CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Archivo para octubre 16th, 2008

La crisis económica, según Paul Krugman

leave a comment »

Redacción BBC Mundo

El economista Paul Krugman recibió el Premio Nobel de Economía 2008 por su trabajo investigando los patrones de comercio y actividad económica del mundo.

Pero, en un momento de incertidumbre y turbulencia financiera como el que se vive en las últimas semanas, el premio también le sirvió a Krugman -un crítico de las políticas neoliberales y del gobierno de George W. Bush- para transformarse en un referente inmediato de explicación de la compleja situación económica de estos días.

Esto dijo Krugman en una entrevista con la BBC después de enterarse que había sido seleccionado por la Academia Nacional de Ciencias sueca.


Usted siempre ha estado a favor de mayor intervención estatal en la economía. ¿Se siente redimido por el hecho que los gobiernos se hayan visto obligados a crear estos planes de rescate?

Yo no estoy a favor de la intervención del Estado siempre y en todo, pero sí he sido un crítico de la visión extrema del libre mercado. Y sí, esta es una reivindicación para aquellos que decimos: “Esperen, el mercado no siempre tiene la razón”.

¿Le desilusiona que el gobierno de Bush no se haya dado cuenta de la situación y haya actuado antes?

La palabra no es “desilusionado”. La palabra es “asustado”. Creo que es una de esas situaciones cuando importa mucho el tiempo, se puede hacer mucho daño. No me queda claro que ninguno de nosotros se dio cuenta de cuán mala era la crisis. La crisis se dio de una manera que se ha llevado por delante las expectativas.

Aún después de que se entendió la dimensión de la crisis, el gobierno de Bush se negó a enfrentar lo que era necesario hacer

Pero en las últimas tres semanas hemos visto cómo se pierde el tiempo porque, aún después de que se entendió la dimensión de la crisis, el gobierno de Bush se negó a enfrentar lo que era necesario hacer.

Este martes el gobierno de Estados Unidos lanzará, como lo ha hecho el Reino Unido y otros países, su propio plan de recapitalización de bancos. ¿Cree que esto es una buena idea?

Realmente es lo que yo y otros hemos estado pidiendo en las últimas tres semanas. El plan británico es el más sensato que hemos visto en esta crisis. Entonces sí, son buenas noticias.

¿Qué determinará el éxito de este plan en Estados Unidos?

Bueno, necesitamos entregar el capital a los bancos adecuados. Existe esta pregunta: ¿realmente hemos diagnosticado bien las razones de la crisis? Siempre es importante ser humildes en esto. Y además, también examinar si será suficiente.

La cantidad de desconfianza y pánico que ha generado la crisis es algo importante. No es muy fácil revertir eso, aún en una política en la que funcionan sus fundamentos.

El plan de Paulson costó US$700.000 y la suma de los rescates lanzados por el gobierno británico pareciese superar ese monto. ¿Será suficiente este dinero?

Las acusaciones de “socialismo” no asustan tanto como la sensación de que el sistema está colapsando.

En realidad la inyección de capital del Reino Unido es de US$37.000 millones, que si uno lo compara con Estados Unidos en términos de producto bruto interno es menor. Y las garantías de los préstamos quizás se pueda hacer por otros métodos, aunque no sé si es legal.

Probablemente será hecho por otros métodos sin tener que expandir la cantidad de dinero. No creo que los recursos serán inadecuados en Estados Unidos.

¿Creen que, en Estados Unidos, la política será un problema más grande?

Sí, nos estamos acercando a la situación de que un gobierno republicano está trabajando con los demócratas y los republicanos se mantienen al margen; es un escenario que todos estaban tratando de evitar.

Pero en realidad creo que el escenario político en torno a esto ha cambiado en las últimas tres semanas; la gente ahora está realmente asustada. Las acusaciones de “socialismo” no asustan tanto como la sensación de que el sistema está colapsando.

Presidencial en Chile: ambiguedades de R. Lagos cuestionan su credibilidad…

leave a comment »

No le gusta el ”culebreo” de declaraciones del ex mandatario

El desconcierto de Insulza con Lagos

La idea de Lagos de instalarse como un líder nacional más allá de la Concertación y su rechazo a los procesos fijados por los partidos para escoger el abanderado de la coalición, está acabando con la paciencia del Secretario General de la OEA. El Pánzer ha dicho que no tiene claridad de lo que Lagos quiere realmente y observa el comportamiento de su ex jefe con mucha sorpresa. El viernes, cuando aterrice en Chile, reforzará la tesis de que hoy no existen condiciones para la “procesión a Caleu”.

