CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog

Actualidad sobre política, sociología, economia, cultura…

Posts Tagged ‘MUJERES

Adimark (Enero 2010): Bachelet logra excepcional 81% de aprobación…

leave a comment »

/ Lanacion.cl

La Presidenta “se encamina a terminar su gestión con niveles de aprobación récord, nunca vistos en la historia política de Chile”, destaca la encuestadora.

Ver aquí Encuesta ADIMARK completa…

Adimark: Bachelet marca peak de 81% de aprobación

Un nuevo máximo histórico de 81% de aprobaciónalcanza la Presidenta Michelle Bachelet, de acuerdo a la encuesta de diciembre de Adimark.

De acuerdo al análisis de esta encuestadora, con estos indicadores de adhesión, la Mandataria “se encamina así a terminar su gestión con niveles de aprobación récord, nunca vistos en la historia política de Chile”.

El nuevo peak de la gobernante fue alcanzado pese a la coyuntura electoral de diciembre, marcado por la primera vuelta presidencial y las elecciones parlamentarias.

Los datos de Adimark arrojan un repunte en la aprobación de la Presidenta en Santiago (pasa de un 72% a un 81%), lo cual va ligado en una mejor evaluación ciudadana al Transantiago, que en diciembre fue ampliado en su red de cobertura.

Otro punto que entrega esta encuesta es la alta evaluación de la Presidenta entre las mujeres (87%), mientras que en hombres alcanza un 74%. “Este inédito apoyo femenino, prácticamente unánime, podría leerse como un gran espaldarazo a un estilo y una forma de gobernar que sin duda ha validado y potenciado el rol de las mujeres en la conducción de la sociedad. Se trata, quizás, del mayor triunfo de la presidenta, y se lo reconocen sus propias congéneres”, destaca.

El gobierno sube, en tanto, de un 62 a un 65% su aprobación, manteniendo sin embargo la brecha entre el nivel de adhesión ciudadana a la Presidenta y el visto bueno que da la gente al Ejecutivo en su conjunto.

MINISTROS

A nivel de ministros sigue liderando en evaluación positiva el titular de Hacienda, Andrés Velasco (67%). Francisco Vidal, de Defensa, es el segundo mejor evaluado del gabinete.  En la cara negativa del balance está la ministra de Educación, Mónica Jiménez, con apenas un 28% de aprobación.

La Economía, en tanto, es el área de gobierno mejor evaluada (71%), en leve alza respecto al mes anterior.

El aborto en América Latina: penalización, ¿derecho a la vida o represión religiosa?

with 10 comments

BBC Mundo

Con ocasión de la despenalización del aborto en el Distrito Federal de Ciudad de México, el aborto ha regresado a la agenda.

En varios países de América Latina se discuten reformas a códigos y leyes que hoy por hoy prohíben o criminalizan la interrupción del embarazo. En otros, como Chile, el asunto no se discute. En Nicaragua, por ejemplo, el nuevo gobierno aprobó normas que castigan a las mujeres que abortan cualesquiera sean los motivos.

BBC Mundo “mapeó” la legislación vigente en la región.

MÉXICO

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal de México aprobó el martes 24 de abril de 2007 la reforma de las cláusulas del Código Penal capitalino que penalizaban hasta entonces el aborto.

Ahora, a las mujeres mexicanas les está permitido abortar hasta las 12 semanas de su embarazo, pero sólo en el D.F.

La ley anterior autorizaba la realización del aborto solamente en caso de violación, cuando hubiera malformaciones graves en el feto, o si la vida de la madre corría peligro.

Las modificaciones fueron propuestas por partidos de izquierda y centro-derecha, entre ellos el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el de la Revolución Democrática (PRD), que gobierna la Ciudad de México.

El conservador Partido Acción Nacional (PAN) se opuso.

GUATEMALA

"por el derecho a decidir"

Los grupos pro aborto sostienen que éste es un campo de grandes injusticias sociales.

En Guatemala el aborto está prohibido y se castiga con entre seis meses y tres años de cárcel.

Según aclaró a BBC Mundo Nineth Varenca Montenegro, presidenta de la Comisión de la Mujer en el Congreso, “sólo se permite el aborto terapéutico, cuando el embarazo es producto de una violación o existe un riesgo inminente para la vida de la mujer”.

