para Insulza y su círculo, que aún no descartan su candidatura por el PS pese al complejo escenario interno, la supuesta estrategia de Lagos no tiene viabilidad política hoy en la Concertación, pues no existen condiciones para la mencionada “procesión a Caleu”. Tal como se indicó en este medio, tampoco se instalaron las condiciones que el propio Lagos vuelve a buscar ahora: disciplina partidaria (básicamente contener a los díscolos).
Uno de los argumentos que se sostiene es que la carta con condiciones de Lagos refleja que pese a toda su experiencia en política no ha sabido leer la difícil situación post elecciones municipales, donde más que fijar su panorama ideal, debiera terminar con su indecisión y explicitar sus intenciones.

El libro negro de Lagos

“El comportamiento de Lagos ha sido parecido al de un alcohólico: primero actúa de una forma, luego de otra. Es un comportamiento errático. Si prospera su candidatura está claro quienes no iremos a la reelección”, reconoce Álvaro Escobar. El diputado ex PPD, ahora independiente, tiene decidido no postular nuevamente al Congreso. Pero es parte del grupo de los llamados “díscolos” que se convirtieron en la obsesión del ex Jefe de Estado quien cada vez que ha podido ha dado fuertes señales de disconformidad ante sus posturas de “indisciplina”.

Entre los nombres que se mencionan como parte del libro negro de Lagos están Marco Enríquez-Ominami (PS), René Alinco (PPD), quien pese a estar contemplado para la reelección debería mostrar “buena conducta”; los también PPD Tucapel Jiménez, Ramón Farías e incluso Patricio Hales, ya que Lagos no le perdonaría que como presidente de la Comisión Investigadora de Transantiago haya validado el informe final donde se le atribuyeron responsabilidades políticas en el diseño del sistema de transportes.

“A esto él lo llama en privado un pacto de gobernabilidad, nada más ni nada menos que elegir quienes son los candidatos al Congreso y quienes lo van a acompañar”, asegura un miembro del laguismo duro.
El diagnóstico es medianamente compartido por Carolina Tohá. La parlamentaria del PPD, cercana al ex presidente, dice que Lagos mucho antes de enviar la carta de ayer “dio sus apreciaciones de las cosas y su sensación de que la Concertación está en una mecánica agotada con signos de descomposición muy grande”. Pero es enfática en negar que haya dicho que hay gente que no tiene que estar. “Vetar a personas sería una postura muy autodestructiva. Lo que él ha planteado es que se haga la plantilla parlamentaria acorde al objetivo común, porque la reelección por la reelección ni el cuoteo tienen sentido”.

El tema, asegura, también fue discutido el sábado pasado durante la nominación de Lagos como abanderado del PPD donde se planteó la necesidad de establecer criterios para enfrentar el proceso electoral de manera más cohesionada que como ocurrió en la municipal. “Esto es algo que mucha gente ha dicho. La gente que cree que la carta de Ricardo Lagos es un mero llamado a la disciplina, se equivoca. Son las reglas del juego y cada cual deberá decir si está de acuerdo con este proyecto unitario, o no”.

La oportunidad de Frei

“Es claro que para sostener un proyecto de gobierno se hace necesario evaluar la continuidad de ciertos parlamentarios para mantener un mínimo de orden”, dice el presidente de la DC Jorge Burgos, quien señala “estar de acuerdo con Lagos” pero advierte que el orden en las filas “no es un requisito de él sino de cualquiera que sea el candidato: Frei, Lagos, Insulza, el que sea”.

Ayer al mediodía Eduardo Frei fue consultado por la prensa sobre la carta de Ricardo Lagos, a lo cual respondió que “yo no comento las declaraciones ni los documentos de los otros ex presidentes”.
El abanderado presidencial de la DC hizo esas declaraciones tras reunirse con los diputados “díscolos”, quienes le entregaron el documento “Decálogo del futuro”, con propuestas programáticas. Acompañados de los senadores Nelson Ávila (PRSD) y Carlos Ominami, uno de los miembros de la disidencia PS que coquetea con la figura de Lagos, los “díscolos” rechazaron cualquier condicionamiento del ex presidente para asumir una candidatura a La Moneda.