Por Pablo Basadre, El Mostrador

El Secretario General de OEA, José Migue Insulza, está molesto con el ex presidente Lagos. Ayer en El Mercurio señaló que “no quiero referirme a Ricardo Lagos porque no tengo claro cuál es su definición”. Las declaraciones del Pánzer se alinearon así con las del presidente de su partido, Camilo Escalona, quien en estos días poco a poco ha ido subiendo el tono de sus dichos. Ahora último llamó al ex presidente a ser responsable y apoyar a los candidatos concertacionistas que están en carrera y ha hablado de que no existen espacio para los “caudillos” en la Concertación.

Para Insulza y su círculo, la supuesta estrategia de Lagos no tiene viabilidad política hoy en la Concertación, pues no existen condiciones para una “procesión a Caleu”, como se ha dicho.

Tampoco, en el puzzle político, se han instalado las condiciones que el propio Lagos ha intentado imponer: disciplina partidaria (básicamente contener a los díscolos); repunte en las encuestas y un masivo consenso para que él sea el único candidato con las encuestas como su principal aval. De hecho, en las mediciones su nivel de rechazo es mayor al del resto de los candidatos de la Concertación. De ahí que, pese a que Insulza lo conoce bien, está muy sorprendido, según indican sus colaboradores.

La sorpresa de Insulza se sustenta en que Lagos, con toda su experiencia en política, no ha sabido leer el difícil escenario que enfrentará la coalición en las próximas elecciones presidenciales, las que muchos catalogan como las más complicadas de los últimos 18 años. “Con el grado de presión que enfrenta la coalición y las pretensiones internas de todos los partidos, la única manera de escoger al candidato son las primarias. Pero Lagos no lo entiende”, comenta una fuente del PS.

En el círculo de Insulza creen que la falta de claridad de Lagos respecto al tema sólo genera confusión y desorden, algo que al ex mandatario le indigna, claro que sólo cuando a él no le beneficia, dicen. Cercanos a Insulza explican que lo mejor sería escuchar de parte del ex mandatario, por ejemplo, si estaría dispuesto a participar en la Convención del PS en noviembre como lo hará el Pánzer, o someterse a primarias para definir el candidato de la izquierda en la Concertación, tal como sucederá en la DC con Alvear y Frei el 14 de diciembre. “Si Lagos quiere competir, Insulza podría evaluar distintos escenarios, desde retirarse y darle su apoyo, hasta  consensuar un mecanismo para dar un corte definitivo a las especulaciones. Pero con sus declaraciones no se puede”, comenta una alta fuente del PS. Y agrega: “A Insulza no le gusta el ‘culebreo”.

También se ha discutido la actitud de su hijo, el ex ministro Lagos Weber, quien ha dicho por la prensa que su “papá” es la mejor opción.

La operación de Leal

En el círculo de Insulza se analizó también la “performance” de Lagos y los supuestos 29 diputados que fueron a entregarle su apoyo a su fundación, donde le pidieron que no deseche una eventual opción presidencial. Cercanos al Secretario General comentan que la visita de los parlamentarios, donde el diputado Antonio Leal tuvo un gran protagonismo, le hizo muy mal al ex presidente porque lo puso “En una triste posición”. Refrendando así lo que dijo el propio Insulza al ser consultado sobre el tema y la poca claridad al respecto: “No sé exactamente qué fue lo que le pidieron”.

La lectura del Pánzer sobre la cita es más bien crítica. “Primero porque está empujando una situación que es irreal desde el punto de vista político e incomodó a varios diputados”, comentan en el PS. Esto último específicamente por la situación del presidente de la Cámara, Francisco Encina, que fue uno de los primeros que se manifestó a favor de Insulza como opción presidencial, y quien tuvo que salir a aclarar la inclusión de su firma en la carta que le entregaron a Lagos. “Resulta incomprensible porque incluyeron la firma de algunos que no estaban de acuerdo, que no sabían y de otros que ni siquiera compartían los mismos propósitos”, explica un cercano a Insulza.

La mini gira de este fin de semana

Tal como se comprometió con el PS para viajar a Chile y apoyar a los candidatos a concejales y alcaldes cada vez que su puesto en el organismo internacional se lo permita, Insulza llegará este viernes 17 de octubre a la capital. Su agenda comprende un viaje a Talca y Curicó el mismo día de su llegada. También una visita a Rancagua, donde estará acompañado del senador Juan Pablo Letelier. El sábado viajará a La Serena para recorrer algunas localidades y el domingo estará en la comuna de Independencia, en la región Metropolitana. Por la tarde, se trasladará a Melipilla y Talagante, donde tiene pensado reunirse con el senador PPD Guido Girardi. Su viaje contempla, probablemente, una reunión con la directiva del PS para enterarse de todos los detalles del encuentro entre su partido y el PPD. Un cita que Insulza habría monitoreado desde Washington.