Desde el punto de vista de Mayra Dinora Gila Herrera, representante local del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM), “hay mucha resistencia para despenalizarlo, sobre todo por la carga moral”.

BELICE

El aborto está permitido por razones socio-económicas, cuando el feto presenta anomalías, y cuando hay riesgo para la vida o salud de la madre.

En otros casos, está prohibido y se castiga con penas de cárcel.

EL SALVADOR

En El Salvador, según el Código Penal vigente desde 1998, se pena el aborto en todas las circunstancias, y se castiga a la mujer, a quien se lo practique, o lo facilite, con entre dos y ocho años de cárcel.

Antes de 1997, fecha en que se reformó el Código Penal, se podía recurrir al aborto cuando la mujer corría peligro, cuando el embarazo era consecuencia de una violación y cuando existían probabilidades de anomalías en el feto.

HONDURAS

El Código Penal hondureño considera el aborto la “muerte intencional de un ser humano en cualquier momento del embarazo”, y lo castiga con entre tres y seis años de cárcel.

Sin embargo la Secretaría de Salud Pública distribuye al menos desde 2004 píldoras anticonceptivas de emergencia, o “del día después”, según denuncias de la Iglesia católica en ese país.

NICARAGUA

En Nicaragua el aborto está penalizado bajo cualquier supuesto desde octubre de 2006; incluso se castiga el aborto “terapéutico”, es decir, aquel que se practica cuando la vida de la madre o el feto corren peligro.

El aborto “terapéutico” se había permitido desde 1893 hasta noviembre de 2006.

También se penan los abortos cuando la madre es menor y ha sido violada.

COSTA RICA

Salvo en caso de que peligre la vida de la mujer, el aborto está penalizado por ley.

Se castiga con entre seis meses y tres años de cárcel.

PANAMÁ

Código Penal de 1982 tipifica el aborto como “delito contra la vida y la integridad personal”, pero exime de penas cuando la mujer fue violada y resuelve interrumpir su embarazo antes de los dos meses, y cuando corre peligro su vida o la del feto.

CUBA

La madre puede interrumpir el embarazo durante las primeras 12 semanas de gestación sin justificar sus motivos, desde que en 1965 se legalizó el aborto.

HAITÍ

Se permite el aborto solamente cuando la vida de la mujer está en peligro.

En otros casos, se penaliza.

REPÚBLICA DOMINICANA

El aborto es ilegal, excepto cuando pretende salvar la vida de la mujer.

El Código Penal de 1948 no hace excepciones.

Tres clínicas donde presuntamente se practicaban abortos fueron clausuradas el pasado febrero en Santo Domingo.

PUERTO RICO

Una mexicana contraria al aborto muestra un cartel donde se ve un bebé.

Los grupos pro vida sostienen que los derechos de la madre no pueden vulnerar los del niño.

En Puerto Rico el aborto está consagrado como legítimo, y puede realizarse en cualquier período del embarazo.

La mayoría se realiza durante el primer trimestre, pero también se practica después.

Desde que el Tribunal Supremo de EE.UU. reconoció la legalidad de la polémica intervención en el caso Roe v. Wade, la disposición del Código Penal puertorriqueño que prohíbe el aborto salvo para salvar la salud o vida de la mujer se interpreta desde la década de 1970 en sentido amplio.

Se considera si el embarazo vulnera la salud mental y emocional de la madre, por lo que el aborto “a petición” está convalidado.

COLOMBIA

En 2006 la Corte Constitucional de Colombia determinó que el aborto es legítimo cuando un embarazo es producto de una violación, cuando está en riesgo la vida de la madre y cuando se presentan malformaciones en el feto.

Hasta entonces, en Colombia estaba prohibido el aborto en todos los casos.

VENEZUELA

El aborto está considerado como delito en el Código Penal venezolano vigente y se castiga con entre seis meses y dos años de prisión.

Los legisladores de Ciudad de México discuten la despenalización en el distrito de la capital.

Propuestas similares a la reforma de México D.F. se discuten en otros países de América Latina.

Las penas pueden reducirse si se provoca para “proteger el honor”.

Un anteproyecto de Código Penal presentado en el Tribunal Supremo de Justicia propone despenalizar el aborto en todos los casos, excepto cuando no se cuenta con el consentimiento de la mujer.