El encuentro entre Frei y los “díscolos” había sido fijado con antelación pero fue interpretado por algunos parlamentarios concertacionistas como un gesto calculado de acercamiento a menos de dos horas de que Lagos diera a conocer su carta. Frei “valoró” el documento y señaló que la conversación con los díscolos fue “positiva” y “con visión de futuro”. Uno de los puntos que más destacó es precisamente aquel que el senador ya propuso: una nueva Constitución, cuestión que en su entorno dicen que complica a Lagos, autor de la reforma a la Constitución del 80′.

Entre sus más cercanos aseguran también que la carta de Lagos fue “casi providencial” porque “Frei está con la idea de sumar ideas y no excluir. Los condicionamientos de Lagos son un punto de inflexión potente con su postura abierta a todos los sectores porque revelan su estilo autoritario”.
El abanderado de la DC lleva meses trabajando sigilosamente con un amplio equipo de colaboradores y está convencido que la definición presidencial del oficialismo pasa por “la ruta larga de aplanar calles como hizo él durante la municipal visitando 150 comunas” y recuerdan que a diferencia suya, ni Lagos, ni Insulza, ni José Antonio Gómez han hecho ese camino.

“Lo de Lagos hoy es un error: al plantearse en términos excluyentes dejó abierta una pista insospechada. No están los tiempos para andar retando a la gente”, dicen en el freísmo, donde agregan que su candidato seguirá apostando a la “inclusión” y remarcando sus diferencias con Lagos. Partiendo por la propuesta de Frei de estatizar el Transantiago y recordarle a la ciudadanía quien fue el ideólogo del fracasado sistema de transportes.

13 de Noviembre de 2008

Ramón Farías se refiere al diseño del ex mandatario para la plantilla electoral:

“Si Lagos tiene una lista negra que lo diga a la cara”

El diputado PPD vinculado a los “díscolos” se sorprendió y molestó con las versiones respecto a que Ricardo Lagos pretende elegir quienes son los candidatos de la Concertación al Parlamento. En entrevista con El Mostrador.cl Farías dice que las “listas negras son parte del pasado, de una época que yo viví como actor cuando me pusieron en una lista negra de Canal 7”.

Por Miguel Paz

“Es una sorpresa que un Presidente que fue electo democráticamente, que participó en una primaria y sabe que lo que se necesita para poder gobernar, esté pensando en tener listas negras. Eso es parte del pasado. De una época que yo la viví como actor en Canal 13 cuando me pusieron en una lista negra para no trabajar en Canal 7”, asegura Ramón Farías.

El diputado del PPD ligado a los “díscolos” que ayer entregaron a Eduardo Frei su “Decálogo para el futuro”, documento con propuestas programáticas para los abanderados de la Concertación, está muy molesto con las versiones que indican que el ex mandatario ha manifestado en diversas conversaciones que habría que deshacerse de los “indisciplinados” y le den carta blanca para elegir quienes son los candidatos al parlamento.

“O Lagos está siendo malinterpretado o está siendo mal asesorado”, dice Farías, aludiendo al tema y a la carta que el ex mandatario envió ayer condicionando su candidatura presidencial a muestras de “lealtad” y “orden”.

-¿Le daría su respaldo al ex presidente?
-Yo respaldo a Lagos porque fue un gran presidente que hizo cosas muy buenas, yo volvería a votar por él. Mucho de lo que hemos planteado en este “Decálogo para el futuro”, un decálogo progresista, que plantea un cambio de verdad de la Constitución de Pinochet y que apunta a que podamos tener una inscripción automática y votación voluntaria para reencantar a la gente, es parte de lo que podría ser su gobierno.

-¿Pretenden entregarle el documento a Lagos?
-A mi me gustaría que Lagos nos reciba y deje que le entreguemos este decálogo y lo estudie. Hay muchas coincidencias con lo que fue su gobierno y lo que podría ser su gobierno. El desafío es que nos reciba. Yo quiero que me diga cara a cara que yo estoy en una lista negra. Si Lagos tiene una lista negra quiero que nos diga en la cara a todos los que se nos menciona.