En su círculo comentan que es poco probable, a diferencia de otros viajes, que esta vez se reúna con Lagos. Le pidió salir del escenario para no perjudicar la carrera presidencial.

Escalona pierde la paciencia con Lagos

El timonel del Partido Socialista está convencido que la indefinición del ex mandatario respecto a quién será el candidato único del oficialismo en las elecciones de 2009 está complicando las opciones de las demás cartas del sector para competir contra  Sebastián Piñera. “Él decidió no someterse los mecanismos institucionales de la Concertación, y una vez que decide eso lo que yo digo es que debe dejar que las otras figuras se desarrollen”, afirmó.

Por El Mostrador.cl

El presidente del Partido Socialista, Camilo Escalona, señaló que el ex Presidente Ricardo Lagos debe dar un paso al costado para no perjudicar la opción de los candidatos de la Concertación que sí están dispuestos a someterse al mecanismo acordado.

“Como no tenemos candidatos, creo que Ricardo Lagos tiene que salir definitivamente del escenario para permitir crecer a los otros nombres”, manifestó el parlamentario a radio ADN .

“Tenemos grandes figuras con qué competir, y estoy convencido de que Soledad Alvear, José Miguel Insulza, Eduardo Frei, e incluso Sergio Bitar si el PPD lo proclama o José Antonio Gómez pueden competir con Sebastián Piñera”, agregó. Escalona reiteró que su postura surge de las propias declaraciones del ex Presidente, quien ha señalado pública y repetidamente que no está dispuesto a someterse a primarias.

“Lagos debe permitir con una actitud definitiva que las otras personas que están en disposición puedan crecer y se puedan desarrollar”, enfatizó el parlamentario, subrayando que la opción de proclamarlo no es analizable, ya que “los partidos no podemos nombrar una persona sin respetar nuestros propios mecanismos”, replicó.

“Él decidió no someterse los mecanismos institucionales de la Concertación, y una vez que decide eso lo que yo digo es que debe dejar que las otras figuras se desarrollen. Necesitamos que crezcan, que aumenten su caudal para poder, dentro de esas figuras, llegar a una primaria que nos permita tener la candidatura única y potente para enfrentar a Sebastián Piñera”, manifestó. El timonel del PS estima que en las elecciones municipales del próximo 26 de octubre el oficialismo obtendrá entre un 40 y un 45% de los votos, y eso hace que se pueda mirar con optimismo de cara a 2009, ya que quiere decir que el candidato único de la Concertación cuenta con un apoyo suficiente para pelearle la opción a Piñera.

“Todo indica, a pesar de todas las dificultades, que nosotros vamos a estar arriba del 40% como coalición, creo que vamos a estar en el 45, y cualquier alianza política en cualquier país del mundo con 45% compite en plenitud por un triunfo en una elección presidencial”, expresó.

Obama vencedor. McCain pierde (también) su última oportunidad

leave a comment »

El candidato republicano no logra la victoria contundente que necesitaba para cambiar la orientación de unas encuestas desfavorables

YOLANDA MONGE - Washington – 16/10/2008

En el último debate electoral, el candidato republicano a la presidencia de EE UU, John McCain, ofreció su mejor y más agresiva versión. No le sirvió de nada. No logró la victoria contundente que necesitaba para cambiar la orientación de unas encuestas que hoy le son claramente desfavorables. Barack Obama mantuvo la serenidad en todo momento y recondujo la conversación al problema fundamental de Estados Unidos: la economía. El senador de Arizona atacó repetidamente a Obama en los dos flancos supuestamente vulnerables: su política fiscal -le acusó de querer subir los impuestos y aumentar el gasto- y sus amistades peligrosas.

Desde luego, si hubo un ganador del debate éste fue “Joe, the plumber” (Joe, el fontanero; el fontanero más famoso desde el Watergate, señalaban con ironía los comentaristas políticos), citado por McCain exactamente 20 veces con el objetivo último de señalar los supuestos perjuicios que la política económica del candidato demócrata causaría en la clase media. “Obama subirá los impuestos y destruirá empleo”, aseguró McCain. “Joe the plumber” es Joe Worsebocher, un fontanero que esta semana en un acto de Obama en Toledo, Ohio, dijo al candidato demócrata a la Casa Blanca que si subía mucho los impuestos no podría comprar el negocio para el que actualmente trabaja. Obama rápidamente mostró durante el debate la preocupación por este personaje y aseguró que la subida de impuestos sólo afectaría a aquellos contribuyentes con ingresos superiores a 250.000 dólares anuales y el resto de la población, el 95%, se beneficiaría de las rebajas fiscales.