Por otro lado, la aprobación de una nueva Ley de Salud forma parte de las atribuciones cedidas al presidente Hugo Chávez por la Ley Habilitante que le permite legislar por decreto y en forma unilateral desde enero, explicó a BBC Mundo Douglas Natera, de la Federación Médica de Venezuela.

La pastilla del día después es legal en Venezuela desde 2004, según las Normas sobre Salud aprobadas por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

ECUADOR

El aborto se considera un delito en Ecuador y se pena con entre seis meses y cinco años de prisión.

No se castiga cuando se ha provocado para salvar a la mujer de un peligro de vida inminente que no pudo evitarse por otros medios, o cuando el embarazo es fruto de la violación a una deficiente mental.

Desde el año pasado un nuevo Código de Salud obliga a “los servicios de salud, públicos y privados” a interrumpir embarazos “en los casos previstos en el Código Penal”, y a suministrar “píldoras del día después” en casos de violencia intrafamiliar y sexual, y a las mujeres que conviven con el Sida.

Distintas organizaciones pro-vida han denunciado la probabilidad de que la Asamblea Constituyente convocada por el presidente Rafael Correa y aprobada por la ciudadanía en referendo establezca la despenalización del aborto.

BRASIL

El aborto es un delito castigado con entre uno y cuatro años de prisión, pero se permite si la vida de la madre está en peligro o si el embarazo es producto de una violación.

Distintos proyectos de despenalización han sido rechazados durante los últimos 16 años.

El ministro de Salud, José Gomes Temporao, defendió la realización de un plebiscito sobre la despenalización a principios de abril.

Tras sus declaraciones, el tema volvió a la agenda de los medios.

Según Datafolha, un 65% de los brasileños se opone a modificar la legislación vigente.

PERÚ

El aborto es ilegal en Perú -se considera un delito contra la vida-, excepto cuando la vida de la madre peligra.

Así lo determina el Código Penal desde 1924.

Hasta 2004 no se había establecido un “protocolo” que indicara los casos en que este “aborto terapéutico” podía aplicarse.

Manifestantes pro aborto festejan la despenalización en México D.F.

La despenalización fue festejada por los grupos pro aborto en Ciudad de México.

Pero ya en 2006, las autoridades sanitarias habían autorizado al Instituto Materno Perinatal y el Hospital de San Bartolomé de Lima, y el Hospital Belén de Trujillo, a practicarlo en 17 casos distintos de enfermedad de la madre o el feto, antes de las 22 semanas de embarazo.

Este protocolo está siendo revisado por las autoridades del Ministerio de Salud.

De acuerdo con el ex ministro de Salud peruano, Luis Solari, este protocolo resolución da pie a que se aborte con fines eugenésicos, a la agencia pro vida Aciprensa.com.

En 2001, los servicios de Salud Pública comenzaron a distribuir “píldoras del día después”. Esto se suspendió en 2002, hasta noviembre de 2006.

BOLIVIA

La interrupción del embarazo es legal, previa autorización del juez, si es resultado de “una violación, rapto no seguido de matrimonio, estupro o incesto”, y si la vida de la madre está en peligro.

En otros casos se penaliza.

La ley contempla atenuantes cuando el aborto se practica para proteger el honor de una mujer soltera.

De acuerdo a Julieta Montaño, representante de Cladem en Bolivia, las organizaciones pro aborto promueven reformas a la legislación vigente desde hace una década, pero estas iniciativas han sido rechazadas.

PARAGUAY

La legislación de Paraguay sólo permite el aborto cuando está en peligro la vida de la mujer embarazada.

El Código Penal vigente desde 1998 penaliza otros motivos por los cuales se recurra a esta práctica con entre 15 y 30 meses de penitenciaría, pero contempla atenuantes para los casos en que la mujer haya actuado para “proteger su honor”.

El ministerio de Salud lleva adelante un programa de Planificación Familiar en el que se pone a disposición de la población la píldora de anticoncepción de emergencia, o “del día después”.

CHILE

El aborto es ilegal en Chile, sin excepciones. Se lo penaliza con entre tres y cinco años de penitenciaría, de acuerdo a lo establecido en los artículos 342 A y 245 del Código Penal.

Manifestantes contrarios al aborto marchan con pequeños cajones que simulan ataúdes de niños

El aborto es un tema que suscita fuertes controversias y afecta susceptibilidades.

En 1989 se derogó la reforma que permitía el aborto terapéutico.