-Los “díscolos” son considerados una “piedra en el zapato” del oficialismo.
– No somos una piedra en el zapato. Nuestros planteamientos de futuro no son muy distintos de lo que Lagos piensa. No queremos nombres vacíos. Buscamos reencantar. Lo otro no corre, no vale.


Dos mensajes sobre Kundera, por V. Havel

leave a comment »

VÁCLAV HAVEL 06/11/2008 kundera1

Yo también recuerdo la época. Recuerdo el ambiente de entonces. Es difícil de explicar. Si miro al pasado, no lo comprendo y a veces hasta me asombro de mí mismo y me pongo colorado. ¿Cómo podía, por ejemplo, usar el término “literatura socialista”, si debía de saber que era una tontería, que no existe literatura socialista ni capitalista, ni puede existir? ¿Cómo podía decir en público cosas diferentes a las que pensaba?

Precisamente ayer, fui a ver la película Tobruk, y me hice la misma pregunta por enésima vez: ¿habría resistido la verdadera lucha? Y en la cárcel me preguntaba a mí mismo muchas veces: ¿qué les habrías dicho y revelado si te hubieran torturado físicamente? Y, por otra parte: ¿qué pensarán los jóvenes historiadores cuando encuentren un apunte donde diga que denuncié a un prisionero? Podría explicarles que ese hombre quería suicidarse y que yo no podía hacer otra cosa para salvarlo que eso, y ellos comprenderán y me admirarán. Mi complicada aclaración adicional quedará, sin embargo, siempre agazapada en un lugar oculto, tras la terrible noticia original sobre mi traición.

Está claro lo que quiero decir: aunque Milan Kundera hubiera ido a la policía a denunciar a un espía, lo cual, en mi opinión no sucedió, hay que intentar -al menos intentar- verlo con el prisma de la época. Uno no tiene que ser un comunista acalorado o un fanático para hacer algo de buena fe, pensando que con eso allana el camino hacia un mundo mejor. Bastaba con dudar de que no fuera una trampa preparada para él o para sus próximos, o incluso estar “casi seguro” de ello. Bastaba con pensar que si no era el héroe de Tobruk simplemente se dijo: ¿por qué debería dejarme encerrar en un campo de concentración durante diez años por “saber y no decirlo”? Los campos de concentración pertenecen a los héroes, no a mí. Digo todo esto, repito, por si hubiera ocurrido lo que dicen los historiadores jóvenes.

Yo, por mi parte, tengo bastantes razones materiales para pensar que Milan Kundera no fue de repente a la comisaría de la policía nacional (SNB) a decir que alguien le había dicho que otra persona le había dicho que a un lugar tal y tal llegaría un espía para recoger una maleta. Creo que no sucedió de un modo tan tonto, ni pudo suceder. Sea como sea, una cosa es evidente: Milan Kundera, ya mayor, estaba inmerso en un mundo completamente kunderiano, del que sabía distanciarse -como persona física- durante años. ¿Qué significa entonces? Para mí, entre otras cosas, lo siguiente: antes de meternos con cualquier cosa, debemos valorar qué puede surgir de ello y si se corresponde con nuestro carácter. Si el protagonista de este suceso fuera un desconocido, y no un escritor de fama internacional, el caso habría pasado inadvertido. En otras palabras: es arriesgado escribir bien y hacerse famoso. Por otra parte, de vez en cuando hay que arriesgarse. Para el bien común. Si la obra de Kundera no existiera, el mundo estaría mucho peor. Pero Milan Kundera estaría hoy -el 16 de octubre de 2008- mucho mejor. Al menos estaría como ese desconocido.

Para terminar, sólo dos mensajes:

1) Jóvenes historiadores, por favor, ¡cuidado a la hora de valorar la historia! Porque, al igual que nuestros abuelos, de buena fe podéis hacer más daño que bien.

2) Milan, ¡ánimo! Un hombre como usted sabe que en su peregrinación por la vida se encuentra con cosas peores que la profanación en la prensa.

Václav Havel es autor teatral y ex presidente de la República Checa.