Obama se defiende

Obama devolvió todas las pelotas que, con efecto, le lanzaba el senador de Arizona y descalificó la propuesta global de McCain en materia económica por considerarla un mero seguidismo de la impopular administración de George Bush. “Continuar con la política de estos últimos ocho años no es la mejor manera de sacar al país del actual desastre”, afirmó Obama. A ello respondió McCain con la declaración que, de forma más contundente, marca distancias con la actual administración de su propio partido. “Senador Obama yo no soy Bush”, dijo McCain a su rival mirándole cara a cara, “si usted quería competir contra el presidente Bush tendría que haberse presentado hace cuatro años…”

Obama admitió que McCain había tenido algunas posiciones distintas a las de Bush en algunos aspectos pero subrayó que sus posiciones eran las mismas en lo que respecta a la economía. “En el campo de la política económica, sus posiciones han sido sólo un vigoroso apoyo a Bush. Usted propone ocho años más de lo mismo”, dijo Obama. “Necesitamos un nuevo rumbo”, sentenció el candidato demócrata.

El formato del debate, desarrollado en la Universidad de Hofstra, en Hempstead (Nueva York), en el que por primera vez los candidatos estaban sentados uno al lado del otro a pocos metros, permitió a McCain ser más agresivo que en ocasiones anteriores, y reiterar algunas de las descalificaciones que había mencionado en sus últimos días de campaña. La relación de Obama con el profesor universitario William Ayers, vinculado en los años sesenta a un grupo terrorista anti guerra de Vietnam, fue la fundamental. McCain mencionó también el apoyo que Obama recibe de la organización ACORN, que está siendo investigada por algunos supuestos fraudes en el registro de votantes. Una vez más, el senador de Illinois se defendió con aplomo de estas acusaciones y declaró en relación con Ayers que “no está implicado en mi campaña ni lo ha estado nunca ni va a formar parte de mi equipo en la Casa Blanca”.

Obama, vencedor

Estos ataques no parecen haber modificado la opinión de los espectadores del debate. Según una encuesta de la cadena CNN, Obama venció por un 58% frente a un 31%, aunque esa cadena admitió que mientras el 40% de los encuestados se declaró demócrata sólo el 30% se definió votante republicano. Obama ganò por el 53% contra el 22%, según la cadena CBS.

En todo momento, el candidato demócrata rehuyó el cuerpo a cuerpo que le planteó John McCain e recondujo la discusión hacia la maltrecha economía, el asunto que preocupa a la gran mayoría de los norteamericanos. “Podemos seguir discutiendo sobre diferencias comprensibles en una campaña dura pero creo que lo importante para el público son los problemas económicos a los que cada día tiene que hacer frente”, dijo. Hubo varios momentos que McCain parecía perder los nervios, parpadeaba profusamente, frente a la serenidad con la que Obama -huyendo del estereotipo del “angry black”- recibía sus ataques. McCain, tras esbozar una forzada sonrisa, llegó a decir en tono irónico: “Admiro tanto la elocuencia de Obama”.

Temas variados

El debate abordó temas como el libre comercio de EE UU y la diferencia que ambos candidatos tienen sobre ese tema, especialmente sobre el Tratado de Libre Comercio con Colombia, sobre el que McCain reprochó a Obama haberse opuesto a su aprobación en el Congreso. “No permite un tratado con nuestro principal aliado, como es Colombia, y está dispuesto a sentarse sin condiciones previas con Chávez”. Obama explicó que no se opone a los tratados si no que exige condiciones de respeto a los derechos de los trabajadores, que a veces estos tratados no contemplan.

Respecto a sus compañeros de campaña, Obama dijo que Joe Biden tiene las mejores credenciales en política exterior. “Biden se ha equivocado en cuestiones sobre política y seguridad nacional”, criticó McCain. Respecto a Sarah Palin, defendido a capa y y espada por el candidato republicano, Obama consideró que “el pueblo estadounidense decidirá si está capacitada”.

Los dos candidatos discreparon también sobre el seguro de salud, la política educativa y la política energética. Pero el enfrentamiento más directo se produjo al abordarse el tema del aborto. Mientras Obama defendió Roe versus Wade, la sentencia del Supremo que garantiza el derecho al aborto, McCain no quiso comprometerse a mantener el derecho a la interrupción del embarazo.

McCain terminó el debate apelando a su compromiso de lealtad al país y a la larga tradición de su apellido al servicio a la nación. Obama en su intervención final aludió a la necesidad de cambio y a su capacidad de aunar voluntades, tanto de demócrata y republicanos como independientes. “Ahora hay que ir y votar, lo que nos hará sentirnos mejores y más grande, decía mi madre”, finalizó el moderador del debate Bob Schieffer.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36.270 seguidores