En la década de 1960 la Corte Suprema definió el aborto como la “interrupción maliciosa del embarazo con el propósito de evitar el nacimiento del feto o detener el curso natural del embarazo”.

Sin embargo, la actual presidenta Michelle Bachelet firmó en enero de pasado un decreto aprobando el suministro de la píldora anticonceptiva “del día después” a las jóvenes, a partir de los 14 años de edad.

Para que la adolescente tenga acceso a la pastilla no es necesario que medie el consentimiento de sus padres.

Dos semanas antes de que el Ejecutivo tomara la resolución, la Corte Constitucional había declarado inconstitucional la distribución gratuita de la píldora.

Según los grupos denominados Pro Vida y la Iglesia católica, la “píldora del día después” es un método abortivo.

ARGENTINA

En Argentina, el aborto es un delito de acuerdo al Código Penal (artículos 85 a 88).

La legislación contempla de todos modos el aborto terapéutico, lícito siempre que el peligro a la vida de la mujer no pueda ser evitado de otra forma.

Además permite la interrupción del embarazo a la mujer demente o idiota que ha sido violada.

En 2002, la Corte Suprema de Justicia argentina prohibió la venta y consumo en el país de la “píldora del día después”.

URUGUAY

Una manifestante pro vida en EE.UU.

Tanto unos como otros dicen defender la vida.

El aborto se castiga con entre tres meses y dos años de penitenciaría, pero si se comete para proteger el honor, tras una violación, cuando la vida de la mujer corre peligro o en medio de angustias económicas, estas penas pueden ser reducidas. Incluso el juez puede llegar a eximir a los involucrados.

El parlamento discute desde 1984 un Proyecto de Ley de Salud Reproductiva que propone despenalizar el aborto hasta las 12 semanas de gestación, pero que una y otra vez ha sido rechazado.

En noviembre de 2008, el actual presidente de izquierda, Tabaré Vázquez, vetó la legalización del aborto que había sido aprobada por ambas cámaras del Poder Legislativo.

Prostitutas VIP: otro producto del mercado global…

with 2 comments

Las chicas prepago son prostitutas vip que acompañan a gente con mucho poder. El fenómeno es global y lo protagonizan mujeres que se vuelven millonarias vendiendo su cuerpo. La literatura convirtió el tema en “best seller” y la televisión rompió ratings con la serie “Sin tetas no hay paraíso” que ahora llega a Red TV. Acá el testimonio de la triste Channel.

“Channel, me llamo Channel, como el perfume al que huelo”.

La mujer paladea el nombre mientras humedece sus labios carnosos con la punta de la lengua, en un gesto casi felino. Su boca, ahora un poco más lujuriosa, está perfectamente pintada de un rosa nacarado que lentamente empieza a deshacerse en el tembloroso lóbulo de la oreja de ese hombre al que le habla.

Él, con los ojos cerrados y las manos aferradas a la mesa de vidrio, parece intentar un último esfuerzo para no perder el equilibrio. Ella, ligeramente inclinada sobre su asiento, apenas rozándolo al pronunciar palabras íntimas, lo tienta al hondo vacío que provoca. Pronto caerá.

Son las nueve de la noche en Madrid y él y ella se encuentran en un restaurante de comida thai próximo a la exclusiva Calle Serrano, donde un menú sencillo cuesta cincuenta. Él, de piel rosada y lentes de aumento, va de traje cortado a la medida y mocasines Bally.

Ella, de cabello delicadamente revuelto, lleva sandalias de tacos altos y un collar de perlas perdido entre el escote de un vestido de lino que permite adivinar sus pezones erguidos. Una escena de dos enamorados tan diametralmente opuesta que, aquí y allá, causa la misma curiosidad: algunos comensales mientras cenan, algunos camareros mientras llevan bandejas, los miran con descaro. Todos gravitan entre la incomprensión y la más negra de las envidias.

Además de las manos de ese hombre de sesenta años, sobre la mesa minimalista hay un ramo de rosas rabiosamente rojas que de tanto en tanto ella acaricia, pero no mira. La prestidigitación ha comenzado: sus ojos permanecen clavados en la mirada aún dubitativa del otro, en un gesto que ha repetido una y otra vez con el rostro ladeado. Él no lo sabe pero el show incluye esa pose. No cabe duda: aunque se trate de una transacción de altísimo nivel, el amor vendido siempre será cruel.

UN REVÓLVER COMO ALMOHADA

A Channel la conocí hace siete años en Cali, ciudad de dos millones y medio de habitantes del suroccidente de Colombia, famosa en los últimos tiempos por haberse convertido en un pequeño paraíso de narcotraficantes. Entonces ella era una bella y rebelde estudiante universitaria de una prestante familia que había caído en desgracia. Por esos días se llamaba ‘Eme’.

En el 2001, sus padres se marchaban a los Estados Unidos con la intención de emprender un milagroso negocio que los sacara de la quiebra y la chica, con 19 años, decidía quedarse. ‘Eme’, confesaría mucho después, tenía un atajo en mente.

En esa época, cuando el término “mujeres prepago” apenas se insinuaba en el país, la estudiante de sicología había descubierto la existencia de hombres capaces de pagar fortunas por la compañía de “niñas” como ella, que además de venderles sexo, fueran capaces de elevar su estatus social en noches de rumba, almuerzos de trabajo y reuniones de amigos. El éxito del negocio no estaba sólo en la cama: su mera presencia también se podía prostituir.

Ofreciendo justamente lo que no tenían las mujeres que se ofertaban en las calles, avisos clasificados y casas de citas, ‘Eme’, una morena de ojos verdes que a veces era contratada como modelo de trajes de baño para la televisión, se pagó los estudios con ventas exclusivas de su cuerpo de bailarina de ballet. Pronto se haría llamar Channel y, al igual que el perfume francés, se convertiría en una marca costosa que pocos podrían oler.

Durante mucho tiempo contó uno de sus mejores amigos en la universidad-, sus principales clientes fueron los hijos y lugartenientes de capos de la mafia que ahora están muertos o pagando condena en los Estados Unidos.

Pero ella, encogiéndose de hombros, dice que lo único que sabe es que ha sido acompañante de “gente con mucho poder”, incluso, de políticos que luego se convirtieron en senadores de la República. Lo cierto, es que de esos y aquellos, parece haber aprendido un inquebrantable código del silencio y a implementar cuidados adicionales.

En Colombia, Channel asiste a sus citas en compañía de Valentina, una rubia anoréxica que es su amiga desde que cursaron la primaria en un colegio de monjas. Su trabajo, explicó alguna vez, consiste en anotar los números de las placas de los autos de los clientes, saber en qué sitios se harán las citas y llamar cada cierto tiempo al móvil de su amiga. Esa es su póliza de vida.

Aunque sucede igual que con el sistema de tarjetas de llamadas, donde el usuario paga de antemano por tiempo y servicios, en el oficio de las chicas prepago las garantías de cumplimiento no existen. Valentina sabe de mujeres que por no tener a nadie cuidando de sus espaldas han sido forzadas a practicar sexo con animales o participar en orgías.

A Channel también le pasó: una noche, con un revólver en la cabeza, fue obligada a acostarse con diez hombres. “Algo que no se volverá a repetir. Ante el mínimo riesgo, tengo un ejército armado que la rescataría en cinco minutos”, dice Valentina.

Pero en Madrid nada de eso es necesario. Ni siquiera Valentina. Channel ha llegado a España para acompañar durante una semana a un hombre que, en realidad, es un abuelo indefenso. Esa noche, revelaría días después, tras la cena en el restaurante thai, se registraron en el hotel Ritz y hablaron y hablaron hasta que él se durmió.

“Es un empresario panameño que vino a cerrar negocios con españoles. Quería impresionarlos: yo a su lado soy un símbolo de poder Es un tipo muy hábil para hacer dinero, pero incapaz para otras cosas”.

Sin embargo, haciendo o no, Channel ganaría tres mil euros esa y cada una de las siguientes noches. Entre el ramo de rosas rojas que ella acariciaba con ternura en el restaurante, había una boleta de consignación que lo confirmaba: veintiún mil euros. Esa fue su tarifa por siete días de amor fingido. Channel mira la factura e, inevitablemente, ladea el rostro.

CUERPOS HECHOS ALCANCÍAS

“Chicas prepago” o “putas finas”. Dejaron de ser un mito y ahora se sabe de ellas, yendo por ahí, poniéndole precio a lo intangible, convertidas en máquinas registradoras. Hoy aparecen, incluso, en páginas de libros, lejanas del rol idealista y abnegado que alguna vez ocuparon en una literatura que desde Tolstoi a García Márquez, siempre las idolatró.

Son otras: menos puras en su impureza, menos frágiles en su dureza y más calculadoras y más desapasionadas y más brutas y más putas. En Colombia han llegado a darle origen a una temática literaria (“Sin tetas no hay paraíso” de Gustavo Bolivar, “Las Prepago” de Madamme Rochi) tan superficial y, desgraciadamente, tan imprescindible para algunos como ellas mismas.

Hasta el año pasado, el libro “Sin tetas no hay paraíso” iba por su novena edición, con más de 63.000 ejemplares vendidos y el rótulo de “best seller”. La serie de televisión, con el mismo nombre, fue un éxito que se replicó en Ecuador, Venezuela y España. Pronto llegará a México y Chile.

150 15 kbLa historia gira en torno a Catalina, una chica torpe de un barrio marginal de Colombia obsesionada por acoplarse a los ideales de belleza de los capos, creyendo que sólo así podrá salir de la miseria que la envuelve. Red TV, el canal local que compró los derechos del dramatizado, ha dicho que con la serie busca llamar la atención sobre el aumento de implantes mamarios “y las ya populares prepago, que piensan que su cuerpo es la única vía para alcanzar sus metas”.

Relaciones Públicas del canal insiste en guardar la expectación sobre la fecha exacta de su emisión “Sólo sabemos que saldrá al aire el segundo semestre. La serie ya está adquirida y la compra se basó en el éxito de audiencia en Colombia, así como en todos los países donde es exhibida actualmente”.

“Sin tetas no hay paraíso” ha sido polémica donde se ha emitido: en Colombia la crítica la calificó de “denigrante” y en España, algunos grupos políticos de Gran Canaria exigieron que fuera sacada del aire. Pero aún así, ha llegado a ser presentada hasta en Rusia y según su autor, Gustavo Bolívar, el otro año llegará al cine.

¿Acaso las putas finas se pusieron de moda como símbolo de consumo?

Javier, un prestigioso estilista de Bogotá, que siempre es contratado para maquillar candidatas en el reinado de la belleza, no titubea al decir que sí: narcotraficantes, ex paramilitares, políticos corruptos tentados por la posibilidad de tener en sus manos la belleza de mujeres que por una u otra razón antes eran inalcanzables, tendieron una trampa de dinero fácil en el que cayeron presentadoras de televisión, actrices, modelos, reinas, tal como lo cuenta el libro “Las prepago” de Madamme Rochi.

Muchas de ellas permanentemente son vinculadas con unos y otros, y son comprobadas las visitas conyugales que algunas hacen en cárceles de máxima seguridad donde están recluidos mafiosos, guerrilleros y asesinos. Pero en Colombia, país donde la ceguera ha sido por mucho tiempo el estado ideal, nadie ha visto nada.

En una oportunidad, un agente encubierto del Cuerpo de Investigaciones de la Fiscalía que seguía a un narcotraficante, me dijo que vender el cuerpo no es delito y que por eso legalmente no hay nada qué hacer en contra de las chicas prepago.

“Nadie las controla, ni sabe cuántas son”, comentó antes de advertir que en los últimos años su aparición se había multiplicado como una plaga de la que las autoridades estaban sacando provecho: según él, varias de las capturas de capos que se han logrado recientemente, fueron posibles gracias a las torpes huellas que dejaron buscando a una mujer.

Martes de verano en Madrid. El sol se desparrama por la Gran Vía y los restaurantes han sacado sus mesas a la acera. Tomo un café con Channel y ella dice que algún día “quisiera que alguien, de verdad, le dijera que la quiere y que la necesita y que ella es su vida y que no importa nada y que del amor también se vive y que por favor sea su esposa”.

Entonces, veo en ella los ojos de perro triste de ‘Eme’, hasta que un mensaje en su celular Blackberry la obliga a dejar el café a la mitad. “Tengo que regresar, me salió algo”, grita antes de subir a un taxi. “Algo”, con seguridad es uno de esos contratos a los que ella ya está acostumbrada o condenada. La miro correr y pienso que ese nombre -Channel- con el que se le presenta a sus clientes es una ironía: ¿qué tan dulce puede ser la vida de esa mujer?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36.841 seguidores